‘Genética’

La evolución de la RSC: entre la genética y la epigenética

El pasado 25 de marzo tuve la oportunidad de ser ponente en el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) dentro del Simposio La Responsabilidad Social en la investigación que dirige el Dr. Enrique J. de la Rosa.

Cuando me indicaron la posibilidad de participar en este importante Simposio, y dada mi formación como bióloga y profesora en RSC y Planes de Igualdad. Mientras reflexionaba sobre el tema a tratar en mi ponencia, me vino a la mente el uso indiscriminado por parte de algunas personas directivas y CEO´s cuando afirman Hemos nacido con RSC y lo llevamos en el ADN” o “Somos  ADN  en la forma de actuar en RSC”. Ante estas expresiones, me recordó mi formación en Ciencias Biológicas y que el ADN está en los seres vivos, entonces deberíamos preguntarnos ¿Son las empresas seres vivos?  o tal vez, la cuestión es ¿Se comportan las organizaciones como seres vivos? es decir,  nacen, creen que en ocasiones  tienen corta vida, aunque también pueden llegar a ser centenarias como se recoge en el libro The Living Company  de Arie de Geus donde se  analiza como aquellas organizaciones que son innovadoras y que son capaces de adaptarse al entorno son las que sobreviven. En este sentido, si admitimos ese comportamiento de “seres vivos” de ahí a tener ADN y estar en su RSC es algo bastante diferente.

Indagando en lo que ha ido evolucionando la una RSC desde actuaciones de mecenazgo, pasando por ser utilizada como marketing, gestionando en impacto en el medio ambiente hasta la triple cuenta de resultados es decir, creación de valor, buena gobernanza, contribución social e integridad-respeto medioambiental. Esta triple cuanta de resultados es posible lograrla con creatividad, escalabilidad, capacidad de respuesta, glocalidad y circularidad. Siendo clave el dialogo con los stakeholders que integran desde clientes, plantilla, ONG´s, Administraciones, otras empresas, ciudadanía, etc. Esta RSC se recoge en el libro The Age of Responsability. CSR 2.0 and the New DNA of Business de Wayne Visser.

Estos grupos de interés interactúan con la empresa y se traduciría en el diseño y visión de la RSC de las empresas. Lo que me lleva a poner en cuestión que cuando las empresas afirman con rotundidad y cierta seguridad que su RSC es el ADN es decir su genética (rama de la biología que estudia como los caracteres hereditarios se transmiten de generación en generación) en mi opinión comenten un error, lo que vemos de los seres vivos es su epigenética (que es la variación de la expresión de los genes sin afectar a la secuencia de ADN)  es decir, los genes se expresan o no dependiendo de ciertas condiciones bioquímicas, como la metilación del ADN o de las histonas, la forma de la cromatina, y otros factores ambientales (estrés, dieta, tabaco…).

Esto debe hacer reflexionar a esos CEO´s que de forma tan gratuita hablan de ADN y lo relacionan con la RSC. En este sentido les vendría bien una aproximación a las investigaciones de Rosalind Franklin, Francis Crick, James Watson y la epigenética de Adrian Bird

Para finalizar, me gustaría recordar a Denise Barlow quien afirmó “La epigenética siempre ha sido todas esas cosas extrañas y maravillosas que no pueden ser explicadas por la genética”

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Categorias: ADN, Epigenética, Genética

La RSC: aparece y desparece como el Guadiana

Cuando una cuestión aparece y desaparece siempre se le asemeja con el rio Guadiana, que atraviesa la submeseta Castellano-Manchega, Extremadura y Andalucía hasta desembocar en el Atlántico. La metáfora, respecto de la RSC, viene como anillo al dedo, porque le viene a pasar lo mismo, cuando hay sequía económica desaparece y cuando hay cierta recuperación vuelve aparecer.

En estos últimos meses, asistimos a titulares en prensa donde políticos, empresas e instituciones no escatiman palabras sobre las ventajas de la RSC. Francamente las personas que llevamos más de 20 años haciendo una labor a favor de la RSC, como profesora y consultora, esta abundancia de noticias únicamente denotan la falta de conocimiento y rigor, además de un cierto oportunismo. Para intentar explicar las razones y clarificar algunas ideas, he recordado que cuando era estudiante me enseñaron la importancia de ser didáctica, y, por ello, voy a tratar serlo.

Aun siendo aparentemente sencillo, desgraciadamente en demasiadas ocasiones, sobre todo en tiempos de incertidumbre o crisis, a pesar de  haber asumido este compromiso,  no se aplica lo recogido en los Informes de RSC. Esto ha contribuido al escepticismo de muchos ciudadanos que no dudan de calificarla de marketing o moda.

Continuando con mi símil del Guadiana, la meseta castellano-manchega hace que este rio desaparezca y luego vuelva a surgir con apariciones emblemáticas como los famosos Ojos del Guadiana y en las Tablas de Daimiel, mostrando que sigue allí. La RSC también pasa desapercibida en muchas ocasiones y solo muestra escasas acciones sociales y medioambientales. Pero al igual que el Guadiana recupera su gran visibilidad en Mérida y Badajoz, y sobre todo cuando a través de Huelva llega al Océano Atlántico, existen empresas y organizaciones donde a través de sus actuaciones estratégicas la RSC está muy presente, y son referentes para todos.

Para finalizar, y volviendo a recordar al Guadiana, me gustaría recordar a Don Quijote de la Mancha. Nuestro Hidalgo  al contemplar Las Lagunas de Ruidera que durante mucho tiempo se ha tenido como nacimiento de este rio, afirmó “Cada uno es artífice de su propia ventura”, y parafraseándole yo diría cada organización y la sociedad somos artífices de su Responsabilidad.

Etiquetas: , , , ,

La Responsabilidad Social Corporativa: De estrella en las Escuelas de Negocios a ser olvidada

Hace una década veía ante mis ojos un florecer de Masters, Cursos, Talleres, … en torno a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Cualquier  Escuela de Negocios que se preciase, tenía que tener entre su oferta formativa para directivos de empresa o emprendedores un Programa de RSC. Hoy en demasiados  casos se mantienen más por rutina que por convencimiento.

El 13 de noviembre de 2014 leía un interesantísimo artículo de Ramón Jáuregui Responsabilidad Social Corporativa: ¿Una experiencia frustrada? Y no puedo estar más de acuerdo con lo que se expone. Yo también creía en la RSC, y como profesora a mis alumnos les despertaba lo que podría suponer la RSC para las empresas y emprendedores: innovación, competitividad, diferenciación, nuevos y fieles clientes,…Pero diez años después compruebo, con cierta decepción, que no se ha cumplido mis deseos y la de otras muchas personas. Son pocas las compañías tanto grandes y pymes que la han incorporado. Y me empiezan a surgir distintas dudas: ¿Continúa la RSC siendo un Marketing Social y solo sirve para lavar la Reputación de los empresarios?. Y me pregunto ¿Qué ha fallado? He buscado en otros artículos como ¿Se agotó la RSC? y veo un amplio pesimismo en torno a la RSC.

Como acaba de empezar un Nuevo Año he decido mirar con optimismo en la RSC y me encuentro con el Informe RSE Y MARCA ESPAÑA: Empresas sostenibles, país competitivo y, en él he encontrado el párrafo: Las empresas españolas han sido pioneras en la adopción de principios e implantación de herramientas de gestión de la RSE durante la primera década del milenio. Por otra parte, existe un marco institucional favorable al desarrollo de la RSE. Una Estrategia Nacional de RSE, la creación de Consejos y órganos de coordinación y consultivos a nivel nacional y regional, así como un desarrollo normativo contribuyen a potenciar la implantación de la responsabilidad social en el territorio nacional. No obstante, el papel de la pequeña y mediana empresa y una mayor visibilidad de la RSE como marca país todavía tienen un amplio recorrido por delante”.

Parece que la RSE consigue competitividad, empresas rentables, empresas líderes, favorece el comercio exterior, etc. Sin embargo, ¿por qué ante tantas ventajas no se avanza en RSC? puesto que cuando se mira alrededor son siempre las mismas empresas las que están en todos los Foros y debates de la RSC. Además entre los ciudadanos hay cierta desconfianza entre lo que manifiestan las empresas y lo que realizan las empresas.

En mi opinión, las Escuelas de Negocios como centros formadores de directivos y emprendedores del siglo XXI, tendrían que hacer una autocritica de ¿Por qué No se han logrado estos Buenos Deseos a favor de la RSC en los directivos de las empresas, que por otra parte serán los protagonistas socioeconómicos e innovadores medioambientales futuros? Creo que las razones son complejas y no hay una sola causa. Pero si parece, que actualmente se ha olvidado el discurso de la RSC y se ha dado paso al de emprendedores. Gran paradoja, si tenemos en cuenta que los emprendedores no solo deben crear negocios en el entorno digital, sino que estos tienen que ser responsables y éticos tanto a nivel financiero, medioambiental y social, y si como dicen los sesudos informes sobre RSC ésta conlleva competitividad, rentabilidad, y líderes innovadores. ¿Por qué no hay una apuesta seria por el binomio RSC-Emprendedores? Todos saldríamos ganando.

Para finalizar, este año 2015 se cumple 400 años de la publicación de la Segunda Parte del Quijote, me quedo con la frase “Dad crédito a las obras y no a las palabras” espero que todos los que se vinculan y nos vinculamos con la RSC tomemos nota de este sabio comentario.

FELIZ 2015 !!!

Etiquetas: , , , , ,

Liderazgo: Entre la Genética y la Epigenética

Como bióloga y con especialidad en genética molecular, siempre he tenido bastante respeto por el ADN y el ARN…y todo aquello referido a los genes. Sin embargo, en los últimos años, cada vez que asisto a un debate, conferencia, reuniones, etc. empresariales o de emprendedores, me sorprende que algunos directivos afirman que su liderazgo o como son sus empresas es consecuencia de su ADN, y que por eso son innovadores, éticos, responsables,… Esto significa que su material genético estuviera compuesto con los mejores genes empresariales.

Hace ya algunos años que finalicé mi carrera de Ciencias Biológicas, está disciplina, como muchas otras, está cada día avanzando en conocimientos. Hoy se sabe que lo que somos no es solamente nuestra genética, sino todo aquello que tiene que ver con la epigenética, pues tras la finalización del Proyecto Genoma Humano en el 2003, los científicos se han dado cuenta de que hay mucho más en las bases moleculares del funcionamiento celular. Introduciendo la noción de que nuestras propias experiencias (el entorno que nos rodea, educación, familia,…) pueden marcar nuestro material genético, de una forma, hasta ahora desconocida y que estas marcas pueden ser transmitidas a generaciones futuras.

En mi opinión, esto es fundamental, puesto que no podemos responsabilizar todo a los genes. Pero volviendo al liderazgo ¿Qué factores hacen que unas personas sean auténticos líderes? ¿Su material genético o/y su epigenética? Considero que en el liderazgo la epigenética tiene gran influencia, de otra forma estaríamos condenados a que nuestros progenitores nos hubieran transmitido el gen o genes de liderazgo, y lógicamente esto no es así.

Siguiendo con mi hipótesis, los rasgos del líder: están la inspiración, confianza, objetivos ambiciosos, incentivar la innovación, visión y dirección, comunicar con fuerza, desarrollar a las personas, ser cooperativo y un buen jugador de equipo. Y estos atributos pueden ser aprendidos, por ello resulta esencial que cuando comenzamos nuestra trayectoria profesional encontremos a ese líder que nos sirva de guía.

Para aquellas personas con interés en liderazgo existen muchos libros, donde no solo encontramos un catálogo a seguir, sino que nos invitan a través de ejemplos de liderazgo, aprender de ellos ante diferentes situaciones empresariales. Porque evidentemente hay diferentes estilos, y es la capacidad del líder de acuerdo a la organización y sus retos, aplicar un estilo más visionario, ejemplarizante, democrático…

Para finalizar, me gustaría indicar que cuando hablemos de liderazgo, no abusemos tanto del ADN, y busquemos las habilidades aprendidas a través de la experiencia del directivo. Y como afirmaba T. M. Hesburgh “La esencia del liderazgo es que no es un instrumento que se pueda tocar con inseguridad”.

Etiquetas: , , ,