Mujeres: Iguales pero tan diferentes

Hoy día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Este año la ONU lo dedica a Habilitar a la mujer campesina-Acabar con el hambre y la pobreza. Esto me ha recordado que cuando llegan estas fechas, las personas que nos dedicamos a las cuestiones vinculadas al análisis y comunicación de la situación y avances en la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres, normalmente escribimos algún artículo sobre estos temas. Hace unos días cuando me llegaban invitaciones para asistir a  diferentes actos como la Exposición de la Casa Encendida “XXI: Un futuro en femenino“o veía que La 2 de TVE dedicará una programación especial sobre las mujeres esta semana, mientras pensaba en estas convocatorias, me ha venido a la mente una frase que se atribuye a Katherine Graham quien tomó las riendas en 1963 del Washington Post, “me siento orgullosa de ser mujer y tener dos cromosomas XX”. Es cierto, la genética es la que hace que las mujeres podamos afirmar que somos iguales biológicamente, ya que nuestro comportamiento como mujeres somos muy diversas no solo con relación a los hombres sino entre nosotras mismas.

Como profesora llevo muchos años impartiendo clases en cursos donde se trata la materia de Igualdad y Diversidad de Género, y en mis clases he encontrado una enorme diversidad, y que voy a intentar exponer:

1.- Mujeres defensoras a ultranza de la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres: su discurso se centra en todo lo que nos queda por avanzar. Siempre ven la botella medio llena, observando que el mundo sigue dominado por hombres y ellos ganan más.

2.- Aquellas a medio camino, conocen a amigas que tienen dificultades para llegar a alcanzar puestos de responsabilidad o poder.

3.- También mujeres que están hartas que se les recuerde que hay que seguir “luchando” por la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Es como si siempre se estuviese trayendo un tema que ya está superado y resulta trasnochado, incluso les produce rechazo. No están a favor de un Día Internacional de la Mujer que se celebra cada año el 8 de marzo, porque ellas nunca se han encontrado con dificultades para llegar profesionalmente donde han querido, depende solo de nosotras.

4.- Finalmente, se encuentra un grupo de mujeres que intentan ponerse en la piel de esas mujeres que según las estadísticas se encuentran en situaciones de desigualdad por el hecho de haber nacido mujer, y justifican nuestra presencia en el ámbito socioeconómico por los beneficios que supone aprovechar el talento femenino.

Los cuatro grupos que he expuesto, deben interpretarse tan solo como una agrupación establecida para este post, y no responde a ninguna clasificación científica ni de análisis estadístico riguroso. Lo único que me gustaría transmitir es que las opiniones y percepciones que tenemos las mujeres sobre la igualdad de género (y yo también tengo la mía propia por ser mujer) son variadas y esto conlleva a que es difícil coincidir en un discurso único con el que estemos de acuerdo las mujeres. Somos muchas (más del 50% de la población mundial) y muy diversas.

Para finalizar, me gustaría mencionar: La diversidad, a menudo es más importante que la experiencia. En otras palabras cuantas más aportaciones de colaboración se consigan, sobre todo si son contradictorias, más creativas son las soluciones. Y si algo necesita este mundo del siglo XXI son aportaciones creativas para generar innovaciones provengan tanto de hombres como de mujeres.

Como aportación a este post, me gustaría incluir que The Economist dedicó un especial Women and Work el 26 de noviembre de 2011.

Buen día Internacional de la Mujer tanto para hombres como para mujeres.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La consigna no es llegar a la igualdad entre el hombre y la mujer, creo que se debería dar un privilegio especial a las mujeres.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*