Especulación, Sellado, Pérdida de Suelos y Políticas de Rapiña

Especulación, Sellado, Pérdida de Suelos y Políticas de Rapiña

La Vergüenza Española

 

 Ayer, mientras tomaba cervecitas por la tarde con mi hermana y mi amiga Yolanda, al entrar en un Pub vi, en la portada del País, una noticia sobre los proyectos de especulación del suelo que amenazan una vez más al sureste español.  Por favor, ni los días de asueto puede estar uno tranquilo. Ya basta, y aunque lo que exprese a continuación parezca ofensivo, es hora de poner el cascabel al gato. ¡Lo siento!

 

El contubernio entre políticos y constructores, con independencia de la  ideología que digan defender, comienza a ser ya una costumbre vergonzosa y vergonzante en este país. Alguien nos tendría que explicar muchas cosas al respecto. Alguien tendría que comenzar a escarbar entre tanta basura y desvergüenza.

 

Uno que personalmente se siente muy orgulloso de pertenecer al Estado Español, comienza a sentir nauseas de las manipulaciones de su clase política, ya sea a nivel local, autonómico y/o nacional.  De los escándalos ya hechos públicos sobre corrupción y  especulación del suelo no parece salvarse nadie.

 

España tiene el dudoso honor de ser el país que más incumple las normativas europeas en materia de medio ambiente. Nuestros políticos firman todos los tratados y acuerdos internacionales para salir en la foto. Pero luego humillan al pueblo que les votó con políticas y decisiones más propias de repúblicas bananeras abanderadas por algún dictadorcillo de turno. Y la especulación del suelo, ligada a intereses que se antojan más que siniestros parece la vía más directa para destrozar el medio ambiente y llenar los bolsillos de algunos. A nuestros políticos se les llena la boca al hablar de sustentabilidad, cuando lo único sustentable parece ser su codicia y/o su ignorancia. Parece que en este santo país los que mandan son las empresas constructoras, y otras afines, como las energéticas.

 

Sabemos los graves problemas de agua que acucian a nuestro país cíclicamente, así como que pueden agravarse por el cambio climático. Todos sabemos la manipulación política  y de votos electorales que subyacen al Plan hidrológico Nacional. Pero lo leído ayer sobre las argucias para seguir atiborrando de edificios y campos de golf al SE español, lo único que muestran es que no hay cordura en la clase política. Tan solo privan intereses especulativos que benefician a unos pocos en detrimento de los de la mayoría (muchas veces engañados y manipulada por sus gobernantes).

 

El nuevo atentado urbanístico-turístico que se cierne sobre el SE Español, constata la estrechez de miras de quienes nos gobiernan o algo peor. ¿Son simplemente ignorantes? Lo dudo. Pero si lo fueran do deberían ostentar cargo político alguno.

 

Especulación del suelo = sellado = degradación o pérdida del recurso suelo = política hidrológica insustentable = catástrofes naturales =, etc. etc.

 

La Agencia Europea de Medio Ambiente, así como los documentos relacionados con la futura directiva comunitaria de protección de suelos, reiteran ad nauseam los problemas ambientales derivados de la intensa asfaltización (o sellado), que van mucho más allá de la destrucción de nuestra biodiversidad litoral, la fragmentación de hábitats naturales, de la desigualdad en la redistribución de la riqueza entre las CC.AA. que conforman el Estado y los problemas hidrológicos que sufre esta parte del territorio ibérico. Afecta también al despilfarro de nuestros escasos recursos hídricos, a la pérdida del suelo, y a un incremento del riesgo a los desastres naturales dimanantes de las lluvias torrenciales que cíclicamente  afectan a la vertiente mediterránea y a la propia producción agrícola (menos suelos para arar), a las intrusiones marinas que empeoran la calidad del agua y ponen en riesgo de salinización a los cultivos.   La asfaltización suele realizarse en los suelos más fértiles y productivos, coma las ya devastadas huera valenciana y las vegas de la propia CAM.

 

El sueño dorado de una población que viva en agradables chalets de zonas residenciales se está poniendo en entre dicho en muchos países de la UE. Por ejemplo, Alemania y Holanda han perdido ya más del 20% de su superficie edáfica bajo el azote del asfalto y las construcciones de infraestructuras, incrementándose el riesgo de inundaciones catastróficas. Mientras tanto, la tasa de urbanización del sureste español  es la más elevada de Europa. Y ahora nos vienen con este nuevo intento de atentado contra el medio ambiente y, a largo plazo de  la propia economía. Ante su incapacidad para mejorar nuestro paupérrimo sistema español de I + D + i , si es que tal sistema existe (sinceramente creo que no), convirtamos a España en un sector de servicios. Quedémonos pues definitivamente a la cola de Europa al son de la política de la cigarra y la hormiga. Comida para hoy y hambre para mañana.  Son múltiples los escenarios socioeconómicos que desaconsejan seguir por este camino, con la salvedad de los que tienen in mente nuestros gobernantes y empresas constructoras.  

 

Imaginémonos (escenario nada imposible), que una crisis económica mundial nos lleva a tener que echar mano de nuestra producción agropecuaria. Si seguimos perdiendo suelos y a menudo los más fértiles, ¿A dónde vamos a cultivar? ¿Nos comemos el asfalto sazonado de bolitas de golf? Si hay sequía, ¿que importa más, la salud humana o el riego de los campos de golf para el disfrute de una exigua proporción de la población, mucha de ella foránea? Ya se dijo no a un Plan Hidrológico sin pies ni cabeza. Que piensan nuestros políticos del SE: ¿en una política de hechos consumados? ¿Obligará esta última de llevarse a cabo a una revisión del Plan Hidrológico? Ósea si no quieres caldo toma 10 tazas. Y no hablo de una Comunidad Autónoma concreta, por cuento en Murcia gobierna el partido de la oposición, mientras que en Andalucía habita actualmente el que sustenta el poder estatal. Uno de los males que afectan a la clase política de la mayoría de los países es que solo se piensa al ritmo pachanguero de los eventos electorales, en los que nos deleitan con insultos mutuos, planes inviables y todo tipo de tropelías. Nos venderán que así se generarán más riqueza y puestos de trabajo. ¿Por cuanto tiempo? ¿Son nuestros mares de plástico del SE sustentables a largo plazo? Los expertos, en su mayoría consideramos que no. ¿Quién engaña entonces a los ciudadanos?. Por que por un lado prohíben nuevas construcciones y por otro miran para otro lado cuando se realizan?. Se siguen construyendo con impunidad y alevosía.

 

Imaginémonos otro escenario menos cruel. Pensemos que los problemas sociopolíticos de algunos países potencialmente competidores nuestros en el sector turístico se solucionen y que los “Tour Operators” comienzan a aconsejar a sus clientes que escojan otros destinos vacacionales.   Consideremos que una crisis económica no tan drástica como la anteriormente mentada desanime a los europeos a sufragarse sus vacaciones por falta de recursos. ¿Nos comemos los susodichos campos de golf aderezados con una guarnición de asfalto sobre lecho  verde de la hierba de golf? Todos estos escenarios son posibles. Una sociedad basada en un sistema de I + D + i eficiente debiera ser menos agresivo contra el medio ambiente pero también con el sentido común.

 

Un suelo contaminado puede ser recuperado con relativa frecuencia. En donde no hay suelo no hay nada que recuperar. Se trata de un recurso no renovable a escala humana. Empero se antoja que lo del “solarhispano se lo han tomado muy en serio nuestros políticos y las empresas constructoras. Perdonen ustedes era tan solo una manera de hablar, a buena hora se le ocurrió a alguien la frasecita de marras. Por favor consulten el diccionario o regresen a la escuela. Para ellos el vocablo solar tan sólo parece tener un significado: lugar edificable. Dinero para sus bolsillos. Igual nuestros sesudos políticos consideran que tras centurias de búsquedas infructuosas han encontrado finalmente a los “Constructores” de la Patria. Pues va a ser que no, pero ambos tan contentos. 

 

Mientras prensa, políticos y medios de comunicación hablan de los terribles efectos de la erosión del suelo en el sur de Europa, parecen olvidar que el sellado lleva acarreado el mismo efecto.  Personalmente reto a quien recoja el guante a que muestre si actualmente se pierde más suelo por erosión que por sellado. Estoy totalmente convencido de que el último proceso es actualmente mucho más agresivo y pernicioso. Sin embargo este tipo de proyectos no se financiará. No interesa. No mola a los especuladores y a los codiciosos del dinero fácil. 

 

Dejemos nuestros anhelos imposibles. Si queremos un desarrollo sustentable, el sueño americano del centro urbano y un doblamiento anular de naturaleza residencial en círculos concéntricos a su alrededor no es viable en países pequeños y en áreas densamente pobladas. Estados Unidos no tiene ese problema, nuestros vecinos del norte se encontrarán obligados, tarde o temprano, a reorientar sus políticas urbanísticas. Para entones  no quedará un metro de costa sin asfaltar, Felicidades.

 

Quizás estos “nuevos constructores de la patria” cambien la trasnochada tonadilla de las “Montañas Nevadas, Banderas al Viento” por otro de la siguiente guisa “Mares de Asfalto, Insondables Llanuras de Plástico, que Tras Cortar el Último Leño, nos Dejen Ver el Horizonte”. Y mientras tanto unos y otros frotándose las manos, mientras los demás nos rascamos el bolsillo. Españolito que al mundo te trajo Dios, una de estas dos bandas ha de helarte el corazón.

Juanjo Ibáñez

Administrador muy, pero que muy cabreado

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

me ha encantado la forma en que has enfocado este tema (en realidad la única manera que es posible). no sabes cuanto de acuerdo estoy contigo, sinceramente los políticos lo único que les conviene es llenarse los bolsillos de dinero sucio. antes se decía que te quitaban un terreno y te lo vendían sólo por cuatro perras(si no aceptabas te tocaba comprar tu PROPIO terreno por el triple de dinero del que te ofrecen) y para que picaras tedecian que esa era la manera de bajar los precios de las urbanizaciones.. pero la realidad es que los precios sólo suben y nunca han bajado ni bajarán; ahora no tienen escusa y ahí hay una clara currupción. detrás de cada partido político hay una inmobiliaria y más corrupción para variar. y lo peor de todo es que luego van diciendo que hay que respetar el medio ambiente, ahorrar agua(porque claro si no los campitos de golf para cuatro pijos con camisetas de lacoste no van adelante)etcetc.. todo mentiras para que no sea tan evidente que esto es un timo.

A nuestros políticos se les llena la boca al hablar de sustentabilidad, cuando lo único sustentable parece ser su codicia y/o su ignorancia.

Uno que personalmente se siente muy orgulloso de pertenecer al Estado Español, comienza a sentir nauseas de las manipulaciones de su clase política, ya sea a nivel local, autonómico y/o nacional. De los escándalos ya hechos públicos sobre corrupción y especulación del suelo no parece salvarse nadie. Dejemos nuestros anhelos imposibles. Si queremos un desarrollo sustentable, el sueño americano del centro urbano y un doblamiento anular de naturaleza residencial en círculos concéntricos a su alrededor no es viable en países pequeños y en áreas densamente pobladas. Estados Unidos no tiene ese problema, nuestros vecinos del norte se encontrarán obligados, tarde o temprano, a reorientar sus políticas urbanísticas. Para entones no quedará un metro de costa sin asfaltar, Felicidades.Quizás estos "nuevos constructores de la patria" cambien la trasnochada tonadilla de las "Montañas Nevadas, Banderas al Viento" por otro de la siguiente guisa "Mares de Asfalto, Insondables Llanuras de Plástico, que Tras Cortar el Último Leño, nos Dejen Ver el Horizonte". Y mientras tanto unos y otros frotándose las manos, mientras los demás nos rascamos el bolsillo. Españolito que al mundo te trajo Dios, una de estas dos bandas ha de helarte el corazón.Imaginémonos otro escenario menos cruel. Pensemos que los problemas sociopolíticos de algunos países potencialmente competidores nuestros en el sector turístico se solucionen y que los "Tour Operators" comienzan a aconsejar a sus clientes que escojan otros destinos vacacionales. Consideremos que una crisis económica no tan drástica como la anteriormente mentada desanime a los europeos a sufragarse sus vacaciones por falta de recursos. ¿Nos comemos los susodichos campos de golf aderezados con una guarnición de asfalto sobre lecho verde de la hierba de golf? Todos estos escenarios son posibles. Una sociedad basada en un sistema de I + D + i eficiente debiera ser menos agresivo contra el medio ambiente pero también con el sentido común.

[...] poblados. Nos referimos al creciente y alarmante incremento del Sellado del suelo del suelo por la expansión urbana y de infraestructuras. Sobre la temática general de este problema ya hemos escrito diferentes post que relacionamos al [...]

[...] imparablemente en los países ricos, estos siguen perdiendo sus suelos más productivos bajo la expansión del sellado y las infraestructuras. Como corolario,  a los pobres les abducen enormes extensiones para autoabastecerse de alimentos [...]

(requerido)

(requerido)


*