Supercomputación, ¿sin noticias, buenas noticias?

Con la posibilidad de hacer 93 cuadrillones de operaciones por segundo (petaFLOPS), el supercomputador chino Sunway TaihuLight sigue siendo, desde Junio 2016, la instalación de cómputo más potente del mundo.

Llevamos ya un par de posts en este blog hablando de lo mismo: de lo bien que China lo ha hecho en el mundo de la supercomputación. Y es justo incidir en ello, porque China no tuvo un supercomputador en el Top500 hasta hace 20 años y hoy tiene 160 (por 168 estadounidenses), siendo el segundo país con más instalaciones del ranking. En Junio de 2016, el Top#1 lo copó Sunway TaihuLight, pero lo extraordinario de ello es que su fabricación era completamente china y además energéticamente muy eficiente, ¡el doble que el segundo supercomputador del ranking! (también instalación china, por cierto).

Retomando la descripción del post anterior, Sunway TaihuLight posee más de 10 millones de núcleos de procesamiento y consume algo más de 15 millones de vatios (equivalente a unos 75.000 ordenadores domésticos de escritorio). Esto le hace ser el segundo sistema del Top10 en la lista de los Green500, es decir, el segundo más ecológico de los 10 sistemas más potentes del mundo, y en el puesto número 17 con un ratio de más de 6000 MFLOPS por vatio consumido (6 billones de operaciones en coma flotante por segundo y vatio consumido).

Es sorprendente ver cómo en el Top10 del ranking hay 2 instalaciones chinas (puestos #1 y #2), una europea en el tercer puesto, 5 estadounidenses y una japonesa. El honorable bronce europeo proviene de una actualización de la instalación Suiza de Piz Daint, que aumentó el número de aceleradoras de última generación NVIDIA Tesla P100 de las que ya disponía.

Por nuestra parte, España mantiene en lista una única instalación, el Mare Nostrum del Barcelona Supercomputing Center, con una importante actualización (Mare Nostrum 4) que la ha llevado del puesto #129 hace 6 meses a un memorable puesto #13 y alcanzando los 11,1 petaFLOPS. La actualización se debe a la inclusión de los procesadores Intel Xeon Platinum 8160 de 24 cores, únicos en las instalaciones del ranking posiblemente por lo apresurado desde su lanzamiento. Mare Nostrum llegó a estar en el #4 en noviembre de 2004, cuando entró por primera vez en lista como tal, y aunque nunca llegó al #1, desde luego sí es el número 1 en belleza (ver imagen donde se le ve dentro de la capilla de la Torre Girona de principios de siglo XX).

Curioso también el hecho de que de los 500 supercomputadores del ranking, 498 posean un sistema operativo Linux, y sólo 2 queden con Unix. La razón no es otra que la facilidad de modificar un sistema Linux para ajustarlo a la necesidad de un supercomputador frente a otros sistemas operativos.

Si tienes más curiosidad aquí tienes toda la lista de junio de 2017: https://www.top500.org/lists/2017/06/  

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.


*