Salud comunitaria: Liderazgo

 

Vamos a iniciar una serie de post donde presentaremos el material que utilizamos para la realización del curso de líderes comunitarios. Este material fue elaborado por Francisco Javier López Alonso. Fue Consultor de Médicos del Mundo en Nicaragua en el año 2000

Módulo 1

Liderazgo y Técnicas de Comunicación

¿Qué es un líder comunitario?

Es aquella persona que sabe compartir lo que tiene y está dispuesto o dispuesta a colaborar con los demás. Cualquiera de nosotros podemos ser un líder comunitario.

Tenemos que compartir lo que tenemos, pero no sólo en un sentido material (guineos, papayas, huevos….) si no que debemos compartir aquello que sabemos  y hemos aprendido (estudios y experiencias). Y sobre todo tenemos que estar dispuestos a colaborar con los demás. Si no colaboramos o contamos con las demás personas que forman la comunidad no seremos auténticos líderes.

Un buen líder puede desempeñar un papel muy importante, por ejemplo puede representar a la comunidad ante la Alcaldía para solicitar la construcción de un pequeño puente sobre una quebrada o puede acudir a una organización internacional para solicitar la ayuda para la mejora de los accesos de la comunidad.

Las cualidades de un buen líder

El líder es la persona que tiene depositada la confianza del resto de personas que forman la comunidad. Es necesario que las mujeres y hombres de la comunidad tengan confianza en los líderes. El líder tiene una gran capacidad de trabajo y demuestra gran entusiasmo en aquellas obras de interés común. Será necesario realizar un gran esfuerzo trabajando y luchando por todo aquello que beneficie a la comunidad. El líder hace propios los intereses y las aspiraciones de la comunidad.

Debe velar por los intereses de la comunidad, como si fueran los propios. Tiene que representar a su comunidad y dedicarle el tiempo que sea necesario.

Debe actuar y representar a la comunidad ante cualquier organismo, por ejemplo la Alcaldía, un Ministerio, etc… El líder es una persona abierta, tolerante y comprensiva. Debe saber escuchar lo que nos dicen, no debe cerrarse ante las propuestas que le hagan sus vecinos, debe ser comprensivos con los demás.

El líder no puede aprovechar el esfuerzo que realiza su comunidad en su propio beneficio. La gente confía en ellos y no pueden defraudarla.

El líder debe y puede encargar a otros miembros de la comunidad la realización de algunas tareas. Debe apoyarse en los demás, en ocasiones solos no podrán atender todos los quehaceres.

El líder siempre reconoce sus errores y acepta sus responsabilidades. No son perfectos también se equivocan. Si se equivocan deben reconocer ante los demás el error y enmendarlo.

La capacidad y concienciación para superar dificultades

Todos los hombres y mujeres tienen la capacidad suficiente para poder modificar la precaria situación de desarrollo en la que se encuentren sea cual sea. El que no lo hagan puede estar motivado por una falta de orientación; pueden salir de una situación precaria. Tenemos que estar convencidos y confiar en nosotros mismos.

En el camino que hay que recorrer para superar las dificultades surgirán obstáculos a los que habrá que vencer. No debemos ceder ante las trabas que puedan aparecer. Los líderes juegan un papel decisivo para tomar la iniciativa y concienciar a los que les rodean  de que son capaces de superar los problemas que tiene la comunidad. Para ello es necesario motivar a los demás. Deben explicar a las personas que forman parte de la comunidad, las razones o motivos para que participen de una manera dinámica en la solución de los problemas comunes.

En algunos momentos nos podremos sentir perdidos o no sabremos muy bien qué hacer, en estas ocasiones debemos dejarnos llevar por el sentido común. El sentido común puede ayudarnos en más de una ocasión. Se debe crear un clima favorable para que cuando se trabaje sobre el terreno se eviten los recelos y las abstenciones de los componentes de nuestra comunidad. Se debe  obtener la cooperación de la comunidad para el cumplimiento de las metas fijadas. Se deben reducir las resistencias al cambio de las personas que forman la comunidad.

El desarrollo de la comunidad.

El objetivo principal del desarrollo se centra en los hombres y mujeres de la comunidad. El desarrollo no sólo consiste en “tener más cosas” o en “sobrevivir”.

La finalidad del desarrollo es que las mujeres y hombres “sean más”.

Para conseguir el desarrollo de una comunidad se hace necesaria la participación de la comunidad de una manera activa. Sin la participación de todos no lograremos desarrollarnos.

La participación de la comunidad se logra cuando se realiza una acción de la comunidad, es decir, cuando la gente toma decisiones y asume la elección final.

La participación popular no se logra cuando se lleva a cabo una acción sobre la comunidad, es decir la gente realiza lo que otros establecen.

 

Para comenzar a plantearnos el desarrollo de una comunidad debemos saber las necesidades o problemas que tiene la comunidad para poder actuar sobre ellos, Sirvan como ejemplo realizar proyectos para abastecer de agua potable a la comunidad, otro ejemplo podría ser mejorar nuestro nivel económico y social organizando una cooperativa agrícola y con una parte de los ingresos obtenidos por las ventas de los productos cultivados poder financiar otros proyectos.

 

Técnicas de comunicación: La expresión oral y la expresión escrita

La expresión oral o verbal

Según el diccionario EXPRESAR significa manifestar con palabras miradas o gestos, lo que uno quiere dar a entender. En ocasiones no somos capaces de hacernos entender, de saber expresarnos a pesar de que sabemos y conocemos el asunto que queremos transmitir.

La expresión oral sería la declaración de una cosa para darla a entender a los demás a través de la palabra.

Existen distintos tipos de comunicación oral o verbal, éstos se utilizan dependiendo de a quién nos dirijamos. No es lo mismo hablar en público ante los componentes de nuestra comunidad que hablar con nuestros familiares. No hablamos igual cuando nos dirigimos al Alcalde de nuestro Municipio que ante un vendedor del mercado. Por ello debemos saber expresarnos lo mejor posible, para que se nos entienda en cualquier situación que nos encontremos.

Consejos que debemos seguir cuando nos expresemos oralmente o verbalmente:

Hablar despacio, sin atropellos. Vocalizando, es decir pronunciando cada una de la sílabas que forman las palabras. Es bueno hacer un pequeño esquema, ya sea escrito o en nuestra cabeza, para exponer con claridad cada uno de los puntos que pretendamos comunicar. Esto nos puede venir muy bien cuando nos dirigimos ante una autoridad. Apuntar, anotarnos los temas que queremos tratar para no olvidarnos. ¿En cuántas ocasiones hemos vuelto a casa y nos hemos dado cuenta que olvidamos decir algo?. Debemos estructurar bien las frases con las que nos expresamos.

Cuando hablemos en público ante un grupo de personas tenemos que estructurar lo que vamos a transmitirles. Si nos dirigimos ante la Alcaldía de nuestro Municipio o ante un organismo internacional para solicitar ayuda para una actividad que desea desarrollar nuestra comunidad habrá que prestar especial atención a cómo transmitimos esa petición, de ahí puede depender el éxito. Probablemente quien se encuentra enfrente no sabrá de nosotros, por ello debemos comenzar con una pequeña introducción indicando cómo nos llamamos, de qué lugar venimos, es decir una breve identificación. El segundo paso que debemos dar es poner en antecedentes a nuestro interlocutor sobre el problema o asuntos que queremos tratar. El tercer paso será comunicarle lo que piensa la comunidad a la que representamos acerca del problema o asunto que queremos tratar y la solución que la propia comunidad ha pensado darle.

 

La expresión escrita.

En el punto anterior decíamos que la expresión oral era la declaración de alguna cosa para darle entender a los demás a través de la palabra. Esta misma definición la podemos aplicar a la expresión escrita, sería darnos a entender a los demás a través de la escritura.

No importa cometer faltas de ortografía, lo ideal sería no cometerlas, pero, en ocasiones, desgraciadamente, no hemos tenido la posibilidad de formarnos, capacitarnos y estudiar para evitarlas, por eso lo importante es saber escribir y transmitir, no nos debe dar vergüenza. Tampoco importa escribir rápido o despacio, cada uno de nosotros lo debemos hacer a nuestro ritmo.

 

 

    

Isabel Méndez Navas

Socióloga Salubrista

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

soy tecnologo y me gustaria pertenecer o se equipo de trabajo

muy interesante el tema sobre liderazgo comunitario que hacen, soy enfermera y me gustaria pertenecer a su equipo ypara intercambiar experiencias.

exelente muy buena apreciacion,felicidades por su tema

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*