Modelos o Representaciones del Sistema Edáfico: (3) El Suelo Como Entidad Geológica

Modelos Conceptuales y Representaciones del Sistema Suelo: 3. El suelo Como Entidad Geológica

 

Hola Ataco de Nuevo. Lo siento. Es compulsivo, pero no repetitivo.

 

En antigüedad, esta representación del sistema suelo tan sólo ha sido precedida por el modelo anterior ya descrito del sustrato para el desarrollo vegetal. Considera que el suelo es, esencialmente, una entidad geológica, originada por la alteración de los materiales litológicos de la superficie terrestre como consecuencia de la acción del clima y los organismos. Por estas razones, durante el periodo de mayor apogeo de esta tesis (siglo XIX e inicios del XX), los suelos fueron clasificados atendiendo principalmente a la naturaleza de las rocas subyacentes y/o por las propiedades fisicoquímicas del regolito, permaneciendo los factores climáticos, y biológicos en un segundo plano. Con el transcurso del tiempo, esta representación del suelo, es decir la alteración del material litológico y la constitución de regolitos y perfiles de meteorización, ha ido evolucionando dentro del ámbito de la geología, asociándose a disciplinas tales como la geomorfología, la geoquímica del paisaje y los estudios del cuaternario. La escala temporal adecuada para el estudio de los procesos implicados cubre uno o más millones de años.

 

Los geólogos abordan el estudio de los suelen suelos en lo que se denominan formaciones superficiales. Más recientemente, la paleoedafología ha retrocedido hasta abordar señales de suelos incluso en rocas datadas del precámbrico, descubriéndose horizontes edáficos que ya no existen en la actualidad e incluso tipos de suelos que, al formarse en otras atmósferas diferentes a la actual ya pueden considerarse como edafotaxa extintos y que no podrían clasificarse con los sistemas actuales de clasificación. En mi opinión el mejor libro publicado hasta la fecha es el de Gregory J. Retallack, titulado: Soil of the Past -An introduction to Paleopedology (2nd Edition; Blackwell Science 2001). Personalmente este administrador también lanzó una teoría sobre la evolución de los suelos a lo largo de la historia de la tierra y cuya referencia es:

 

Ibáñez,J.J., Jiménez-Ballesta,R. & García-Álvarez,A. 1990. Sistemología y termodinámica en edafogénesis. I. Los suelos y el estado de equilibrio termodinámico. Rev. Écol. Biol. Sol, 27(4): 371-382. (Since 1992, vol. 29, journal retitled European Journal of Soil Biology). (Francia).

 

Se trata de una representación o concepción del sistema edáfico que ha retornado a tener cierta vigencia en la actualidad, en el contexto d los estudios sobre cambio climático y los climas del pasado. Los suelos pueden considerarse como “bloques de memoria” de ambientes pretéritos, ya que en el inscriben (signatures en inglés) durante su génesis parte de los rasgos de sus factores formadores (clima, organismos, etc.). La aparición de técnicas de datación isotópicas y paleomagnéticas, bastante precisas, ha conferido a estos estudios un interés desapercibido con anterioridad, ya que mediante ellas se puede indagar en la evolución de la biosfera, geosfera, atmósfera, etc.

 

Generalmente los cuaternaristas (expertos en el estudio del Cuaternario) analizan los procesos de alteración trasgrediendo (afortunadamente) las fronteras actuales perceptivas en los sistemas actuales de alteración, por lo que sus investigaciones cubren el “continuo suelo-regolito”, del que ya hemos hablado en varias contribuciones. Asimismo, estos expertos, como los que analizan las relaciones entre suelos y geomorfología han enriquecido la edafología, con una aproximación, poco apreciada (desafortunadamente) basada en principios estratigráficos. Nos referimos a la denominada estratigrafía de suelos. En muchos sentidos, la estratigrafía de suelos podría perfectamente sustituir a la corta visión que los edafometras nos quieren vender en la actualidad, por cuanto capturan mejor la naturaleza espacial del recurso suelo que la edafología convencional, asumiendo también el continuum suelo-regolito (al contrario que los Ayatolás de la geostadística) 

 

Habría que agradecer aquí, a José Luis Goy, actual Catedrático de la Universidad de Salamanca, ser uno de los pioneros en España del estudio de los suelos en las formaciones superficiales. Cuaternarias. Por tanto, gracias José Luís. Lo mismo podría decirse de Alfredo Pérez González, recientemente nombrado Catedrático en la Facultad de Ciencias Geología de la Universidad Complutense de Madrid, por las mismas razones y sus aportaciones a los estudios geoarqueológicos. Por tanto Thanks, Alfredo.

 

Advertimos al lector masoquista que se atreve a leer estás páginas, que nos quedan aún tres modelos o  representaciones del sistema edáfico por describir. Como estamos viendo, los que parecían en su día modelos conceptuales caducos, pueden volver a resurgir tras avances tecnológicos que amplían sus fronteras previas, o nuevas demandas sociales. No se puede hablar de ciclicidad, sino más bien de lo que se denomina “espiral virtuosa“, por cuanto no se trata de retroceder sino de progresar a saltos, rescatando lo mejor de viejas representaciones y aderezarlas de nuevos ingredientes (no opino lo mismo, como ya veremos del denominado paradigma de la calidad del suelo).

 

Continuará.. (terror, el Administrador ataca de nuevo)

Juanjo Ibáñez

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..