Archivo para la categoría ‘GRI’

El interés de las Pymes por la Responsabilidad Social Empresarial

El diccionario de la Real Academia Española, indica que el término interés proviene del latín interesse,importar. Y entre sus significados están provecho, utilidad, ganancia. Cuando me reúno con pymes y se plantea la posibilidad de la implantación de la RSE, estás sin duda quieren ser empresas responsables, pero también me preguntan qué ventajas le van a suponer frente a la competencia y si lograrán tener más clientes. Dar una respuesta contundente a esta preocupación, dependerá de múltiples factores, pero si tenemos que hacer una síntesis hay dos fundamentales:

  • El compromiso de la empresa de integrar la RSE en su cadena de valor,  apostando a medio y largo plazo.
  • Pero también, de las habilidades que muestren aquellas personas que aconsejan a  las pymes a iniciar y avanzar en el camino hacia la responsabilidad  económica, compromiso medioambiental y con la sociedad.

En este sentido, recientemente la Comisión Europea acaba de publicar una Guía cuyo título: Consejos para asesores. Responsabilidad social para las pequeñas y medianas empresas. En el prólogo se indica “El objetivo de esta guía es mejorar la calidad y cantidad de consejos de RSE a disposición de las pymes europeas. A medida que el mercado evoluciona y las expectativas de los clientes, socios comerciales y  sociedad cambian, la RSE forma cada vez más parte de la fórmula de una empresa fuerte y competitiva.

Para lograr que las pymes integren la RSE, son necesarias contar con habilidades tales como: creatividad, aprendizaje, escucha activa, construcción de redes, identificación y comunicación de los beneficios, carácter práctico, flexibilidad y generación de motivación.

Sin embargo, no basta con reunir estas aptitudes sino también es clave diseñar un adecuado  Plan de Acción, porque como se señala en esta guía: Cada empresa está acostumbra­da a llevar a cabo las cosas a su manera. Como un profesional señaló, en primer lugar, debe descubrir dicho modo de fun­cionamiento y, solo entonces, podrá proporcionar métodos o herramientas. No obstante, es importante que no tengamos una multitud de métodos, sino que sepamos cómo implicar a las pymes en el centro de la actividad comercial y, a partir de ahí, elaborar la estrategia de RSE”. A continuación se recoge las principales etapas para la implementación de un Plan de acción de RSE para pymes:

1.- La creación de un equipo RSE multifuncional e interno ayuda a fijar la RSE a largo plazo. Asegú­rese de tener en cuenta la diversidad de la plantilla al equilibrar el género, la edad y otros posibles factores.

 2.- La mayoría de las pymes ya están tomando algunas medidas para cumplir con su responsabilidad social, a menudo sin tener conscientemente una estrategia de RSE. El proceso de herramientas de autoevaluación de RSE para pyme eleva la conciencia interna de los logros de una pyme y ofrece información valiosa para desarrollar el enfoque adecuado para ampliar el compromiso de RSE.

3.- La comparación del nivel de actividad de RSE con los competidores puede ser útil. Examinar las reglas actuales y futuras y las normativas, las expectativas del sector y su evolución, así como las directrices internacionales de RSE, puede ayudar a poner en perspectiva el desempeño de RSE. Estas estrategias también facilitan la identificación de los puntos de venta distintivos y las áreas prioritarias.

4.-La creación del modelo comercial consiste en la formulación y documentación de los argumentos o razones que se encuentran detrás del compromiso de una empresa con la RSE. Para las pymes, puede ser útil crear un modelo comercial integral que no solo busca ventajas comerciales, sino que tiene en cuenta las diversas dimensiones motivacionales.

5.- Preguntar sobre los valores personales y la historia o misión fundadora de una pyme es una buena manera de desarrollar una visión de la empresa que pone de relieve los ideales más importantes para los propietarios, responsables y empleados. A su vez, la visión ayuda a identificar las prioridades y los objetivos a largo plazo.

6.-La identificación y la comprensión de las partes interesadas  es lo más valioso para una pyme, ya que pueden ofrecer información importante sobre temas prioritarios, las expectativas, los desa­rrollos futuros, etcétera, mientras que también sirven como consejo para los enfoques de RSE ya desarrollados.

7.- Identificación de las áreas prioritarias, fijación de objetivos, elaboración de planes de acción para alinear los objetivos y competencias básicas para ayudar a administrar los recursos. Cuando se trazan las metas, se centran tanto en los objetivos a corto como a largo plazo. A veces, las ventajas solo se verán claras con el tiempo, por lo que es siempre una buena idea ofrecer un calendario previsto.

 8.- Los asesores de pymes pueden apoyar a las pymes en la aplicación de la RSE al proporcionar herramientas, como formatos, listas de proveedores pertinentes o lo que deben o no hacer al responder a preguntas importantes.

9.- Comunicar las actividades de RSE puede tanto mostrar la voluntad de las pymes de ser responsa­bles como ayudarles a cosechar los beneficios de participación en la RSE .

10.- La medición y evaluación del progreso incluye el establecimiento de un sistema de planificación y control. Los contables de pymes tienen un conocimiento profundo de sus clientes y actúan a menudo como asesores en la empresa. Pueden aportar su experiencia en el diseño de los sistemas de registro e información y el desarrollo de la estructura y el funcionamiento de un ciclo de planificación y control.

Espero que estas 10 etapas puedan ayudar a los asesores de pymes a que éstas avancen en su compromiso en RSE. Y me gustaría animar a las pymes recogiendo una cita que se atribuye a Churchill, Winston: El precio de la grandeza es la responsabilidad”, si las pymes quieren mantener y crecer el camino deberán apostar por ser empresas responsables”.

Etiquetas: , , ,

Volver a la Responsabilidad Social Empresarial: Retos y Oportunidades

El sábado 8 de septiembre volví a escuchar el programa “No es un día cualquiera” en RNE , dedicaba una de sus secciones al tema de Volver, qué sentimos cuando volvemos al trabajo tras las vacaciones, a lugares conocidos, etc., y de como volver a las actividades habituales produce en algunas personas una cierta serenidad, mientras que para otras representa rutina y escaso interés.

Mientras escuchaba este programa pensaba en que el próximo jueves yo volvía a impartir mis clases de Responsabilidad Social Empresarial, y esto me llevó a detenerme por un momento si la RSE se encuentra ante una etapa de retos y oportunidades. Comencé a repasar las últimas noticias que habían aparecido en torno a la RSE:

1.- Pensé en la nueva Guía de Global Reporting Initiative G4  que se centra en cinco áreas diferentes: los límites, los niveles de aplicación, la gobernanza y las retribuciones, la cadena de suministro y las revelaciones sobre el enfoque de gestión y los grupos de trabajo. Está disponible hasta el próximo 25 de septiembre para que el público pueda comentar y aportar su opinión.

2.- También del informe de Spain 20.20 TIC y Sostenibilidad  interesante estudio que pretende analizar el impacto que tendría la aplicación de las TIC en los aspectos sociales, económicos y ambientales en España.

 3.- Qué Canarias está elaborando una Ley de Emprendimiento y Responsabilidad Social. Y las oportunidades que supondrá para los emprendedores

4.- La nueva Directiva 2012/19/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de julio de 2012, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). . El objeto de la nueva Directiva es contribuir a la sostenibilidad en la producción y consumo por medio de la prevención de la generación de RAEE. También incluye la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización de dichos residuos, con la finalidad de reducir su eliminación y contribuir a la utilización eficaz de los recursos y a la recuperación de materias primas secundarias. Además, se pretende mejorar el comportamiento ambiental de los agentes implicados en el ciclo de vida de los aparatos eléctricos y electrónicos, como pueden ser productores, distribuidores y consumidores.

5.- El Laberinto de la Certificación en Responsabilidad Social. La falta de un estándar común ha llevado a la proliferación de certificaciones relacionadas con la responsabilidad social, a través de las cuales empresas y organizaciones pueden mostrar su apuesta por la sostenibilidad. Desde SGE 21, SA 8000, o IQNet SR10, además de las desarrolladas por las CC.AA.

6.-  O sobre el  consumo responsable y el desarrollo sostenible. Donde se señala que el consumidor que influenciado por la situación económica, se ha vuelto más economicista pero que sigue demandando una actuación responsable por parte de las empresas a la hora de ofrecer productos y servicios, y que éstos sean respetuosos con el medio ambiente.

Ante estas novedades, he valorado que les puede interesar a los emprendedores que quieren que su empresa tenga presencia en mercados internacionales y conocer los Planes Nacionales de otros Países europeos (Informe sobre Planes Nacionales de RSE de Gobiernos europeos), y qué oportunidad representa ser una empresa con  Responsabilidad Social. En este último sentido se pueden resumir en tres las ventajas son: Favorecer la Innovación . Mejora en la gestión del riesgo frente a proveedores y clientes. Aumento de la rentabilidad a medio y largo plazo. En mi opinión éstos son también los verdaderos retos que tienen los empresarios actualmente.

Para concluir, me gustaría parafrasear a Franklin Roosevelt quien afirmó: Los hombres no son prisioneros del destino, sino sólo prisioneros de sus propias mentes”. Yo diría  a los emprendedores que deben tratar de no ser prisioneros de la situación económica presente, y que cuanto antes den la bienvenida a la RSE, antes habrán iniciado el camino para que sus empresas tengan una larga vida, a pesar de estar inmersos en un  escenario socioeconómico bastante complejo.

Etiquetas: , ,

¿Ha sido ústed invitado a un evento gestionado de forma sostenible?

Imagino que cada día se celebran en el mundo miles de eventos de todo tipo, desde reuniones de negocios, conferencias, exposiciones, festivales, etc. Yo misma asisto con frecuencia a diferentes conferencias relacionadas con la sostenibilidad .

En muchas ocasiones en este tipo de eventos se habla hasta la saciedad de llevar a cabo un comportamiento sostenible por parte de las empresas, y sin embargo comprobamos que ese evento no es nada sostenible: consumo de energía, folletos en papel que muchos terminarán en papeleras, celebración en lugares en los que hay que llegar con vehículos privados, por la falta de transporte público… Ante esta situación, podemos tener diferentes actitudes: Considerar que el fin justifica los medios, y no reparamos en el impacto ambiental de dicho acontecimiento, o, por el contrario, que si el problema de análisis es la sostenibilidad sería conveniente que ese evento hubiese sido organizado de forma sostenible

Pues bien, los que opinan o están a favor del practicar con el ejemplo, disponen de una nueva guía Suplemento del Sector de los Organizadores de Eventos (Event Organizers Sector Supplement -EOSS-)publicada por Global Reporting Inititive (GRI)  para analizar el impacto de las actividades desarrolladas en estos eventos sobre la economía, el medio ambiente y la sociedad, y por ello, estos impactos deben ser considerados, medidos y compartidos con el fin de mejorar el rendimiento de la sostenibilidad de la industria de los eventos.

Este documento permitirá a los organizadores de eventos realizar informes de sostenibilidad de una manera comparativa. Además proporcionará información sobre otras cuestiones, como las emisiones de gases de efecto invernadero y los residuos, la guía ayuda a los organizadores de eventos a rendir cuentas sobre temas más específicos como los viajes de los asistentes, el legado del evento, y las iniciativas tomadas en él para promover la sostenibilidad y la transparencia.

Rapidamente se han sumado partidarios de esta nueva Guía, como Sebastien Tondeur, CEO de MCI y presidente de Meeting Professionals International (MPI), ha afirmado que: ” Gracias a la estructura que proporciona el GRI, incluyendo las directrices   específicas del sector, será más fácil para la industria de eventos proporcionar información transparente sobre las estrategias de sostenibilidad y el desarrollo de sus organizaciones y eventos. La guía Suplemento para el Sector ya está ayudando a los MCI y MPI para mejorar sus iniciativas de sostenibilidad”.

En la misma línea, Phil Cumming, director de Sostenibilidad Corporativa de Londres 2012 ha afirmado: “La sostenibilidad es un factor integral en la planificación y ejecución de los Juegos de Londres 2012″. Y ha añadido: “Queremos establecer nuevas normas y crear un legado de conocimiento de gran alcance para una gestión más sostenible de eventos”.

Foto: Athletes Village – Villa Olímpica.

Cuando leo estas noticias, me generán dos percepciones: De un lado, cierto optimismo ante los avances en el desarrollo sostenible, y me hace recordar ejemplos que ya han tenido lugar como el Mundial de Fútbol de Suráfrica. Y de otro lado, cierto excepticismo si asistiremos a eventos como La gestión sostenible de los eventos. Nuevas oportunidades de negocio, sólo como marketing. Finalmente, esperemos que en este nuevo año 2012, acciones como estas ayuden a avanzar en sostenibilidad.

Etiquetas:
Categorias: Eventos, GRI, Sostenibilidad