Redes sin infraestructura de red

El modelo habitual de conexión en red requiere de la existencia de infraestructura de red (cables y routers, puntos de acceso WiFi, red de bases de telefonía móvil). Pero los cacharros que conectan, en muchos casos podrían hacerlo directamente, si les dejásemos. Este tipo de redes, donde los equipos se conectan directamente entre ellos, se denominan redes ad-hoc, y existen desde hace tiempo. Por ejemplo, WiFi incluye un (poco usado) modo ad-hoc.
Cuando los dispositivos se conectan de esta forma, pueden enviar yrecibir información a/de los que tienen en su ámbito de cobertura (losque “ven”). Pero sería interesante que cada equipo conectado pudierausarse como intermediario para enviar datos a otros, que están más”lejos”, estableciendo grandes redes sin que haga faltainfraestructura. De nuevo, estas redes existen, y se llaman redes mesh.

¿A qué viene todo esto? Hasta hace poco, las redes mesh eran algo”raro”, usadas sólo experimentalmente o en ámbitos muy concretos. Peroesto está cambiando con el estándar 802.11s.Aunque aún no ha sido aprobado definitivamente, ya existenimplementaciones de referencia, y una de ellas ha entrado en al nuevaversión del kernel Linux, la 2.6.26.Esto implica que cualquier máquina Linux que tenga este nuevo kernel,simplemente con una tarjeta WiFi, podrá formar parte de una red mesh. Ypor lo tanto, comunicarse (intercambiar datos, acceder a servicios,etc.) con cualquier otra máquina en la misma mesh.

¿Usaremos esto ampliamente, o se quedará en un juguete para inciados?

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*