¿Demandas de los jóvenes a las empresas actuales y futuras? Desarrollo profesional, formación y conciliación

El pasado 10 de octubre el periódico Expansión incluía en sus páginas un estudio Empleadores de referencia que ha sido eleborado por KPMG, en relación a que piden los jóvenes a las empresas actuales y futuras. Me pareció interesante sobre todo porque serán ellos quienes ocuparán cargos de directivos, gestionarán departamentos o trabajarán en las empresas del siglo XXI. Empresas que por otra parte deberán asumir grandes retos en un mundo global, diverso e interconectado, con lo cual será necesario llevar a cabo innovaciones sostenibles y contar con un talento responsable. En esre sentido, y recogiendo los datos de este Informe, expondré sus principales valoraciones sobre ¿Qué demandan los jóvenes a las empresas actuales y futuras? Entre las que sin duda se pueden encontrar: Planes de desarrollo profesional, políticas de formación continua, programas de movilidad internacional y flexibilidad horaria, y empresas con responsabilidad social.

El estudio Empleadores de referencia que ha elaborado la consultora KPMG identifica cuáles son las preferencias y las motivaciones de los estudiantes más cualificados de cinco países europeos -incluida España- cuando seleccionan la empresa en la que quieren trabajar. Estos jóvenes valoran enormemente las posibilidades que la organización les ofrece para su desarrollo profesional. Un 71% de ellos admite que antes de aceptar una oferta de trabajo necesita que la compañia empleadora le explique el plan de carrera que tiene reservado para el candidato.

Más que un elevado nivel retributivo, esos futuros profesionales está interesados en desempeñar un trabajo que les motive, y valoran que la empresa sepa reconocer su esfuerzo y favorezca la existencia de un ambiente laboral agradable, donde fluya la comunicación y se establezca un modelo de trabajo colaborativo. De hecho, los miembros de esta generación son nativos digitales, formados en las nuevas tecnologías, en Internet y conocedores profundos de los entornos 2.0, que se basan en la participación e interactividad entre usuarios. Esta característica también tiene un impacto directo sobre los procesos de capatación de jóvenes talentos, en los que cobra importancia la presencia de la marca en redes sociales y profesionales online y en blogs, soportes que los jóvenes consideran más fiables que la información que aparece en las Web corporativas.

 

La formación continua es otro de los elementos clave para atraer a estos jóvenes. El 61% considera que su educación no finaliza cuando obtiene una titulación universitaria, sino que el aprendizaje se prolonga a lo largo de toda su vida laboral. En este sentid, el 88% de los recién titulados europeos considera importante la oferta formativa que proporciona la organización, así como sus ayudas para realizar Master, Postgrado, etc. El directos de recursos humanos de Deloitte confirma este hecho “Los universitarios más sobresalientes ven el trabajo como una inversión. Buscan empresas que les ofrezcan una serie de programas de formación que les permitan mejor su empleabilidad de cara al futuro”. Esto resulta especialmente significativo en el caso de España, donde el porcentaje de jóvenes que valoran las posibilidades de formación interna aumenta hasta el 94%.

Los universitarios de nuestro país también muestran una clara vocación internacional en comparación con el resto de sus homólogos. La movilidad geográfica constituye para ellos tanto un desafio profesional como personal. Según el informe, el 91% de los estudiantes españoles considera relevante para aceptar una oferta laboral que la empresa le ofrezca la oportunidad de adquirir experiencia en un país extranjero. Sin embargo, “esta tendencia cae en picado a partir de los 32 o 34 años, edad en la que el profesional valora tener una estabilidad que le permita forma una familia”.

En el plano retributivo, un 74% de los jóvenes europeos cree que el salario es un factor decisivo para acepatr una oferta de trabajo, mientras que en España donde según cálculos de KPMG el sueldo medio de los jóvenes más brillantes parte de los 24.000 euros brutos anuales sólo seis de cada diez universitarios lo consideran como una variable determinante para incorporarse a una organización. Los beneficios sociales y la flexibilidad horaria son importantes para el 50% de los encuestados, un porcentaje que en el caso de España escala hasta el 60%.

Rasgos como empleador

Además de los aspectos que afectan directamente a su carrera dentro de una organización, los jóvenes también seleccionan empleador basándose en rasgos estrechamente relacionados con la imagen que la marca tiene en el mercado de trabajo y con sus políticas de recursos humanos. Así, el 50% de los universitarios entrevistados opina que es importante que la empresa en la que vaya a trabajar haya recibido premios que reconozcan su gestión de personas.

 

En concreto, seis de cada díez jóvenes españoles da especial trascendencia a este punto. También valoran de modo sustancial que organización tenga desarrollados planes que faciliten la conciliación de la vida personal y profesional. Para el 82% de los jóvenes más cualificados esto constituye un factor decisivo cuando seleccionan la empresa, lo que vuelve a demostrar que esta nueva generación de universitarios no desea renunciar a sus actividades personales ni a sus aficiones, y tampoco están dispuestos a sacrificar su vida familiar.  Que la compañia cuente con programas de diversidad, de igualdad de oportunidades y de integración es importante para siete de cada diez universitarios europeos y para nueve de cada diez españoles. Además, los planes de responsabilidad social corporativa cada vez cobran más peso en las políticas de atracción de los jóvenes. En concreto, según el estudio, las políticas medioambientales y de RSC son “muy” o “bastante” importantes para el 67% de los estudiantes españoles, aunque sólo el 50% trabajaría exclusivamnete en compañias que tuviera este tipo de programas.

Internet se consolida como uno de los principales canales de búsqueda de empleo de los jóvenes españoles.

  

Si hace apenas cinco años el universitario establecía su principal contacto laboral a través de la oficina de salidas profesionales de su facultad y de los COIE, en 2009 las Web corporativas son el principal canal entre compañias y demandantes. Sin embargo, el Informe Empresas de referencia advierte de que para el 50% de los jóvenes españoles la información que adquieren en blogs y redes sociales sobre una organización es más fiable que la que aparece en sus Web corporativas.

El segundo canal más utilizado por los recién litulados que buscan empleo son los foros que organizan sus centros de estudio. Allí particpan en talleres de orientación profesional, entregan su curriculum en mano y aprovechan para realizar su primer networking laboral. Sitios como LinkedIn, Xing y Twiter incorporan sus propiso buscadores de empleo y Facebook trabajan en aplicaciones similares. Algunos blogs también difunden ofertas, aunque su principal aportación son las opiniones que vierten sobre las empresas.

Para finalizar me gustaría recoger una de las importantes frases de Sócrates (470 a. C. – 399 a. C.) quien afirmó Nada es demasido difícil para los jóvenes. Los retos del futuro son complejos entre ellos el cambio climático, la gestión global de la diversidad, etc. esperemos que los jóvenes estén preparados para dar respuesta a las empresas y a la sociedad.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Esperemos que las corporaciones tengan en cuenta estos deseos a la hora de diseñar sus nuevos modelos de empresa y de RSC para que sus nuevos empleados no queden defraudados en muy poco tiempo.

(requerido)

(requerido)


*