Edafodiversidad y Biodiversidad 2. Concepto de Diversidad

Edafodiversidad y Biodiversidad 2. Concepto de Diversidad

 

El concepto de diversidad es ampliamente utilizado en el ámbito de la ecología, aunque actualmente los especialistas distinguen varios tipos de diversidad biológica (ver nueva galería sobre “Diversidad” Figura 1). El enfoque más común y simple suele asociarse al estudio del número de especies biológicas presentes en un determinado ecosistema, bioma, etc., aunque cada vez se habla más de la diversidad de los recursos genéticos. Otras aproximaciones profundizan en diversos aspectos estructurales de los ecosistemas. En este sentido cabe mencionar que la diversidad es considerada como un atributo de las biocenosis, relacionado con importantes procesos ecológicos (sucesión, madurez, estabilidad, etc.). Así, por ejemplo, para algunos autores, la diversidad parece aumentar en muchos casos conforme transcurre la sucesión ecológica hacia sus estados más maduros, antiguamente llamados “climax”. Adicionalmente, la diversidad suele ser usada como un descriptor de la estructura de los ecosistemas, por cuanto se piensa que es el resultado de la interacción entre sus especies. Aunque el concepto de diversidad parece claro e intuitivo, en la práctica su cuantificación ofrece problemas, como veremos en posteriores contribuciones, y en consecuencia, se han propuesto numerosos índices y modelos matemáticos para su estudio. Por otro lado, el concepto de biodiversidad se encuentra más estrechamente vinculado con el inventario y conservación de las especies biológicas. Una de las definiciones más populares y amplias de diversidad ha sido propuesta por Huston (en su monografía de 1995. “Biological Diversity“), que la refiere en los siguientes términos:

El concepto de diversidad consta de dos premisas primarias y dos juicios de valor insoslayables. Las premisas consisten en las propiedades estadísticas comunes a cualquier mezcla de objetos, con independencia de que estos sean bolas de colores diferentes, segmentos de DNA que codifican diferentes proteínas, especies o cualquier otro rango taxonómico, tipos de suelos, hábitats de un paisaje, etc. Cada uno de estos conjuntos de objetos pose dos propiedades fundamentales: (i) el número de diferentes tipos de objetos (p. ej. especies, tipos de suelos) que se encuentran mezclados en la muestra; y (ii) el número o la abundancia relativa de cada uno de estos objetos. Los juicios de valor son: si las clases seleccionadas son lo suficientemente diferentes como para ser consideradas tipos distintos; y (ii) si los objetos pertenecientes a una clase determinada son lo suficientemente similares para poderse considerar que pertenecen al mismo tipo. Sobre éstos elementos se sustenta la cuantificación de la diversidad biológica.”

 

Así pues, esta definición constata que, (i) a pesar de la resistencia de muchos ecólogos, puede y deben estimarse las estructuras abióticas (geodiversidad en sentido amplio) de los ecosistemas, tanto como las abióticas y (ii) que los juicios de valor son insoslayables, por lo el investigador siempre incluye en sus definiciones algún tipo de subjetivismo.  

 

Mis primeras contribuciones, fueron atacadas por algunos ecólogos y edafólogos (principalmente los edafometras) por cuanto aducían que el suelo es un continuo, por lo que los edafotaxa son unidades artificiales al contrario que las especies.  Ya iremos abordando estos temas, en especial cuando hablemos de las clasificaciones edafológicas y biológicas. Al final, mal que pese a muchos, ni el concepto de especies es tan claro como se pretende, como tampoco su “individualidad-discreta“. Del mismo modo muchas entidades biológicas y ecológicas, como las propias biocenosis tienen fronteras difusas, como en el caso de los suelos (ver también contribución sobre la representación del suelo como sustrato para el desarrollo vegetal). Se suele soslayar que más que el problema del continuo, es el de la adyacencia el que genera dificultades (fronteras difusas y contiguas). En cualquier caso, no existe conflicto alguno en estimar la diversidad de entidades con estas características, y cuando lo hay incumbe tanto a la biología como a la edafología. En consecuencia si se estima en una disciplina lo mismo puede hacerse en la otra. Debe hacerse uso del mismo rasero.

 

Sigue siendo día de navidad y nos aburro más (¡cuan generoso en el administrador!). 

 

 

Juanjo Ibáñez

(el administrador con el síndrome de Peter Pan Navideño)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me gusto mucho lo que esta escrito en ese comentario

Y eso es todo

Me despido

que si me pueden enviar mas informacion

DE QUE EL ESCRITOR ES MUY BUENO AL ESCRIBIR SOBRE EL COMSEPTO DE LA DIVERCIDAD

quiero saber mas de esto me facina

María,

Entra en la página principal de esta weblog cuyop nombre y dirección es:

El título del blog es " Un Universo invisible bajo nuestros pies: Los

suelos y la vida".

La dirección web para poder verlo es:

http://weblogs.madrimasd.org/universo/

Luego en el lado izdo aparece un apartado denominado "carpetas". Budsca una que se llama "Diversidad". Pincha allí y verás muchos artículos relacionados con el tema

Saludos

Juanjo Ibáñez

esta padre

que saquen conceptos de prmisa

Sacar conceptos de premisa

deverian publikar mas cosa sobre diversidad ya ke hay muy poko en internet… y luego no se puede hacer investigaciones sobre esto… como puedo saber mas de esto….

ES MUY BUENA ESTA DEFINICION ME AYUDO MUCHO EN MI TAREA

uwghrugfyervfuebrhvgyugreybgfyubrhybfgdhhbvfhjryehagyvebrlhygbrhyugeyuhfbdyusvjkbbyer555441464561891546821813213815453484864521tngbjkhbfrvhjbfjkenbkfgnufj es mi vocabulario

muy buen concepto sobre la diversidad lo felicito

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*