Archivo de febrero, 2015

La RSC: aparece y desparece como el Guadiana

Cuando una cuestión aparece y desaparece siempre se le asemeja con el rio Guadiana, que atraviesa la submeseta Castellano-Manchega, Extremadura y Andalucía hasta desembocar en el Atlántico. La metáfora, respecto de la RSC, viene como anillo al dedo, porque le viene a pasar lo mismo, cuando hay sequía económica desaparece y cuando hay cierta recuperación vuelve aparecer.

En estos últimos meses, asistimos a titulares en prensa donde políticos, empresas e instituciones no escatiman palabras sobre las ventajas de la RSC. Francamente las personas que llevamos más de 20 años haciendo una labor a favor de la RSC, como profesora y consultora, esta abundancia de noticias únicamente denotan la falta de conocimiento y rigor, además de un cierto oportunismo. Para intentar explicar las razones y clarificar algunas ideas, he recordado que cuando era estudiante me enseñaron la importancia de ser didáctica, y, por ello, voy a tratar serlo.

Aun siendo aparentemente sencillo, desgraciadamente en demasiadas ocasiones, sobre todo en tiempos de incertidumbre o crisis, a pesar de  haber asumido este compromiso,  no se aplica lo recogido en los Informes de RSC. Esto ha contribuido al escepticismo de muchos ciudadanos que no dudan de calificarla de marketing o moda.

Continuando con mi símil del Guadiana, la meseta castellano-manchega hace que este rio desaparezca y luego vuelva a surgir con apariciones emblemáticas como los famosos Ojos del Guadiana y en las Tablas de Daimiel, mostrando que sigue allí. La RSC también pasa desapercibida en muchas ocasiones y solo muestra escasas acciones sociales y medioambientales. Pero al igual que el Guadiana recupera su gran visibilidad en Mérida y Badajoz, y sobre todo cuando a través de Huelva llega al Océano Atlántico, existen empresas y organizaciones donde a través de sus actuaciones estratégicas la RSC está muy presente, y son referentes para todos.

Para finalizar, y volviendo a recordar al Guadiana, me gustaría recordar a Don Quijote de la Mancha. Nuestro Hidalgo  al contemplar Las Lagunas de Ruidera que durante mucho tiempo se ha tenido como nacimiento de este rio, afirmó “Cada uno es artífice de su propia ventura”, y parafraseándole yo diría cada organización y la sociedad somos artífices de su Responsabilidad.

Etiquetas: , , , ,

El valor del coaching de equipos en las empresas

Como bióloga siempre me ha interesado la diversidad de los ecosistemas naturales y su inestable equilibrio, y todo lo que podemos aprender para los entornos empresariales. Como coach de equipos hay una cuestión que siempre realizo a los directivos/as de una empresa ¿a qué dan más importancia? y la respuesta siempre es reiterativa al equipo humano y puntualizan que constituye el principal valor de la organización. Pero cuando se indaga en qué actuaciones realizan, para que funcionen como un verdadero ecosistema y los equipos den lo mejor de sí mismos creando valor, la mayoría se decanta por cursos de formación, técnicas de liderazgo, etc. Y observo una cierta decepción en estos directivos/as, porque consideran que despliegan múltiples acciones favorables para los empleados/as, y en la mayoría de las ocasiones no hay un retorno sobre la inversión realizada.

Podríamos establecer un estudio sobre las causas, pero tal vez el denominador común debamos buscarlo, en que el trabajo que se desarrolla en cualquier organización es un trabajo de equipo, y con frecuencia se trabaja únicamente con los individuos, en lugar de aplicarse la máxima The is no “I” in TEAM y porque son los equipos los que realmente logran los objetivos innovadores.

Hace unos meses una empresa me solicitó mis servicios de coach para llevar a cabo un coaching de equipo, tenían un problema de comunicación, cada empleado/as tenía su propio ego, venían de empresas muy distintas tanto en valores como en visiones de los negocios. Y les faltaba los principales principios de un equipo: pertenencia, antigüedad y el dar y el recibir. Me detendré brevemente en estos valores Pertenencia, todos somos importantes en el equipo, si dejamos de lado a alguien, o si no tenemos en cuenta las aportaciones que otras personas hacen no se lograrán los resultados. Antigüedad, respetar a los miembros que son más antiguos, tienen mayor experiencia y conocimiento del mismo, han realizado más esfuerzos, que los recién llegados. Dar y recibir, si aportamos demasiado y no recibimos lo que creemos que merecemos a cambio, existirá una insatisfacción que provocará pérdidas de eficiencia y conflictos. Del mismo modo que, si recibimos mucho y aportamos poco, otros miembros del equipo acabarán sintiéndose insatisfechos con nosotros. Contemplar estos principios y estimularlos es uno de los primeros pasos para el logro de objetivos.

Por esta razón, los empresarios/as que deseen ser líderes en su sector, es fundamental que trabajen con sus equipos. Me gustaría recordar lo afirmado por Stephen Covey autor del libro Los siete hábitos de las personas altamente efectivas. “La fuerza reside en las diferencias, no en las similitudes”, y el coaching de equipos es el mejor aliado, para contribuir a que una organización sea fuerte y gestione las diferencias de las personas para llevar el barco en la misma dirección.

Etiquetas: , , ,