SOS: La Comunidad Autónoma de Madrid presenta un alarmante estado de desertificación

Como vimos en una comunicación anterior, la definición de Desertificación incumbe a cualquier proceso de degradación ambiental que acaezca en ambientes áridos, semiáridos y seco-subhúmedos. Buena parte de la provincia de Madrid podría incluirse en el último ambiente mentado. Por tanto el deterioro ambiental causa “desertificación en la CAM” ¿Cuál es pues el estado de desertificación de esta Comunidad Autónoma? Aunque no se ha valorado con exactitud, nos aventuramos a afirmar que ¡alarmante! y en constante progresión. Veamos el porqué.

Cuando Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD)  definió este concepto, identificó a los mecanismos desencadenantes de la erosión del suelo como uno de los agentes responsables. De hecho “tácitamente” era uno de los principales, junto con las malas practicas agropecuarias. La erosión se entendía como el único mecanismo de pérdida de suelo. Por aquel entonces, ni las autoridades, ni los propios científicos se percataron que el sellado del suelo por urbanización e infraestructuras, generaba pérdidas alarmantes de los recursos edáficos. Hoy el sellado ya entra en la agenda de muchos investigadores.

 

La CAM puede considerase, en gran parte de su extensión, como un área periurbana en donde el sellado del suelo alcanza extensiones alarmantes y sigue en continua expansión.  ¿Cuánta es la superficie de suelo perdida por este proceso? Aun no se ha valorado. Sin embargo, una autoridad de la CAM comentó no hace mucho tiempo, en el salón de actos del CSIC (si no recuerdo mal), que se consideraba que podía urbanizarse hasta un 40% de su superficie. Si a esta cifra sumamos las extensiones ya afectadas por procesos de erosión,  los valores estimados del territorio desertificación ascenderían mucho más.

 

Más aún como ya vimos también en nuestra contribución anterior, si la contaminación del suelo, es otro proceso desertificador, la superficie afectada aún sería mucho mayor. Sumémosle ahora la proliferación de vertederos (legales e ilegales, inertes o no). Y así sucesivamente (.). Y que decir de los suelos cuya pérdida de materia orgánica por deficientes prácticas agrícolas ven su estructura deteriorada, la cual afecta, dicho sea de paso, a la hidrología, biodiversidad aérea y telúrica, etc., ¿y de las canteras para las extracciones de áridos que destrozan el suelo?, etc. etc. 

 

Resumiendo la CAM se encuentra tanto o más desertificada como otras áreas del sureste español, como también lo estaría la provincia de Barcelona, etc. ¿Por qué los mapas sobre desertificación no lo contemplan así?: craso error. ¡Nos están discriminando!

 

En consecuencia las autoridades de la CAM están en el derecho de calificar injustas y arbitrarías todas aquellas legislaciones y medidas que no contemplen a esta Comunidad Autónoma como una de las que se encuentra más desertificada y cuyos escenarios de futuro son más que pesimistas?

 

Para aclararnos, habrá que hacer un poco de historia. Continuará (.)

 

Juan José Ibáñez

(Ciudadano madrileño indignado por la discriminación que nos afecta)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..