Archivo de febrero 8th, 2009

Salud Pública y Biopolítica (8): el “homo higienicus”

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

A finales del siglo XIX va imponiéndose una nueva higiene social que tiene su base en la bacteriología.  Deja de poner el énfasis en las condiciones sociales de la enfermedad y  postula patrones individuales de conducta, legitimados desde una supuesta neutralidad científico-médica. En Alemania, esta nueva higiene, íntimamente asociada al desarrollo del seguro médico estatal obligatorio, gestionado desde las Krankenkasse, y complementada por la acción de nuevos profesionales, como los médicos comunitarios y las visitadoras sanitarias, tendría un papel relevante en el proceso de asimilación de la clase trabajadora al nuevo mundo industrial. Satisfacería la necesidad de nuevos patrones de conducta y socialización, diferentes a los originarios del mundo agrario. Así se produce un proceso de construcción social de nuevos conceptos como “la salud” y el “homo higienicus”. Éste sería aquella persona que considera la salud como la máxima meta a alcanzar. La nueva higiene social se encargará de controlar “científicamente” el proceso de reproducción de la fuerza de trabajo (a través de la educación de la mujer del obrero, como ama de casa y madre “higiénicas”), a la vez que la organización científica y técnica del trabajo (mediante diferencias de sueldo, beneficios, reglas de trabajo, etc.) se hace cargo de disciplinar al obrero en el proceso de producción.

 

Esta tesis es sostenida brillantemente por Alfons Labisch, en su ya clásico artículo, publicado en 1985 en inglés: Doctors, Workers and the Scientific Cosmology of the Industrial World: The Social Construction of ‘Health’ and the ‘Homo higienicus’” (“Médicos, obreros y la cosmología científica del mundo industrial: la construcción social de ‘la salud’ y el homo higienicus’), al que he podido acceder gracias a la amabilidad de Francisco Vázquez.

  

  

Home-making a science (La construcción científica del hogar). Cartel de la American Social Health Association. United States Public Health Service. 1922. Fuente: American Social Hygiene Posters. Traducción: Un hogar verdadero no es accidental. El mantenimiento eficiente del hogar aumenta el confort hogareño. Requiere conocimiento y habilidades. Aprende: A cuidar de la casa (eficiencia mercantil); a gastar sabiamente (sistema presupuestario); a alimentar la familia (valores alimentarios); a curar a la familia (higiene infantil)

 

  (más…)

Etiquetas: