¿Del reciclado a la sostenibilidad?: El brik un ejemplo cercano a los ciudadanos

Cuando nos aproximamos al tema de la sostenibilidad, tenemos como referentes las grandes acciones globales que se comunican en foros internacionales, y que nos marcan líneas estratégicas hacia a la economía verde. Pero si nos detenemos a pensar y reflexionamos, cada día nosotros también tenemos un papel en este compromiso con el desarrollo sostenible.

En este sentido, hace unos días leía una noticia referente a la importancia del reciclado de envases. La lectura del artículo de prensa me llevo a aproximarme al reciclaje de un envase que en ese momento tenía cercano: un brik. Conocer su composición, su reciclado, su balance de CO2 y, por lo tanto, su repercusión sobre el cambio climático.

Los briks hace décadas que forman parte de nuestra vida cotidiana: pues contienen zumos, leche, sopas, etc., alimentos y bebidas que consumimos con frecuencia. En el destino de este envase tras su uso, nosotros también podemos influir, contribuyendo a que estos envases se conviertan en basura o formen parte de un nuevo proceso para fabricar papel, cajas, e incluso muebles, pues sus materiales son de calidad y pueden nuevamente incorporarse al ciclo productivo y evitar residuos y contaminación. Decidí dedicar unos pocos minutos ante un simple brik, informarme y, brevemente, recogerlo en unas notas sobre su ciclo de vida.

El ciclo de vida de los briks

Uno de los aspectos medioambientales más importantes en el proceso de fabricación de material de cualquier envase, es el consumo de materias primas, cuyo efecto principal es el agotamiento de recursos naturales. Es el caso de un brik la principal es el papel (cartón), seguido del polietileno, el aluminio y la tinta. En los últimos 20 años se ha reducido el peso de 31 a 26 g gracias a la mejor calidad del cartoncillo empleado. La composición de un brik en peso es de 20,2 gramos en papel, 5,6 gr en plástcio de plietilieno, 1,4 gr de aluminio y 0,1 gr de tinta. En el caso del cartón (el material principal), por término medio, el 75-80% del peso de un brik es cartón. Así, un árbol de 1 m3 proporcionaría pasta de papel suficiente para fabricar 13.300 envases de litro.

Los restantes componentes el polietileno, por término medio, este representa el 15-20% del peso del cartón para bebidas; el aluminio (sólo en los cartones para productos UHT/larga duración), cuando se usa, la hoja de aluminio sólo representa un máximo del 5% del peso del cartón para bebidas. Para la rotulación se emplean tintas de base agua, con pigmentos orgánicos y sin metales pesados.

Una vez fabricado el material éste debe ser transportado al punto del envasado del alimento. El material de envase se envía en bobinas a los productores de alimentos que envasan los productos mediante un proceso completamente aséptico. Se introduce la banda con los envases impresos en la máquina envasadora.

De aquí el producto vuelve a transportarse a los puntos de distribución a los consumidores y es aquí cuando el destino de un brik tras consumir su contenido, empieza a estar condicionado en parte por nuestra responsabilidad ambiental.

 

La importancia del reciclaje

Una vez que consumimos el contenido de estos brik, en su destino de ser residuo sin utilidad o formar parte de un nuevo ciclo de vida, intervienen muchos agentes, pero por un momento también debemos considerar que nosotros somos también agentes que con nuestra actuación influimos. En España, el reciclado de los brik para bebidas ha aumentado considerablemente en poco tiempo. En 1997 sólo se reciclaba menos del 2% de los envases que se consumían y sólo 10 años después, en 2007, se reciclaron en España más de 57.400 toneladas de los cartones para bebidas, lo que supuso el 40% de los envases consumidos, según datos de Ecoembes.

En referencia, a la nueva Directiva Marco de Residuos 2008/98/CE publicada el 22 de noviembre de 2008 en el Diario Oficial de la Unión Europea, establce nuevos objetivos de reciclado y de reutilización para el año 2020. Así, los países miembros de la Unión Europea (UE) deberán alcanzar en 2020 el objetivo de reciclado y reutilización del 50% en peso en, al menos, todos los residups domésticos y asimilables de papel, plástico, metales y vidri.

En España se ha aprobado la Resolución de 20 de enero de 2009, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros por el que se aprueba el Plan Nacional Integrado de Residuos para el período 2008-2015. Respecto a los envases, entre las disposiciones del Plan destaca el objetivo de reducir las toneladas de residuos de envases en un 4% respecto a 2006.

Por su parte Ecoembes ha puesto en marcha 2009 el Plan Empresarial de Prevención de Envases 2009-2011, con este cuarto Plan, se apuesta por la prevención en la generación de residuos y minimización del impacto ambiental de los envases y embalajes.

                              

En cuanto al reciclado del envase brik, este se realiza en España desde los años 90 del pasado siglo, y que consiste en la separación de las fibras de cartón de las capas de polietileno y aluminio.

Actualmente, con el papel procedente del reciclado de los envases de brik se producen entre otros productos bolsas, sacos, estuches, papel de cocina y cajas de cartón, como productos más comunes.

También del reciclado de los cartones para bebidas se obtienen tablas de aglomerado para diversos usos, entre ellos mobiliario urbano y pavimentos utilizados en espacios públicos.

                                      

Para finalizar mencionar las ideas de Henry Mintzberg (Montreal 1939), profesor y académico internacionalmente reconocido, además de autor de varias publicaciones sobre negocios y gestión en las empresas, quien ha afirmado que nuestras acciones cotidianas tienen una gran influencia y producen cambios importantes en las organizaciones y en el entorno. Las breves notas que he aportado en relación a los envases brik, han sido solamente un pretexto para tener presente que nuestras pequeñas actuaciones del día a día a favor del reciclado, también pueden contribuir a la sostenibilidad.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Su blog refleja realmente, una vez más, la importancia que para cumplir la necesidad de reciclaje tiene el compromiso personal de cada ciudadano. De nada valen las grandes decisiones de las administraciones si los ciudadanos no asumen su compromiso personal.

esta demas decir la importacia de la misma en este.. tiempo cambiante y globalizado,qe el uso de los mismos a aumentado considerablemente..pero no les damos la importancia necesaria a los reciduos,desechos que estamos generando y aportando para el calentamiento global…esta es una muy buena opcion de reciclado y asi preservar nustro medio ambiente,tendre en cuenta para la realizacion de un proyecto en mi universidad

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..