Alerta sanitaria: Cluster de casos de ántrax entre usuarios de drogas inyectadas (UDI) en Reino Unido y Alemania.

El Carbunco (ántrax) es una enfermedad infecciosa aguda causada por un bacilo Gram positivo formador de esporas, el Bacillus anthracis. Esta enfermedad ocurre mas frecuentemente entre animales, salvajes o domésticos, como ovejas, cabras, etc. y es endémica aquellos países cuya economía esta basada en la agricultura. En la mayoría de los países industrializados se trata de una enfermedad rara y la infección en humanos ocurre por exposición ocupacional por contacto con animales infectados o sus productos.

Bacillus antracis

Bacillus antracis

Existen tres formas clínicas de carbunco: cutáneo (aprox. 95% de todos los casos), pulmonar con neumonía atípica grave y gastrointestinal; se ha descrito también la aparición de ántrax tras inyección de drogas contaminadas.

 Los síntomas varían dependiendo de la forma de contagio. El periodo de incubación oscila entre 1 y 7 días, pero ocasionalmente puede prolongarse hasta 60 días. En los casos no tratados, la letalidad puede alcanzar de 5 al 20% en la forma cutánea, y siendo superior al 85% en las formas pulmonar y gastrointestinal. El tratamiento antibiótico es eficaz y puede prevenir la mortalidad en los casos cutáneos; en las otras formas la mortalidad sin embargo es alta incluso con tratamiento.

Las esporas del B. anthracis pueden sobrevivir en el suelo por muchos años, y el ser humano puede infectarse a través de la manipulación de productos derivados de animales infectados o por inhalación de esporas de estos productos. La infección también puede ser adquirida a través del consumo de comida poco cocinada o por inyección de drogas contaminadas. El riesgo de transmisión persona a persona es prácticamente nulo.

El B. anthracis, en la lista de patógenos con posible uso para fines terroristas, está clasificado como Grupo A por el CDC de los EEUU y pertenece al grupo de las “amenazas muy altas” en la clasificación de la Unión Europea. Su uso intencionado en este sentido puede también conducir a una infección en humanos.

B. anthracis es un patógeno clasificado en el nivel 3 de peligrosidad en laboratorio.

Bacillus anthracis tinción Gram

Bacillus anthracis tinción Gram

y debe ser manejado en instalaciones que cumplan dicho nivel de bioseguridad.

 

Casos en Reino Unido (las actualizaciones pueden consultarse en este enlace)

Escocia

El 18 de diciembre de 2009, se notifica un brote de carbunco entre UDIs en Escocia. Dos casos confirmados y tres sospechosos estaban siendo investigados. Los dos casos desarrollaron síntomas la primera semana de Diciembre. El 11 de enero de 2010, la Agencia de Protección de la Salud de Escocia actualizó la información y notificó la existencia de 14 casos confirmados, incluyendo 7 muertes. Hasta el momento el único punto en común es el consumo de heroína inyectada (si bien uno de los casos fallecidos únicamente fumaba o esnifaba).

Hasta el 16 de marzo, 10 se han detectado 27 casos en Escocia (10 fallecidos).

Desde un punto de vista microbiológico la mayoría de los casos tienen un genotipo idéntico, lo que sugiere una infección de una fuente común.

 

Inglaterra

Se han detectado también 3 casos en Inglaterra (uno de ellos mortal).

Caso de carbunco en Alemania

El 12 de enero de 2010, Alemania notificó, la existencia en su país de un caso mortal de carbunco en un usuario de droga inyectada. La información disponible indica que esta persona no había viajado a Escocia.

Con fecha 4 de febrero, el Reino Unido informa que la cepa encontrada en el caso alemán es idéntica a la de los casos detectados en Escocia.

 

Definiciones de caso

El Ántrax sólo se ha descrito una vez en un usuario de drogas inyectables (UDI) con anterioridad a este brote.

La presentación de casos de este brote ha variado tanto en términos de los
primeros signos, síntomas como en la severidad de la enfermedad. Como la mayoría de los casos han sido tras la administración parenteral, se han presentado como infecciones de los tejidos blandos.

No todos los casos se han presentado de esta manera, unos pocos se han presentado después de haber inhalado heroína. Por lo tanto en cualquier persona con una historia de consumo reciente de heroína por cualquier vía todas las presentaciones posibles de ántrax deben ser tomadas en cuenta.

 

Definición de caso

Caso confirmado

Presentación de un cuadro clínico compatible con carbunco en un usuario de drogas inyectadas y una o más de las siguientes pruebas de laboratorio:

 

-          Aislamiento de B. anthracis confirmado por el laboratorio de referencia.

-          Detección de acido nucleico de B. anthracis por PCR múltiple.

-          Demostración de B. anthracis en una muestra clínica por  técnica inmunohistoquímica IHC.

-          Serología con seroconversión en muestras pareadas.

-          Demostración de la toxina especifica de B. anthracis en sangre.

 

Caso probable

Presentación de cuadro clínico compatible con carbunco en un usuario de drogas junto con la identificación de bacilos Gram positivos o crecimiento de colonias bacterianas fenotípicamente similar a B.anthracis, ya sea de una muestra de tejido o hisopo de una lesión o de fluidos o hemocultivo

 

Caso sospechoso

Presentación de cuadro clínico compatible con carbunco en un usuario de drogas. Se incluye a los individuos sintomáticos con relación epidemiológica con un  caso confirmado o un caso probable.

Los usuarios de drogas con antecedentes de compartir heroína con un caso confirmado o probable pero que no presentan síntomas deberían ser estudiados como contactos pero no  clasificados como caso sospechoso

 

Presentaciones posibles de ántrax ante cualquier consumidor de heroína:
1) Ántrax inyectado

Persona que acude a consulta con una historial de uso reciente de heroína inyectada y que presenta:

 

• Grave infección de tejidos blandos, como fascitis necrotizante / celulitis,  absceso en particular si se asocia con edema mayor de lo habitual.

• Signos de sepsis grave, incluso sin evidencia de infección de tejidos blandos
• Meningitis (sobre todo meningitis hemorrágica). También se sospecha en
los usuarios de heroína con clínica sugestiva de hemorragia subaracnoidea / hemorragia intracraneal.

 2) Ántrax  inhalado

El ántrax por inhalación es una forma rara de presentación clásica de ántrax asociada con la inhalación directa de esporas en los pulmones. Existe un riesgo potencial de inhalación de las esporas de ántrax al inhalar o fumar heroína contaminada con esporas de ántrax.

 

Los signos y síntomas de inhalación de ántrax incluyen:

• Síntomas semejantes a una gripe que progresan a enfermedad respiratoria severa y shock

• Radiología pulmonar con ensanchamiento mediastínico, paratraqueal, hiliar, derrame pleural e infiltrados parenquimatosos

• Los derrames pleurales son una  característica constante.

La enfermedad suele ser bifásica, con un pródromo de malestar general durante 2-3 días, seguido por un día o dos de aparente remisión para después  desarrollar el cuadro completo.

• Los síntomas respiratorios también pueden estar acompañados de signos y síntomas de meningitis o hemorragia intracraneal en la fase de rápido avance debido a la diseminación hematógena.

 

3) Ántrax cutáneo (piel)

No ha habido informes hasta la fecha en este brote de sintomatología cutánea clásica de ántrax que normalmente es la forma más común.

 Las lesiones cutáneas típicas consecuencia de la inyección de esporas siguen siendo una posibilidad, al igual que este tipo de lesiones que pueden aparecer con la simple manipulación de la heroína contaminada.

El ántrax cutáneo clásico se manifiesta como una lesión que normalmente aparece en la piel: en la cabeza, cuello, antebrazos y manos.

La zona de inoculación puede incluso estar en el área de la ingle.

Esta lesión comienza como una pequeña protuberancia y se convierte en una úlcera característica con un centro negro. La inflamación (edema) asociado con la lesión es un hallazgo clásico. Rara vez es dolorosa, pero si no se trata la infección puede propagarse por diseminación hematógena y puede ser fatal en un 5% de los casos; pero la recuperación es posible si se instaura un tratamiento precoz con antibióticos.

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Gracias por las fotos…………..estoy realizando mi tesis sobre carbunclo y las agreg en ella……….muy buenas

(requerido)

(requerido)


*