Dos años sin la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid

Reproducimos a continuación, la nota aparecida en el último boletín informativo de la Asociación Madrileña de Salud Pública (AMASAP), que hace una evaluación de los dos años que han pasado desde la desaparición de la Dirección General de Salud Pública (y del Instituto de Salud Pública) de la Comunidad de Madrid (ver post de 9 de abril de 2008: “Réquiem por la Salud Pública de la Comunidad de Madrid” ).

CM_Nuevo

“El pasado mes de abril se cumplieron dos años desde la desaparición de la Dirección General de Salud Pública (DGSP) de la Comunidad de Madrid. Es hora de valorar aunque sea someramente cómo se ha gestionado dicha decisión y cuál es el estado actual de los servicios de Salud Pública en la administración regional. Os ofrecemos a continuación un resumen de algunos puntos que aborda el comunicado, que se encuentra en su totalidad a vuestra disposición en la web de AMaSaP (http://www.amasap.es/files/Comunicado.doc)


  • La nueva ubicación de las funciones de promoción de la salud, prevención de la enfermedad y epidemiología en la Dirección General de Atención Primaria, limita el campo de la salud pública al terreno meramente asistencial y en este ámbito (AP), dificultando la coordinación con los otros niveles cuando así se requiere, y sin demostrar las mejoras que esta nueva dependencia supuestamente aporta.

  • Es signo evidente de la falta de estrategia organizativa, el hecho de que no se haya hecho público y oficial el desarrollo organizativo de las tres subdirecciones. A este aspecto debe añadirse la falta de transparencia y accesibilidad de la relación de puestos de trabajo (RPT), instrumento éste clave para la estabilidad y rigor de la organización.

  • Esta falta de estrategia para la Salud Pública, se refleja necesariamente en la evolución de los presupuestos destinados a ella, con una disminución del 2008 al 2010 del 50% del presupuesto, si exceptuamos del cálculo el dinero destinado a vacunas.

  • En el apartado de recursos humanos, ha habido igualmente un recorte notable, disminuyendo el número de trabajadores activos ha en torno a un 13%.

  • Es de destacar, la drástica disminución (más de un 70%) de la cantidad aportada en los Convenios de colaboración con los ayuntamientos, lo que ha traído consecuencias como el cierre de ciertos dispositivos de salud.

  • Asimismo los cauces de participación y control social se han visto estrangulados; numerosas instituciones y organismos con los que antes existía coordinación, se les da ahora la espalda (asociaciones de vecinos, consejos locales de salud, comisiones con Aytos, ONG´s, etc.), existiendo un grave deterioro del liderazgo en Salud Pública por parte de la administración regional. Y lo que es más grave, la Salud Pública se desvincula de la realidad social y la sociedad no puede participar en las políticas de SP. A la vista de la situación, no podemos sino pedir encarecidamente una vez más a los responsables, actuales y futuros, de la Consejería de Sanidad y del Gobierno de Madrid, por interés de los madrileños, que revisen desde una perspectiva técnica su posicionamiento respecto a la estructura organizativa actual de la Salud Pública y su potencial impacto en la salud de la población.”

.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La implementacion de estrategias y establecer prioridades es imperioso a la hora de asignar recursos escasos en salud.-
Muy ben articulo

[...] [6] Ver: Dos años sin la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid [...]

[...] [6] Ver: Dos años sin la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid [...]

(requerido)

(requerido)


*