Que significan las Fases de Alerta Pandémica de la OMS

Como podéis comprobar estoy trabajando, un poco a contrarreloj,  hay que esperar que la OMS publique el siguiente informe, traducirlo y colgarlo; pero mientras tanto va surgiendo información que es necesario ir explicando sobre la marcha  y así vamos.

 

Las fases de Alerta Pandémica  se han vuelto a revisar en 2009. En esta última revisión, la OMS ha mantenido el uso de seis fases para facilitar la incorporación de las nuevas recomendaciones y enfoques nacionales existentes en los planes de preparación y respuesta.

 

Fases de Alerta Pandémica


La agrupación y la descripción de las fases de la pandemia han sido revisadas para que sean más fáciles de entender, más precisas, y basándose en los fenómenos observables. Las fases 1ª- 3ª se corresponden con las fases de preparación, incluyendo el desarrollo de la capacidad de respuesta y planificación de actividades, mientras que las fases 4ª- 6ª representan, claramente, la necesidad de una respuesta y los esfuerzos para minimizar los efectos de la enfermedad.

Además, los períodos después de la primera ola pandémica se elaboran para facilitar las actividades de recuperación posteriores a la pandemia.

 

La actual fase de alerta pandémica declarada por la OMS es de 4.

En la naturaleza, los virus de la gripe circulan continuamente entre los animales, especialmente entre las aves. Aunque teóricamente este tipo de virus podría convertirse en una pandemia viral.

En la Fase 1, los virus que circulan entre los animales no han sido detectados como una causa de infección en los seres humanos.

 

En la fase 2 un virus de la influenza animal que circula entre animales silvestres o domesticados se sabe que ha causado una infección en los seres humanos, y por lo tanto es considerado como una amenaza de pandemia potencial.

 

En la fase 3, un virus de la gripe animal o humano-animal mutado ha causado casos esporádicos o pequeños clusters de enfermedades en las personas, pero no ha dado lugar una transmisión persona a persona suficiente para producir brotes a nivel de la comunidad.

La transmisión limitada de persona a persona puede ocurrir en algunas circunstancias, por ejemplo, cuando hay un contacto estrecho entre una persona infectada sin protección y un cuidador. Sin embargo, es una  transmisión limitada y restringida a esas circunstancias excepcionales y no indica que el virus haya adquirido el nivel de transmisibilidad entre los seres humanos necesario para causar una pandemia.

 

La Fase 4 se caracteriza por haberse verificado una transmisión persona a persona o una transmisión de un animal a humano-animales de un virus mutado de la gripe capaz de causar “brotes a nivel de la comunidad.” La capacidad de causar brotes de enfermedad mantenidos en una comunidad representa un importante cambio al alza en el riesgo para una pandemia. Cualquier país que sospeche o haya verificado ese caso debe consultar con urgencia con la OMS para que la situación pueda ser evaluada en conjunto y determinar si se justifica que las actuaciones recomendadas al país afectado, hayan de implementarse rápidamente como una operación de contención de la pandemia.

La Fase 4 se indica un aumento significativo en el riesgo de una pandemia, pero no significa necesariamente que vaya a producirse una pandemia.

 

La Fase 5 se caracteriza por la propagación del virus de persona a persona (entre humanos) en al menos dos países de una región de la OMS. Si bien la mayoría de los países no se verán afectados en esta etapa, la declaración de la Fase 5 es una señal inequívoca de que una pandemia es inminente y que queda poco tiempo para finalizar la organización, comunicación y ejecución de las medidas para la mitigación de los efectos de la pandemia.


 
Fase 6, en esta fase la pandemia, se caracteriza por brotes comunitarios en al menos otro país de otra región de la OMS, además de los criterios definidos en la Fase 5. La designación de esta fase indicará que una pandemia mundial está en marcha.


El período post-pico pandémico

Durante el período post-pico pandémico, los niveles de la enfermedad en la mayoría de los países con una adecuada vigilancia han caído por debajo del pico de los niveles observados. El período periodo post-pico significa la actividad pandémica parece estar disminuyendo, sin embargo, no se sabe si se producirán más olas epidémicas y los países tendrán que estar preparados por si aparece una segunda oleada.

 

Las pandemias anteriores se han caracterizado por olas de actividad a lo largo de meses. Una vez que el nivel de actividad de la enfermedad cae, es imprescindible mantener actualizada la información recordando que existe la posibilidad de que aparezca una nueva ola.

Las olas pandémicas pueden estar separar por meses y bajar la guardia ante una primera señal puede ser prematuro.

 

 

Período posterior a la pandemia

En el período posterior a la pandemia, la actividad de la influenza ha vuelto a los niveles normalmente  observados en la gripe estacional. Se espera que el virus pandémico se comporte como un virus de la gripe estacional.

 

En esta etapa, es importante mantener la vigilancia, la preparación y actualización de los planes de respuesta.


Otros post sobre gripe pandémica

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*