Prevención del Cáncer, la mejor cura. Señales para acudir al médico

Los salubristas no nos cansamos de recomendar que el mejor tratamiento de una enfermedad es su prevención y, de paso, en vista a mejorar la salud de las poblaciones las autoridades sanitarias de todo el mundo nos prohíben todo lo que se les va ocurriendo fumar, correr, beber, comer grasa, comer dulces… por prohibir que no quede.

 

Quizá sea por eso que cuando me he encontrado los resultados de este estudio me he quedado… os lo podéis imaginar. Está claro que para prevenir es mejor informar.

 

Una investigación de la organización británica Cancer Research UK concluye que una de cada siete personas no puede identificar un síntoma individual de cáncer, y cerca de 5.000 mueren cada año debido al desconocimiento de los síntomas más tempranos. Estar atentos a los cambios que puede originar la enfermedad marcaría una “diferencia crucial en quienes la desarrollan”, asegura la organización.

Recojo el artículo publicado por Núria Llavina Rubio el 28 de agosto de 2009

que nos habla de los resultados de una encuesta realizada a 4000 personas y los resultados son:

El 10% de las mujeres y el 19% de los hombres encuestados afirmaron que no reconocerían un síntoma aislado como señal de la enfermedad.

Entre quienes respondieron que podrían detectarlo,

 

Las diferencias según el grupo étnico también fueron importantes: el 13% de los encuestados anglosajones fue incapaz de nombrar un solo síntoma de cáncer, mientras que el porcentaje aumentó al 28% entre razas minoritarias.

 

El Servicio Nacional de Salud británico, junto con Cancer Research UK, tiene entre sus objetivos proporcionar a la sociedad información fiable sobre los posibles signos y síntomas de la enfermedad. Aunque su aparición no significa que se vaya a desarrollar cáncer, ambas organizaciones recomiendan acudir al médico si aparecen.

 

Entre las señales de advertencia destacan:

 

  1. Pérdida de peso inexplicable.
  2. Úlceras o heridas que no cicatrizan.
  3. Sangre en orina o en heces, así como problemas para orinar.
  4. Cambios en los hábitos intestinales que se alargan más de seis semanas.
  5. Problemas para orinar.
  6. Tos o ronquera persistente durante más de tres semanas.
  7. Dificultad para tragar.
  8. Fuertes sudores nocturnos.
  9. Dolor persistente e inexplicable durante más de cuatro semanas.

 

En el caso de las mujeres, cambios inusuales en el pecho o hemorragias vaginales antes de la menopausia o entre las menstruaciones.

 

Diagnóstico precoz

 

El diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de curar esta patología. Cuanto más se tarda en iniciar la terapia, más probabilidades hay de que el tumor alcance a otros órganos o partes del cuerpo (metástasis). Esta extensión dificulta mucho el tratamiento.

La supervivencia es mayor cuando el cáncer está localizado.

Las campañas de prevención del cáncer de mama en mujeres con 50 o más años reducen la mortalidad cerca del 25%

 

La investigación británica asegura que la tasa de supervivencia en afectados de cáncer de pulmón es baja debido a que una gran parte se tratan demasiado tarde. Sólo el 7% de las personas viven a los cinco años del diagnóstico. En cambio, si la enfermedad se detecta en el estadio inicial, el porcentaje aumenta de forma radical al 80%.

El melanoma, el cáncer de piel más habitual y agresivo. Sólo el 47% de los hombres y el 55% de las mujeres sobrevivirán pasados cinco años si en el momento del diagnóstico el tumor mide más de 3,5 mm. Si se detecta cuando es menor de 1,5 mm, la curación se aproxima al 100% (93% de los hombres y 97% de las mujeres). Ante un tumor testicular, más del 90% de los hombres en los que se detecta en sus estadios iniciales consigue superar la enfermedad.

 

La Asociación Española contra el cáncer (AECC) subraya que el cáncer de mama, de cuello de útero y el colorrectal (el más frecuente) son los tres tumores sólidos en los que las campañas de detección precoz son eficaces.

 

El cribado por mamografía en mujeres de 50 o más años reduce el índice de mortalidad por cáncer de mama entre un 24% y un 29%,.

 

Las citologías son una medida para evitar el cáncer de cérvix.

 

Para el cáncer colorrectal se realiza un test de sangre oculta en las heces (TSOH) que, si resulta positivo, se completa con una colonoscopia (observación de la mucosa del colon y el recto con un endoscopio). También puede llevarse a cabo un tacto rectal, para detectar alteraciones en las paredes del recto, o una biopsia, cuando a través de la colonoscopia se descubre una lesión sospechosa.

 

Si bien la detección temprana es esencial para garantizar una mayor probabilidad de curación, la prevención es el método más eficaz. Según la Asociación Española contra el Cáncer, el 70% de los tumores se pueden evitar mejorando nuestros hábitos:

 

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

esta muy bueno informarce hay mucho x aprender

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*