Los bosques en América Latina y el Caribe: De la biodiversidad al realismo mágico

Pasear por los bosques de América Latina o el Caribe, supone sumergirse en espacios mágicos, pero tan reales que son claves en la biodiversidad y sostenibilidad mundial. Han pasado ya unos meses desde que se publicó el informe: Situación de los Bosques del Mundo 2009 (SOFO) de la FAO. Pero hace unos días, estaba volviendo a leer este informe, cuando recordé la celebración del próximo Congreso Forestal Mundial 18 al 23 de octubre en Buenos Aires, y he decidido recoger algunas ideas sobre los bosques de América Latina y el Caribe.

1.- Situación

La región de América Latina y el Caribe representa el 22% de la superficie forestal mundial, y cuenta con unos 12,5 millones de hectáreas de bosques plantados. Las proyecciones actuales sugieren un aumento de la superficie de bosques plantados en la región desde aproximadamente 13 millones de hectáreas en 2006 hasta 17,3 millones de hectáreas en 2020.

La región está emergiendo como líder en plantaciones forestales de alta productividad. Argentina, Brasil, Chile y Uruguay poseen el 78% de los bosques plantados de la Región, que hacen surgir a América del Sur como un destino principal inversiones de productos de pasta y papel regionales y mundiales. Debido a la disponibilidad de tierras adecuadas y la existencia de un clima favorable de inversión permitirán a la región, especialmente a América del Sur, mantener su ventaja comparativa en la actividad forestal basada en plantaciones forestales.

No obstante, estos halagüenos datos no lo son tanto si se tiene en cuenta que, la creciente tasa de plantación no será suficiente para compensar la continua deforestación. Ésta es debida fundamentalmente a la creciente demanda mundial de alimentos, combustible y fibra, que ocasiona que se pierdan bosques a manos de la agricultura industrial a gran escala. En este sentido, el Informe señala que en la mayoría de los países de América Central, se ha producido una pérdida neta de superficie forestal: más del 1% anual en el período entre 2000 y 2005.

En lo que respecta a los países caribeños, en su mayoría se espera que la superficie forestal permanezca estable o se incremente. Así se ha registrado un leve aumento de la superficie forestal en el Caribe entre 2000 y 2005, principalmente en Cuba. Además, se está dando mayor énfasis a la protección para apoyar la creciente industria del turismo.

2.- Contribución al PIB y al empleo del sector industrial

Desde 1990, la contribución de la actividad forestal al PIB ha aumentado de manera constante desde los 30.000 millones de USD hasta los 40.000 millones de USD, y ha incrementado el número de personas empleadas en el sector forestal hasta superar las 1,5 millones de personas en 2006.

3.- La Biodiversidad

Los árboles son importantes reservorios de biodiversidad y almacenes de carbono. Brasil, Colombia, Ecuador y Perú se sitúan entre los diez países del mundo con más biodiversidad, mientras que la ladera oriental de los Andes es el área biológicamnete más diversa del mundo. Hay diez países con más de 1000 especies de árboles diferentes, y el 40 % de la vida vegetal del Caribe es exclusiva de esta subregión. No obstante, la región también es líder en el número de especies de árboles consideradas en peligro o vulnerables a la extinción. Esta desaparición iría acompañada de las especies de animales a ellos vinculados.

Es posible que la región se beneficie de manera considerable por el aumento de la demanda de los servicios ambientales proporcionado por los bosques particularmente la captura y almacenamiento de carbono. Sin embargo, esto requiere una mejora sustancial en los marcos normativos e institucionales.Un ejemplo de ellos son las perspectivas del mantenimiento y la mejora de las cuencas hidrigráficas que dependen, asimismo, de los cambios del uso de la tierra. Sin embargo, su futuro se presenta sombrio en vista de la alta tasa de deforestación.

En el año 2010 se celebrará el Año Internacional de la Biodiversidad . Tal ocasión debería emplease como punto de partida para iniciar una relación más sostenible con los bosques. Este hecho puede resultar adecuado para realizar un análisis sobre los bosques primarios, los bosques plantados y su contribución a la biodiversidad. Resulta necesario incrementar los esfuerzos para gestionar los bosques de manera sostenible. Es necesario, por ejemplo, abordar deficiencias del mercado que impiden apreciar el valor real de los bosques. La biodiversidad y los numerosos servicios ecosistémicos proporcionados por los bosques deberían ser considerados de manera apropiada.

Como ya he comentado, dentro de un mes se celebrará el Congreso Forestal Mundial del 18 al 23 de octubre en Buenos Aires, donde entre los temas a tratar están: los relativos a bosques y el cambio climático, los referidos a garantizar que los bsoques plantados cumplen cada vez más los objetivos relativos a la diversidad; los análisis de nuevos métodos y tecnologías que permitirán la creación de bosques plantados de manera exclusiva en tierras degradadas, sin perjudicar a los bosques primarios; o los análisis de productos no madereros o turismo y sostenibilidad.

En el título de este post, he incluido el término realismo mágico y uno de los principales escritores de esta corriente es Alejo Carpentier en su libro los Pasos Perdidos, de 1953 recoge la crónica de un vieje iniciático a las profundidades de la selva amazónica. Quien lo realiza es un hombre amargado, procedente de la civilización moderna e implacable. Aunque su viaje sólo dura unas semanas, parece que ha retrocedido en el tiempo cientos de años, pues al final de recorrido hallamos al hombre en su estado primitivo. Ello me hace reflexionar que, como en esas maravillosas novelas de los escritores latinoamericanos, sería aconsejable poder pasear por esos bosques mágicos de América Latina y el Caribe, para ser conscientes del valor real de su biodiversidad, que es insustituible para nuestro mundo.

En resumen, la realidad de los bosques de América Latina y el Caribe, se impone con mayúsculas por todo lo que representan en el ámbito forestal mundial y en la preservación del patrimonio biológico en nuestro planeta, y que hoy más que nunca es necesario cuidar para el mañana.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aprovechando el congreso forestal español, que se inició ayer, deberíamos realizar un análisis de la multifuncionalidad de los bosques, la recompensa de sus externalidades a sus propietarios, y huir de una visión jardinista de la sociedad urbana, cambiando ésta por una concepción integral de su gestión aprovechamiento sostenible y dinámica.

mapas de bosques

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*