Silicosis, sandblasting. La moda que mata

La falta de respeto hacia la salud de los trabajadores, sobre todo de los más necesitados, se manifiesta de una forma, casi obscena, en esta y otras noticias publicadas. Técnicas prohibidas en la Unión Europea, gracias a la deslocalización de la industria que busca producción con mano de obra lo más barata posible, se utilizan en muchos otros países acabando con la salud de los trabajadores.

De eso trata la noticia publicada el otro día en el diario el mundo. Veamos parte de la noticia:

La moda de los vaqueros desgastados está costando decenas de vidas y miles de enfermos en países como Turquía, Bangladesh, China y la India, donde se elabora la mayor parte de la ropa que vestimos.

Esa apariencia de desgastado se consigue en la mayoría de casos mediante la peligrosa técnica del ‘sandblasting’, que consiste en aplicar un chorro de arena directamente sobre la tela vaquera. Este método, prohibido en Europa en 1966 pero aún lícito en otros países, es muy rentable a las grandes marcas que lo utilizan, aprovechando la deslocalización de su producción y sin importarles el elevado coste en la salud de las personas que trabajan aplicando esta técnica.

Actualmente, se estima que cerca de 5.000 empleados del ‘sandblasting’ están afectados de silicosis, una enfermedad crónica que les impide trabajar y hacer vida normal. De ellos, al menos 46 han fallecido.

Damos ahora un repaso a la enfermedad

La silicosis, según Medline, es una enfermedad respiratoria provocada por la inhalación de polvo de sílice.

La/El sílice es un cristal común. Se encuentra en la mayoría de los lechos rocosos y forma polvo durante el trabajo con minería, la explotación de canteras, la construcción de túneles y al trabajar con muchos minerales metálicos. En el caso que nos ocupa: El sílice es un componente principal de la arena, por lo que las personas que trabajan con chorreado de arena también están altamente expuestos a este elemento.

arena de sílice

Se trata de una enfermedad profesional, clasificada entre las Neumoconiosis, por que nadie va inhalando voluntariamente polvo de sílice por la vida.

Veamos ahora lo que nos cuenta Wikipedia sobre la enfermedad:

La silicosis es una enfermedad fibrósica-pulmonar de carácter irreversible y considerada enfermedad profesional incapacitante en muchos países.

Consiste en la fibrosis nodular de los pulmones y la dificultad para respirar causadas por la inhalación prolongada de compuestos que contienen sílice cristalina. Con frecuencia produce la muerte, causada por respirar polvo que contiene partículas muy pequeñas de sílice cristalina.

Debido a que la silicosis crónica es de lento desarrollo, los signos y síntomas pueden no aparecer hasta años después de la exposición. Los signos y síntomas incluyen.:

En los casos avanzados, también se puede presentar:

La exposición intensa al sílice puede causar esta enfermedad en un año o menos, pero, por lo general, toma al menos 10 ó 15 años de exposición antes de que se presenten los síntomas.

La silicosis se ha hecho menos común desde que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) estableció regulaciones que exigen el uso de equipo protector que limita la cantidad de polvo de sílice que los trabajadores inhalan.

Este no es el caso de estos trabajadores

fuente de la imagen

Esta es la noticia completa:

Preparar vaqueros desgastados causa decenas de muertes en varios países

La moda de los vaqueros desgastados está costando decenas de vidas y miles de enfermos en países como Turquía, Bangladesh, China y la India, donde se elabora la mayor parte de la ropa que vestimos.

Esa apariencia de desgastado se consigue en la mayoría de casos mediante la peligrosa técnica del ‘sandblasting’, que consiste en aplicar un chorro de arena directamente sobre la tela vaquera. Este método, prohibido en Europa en 1966 pero aún lícito en otros países, es muy rentable a las grandes marcas que lo utilizan, aprovechando la deslocalización de su producción y sin importarles el elevado coste en la salud de las personas que trabajan aplicando esta técnica.

Turquía es uno de los países más afectados por el ‘sandblasting’. Precisamente los informes médicos procedentes de este país han sido los que han relacionado la producción de vaqueros con ‘sandblasting’ con la silicosis, ya que, antes, a los trabajadores afectados se les diagnosticaba, erróneamente, tuberculosis. Actualmente, se estima que cerca de 5.000 empleados del ‘sandblasting’ están afectados de silicosis, una enfermedad crónica que les impide trabajar y hacer vida normal. De ellos, al menos 46 han fallecido.

En Europa, el ‘sandblasting’ no se usa desde los años 90, pero son precisamente los países europeos los principales clientes de esos vaqueros desgastados. La técnica del ‘sandblasting’ se prohibió en Turquía en 2009. Desde entonces, la producción de vaqueros desgastados ha aumentado en otros países como Bangladesh, China, Pakistán, India o Siria.

La silicosis es una enfermedad profesional ocasionada por la sílice de la arena, muy conocida en la minería, pero aún no reconocida dentro de la industria textil. Los mineros tardan 20 años en presentar esta enfermedad. Los trabajadores del ‘sandblasting’, sin embargo, caen enfermos en sólo seis meses. Por ello, la Campaña Ropa Limpia cree urgente que la OMS y la OIT incluyan el sector textil en su Programa Internacional sobre la Eliminación de la Silicosis Mundial.

Las empresas conocen las consecuencias del ‘sandblasting’ pero muchas de ellas prefieren hacer oídos sordos…

‘No Sandblasting’, que lanza este miércoles en España la Campaña Ropa Limpia (CRL)-SETEM y que ya ha comenzado en otros 14 países europeos, busca presionar a las marcas de moda para que erradiquen esta técnica y asuman su responsabilidad asegurando que los trabajadores afectados de silicosis y sus familias reciban las indemnizaciones adecuadas. Entre otras actividades previstas, se realizarán acciones de calle, recogida de firmas y una gira de conciertos del grupo turco Bandista.

Precisamente, gracias a los contactos realizados por la CRL, importantes firmas como Levi-Strauss, Inditex, El Corte Inglés, C&A y H&M, entre otras, ya se han comprometido a prohibir el ‘sandblasting’ en su cadena de producción. No obstante, no han informado aún de qué medidas usarán para vigilar el cumplimiento de esta prohibición.

Esperemos que la ética sea más fuerte que la estética.

Consuelo Ibáñez Martí

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

oigan y hay otro sandbasteo k se usa para limpiar el acero yo trabajo en eso, el peligro es igual?

hola Edgar.
por supuesto que es peligroso, incluso mas, ya que aparte del sílice, también entrara en los pulmones, los óxidos o impurezas que se le retiran al acero.

Trabaja con oxido de aluminio que no es toxico, la arena de silice si es muy peligrosa.

Me parece muy bueno el tarbajo presentado. favor explicar las medidas que se deben tener para evitar que el silice se disperse en áreas industriales como en el mantenimiento del casco en buques.

lo recomendable es utilizar medios alternativos como por ejemplo convertidores de oxido.

Aclarar que el sandblasting, o chorreado con arena, sólo es peligroso si se hace sin las medidas de protección adecuadas, es decir hacerlo dentro de una cabina sin presencia humana o si la hay, con ropa protectora y sobre todo máscara con aporte de aire externo o con un filtrado suficiente para detener el polvo de silice.

Me supongo que en el 3er mundo lo harán en el taller sin ningun tipo de medida de protección.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*