Archivo de octubre, 2007

democracia técnica y saber profano

Mañana jueves, en sesión abierta y desde las 5 de la tarde, discutiremos en Laboratorio del Procomún sobre la noción de Democracia Técnica. A continuación, a las 7 de la tarde, Ignacio Sotelo impartirá una conferencia sobre ¿Qué puede aprender la democracia de nuestro tiempo de la democracia directa ateniense.

Plano_localización_MediaLab_PradoHaceun mes el CentreNational de la Recherche Scientifique (CNRS)hizo pública la versión5.2 (pdf)del documento Horizon2020que describe, todavía provisionalmente, el plan estratégicode acción para la principal institución científica francesa. Lógicamente son muchos los asuntos abordados yentre ellos se describe un Objectif8: le CNRS, acteur dans la societéque recomienda mayor apertura a la sociedad y su implicación“de forma significativa en la creación de espacios dedebate, de intercambio y de información científica”.Hasta aquí todo es normal o, incluso, cansino.

Quienresista la tentación de abandonar la lectura de esta prosagris, puede llevarse alguna sorpresa, pues los redactores quierentomarse muy en serio dos recientes cambios en la relaciónciencia/sociedad. El primero tiene que ver con la deriva de loscientíficos desde su tradicional función comoproductores del conocimiento a la nueva condición de(co)propietarios del saber. La segunda novedad tiene que ver con elhecho de que la población va perdiendo la fe ciega en elprogreso y reclama mejores mecanismos de control y evaluaciónde las nuevas tecnologías, incluyendo su participación en la toma de decisiones.

(más…)

Etiquetas:

Prólogo

El carnaval de la tecnociencia

Otro libro nuevo y, sin embargo, distinto. Es diferente  porque se postula como de crítica de la ciencia. ¿Necesita la  ciencia, como el arte o la justicia, una crítica externa realizada  por ciudadanos que no vivan entre probetas, telescopios y  otros instrumentos de investigación? Aquí, en las páginas que  siguen se aboga apasionadamente por una respuesta afirmativa. No es un texto contra los científicos, sino a favor de los  ciudadanos y la participación. Todo el contenido gira alrededor de tres ejes: las nuevas tecnologías, los nuevos patrimonios y las nuevas formas de ciudadanía. Pero el lector no encontrará un discurso que se despliega como los ríos en su  delta, sino una colección plural de breves historias que exploran el papel actual de la ciencia y que animan a los públicos a  plantar cara: un gesto para asumir nuevas responsabilidades y  para sacudirse el estigma de la modernidad que les condenó a  ser el otro de la ciencia: la representación pública de los que  no saben.

El carnaval de la tecnociencia es un libro que plantea una  resistenciaal presente. Para ser eficaces hemos construido un  argumento en tresetapas. En la primera, hemos colectado  muchas experiencias departicipación ciudadana en ciencia y  puesto en valor el conocimientoamateur y profano. La segunda parte insiste en la creciente importanciaque tienen los expertos en la gestión de nuestro mundo y muestra lasenor mes presiones a las que son sometidos por las grandescorporaciones industriales y las administraciones públicas. En la tercera, nos hemos interesado en la tecnociencia y en su capacidad paraalterar el entorno simbólico y natural que habitamos, amenazando aveces los bienes compartidos que, como  las plazas, la lengua, lasmatemáticas, el aire, las selvas o el genoma, son el fundamento sobreel que se asienta nuestra vida  en común.

(más…)

Etiquetas:

el carnaval de la tecnociencia

En los próximos días llegará a las librerías El carnaval de la tecnociencia, un libro con una selección de los mejores post publicados en tecnocidanos.

¿Qué voy a decir, ahora que he vuelto a perpetrar otro libro? Empezaré por lo fácil, diciendo que estoy muy contento de que los contenidos del blog salten al soporte libro. Espero que tecnocidanos no ocasione más dolores de cabeza a Javier Santillán, un editor artesanal que no lleva en su pecho una caja registradora con la que hacer balances.

El contenido gira alrededor de tres ejes: las nuevas tecnologías, los nuevos patrimonios y las nuevas formas de ciudadanía. Pero el lector no encontrará un discurso que se despliega como los ríos en su delta, sino una colección plural de breves historias que exploran el papel actual de la ciencia y que animan a los públicos a plantar cara: un gesto para asumir nuevas responsabilidades y para sacudirse el estigma de la modernidad que les condenó a ser el otro de la ciencia: la representación pública de los que no saben.

El carnaval de la tecnociencia es un libro que plantea una resistencia al presente. Para ser eficaces hemos construido un argumento en tres etapas. En la primera, hemos colectado muchas experiencias de participación ciudadana en ciencia y puesto en valor el conocimiento amateur y profano. La segunda parte insiste en la creciente importancia que tienen los expertos en la gestión de nuestro mundo y muestra las enormes presiones a las que son sometidos por las grandes corporaciones industriales y las administraciones públicas. En la tercera, nos hemos interesado en la tecnociencia y en su capacidad para alterar el entorno simbólico y natural que habitamos, amenazando a veces los bienes compartidos que, como las plazas, la lengua, las matemáticas, el aire, las selvas o el genoma, son el fundamento sobre el que se asienta nuestra vida en común.

(más…)

Etiquetas:

trabajadores de la prueba

Tras la semana delos Nobel, volvemos a la rutina. Enhorabuena para los galardonados y también para la inmensa mayoría de esos científicos anónimos,ciudadanos de todas las lenguas y en todos lospaíses, que nunca alcanzarán la fama pero que, como el resto de sus colegas, están comprometidos en la dura disciplinadel trabajo experimental.

Estos días la prensa habló muchode los nuevos premios Nobel, las nuevas estrellas del firmamentocientífico. Gentes que han triunfado, investigadores conmucho pasado y mucho futuro. Una vez más, como cada año, nuestroimaginario colectivo se llena con figuras que aluden al éxito. El mundo real, sin embargo, está repleto decientíficos anónimos, que se mueven entreincertidumbres metodológicas, que temen por su futuro laboral, que sueñan con mejorar su índice de impacto y que recelan de los colegas que famosean enla TV. Bachelar los visualizó como una unión detrabajadores de la prueba, resaltando así su identidad corporativa,comunitarista, procedimental y consensual.

(más…)

Etiquetas:

neurosociedad

El paso del Noroeste que comunica los dos hemisferios, el de la ciencia y el de la cultura, lo han encontrado los neurocientíficos en el cerebro.

Para muchos neurólogos sólosomos lo que hay en nuestro cerebro, una convicción que sehace más radical cuando se escucha que nuestromundo más que real es cerebral. Cabe entonces preguntarsesi podríamos introducirnos en la circuitería neuronal ymanipular las conexiones o introducir chips electroquímicospara modificar el digamos normal funcionamiento del sistema nervioso.Un asunto que hasta no hace mucho pertenecía al ámbitode la ciencia ficción pero que hoy comienza a estar en elhorizonte de la neurotecnología.

Cada día aparecen másnoticias que hablan del cerebro como de un territorio colonizado queya sabemos cartografíar y por el que podemos movernos concierta familiaridad. Queda mucho por explorar, pero con lo quesabemos se podrían escribir muchas y fascinantes historias deneuroantropoplogía, neuroteología, neuroestéticay, desde luego, de neuromerketing y neuroética. Y es que, enefecto, como explica Zack Lynch, la neurocultura expande sus tentáculos por toda laesfera de lo simbólico y pronto será difícilhablar de cualquier cosa sin hacer claras referencias a los hallazgosque publican los neurólogos.

(más…)

Etiquetas:

banalización de la genética

Muchos científicos franceses están protestando por el uso que el gobierno francés quiere hacer de las pruebas genéticas para el control de la emigración. Sin estos movimientos de resistencia los genetistas se arriesgan a ser vistos como expertos que igual están para un roto que para un descosido.

Los emigrantes echan de menos a susparientes y tratan de atraerlos al país que les datrabajo. Tanto es así que en Francia la reagrupaciónfamiliar es hoy el principal vector de emigración. Pero elgobierno no para de inventar triquiñuelas para dificultarestos movimientos de población. La última trampa es elproyectode ley presentado el 28 de septiembre último que promueve lostest de ADN para acreditar el parentesco.

(más…)

Etiquetas: