7.000 millones de habitantes en un mundo diverso y complejo

Recuerdo que cuando era pequeña nos decían que un día nuestro planeta  no tendría capacidad para superar el doble de habitantes. El mundo tenía entonces unos 3.500 millones de habitantes, la mitad que ahora  . Se pintó un panorama apocalíptico, de catástrofe planetaria por la superpoblación. “Con el ritmo de crecimiento de entonces, la población se duplicaba en 35 años, se cuadruplicaba en 70 y se multiplicaba por ocho en 105. En el año 2100 todos tendríamos que estar de pie por falta de espacio y en el año 2300 habría 300.000 millones de personas”, es decir el fin del mundo por razones demográficas.

Desde entonces la población ha ido creciendo hasta alcanzar los 7000 millones, según nos ha informado la ONU,  en un planeta diverso y complejo , con una gran necesidad de apostar por la sostenibilidad.

Ante esta cifra el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha afirmado “Una población de 7.000 millones es un desafío, pero al mismo tiempo también es una oportunidad dependiendo de cómo se prepare la comunidad internacional”. También recordó la importancia de que “toda la comunidad internacional trabaje en varios frentes para mejorar el espacio que comparte la Humanidad y para erradicar “la creciente brecha entre ricos y pobres“.

Además, desde 1980, el mayor crecimiento  de la población se ha concentrado en los países más pobres, lo que dificulta la erradicación de la pobreza”, asegura Wendy Baldwin, presidenta del Buró de Referencia de Población de la ONU. En el África subsahariana, la población se ha multiplicado en los pasados 30 años: de 390 millones a 883. Es probable, según la ONU, que en los próximos 40 años, esa zona alcance por sí misma los 2.000 millones. Un 48% de la población mundial vive con menos de dos dólares (1,4 euros) al día.

La verdad es que resulta paradójico, que en la actual sociedad digital y del conocimiento, cuyos avances tecnológicos nos parecen propios de películas de ciencia ficción, continúen sin estar resueltas necesidades básicas en ámbito de la seguridad alimentaria, la escasez de agua o las deficiencias sanitarias, imprescindibles para el desarrollo de las personas. Esto me hace reflexionar, que en muchas ocasiones los líderes mundiales aportan soluciones únicas olvidando que los problemas son complejos y diversos. Pues las necesidades del continente Africano son muy diferentes al Asiático, y poco tienen que ver con América del Sur.

Además los líderes mundiales deben ser conscientes que dentro de dos décadas, para 2043, la ONU calcula que la Tierra tendrá 9.000 millones de habitantes, de los que 7.000 millones vivirán en ciudades. Este factor agravará las emisiones de gases contaminantes en el 50 por ciento e incluso mucho más. Por ello, la apuesta por un desarrollo sostenible debe ser prioritario en la próxima Cumbre de Rio+12 que se celebrará en Brasil en 2012.

Siguiendo con los estudios de prospectiva de la ONU, se pueden alcanzar los 10.000 millones de habitantes hacia 2085. Entonces la gran protagonista será África, un continente que triplicará con creces su población de aquí a fin de siglo. Con todo, el continente más poblado seguirá siendo Asia. India relevará a China como el Estado más poblado dentro de una década. Europa será el único continente que pierda población (63 millones de habitantes menos) a lo largo del siglo XXI.

Para finalizar, me gustaría recoger lo mencionado por Julio Pérez, demógrafo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)El problema no es de espacio, sino de cómo tratamos el medio ambiente”. A lo que yo añadiría, que los lideres mundiales tienen que aproximarse a los problemas de planeta con una visión amplia, integrando las diferencias y diversidades para de esta forma aportar soluciones realistas y sostenibles.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*