Estudios sobre los efectos de la adulteración de la leche con Melamina en los niños chinos que la consumieron

En el mes de septiembre publicábamos el artículo: Envenenamiento masivo de niños menores de dos años en China provocado por leche contaminada fraudulentamente con Melamina.

Evidentemente, a partir del descubrimiento de este hecho, había que estudiar el tipo de enfermedad o lesión causado por este producto en los niños y los mecanismos que habían provocado las lesiones.

Esto se ha llevado a cabo y ahora empiezan a publicarse las conclusiones de los diferentes estudios.

 

El Diario médico publicado hoy 5 de febrero de 2009 hace referencia a un artículo publicado en el The New England Journal of Medicine, ( Na Guan,et al. del Primer Hospital de la Universidad de Pekín): La melamina de la leche china produjo urolitiasis.

Dice el abstract:

La prematuridad y la exposición a fórmulas contaminadas con melamina, un compuesto nitrogenado que se encuentra en algunos productos industriales, se han asociado con cálculos renales. Pero los niños afectados tras la contaminación de las fórmulas lácteas que se produjo en China en septiembre del año pasado no presentaban los signos y síntomas típicos de la urolitiasis,

 

El equipo de Yong Yao ha repartido un cuestionario a los padres de los niños con 36 meses o menos que habían estado expuestos a la melamina y presentaban algún síntoma o predisposición a cálculos renales. Además, han llevado a cabo un análisis de orina, de la función hepática y renal y de marcadores bioquímicos y de calcio, además de una ecografía.

Se clasificaron los diferentes tipos de leche en polvo teniendo en cuenta la cantidad de melamina:

·          alto por encima 500 ppm,

·          moderado, superior a 150 ppm

·          sin melamina.

 

De los 589 niños estudiados, 421 tomaron la leche contaminada; 55 desarrollaron cálculos renales, entre los que se incluían ocho que no tomaron leche contaminada. Se sospechaba que 112 podían tener cálculos renales y 427 no los tenían.

·          Otras lesiones:

Entre los pacientes infantiles con litiasis renal,  5,9 % tenía hematuria y el 2,9 % leucocituria, porcentajes que no diferían significativamente de los niños en los que se sospechaba o no de la presencia de cálculos. La creatinina sérica, el nitrógeno ureico y los niveles de alanina aminotransferasa eran normales en 22 niños con cálculos renales. Cuatro de los 41 niños, el 9,8 %, con cálculos mostraron evidencias de anomalías a través de sus marcadores urinarios de función glomerular y ninguno presentó disfunción tubular.

Los niños expuestos a formulas lácteas con un alto contenido en melamina fueron 7,0 veces más propensos a desarrollar cálculos renales si se comparaban con los que no estuvieron expuestos a la leche en polvo contaminada. Los niños pretérmino tenían 4,5 veces más de probabilidades de tener cálculos que los niños a término.

 

El artículo completo puede leerse en:

Melamine-Contaminated Powdered Formula and Urolithiasis in Young Children

 

En la misma revista hay varios artículos más:

En las cartas al editor

El equipo de I-Jen Wang, del Departamento de Salud de Taipei, en Taiwan, revisó los datos de 1.129 niños que posiblemente se expusieron a las fórmulas contaminadas. Después de analizar varios parámetros, llegaron a la conclusión de que el consumo diario de productos contaminados por melamina es el factor de riesgo mayor de nefrolitiasis en los niños analizados. Además, se ha comprobado que los niños con una alta exposición y que desarrollaron nefrolitiasis eran menores de tres años.

 

El Editorial de la citada revista refiere:

Ante la ausencia de signos y síntomas, se recomendó el empleo de ecografías, que es lo que precisamente analizó el grupo de Stella Sin Yee Ho, de la Universidad China de Hong Kong, en otro trabajo. El grupo chino efectuó ecografías a 2.140 niños de entre un mes y 12 años asintomáticos. Se observó que los efectos adversos asociados con la exposición a productos lácteos contaminados con melamina no eran tan graves como lo que se había hablado. En las poblaciones que se expusieron a dosis similares a las que tuvieron los niños de Hong Kong, el estudio con ecografía sólo fue capaz de identificar algunos hallazgos, que no eran demasiado claros como para tener una relevancia clínica.

 

Otros trabajos que se publican también en The New England Journal of Medicine se ha centrado en el estudio de la melamina y la nefrolitiasis en niños taiwanesas: Melamine, Powdered Milk, and Nephrolithiasis in Chinese Infants por Craig B. Langman, M.D. Craig Langman, del Hospital Infantil de Chicago, explica que algunos de los casos de urolitiasis que no se acompañaban de hematuria, leucocituria y otras alteraciones urinarias quizá se puedan deber a que los cálculos que contienen melamina no incluyen contenidos proteicos y no reaccionan con el epitelio urinario, por lo que no producen daños urinarios.

Para poder detectar los casos de urolitiasis de los niños que hayan estado expuestos a la leche contaminada con melamina, habría que efectuar ecografías a demasiados niños con el alto coste económico que eso tendría. De ahí que recomiende estudiar detenidamente los casos para valorar exactamente a los niños que se encuentran en alto riesgo de nefrolitiasis asociada a melamina

 

Los responsables de la empresa china que adulteró la leche con melamina están condenados a cadena perpetua.



Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*