‘Agricultura 4.0’

Las mujeres rurales: Diversidad y objetivos comunes

El próximo día 15 de octubre se celebra el Día Internacional de las Mujeres Rurales, donde se pone de relieve el papel fundamental que las mujeres realizan en el medio rural, estas son consideradas como claves en la vertebración social y economía de los pueblos.

Sin embargo, las mujeres que están el medio rural son muy diversas y varían considerablemente en nuestro planeta. Estas representan una cuarta parte de la población mundial, trabajan como agricultoras, asalariadas y empresarias. Desde ONU Mujeres, se señala que las campesinas sufren de manera desproporcionada los múltiples aspectos de la pobreza y pese a ser tan productivas y buenas gestoras como sus homólogos masculinos, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor. Tampoco disfrutan de un acceso equitativo a servicios públicos, como la educación y la asistencia sanitaria, ni a infraestructuras, como el agua y saneamiento.

A nivel europeo las mujeres representan el 40% de las personas trabajadoras en la explotación familiar agraria y el 37% del total de personas trabajadoras en el campo. Además, las mujeres gestionan de media el 30% de las explotaciones granjas europeas y son dueñas del 27% de las explotaciones en los países miembros de la Unión Europea. En España, según datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) las mujeres representan un 37% del total de las personas perceptoras de las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC), frente a un 63% de los hombres. Además, del total de las personas que perciben ayudas concedidas en materia de desarrollo rural, 67% son hombres y un 33%, mujeres.

Las últimas estadísticas de Eurostat indican que las mujeres representan el 28% de los altos cargos o de administración de las explotaciones agrarias y ganaderas en la Unión Europea. España se sitúa por debajo de la media, con un 23% de representación de las mujeres.

Todas estas mujeres encuentran en el medio rural características comunes: los hombres son mayoritariamente titulares de explotaciones, continúan existiendo estereotipos de género, población envejecida, falta de infraestructuras entre ellas las digitales. Reconocer el papel de la mujer en el mundo rural es un reto evidente pero la propuesta pasa por su empoderamiento. Por ello aquí es fundamental tener presente. Igualdad de género, la economía rural y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en estas zonas rurales. En esta línea, las intervenciones de la OIT encaminadas a impulsar la igualdad de género y el fomento de la autonomía económica de las mujeres en zonas rurales también contribuyen a la consecución de diversos ODS:

 • El ODS 1, sobre reducción de la pobreza.

• El ODS 2, sobre seguridad alimentaria.

• El ODS 5, para lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

• El ODS 8, para promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

El ODS 13, sobre la adopción de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

• El ODS 14, para conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

• El ODS 15, para proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad. Si bien la consecución de la igualdad de género y el fomento de la autonomía de las mujeres constituyen un objetivo por sí mismo (ODS 5), también forman parte de todos los demás objetivos, y en muchas de las metas se reconoce específicamente que la igualdad de género y el fomento de la autonomía de las mujeres son tanto un objetivo como parte de la solución.

Por ello es fundamental, no pasar por alto a las mujeres de las zonas rurales en las decisiones sobre políticas que pueden impulsar su empoderamiento y aportarles mejoras: políticas de promoción del empleo productivo con igualdad de oportunidades y de trato; políticas de promoción de la iniciativa empresarial; políticas en apoyo de servicios asequibles de cuidado de niños y personas mayores. La eliminación de los obstáculos legislativos, sociales y culturales que impiden un acceso equitativo a la tierra, la financiación, la tecnología y los mercados contribuirá enormemente al empoderamiento de las mujeres de las zonas rurales. Las organizaciones de empleadores/as y de trabajadores/ras pueden tender la mano a las mujeres de las zonas rurales de modo que, organizándose, logren más voz e influencia. Las distintas formas cooperativas agroalimentarias también desempeñan un papel importante.

La pandemia también ha aumentado la vulnerabilidad de los derechos de las mujeres rurales a la tierra y los recursos. Las normas y prácticas discriminatorias de género impiden que lamujeres ejerzan los derechos sobre la tierra y la propiedad en la mayoría de los países. Dado que los derechos de las mujeres a la tierra a menudo dependen de sus maridos, las viudas de COVID-19 corren el riesgo de ser desheredadas. La seguridad de la tenencia de la tierra de las mujeres también se ve amenazada a medida que los migrantes desempleados regresan a las comunidades rurales, lo que aumenta la presión sobre la tierra y los recursos y exacerba las brechas de género en la agricultura y la seguridad alimentaria.

Las inversiones con perspectiva de género para expandir la infraestructura básica, la atención médica y los servicios de atención en las zonas rurales nunca han sido más críticas. Este Día Internacional de la Mujer Rural es un momento clave para impulsar la acción de todas las partes interesadas para ayudar a las mujeres y niñas rurales no solo a reconstruir sus vidas después del COVID-19, sino también a aumentar su resiliencia para estar mejor preparadas para enfrentar crisis futuras.

Para finalizar, me gustaría recordar la frase de una mujer Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchu que afirmo: “Una mujer con imaginación es una mujer que no sólo sabe proyectar la vida de una familia, la de una sociedad, sino también el futuro de un milenio”, y que añadiría el futuro del medio rural.

Feliz día Internacional de las Mujeres Rurales!!

Etiquetas: , , ,

Mujeres rurales y las jóvenes STEM: Una sinergia necesaria ante el cambio climático

El próximo 15 de octubre se celebra el día de la Mujer Rural, que comenzó a celebrase desde el 2008, desde esa fecha cada año en medios de comunicación y redes sociales se muestra el importante papel de las mujeres en los entornos agrarios, al llevar a cabo actividades agroalimentarias, de ganadería, o de otros servicios claves en el medio rural y que contribuyen a asegurar la supervivencia del mismo. Así como su papel clave en la conservación y mantenimiento sostenible tanto a nivel económico, social y medioambiental de pueblos, evitando su despoblación de esos municipios rurales.

Pero cuando se pregunta a esas mujeres que problemas o dificultades encuentran para seguir viviendo en esos pueblos, se menciona la necesidad de los servicios básicos tales como la sanidad, colegios e infraestructuras. Además también se indica que en este siglo XXI, es imprescindible que exista una eficiente conectividad digital.

Paralelamente estamos asistiendo a múltiples campañas llevadas a cabo desde Instituciones Públicas Internacionales, Europeas, Nacionales o de empresas promoviendo a que las niñas y jóvenes estudien las llamadas disciplinas STEM, esto es ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, pues podrán acceder a empresas muy innovadoras y digitales alcanzan puestos de dirección y disminuyendo la brecha digital. Empresas que por regla general no están ubicadas en esos territorios despoblados en nuestro país, sino en grandes ciudades.

Esta paradoja, me ha hecho reflexionar que asistimos a un  sector agrario y ganadero que cada día hace lo imposible por no abandonar, puesto que la rentabilidad es insuficiente para mantener una renta  digna. Y que las mujeres jóvenes no ven atractivo este medio rural; salvo aquellas que son luchadoras, que no se rinden por nada capaces de ser pastoras trashumantes, que presiden sus cooperativas agroalimentarias, que cultivan sus propios viñedos, que gestionan sus explotaciones de frutales, que son maestras de almazaras, etc.

En el día de la Mujer Rural, me gustaría que no se fijaran en nosotras por ser heroínas sino porque todos los agentes implicados: políticos, empresas, sindicatos agrarios,  y la sociedad en general, de una vez comprenda que el medio rural no es un escenario bonito y de visita los fines de semana , sino  que es imprescindible en nuestro territorio nacional, además de ser clave para el mantenimiento de la biodiversidad, reducir los incendios forestales, contribuye a una salud de sus ciudadanos con productos agrarios y ganaderos de proximidad reduciendo la huella de carbono, en definitiva evitando el Cambio Climático.

con lo cual en mi opinión, hoy se hace necesario que a las jóvenes que están estudiando ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, también tengan conocimiento que el medio rural puede ser un ámbito o ecosistema donde poner en práctica sus conocimientos, pues la agricultura y ganadería 4.0 del presente y futuro necesita mujeres muy formadas para aplicar Biotecnología, Big data, Internet de las cosas y modelos matemáticos que nos informen del calentamiento del planeta para estar preparados a los nuevos desafíos al que el medio rural se tendrá que enfrentar.

Me gustaría recomendar dos libros: el primero Diario Rural escrito en 1850 Susan Fenimore Cooper porque su obra no es ni mucho menos una colección de pasajes bucólicos del medio rural, “sino que adelanta conflictos ecológicos que sufrimos en la actualidad, como las extinciones y la proliferación de especies invasoras.”

Y el segundo  “Por qué las mujeres salvarán el planeta” varias autoras de 2019, donde se plantea si el empoderamiento de las mujeres puede transformar las posibilidades de  conseguir la sostenibilidad ambiental.

Han pasado casi 170 años entre estas 2 publicaciones y los temas ambientales siguen estando presente en el medio rural, en este sentido me gustaría recordar el acertado lema que ha propuesto  Naciones Unidas para el 15 de octubre de 2019, Mujeres y niñas rurales, creadoras de resiliencia climática

 FELIZ DIA 15 DE OCTUBRE A TODAS LAS MUJERES RURALES!! :)

Etiquetas: ,

La agricultura 4.0: un futuro que es presente

Pasear por el campo tras de un día de lluvia tiene algo especial, pero más allá de eso lo verdaderamente importante es que favorece a los cultivos y crea reservas para el largo verano. Normalmente los pluviómetros informan a los agricultores de los litros de agua en sus explotaciones, pero en la era digital cada vez será más fácil tener información exacta del agua de sus parcelas, con lo cual facilitará la gestión del riego de forma eficiente.

Les comento esto porque hace unas semanas leía un interesante artículo de la revista de Cooperativas Agro-alimentarias de España, titulado La revolución de los datos en la agricultura pasa por las cooperativas, donde se incluía que “En la Producción se espera que el consumo de datos se regularice en el futuro como un «input» más, al nivel de los productos de sanidad vegetal o animal, los fertilizantes, semillas, piensos, etc. Estamos en transición desde una agricultura basada en decisiones sustentadas en la experiencia del agricultor y el conocimiento del territorio, hacia una complementada con una evaluación sistemática de información masiva recogida en la explotación o fuera a través de sensórica, satélites, drones, etc. Es la evolución hacia el Smart Farming o Agrointeligencia”.

Cada vez con mayor frecuencia me llegan más noticias sobre que esta agricultura inteligente supondrá una comunicación máquina a máquina que permitirá controlar de forma remota diferentes tareas en una instalación agropecuaria: activación de bombas de riego, electroválvulas u otra maquinaria presente en su explotación. Además, mediante la instalación de sensores agronómicos es posible conocer fácilmente varios parámetros de los cultivos, como la temperatura o la humedad de suelo. Estos sensores se instalan en diferentes zonas de la parcela y recogen información sobre los cultivos, permitiendo conocer en tiempo real las distintas necesidades de las plantaciones. Desde la red WiFi que puede extenderse desde el domicilio hasta la nave o explotación, y todos los dispositivos conectados a la red se pueden controlar cómodamente desde el ordenador, smartphone o tablet. Y por supuesto el  uso de drones.

No cabe duda que la agricultura ha comenzado una importante revolución que le llevará a que el agricultor/ra cada vez más sea un profesional y gestionando de sus explotaciones aunque sea desde varios kilómetros.

Para finalizar, me gustaría parafrasear a Eleanor Roosevelt:El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños” y yo añadiría el futuro de la agricultura pertenece a las personas que creen que una agricultura inteligente es posible.

Etiquetas: , ,