Las empresas y el reto de la ecoinnovación: Inventando un futuro sostenible

La semana pasada estando conversando con una empresaria de una Pyme, apareció el tema de la economía sostenible tan de actualidad. Esta empresaria que denominaré “ecoescéptica” me comentó que hacía unos días había asistido a una conferencia sobre Los Nuevos Retos para las Empresas del siglo XXI, donde se informaba que las empresas deben subierse al tren del desarrollo sostenible y ser ecoinnovadoras. Este comentario, me hizo recordar que ya en 1998 asistí a la presentación de un libro titulado: Eco-innovación. Integrando el medio ambiente en la empresa del futuro de Claude Fussler.

Pero en esta última década, es cuando la ecoinnovación está siendo muy impulsada por la Unión Europa ya desde el Consejo Europeo de Lisboa “hacia la Europa de la innovación y el conocimiento”  pasando por el Consejo Europeo de 2007 hasta el Consejo de la Unión Europea de 2008. También en la charla le informaba del Programa Marco de Competitividad e Innovación (2007-2013), y que había que tener presente que la ecoindustria europea factura en torno a 227 mil millones de euros, que supone el 2,2% del PIB, puede dar empleo a 3,5 millones de personas y muestra tasas de crecimiento en torno al 5% anual desde mediados de los noventa.

Mientras, yo continuaba entusiasmada hablando de la ecoinnovación y concretamente del Plan de Actuación a favor de las Tecnologías Ambientales (ETAP), ella me interrumpió y me planteó las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la Ecoinnovación?
  • ¿Qué proyectos ecoinnovadores existen en la Unión Europea?
  • ¿Existen ayudas para las empresas, y en especial para las pymes para invertir en ecoinnovación a nivel de la Unión Europea?

Evidentemente, si las pymes tienen un denominador común, este es, la gestión de su tiempo; esta empresaria “ecoespéctica” además tenía que reunirse con un cliente. Le indiqué que le enviaría la información a sus cuestiones, y que expongo en este post.

Podemos aproximarnos al concepto de ecoinnovación como toda innovación que resulta o proviene de tener presente la protección medioambiental. La ecoinnovación incluye nuevos procesos, productos o servicios, procurando hacer un uso eficiente de los recursos naturales mediante el análisis de su ciclo de vida. Además de la aplicación de nuevos métodos de gestión en los negocios que eviten o minimicen el daño ambiental. La ecoinnovación es crucial para la competitividad económica y el futuro del bienestar de Europa. Contribuyen a crear empleo y resultan rentables al fomentar la innovación a la vez que reducen los costes de producción.

  • ¿Qué proyectos ecoinnovadores existen en la Unión Europea?

La Unión Europea a través del Programa Marco de Competitividad e Innovación y el Plan de Actuación de las Tecnologías Ambientales, ha lanzado una serie de inniciativas para fomentar la ecoinnovación. El objetivo consiste en potenciar la posición medioambiental y competitiva de Europa apoyando soluciones innovadoras para el medio ambiente, al tiempo que se cree un mercado más amplio para los productos y servicios, métodos de gestión y tecnologías“verdes”. En la convocatoría de propuestas para 2008 hizo especial énfasis en cuatro áreas principales: reciclado de materiales, edificios sostenibles, procesos industriales de alimentos y bebidas, así como empresas “verdes” y compra responsable.

De los 134 proyectos presentados, 40 recibieron la apróbación y obtuvieron de la Comisión un fondo inicial de 28 millones de euros. El 75% de los proyectos seleccionados implicaban a pequeñas y medianas empresas y representaban a 25 países diferentes; entre los temas abordados, el reciclado fue el que ha recibido mayor atención. en marzo de 2009 la Unión Europea ha publicado un informe que recoge los proyectos más significativos en ecoinnovación. Señalar que entre los proyectos seleccionados se incluyen:

      - El proyecto Fertilandia, que ha patentado un ferilizador orgánico producido mediante el reciclado de subproductos de las plantas de aguas residuales   procedentes de la industria del cuero.

      - El proyecto Natstocer, que ha desarrollado un proceso en el que no se utiliza el barro en la producción de azulejos de cerámica.

      - El proyecto Ecometre que ha diseñado por primera vez un sistema de recuperación de metales para la utilización en la construcción.

      - El proyecto InsulTFH, que está produciendo estructuras de madera previamente aislada;

      - La iniciativa EU Certplast de aplicación en toda la UE, que está generando mayor confianza en los plásticos reciclados; y finalmente.

      - El programa internacional Winenvironment, que ha patentado un proceso para reducir la producción de aguas residuales en la industria del vino.

Tambien se hace hincapié, que las empresas incorporen los principios de la Política Integrada de Productos y el análisis del ciclo de vida. Además de la promoción de los criterios medioambientales e implanten Sistemas de Gestión Medioambiental.

  •       ¿Existen ayudas para las empresas, y en especial para las Pymes para invertir en ecoinnovación a nivel de la Unión Europea?

Las empresas en Europa cuentan con el P.M. de Competitividad e Innovación que he mencionado anteriormente, y que tiene un importe de 3.621 millones de €. Se compone de tres subprogramas específicos:

      - Programa para la iniciativa empresarial y la innovación, (60%) con una dotación financiera de 2.171,6 millones de €, de los que 433 millones de € (una quinta parte) se destinan al fomento de la innovación ecológica.

      - Programa de ayuda a las políticas tecnológicas de información y comunicación (TIC) (20%) con una dotación prevista de 724,2 millones de €.

      - Programa energía inteligente en Europa (20%) con un presepuesto de 724,2 millones de €.

Además el P.M. de Competitividad e Innovación pone especial énfasis en las ayudas para las pequeñas y medianas empresas que es clave para la empresaria de la Pyme con la que iniciaba una conversación. Pues considero que las ayudas resultan fundamentales para pasar de la investigación al mercado.

Me gustaría finalizar con un innovador del Renacimiento como Leonardo Da Vinci (1452-1519) quien desarrolló ingenios propios de siglos posteriores. Y que entre algunas de sus profundas reflexiones, señaló: Una ciencia es tanto más útil cuanto más universalmente pueden comprenderse sus producciones; y, al contrario, lo serán menos en la medida en que éstas sean menos comunicables. La ecoinnovación será cuando más útil cuanto más llegué a las empresas, y estas la aplican a los procesos, tecnologías para productos y servicios que permitan un mejor uso de los recursos naturales y que reduzcan el impacto de la huella ecológica. Y sobre todo recordar que los ciudadanos también con nuestras compras podemos hacer que:

Eco-innovation: good for the business and good for the environment

Espero que esta información de la ecoinnovación sea útil a empresarios/as, y también para las pymes con empresarias “ecoescépticas”.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Desconocia las líneas y proyectos financiados y desarrollados. Sería deseable una mayor inversión en el fomento de estos campos que, además de modelos más sostenibles de desarrollo, colaboren a generar un nuevo tejido empresarial y de actividad.

Imprimir a M.Mora.

Interesante: Ecoinnovacion y programas europeos de ayuda.

Nos debe de informar GESCOAN.

Ver esta Web:

Guía práctica sobre oportunidades de financiación de la UE para investigación e innovación

http://cordis.europa.eu/eu-funding-guide/supporting-id_es.html#develop

Gracias Manuel por tu comentario,

Saludos, Carmen

Realmente interesante. Al paradigma de la Ecoinnovación le ha llegado su momento.

Gracias.

Gracias José por tu amable comentario,

Saludos Carmen Vallejo

Realmente interesante. Al paradigma de la Ecoinnovación le ha llegado su momento.

Gracias.

[...] me parece que estoy ante un déjà vu . Ya son bastantes estudios realizados en relación a que la ecoinnovación es clave para sobrevivir en este siglo XXI. Y una y otra vez, volvemos a mostrar las mismas limitaciones [...]

(requerido)

(requerido)


*