‘Madame Curie’

Madame Curie: Ciencia, Ética y Dignidad

El próximo 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y desde la asociación de mujeres investigadores y tecnólogas (AMIT) de la que soy socia se ha difundido el vídeo “NO MORE MATILDAS”, que muestra el camino y esfuerzo que aún son necesarios llevar a cabo, para que las mujeres y niñas se interesen y estudien  disciplinas  STEM, que incluye ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando llegan estas fechas siempre se recuerda a la extraordinaria Madame Curie, siempre me ha fascinado esta mujer y he leído libros sobre ella, pero hace unos día aproveche para ver la película que retrata a esta científica  Madame Curie. Su apasionada entrega a la investigación , que le valieron dos Premios Nobel, uno en Física y otro en Química,  una época donde las mujeres no tenían fácil el acceso a la ciencia, o quedaban escondidas bajo la protección de mentores, es sin duda toda una hazaña difícil de lograr por otras mujeres.

Imagen de previsualización de YouTube

Junto a sus impresionantes descubrimientos como la teoría de la radioactividad, o el radio y el polonio hace más de 100 años. Me he atrevido a acercarme a Madame Curie más allá de su calidad como científica, y observarla desde valores como la ética y dignidad, que también la acompañaron. En cuanto a la ética, Victoria Camps  nos dice: “La palabra ética deriva etimológicamente del griego ethos, que se traduce por ‘manera de ser’, ‘carácter’, ‘costumbre’. Lo que las personas suelen hacer, lo que acaban siendo, constituye su ethos. El equivalente latino de la palabra ethos es moral, traducido generalmente como ‘costumbres’. Originariamente, pues, ética y moral sólo son la traducción a nuestra lengua del nombre griego o latino para designar una forma de ser y de actuar específicamente humana. A lo largo del tiempo, sin embargo, el significado de ética y moral ha experimentado algunos cambios…” .Pero si una definición de la filosofa Camps, nos aproxima a Marie Curie “La ética es, sobre todo, la formación de la persona”. Efectivamente Curie hija de Władysław Skłodowski, profesor de enseñanza media en Física y Matemáticas, y Bronisława Boguska, maestra, pianista y cantante, tanto la familia de su padre como la de su madre habían perdido sus propiedades y fortunas durante las sublevaciones nacionalistas polacas en inversiones patrióticas destinadas a restablecer la independencia del país. Esto obligó a la nueva generación —Maria, sus hermanas mayores y su hermano— a una lucha difícil para salir adelante en la vida, y que sin duda moldearía su formación en valores.

 Pero también Marie Curie tuvo una gran dignidad, en el Libro Dignidad Javier Gomá nos dice “que es un término casi hechizante, sugiriendo esa cualidad del individuo-persona que no puede ser atropellada. El gran hallazgo del siglo XX es que la dignidad individual prevalece sobre proyectos colectivos, de progreso, de mayor felicidad.(…)”.“Lo que la dignidad sea se aprehende, no en la definición lógica ni en tratados discursivos, sino en la intuición directa…” “Vive de tal manera que tú digna muerte sea escandalosamente injusta”.

 Sin duda la muerte de Curie es escandalosamente injusta,  su carácter humanitario , ética y dignidad la llevó a participar activamente en la Primera Guerra Mundial, esta gran mujer propuso el uso de la radiografía móvil para el tratamiento de los soldados heridos. Se estima que la flota de los que pronto se conocieron como Petites Curies (Pequeños Curies), así como los 200 servicios fijos de radiología que la científica distribuyó por los hospitales de campaña, permitieron tratar a más de un millón de soldados heridos.

 Estas breves ideas en relación a Maria Salomea Skłodowska, me ha llevado a pensar en nuestra sociedad que apenas se detiene, en conceptos como ética y dignidad, nos hemos acostumbrado tanto al precio de las cosas y que nos parece impensable que una mujer como Madame Curie dejará sus hallazgos al servicio de la humanidad, todo lo hemos reducido a la cosificación como dice el filósofo Gomá.

Finalmente, me gustaría incorporar la frase de Marie Curie que resume sus valores: “La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones”.

 

BUEN DÍA PARA TODAS LAS MUJERES Y HOMBRES QUE CREEN EN LA CIENCIA!!

Etiquetas: ,

El Coronavirus y la Pirámide de Maslow: Nuevas realidades

La  pandemia del coronavirus ha cambiado nuestras vidas para siempre, afectando a nuestros comportamientos, valores, la casa que hace apenas un mes era un lugar donde llegamos tras nuestra jornada laboral o después de haber realizado cualquier otra actividad,  ahora se ha convertido en un escenario donde estamos confinados.

Esta situación está siendo analizada a través de interesantes artículos como el publicado por Luis Rojas Marcos, donde señala la confianza y la resiliencia, que son tan necesarias. La resiliencia la define la RAE como “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o estado o situación adversa”. Tras esta lectura me ha venido a la mente la conocida Pirámide de Maslow, y su vigencia.

La idea básica es: sólo se atienden necesidades superiores cuando se han satisfecho las necesidades inferiores, es decir, todos aspiramos a satisfacer necesidades superiores. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento ascendente en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía. Según la pirámide de Maslow dispondríamos de:

Necesidades básicas: Son necesidades fisiológicas básicas para mantener la homeostasis (referentes a la supervivencia); necesidad de respirar, beber agua (hidratarse) y alimentarse; etc.

Necesidades de seguridad y protección: Surgen cuando las necesidades fisiológicas están satisfechas. Se refieren a sentirse seguro y protegido: seguridad física (asegurar la integridad del propio cuerpo) y de salud (asegurar el buen funcionamiento del cuerpo), etc.

Necesidades sociales (afiliación): Son las relacionadas con nuestra naturaleza social: función de relación (amistad, pareja, colegas o familia);

 Necesidades de estima (reconocimiento): A uno mismo y a los demás, con tantos aplausos a los sanitarios y que extensibles a todas aquellas personas que están todos los días con su labor contribuyendo a nuestro mejor situación mientras dure el confinamiento.

Autorrealización Este último nivel es algo diferente y Maslow utilizó varios términos para denominarlo: «motivación de crecimiento», «necesidad de ser» y «autorrealización».

En mi opinión, los cuatro primeros niveles de la Pirámide de Maslow se está evidenciando en esta crisis del Coronavirus. Actualmente, los 2 necesidades básicas y de protección- primeros serían una sola por la pandemia (actividades relacionas con la salud y alimentación son esenciales). Y en referencia a -afiliación y reconocimiento-, esta última se está poniendo de manifiesto la labor de personal sanitario, agricultores/as, comercios y supermercados de alimentación y otros productos básicos, los transportistas y tantas y  tantas personas. En cuanto a la afiliación vemos que sigue en pie aunque la forma de transmitirla haya cambiado, por el distanciamiento.

Finalmente, el nivel de autorrealización lo podemos comprobar cuando tantos miles de personas cada día ponen sus conocimientos, innovaciones y creatividad al servicio de las personas, es decir científicos/as e investigaciones, fabricantes de material sanitario, nuevas formas de logística de productos agroalimentación o de primera necesidad, y todos nosotros/as a través de originales videos o actuaciones menos visibles pero muy necesarias, etc. etc.

Me gustaría concluir, con lo afirmado por mi admirada Madame Curie La vida no es fácil, para ninguno de nosotros/as. Pero… ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo/a” Y que yo completaría,  tengamos confianza que con nuestro esfuerzo lograremos vencer a la pandemia. Es el Valor de lo conjunto.

 #Quédate en casa

Etiquetas: ,