Archivo para la categoría ‘Don Quijote de la Mancha’

La RSC: aparece y desparece como el Guadiana

Cuando una cuestión aparece y desaparece siempre se le asemeja con el rio Guadiana, que atraviesa la submeseta Castellano-Manchega, Extremadura y Andalucía hasta desembocar en el Atlántico. La metáfora, respecto de la RSC, viene como anillo al dedo, porque le viene a pasar lo mismo, cuando hay sequía económica desaparece y cuando hay cierta recuperación vuelve aparecer.

En estos últimos meses, asistimos a titulares en prensa donde políticos, empresas e instituciones no escatiman palabras sobre las ventajas de la RSC. Francamente las personas que llevamos más de 20 años haciendo una labor a favor de la RSC, como profesora y consultora, esta abundancia de noticias únicamente denotan la falta de conocimiento y rigor, además de un cierto oportunismo. Para intentar explicar las razones y clarificar algunas ideas, he recordado que cuando era estudiante me enseñaron la importancia de ser didáctica, y, por ello, voy a tratar serlo.

Aun siendo aparentemente sencillo, desgraciadamente en demasiadas ocasiones, sobre todo en tiempos de incertidumbre o crisis, a pesar de  haber asumido este compromiso,  no se aplica lo recogido en los Informes de RSC. Esto ha contribuido al escepticismo de muchos ciudadanos que no dudan de calificarla de marketing o moda.

Continuando con mi símil del Guadiana, la meseta castellano-manchega hace que este rio desaparezca y luego vuelva a surgir con apariciones emblemáticas como los famosos Ojos del Guadiana y en las Tablas de Daimiel, mostrando que sigue allí. La RSC también pasa desapercibida en muchas ocasiones y solo muestra escasas acciones sociales y medioambientales. Pero al igual que el Guadiana recupera su gran visibilidad en Mérida y Badajoz, y sobre todo cuando a través de Huelva llega al Océano Atlántico, existen empresas y organizaciones donde a través de sus actuaciones estratégicas la RSC está muy presente, y son referentes para todos.

Para finalizar, y volviendo a recordar al Guadiana, me gustaría recordar a Don Quijote de la Mancha. Nuestro Hidalgo  al contemplar Las Lagunas de Ruidera que durante mucho tiempo se ha tenido como nacimiento de este rio, afirmó “Cada uno es artífice de su propia ventura”, y parafraseándole yo diría cada organización y la sociedad somos artífices de su Responsabilidad.

Etiquetas: , , , ,

Liderazgo, Emprendimiento e Innovación: El cóctel de moda

Los términos  Liderazgo, Emprendimiento e Innovación, son los tres componentes de moda del éxito empresarial. Perdonen mí frivolidad, pero me ha venido a la mente las películas de James Bond, donde el protagonista suele tomar un Vesper Martini, que consta también de tres ingredientes de Ginebra, Vodka y Lillet Blanc y por supuesto agitado. Actualmente para el éxito en el mundo de los negocios, es necesario contar con líderes emprendedores que apuesten por la innovación, y luego “agítese” y ya tendríamos esos resultados esperados. Pero siguiendo con el símil del agente 007, sería necesario preguntarnos:

¿Qué liderazgo y líderes necesitamos? ¿Qué modelo de emprendimiento? Y finalmente ¿el tipo de innovación? Y es aquí donde existen múltiples combinaciones y no todas, con garantías de resultados óptimos. Es decir, que el cóctel no estaría a la altura del agente James Bond de Casino Royale. Comencemos:

Liderazgo: hace justamente 5 años escribía un post  sobre liderazgo. Y un lustro después, en mi opinión considero que continua siendo una cuestión compleja, cada día aparecen nuevos informes que dan una vuelta de tuerca, uno de ellos es de Change leader, change thyself que recoge una frase atribuida a Tolstoy “Everyone thinks of changing the world, but no one thinks of changing himself.”.Para cambiar el modelo de las organizaciones hemos de cambiar nosotros como lideres, y lamentablemente no siempre es así. Nos encontramos con pocos lideres que hayan realizado el viaje necesario saliendo de su entorno conocido para explorar nuevos territorios e incorporar ideas frescas y creativas, como manifestó Joseph Campbell’s en  su famoso libro “hero’s journey”.  Ideas que lleven a los emprendedores, a hacer realidad su sueño de crear una empresa.

El segundo ingrediente del cóctel, el Emprendimiento, por cierto la RAE, define al emprendedor/ra: Que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas. Tal vez, desmitifica el halo de pasión y espíritu soñador que en ocasiones escuchamos en lo referente a ser emprendedor/a. Tema estrella de estudios, premios, debates, entrevistas, programas de TV, etc. que desde distintos prismas se analiza. No podemos olvidar, que bajo el paraguas de emprendedor/a, hay múltiples perfiles y formas de negocio: desde el que pone en funcionamiento una tienda de bicicletas, o un salón de estética, pasando por un centro de reciclaje de plásticos, hasta aquellos que crean software para seguimiento de ventas internacionales o apps de última generación para móviles. En este sentido, las inquietudes son diferentes, aunque en mis conversaciones con emprendedores, todos afirman lo mismo necesitan recursos y un entorno favorable. Por ello desde Ministerios, Consejerías, Empresas, etc. se ponen en funcionamiento subvenciones, premios, plataformas de intercambio en red, incubadoras… No todas con el mismo éxito, normalmente falta seguimiento de  resultados, que habría que mejorar.

Evidentemente siempre se reitera que el emprendedor debe tener ideas creativas que generen productos y servicios de alto valor añadido, y es aquí donde aparece el tercer componente la Innovación, miles de páginas se han escrito sobre la innovación y supongo se seguirán escribiendo, es como la piedra filosofal o el bálsamo de fierabrás que diría Don Quijote. La Unión Europea recoge en su guía “La Unión por la Innovación” lo afirmado por  John Kao, en Innovation Nation (2007) Innovación es la capacidad de personas, empresas y naciones enteras de crear continuamente el futuro que desean” magnifica frase, ¿Pero de qué tipos de innovación estamos hablando?, pues la tenemos de procesos, ecoinnovación, disruptiva

Cada día veo, como florecen expertos y seudoexpertos que tiene la receta de los ingredientes mencionados para el éxito empresarial. Aunque curiosamente la mayor parte de ellos nunca han creado ni crearán una empresa. Porque lo difícil y más complicado, es combinarlos y agitarlos. Tal vez deberíamos ser conscientes que los barman somos todos, desde: empresas, empleados, administraciones y la sociedad, y comencemos seriamente a elaborar el cóctel del ecosistema empresarial.

Para concluir, tal vez no haya respondido a las preguntas que yo misma planteaba. Pero a tod@s los que están dispuest@s a iniciar el camino de ser emprendedores y líderes en innovación, me gustaría animarles con una de las frases de la película de J. Bond Dr. No. (1962) Adelante y suerte.

Etiquetas: , , , ,

La Responsabilidad Social Corporativa: De estrella en las Escuelas de Negocios a ser olvidada

Hace una década veía ante mis ojos un florecer de Masters, Cursos, Talleres, … en torno a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Cualquier  Escuela de Negocios que se preciase, tenía que tener entre su oferta formativa para directivos de empresa o emprendedores un Programa de RSC. Hoy en demasiados  casos se mantienen más por rutina que por convencimiento.

El 13 de noviembre de 2014 leía un interesantísimo artículo de Ramón Jáuregui Responsabilidad Social Corporativa: ¿Una experiencia frustrada? Y no puedo estar más de acuerdo con lo que se expone. Yo también creía en la RSC, y como profesora a mis alumnos les despertaba lo que podría suponer la RSC para las empresas y emprendedores: innovación, competitividad, diferenciación, nuevos y fieles clientes,…Pero diez años después compruebo, con cierta decepción, que no se ha cumplido mis deseos y la de otras muchas personas. Son pocas las compañías tanto grandes y pymes que la han incorporado. Y me empiezan a surgir distintas dudas: ¿Continúa la RSC siendo un Marketing Social y solo sirve para lavar la Reputación de los empresarios?. Y me pregunto ¿Qué ha fallado? He buscado en otros artículos como ¿Se agotó la RSC? y veo un amplio pesimismo en torno a la RSC.

Como acaba de empezar un Nuevo Año he decido mirar con optimismo en la RSC y me encuentro con el Informe RSE Y MARCA ESPAÑA: Empresas sostenibles, país competitivo y, en él he encontrado el párrafo: Las empresas españolas han sido pioneras en la adopción de principios e implantación de herramientas de gestión de la RSE durante la primera década del milenio. Por otra parte, existe un marco institucional favorable al desarrollo de la RSE. Una Estrategia Nacional de RSE, la creación de Consejos y órganos de coordinación y consultivos a nivel nacional y regional, así como un desarrollo normativo contribuyen a potenciar la implantación de la responsabilidad social en el territorio nacional. No obstante, el papel de la pequeña y mediana empresa y una mayor visibilidad de la RSE como marca país todavía tienen un amplio recorrido por delante”.

Parece que la RSE consigue competitividad, empresas rentables, empresas líderes, favorece el comercio exterior, etc. Sin embargo, ¿por qué ante tantas ventajas no se avanza en RSC? puesto que cuando se mira alrededor son siempre las mismas empresas las que están en todos los Foros y debates de la RSC. Además entre los ciudadanos hay cierta desconfianza entre lo que manifiestan las empresas y lo que realizan las empresas.

En mi opinión, las Escuelas de Negocios como centros formadores de directivos y emprendedores del siglo XXI, tendrían que hacer una autocritica de ¿Por qué No se han logrado estos Buenos Deseos a favor de la RSC en los directivos de las empresas, que por otra parte serán los protagonistas socioeconómicos e innovadores medioambientales futuros? Creo que las razones son complejas y no hay una sola causa. Pero si parece, que actualmente se ha olvidado el discurso de la RSC y se ha dado paso al de emprendedores. Gran paradoja, si tenemos en cuenta que los emprendedores no solo deben crear negocios en el entorno digital, sino que estos tienen que ser responsables y éticos tanto a nivel financiero, medioambiental y social, y si como dicen los sesudos informes sobre RSC ésta conlleva competitividad, rentabilidad, y líderes innovadores. ¿Por qué no hay una apuesta seria por el binomio RSC-Emprendedores? Todos saldríamos ganando.

Para finalizar, este año 2015 se cumple 400 años de la publicación de la Segunda Parte del Quijote, me quedo con la frase “Dad crédito a las obras y no a las palabras” espero que todos los que se vinculan y nos vinculamos con la RSC tomemos nota de este sabio comentario.

FELIZ 2015 !!!

Etiquetas: , , , , ,