Conservación de Suelos: Una Nueva Perspectiva

Se han escrito ríos de tinta sobre conservación de suelos. Posiblemente sea uno de los temas más abordados en lo concerniente a las investigaciones en Ciencias del Suelo. La conservación de suelos versa sobre como preservar los recursos edáficos con vistas a que no se degraden (contaminación, salinización, etc.) o pierdan (erosión, y ahora el sellado por asfaltización). Se trataba pues de técnicas y prácticas a utilizar con vistas a alcanzar tales fines (abancalamiento, drenajes, alternancia especial Y/o temporal de cultivos, como arar en laderas, etc. etc.). Empero bajo el paradigma agronómico de la edafología, ha primado siempre el productivismo sobre cualquier otro objetivo. Así pues, el uso de este vocablo en edafología difiere radicalmente del que se usa en la biología del medio ambiente: Biología de la Conservación. Empero la demanda social ha cambiado bajo el paraguas del denominado paradigma ambiental que impera hoy en día ¿Necesitamos un giro de timón? La respuesta debe ser rotunda ¡Si! No se trata de cambiar de énfasis, sino de ampliar los horizontes de esta disciplina. El suelo no es tan solo un medio que hay que conservar con vistas a mantener la producción agro-silvo-pastoral. Se trata de un patrimonio natural y cultural que merece ser preservado por sí mismo antes de que extingamos muchas de sus taxones, es decir que sigamos atentando en contra de su diversidad. Analicemos el tema ante la pasividad que están demostrando mis colegas, a pesar de las declaraciones de la UNESCO (conservación de la Geodiversidad) y el propio Consejo de Europa (ver los post con sus enlaces sobre la directiva europea de conservación de suelos, entre los que caben destacar estos últimos: 1, 2, 3 y 4).

Durante mucho tiempo fue razonable la visión clásica productivista.  Evitar la pérdida o degradación del suelo eran fines más que legítimos con vistas a que no decayera la producción de los cultivos (incluyendo a los madereros) y pastos, así como en la denominada gestión hidrológico forestal. Tales compromisos sociales siguen siendo obviamente vigentes e imperativos. Nada que discutir por mi parte sobre tal asunto.

 

Con el advenimiento y auge de los estudios denominados de las funciones y calidad de los suelos, las cosas comenzaron a cambiar. Se trataba de mantener las susodichas funcionales y calidades. Ya sabéis mis objeciones a tales perspectivas (vino viejo en nuevas botellas), como hemos venido denunciando en los post depositados en la Carpeta de “La Calidad y las Funcionales del Suelo”. Ahora pues, aparecen dos líneas distintas por las que cabe aproximarse a la  conservación de los recursos edáficos. Seguramente converjan en un futuro hacia una única disciplina hibridada. 

 

Sien embargo, ya la UNESCO hace unos años y ahora la Estrategia Temática Europea de Conservación de Suelos, descubren que los suelos son parte de nuestro patrimonio natural y cultural (muchas prácticas ancestrales parecen ser óptimas con vistas a la preservación de este recurso, e incluso han generado nuevos taxa: como las Terras Pretas en Brasil o dado lugar a suelos de propiedades inmejorables, en un ambiente dado, como lo son los de las dehesas españolas, montados portugueses, bocages franceses, etc). Más aún, desde hace tiempo también sabemos que los suelos son bloques de memoria  que guardan una valiosa información sobre los climas, la vida y ambientes del pasado.

 

 

 

Del mismo modo nadie duda, aunque tampoco recibe prácticamente atención alguna la biodiversidad del medio edáfico, a veces superior a la que podemos observar y catalogar sobre él. La Convención Internacional sobre Biodiversidad también para olvidarse de facto de este gravísimo hecho que puede poner en riesgo la propia supervivencia de la parte área de los ecosistemas que pretenden defender. Se trata de un modo de proceder que no tiene excusa. Se mire por donde se mire.

 

Como ya os he reiterado en numerosas ocasiones, dada mi formación en el ámbito de la ecología, que ya en 1998 comencé a desarrollar una línea de investigación inédita hasta la fecha en edafología. Se trata del análisis, cuantificación y preservación de la edafodiversidad y biodiversidades edáficas. Todos los post están albergados en la Categoría “Diversidad”.

 

Empero salvo unos pocos colegas estadounidenses, rusos y chinos, la inmensa mayoría de los edafólogos siguen lastrados por su formación agronómica y percepciones productivistas. No se trata de una crítica sino de un hecho bien constatado. Tampoco es mi intención enmendar la plana de puntos de vista alternativos, siempre enriquecedores. Pero lo que sí resulta grave para toda nuestra comunidad científica y el propio futuro de la edafología, es que seamos incapaces de aprovechar la ocasión con vistas a ampliar las fronteras de lo que hoy convenimos en denominar conservación de suelos.

 

 

Fuente: Ver Última Foto

 

Resulta muy comprensible que desde Latinoamérica, o para la propia FAO, la perspectiva clásica siga siendo la imperante. Al fin y al cabo, la producción agropecuaria es capital allí. Lo que se me antoja desconcertante es que desde ciertos países desarrollados, como Canadá, Japón, Australia y especialmente la Unión Europea, no se promueva ninguna iniciativa al respecto.

 

La conservación de suelos debe ir más allá de sus fronteras tradicionales, tanto con vistas a cubrir la demanda de información edafológica actual, como para preservar taxa representativos de la diversidad de los suelos en su estado prístino, al menos en la medida de nuestras posibilidades (el diseño de las redes de reservas naturales de preservación de suelos, cuyos post también fueron incluidos en la categoría “Diversidad”). Los etnoedafólogos ya nos hablan de suelos extintos, mientras que desde América nos llegan los riesgos de extinción de ciertos edafotaxa. 

 

A veces tengo la impresión de que mis colegas están más interesados en la explotación de los suelos que en su preservación, aspecto que o alcanzo a entender.

 

¡En fin! ya lo proclama un dicho popular: ¡Renovarse o morir!  En nuestras manos está.    

 

Juan José Ibáñez

 

Nota importante y reveladora: Buscando en wikipedia en castellano he topado con este artículo que es infumable y corporativista. Al parecer, para su autor, quien no es agrónomo o ingeniero no tiene nada que aportar a la edafología. Penosa y decimonónica visión corporativista de una materia de estudio multi y trans-disciplinar. De nuevo se me da la razón. Y que no se me enfaden los wikipedianos, que cuando tenga tiempo me pondré a aportar temas. Lo que pasa es que parezco un “hijo del agobio”.  Por el contrario quien redacto el tema en wikipedia en inglés lamentablemente para nosotros tenía un poco más de luces, motivo por el que he hecho uso a ese enlace

 

 

Libro Muy recomendado para los que quieran entender la historia

de los paisajes mediterráneos y el “Mito de la Desertificación.

Las fotos de terrazas han sido extraidas de esta monografía

(ver orininal en Galería “Documentos sobre Edafología”)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Junajo, el conservacionismo de suelos, lleva como lastre los limites permisibles que conlleva la fórmula "universal". Pero la aceptación de un limite ha sido inclusive algo imposible de cumplir, como se puede comprobar al revisar lo que significa las pérdidas de suelos por la cosecha de trigo en EEUU, con todo y su centenario Soil Service Conservation. Por otra parte el Dr Dan Yaloom, propone el término Cuidado. Que para mi no deja de ser antropocéntrico. Quizá el término Respeto lo sea menos, pero será conveniente meditar mas sus implicaciones.

Régulo,

No tengo pasión por el vocablo conservación, pero sí se por mis tratos con ecólogos que si lo utilizaramos igual le vendría muy bien a la edafología.

Efectivamente el "Soil Care" podría ser una alternativa. Empero aqui creo que mi querido y gruñón Dan cae en la "acronimofilia".

Mi maestro Antonio Bello (premio EPA) decía que los nombres eranb verborrea. Dicho de otro modo el uso del suelo es el adecuado o el inedecuado. Y punto.

Yo considero que no trato de enmendar la plana a nadie ni sustituir lo agrario por lo ambiental, sino de "ampliar las froneras de lo que entendemos por". El abuso de acrónimos y palabrejas que no dicen mucho porque el término previo no se utilize adecuadamente no conduce más que a la confusión. Pero esta es mi posición. Yop hago lo que hago y me da igual que digan que trabajo en edafología metemática, o en edafología matemática. Dicho de otro modo "el hábito no hace al monje".

Saludos

Juanjo

Juanjo, a riesgo de parecer terco, creo es necesario definir algunos términos. De este lado del charco, cuando he platicado con agricultores y ganaderos sobre los factores de la desertización, he encontrado generalmente receptibidad y hasta preocupación. Desgraciadamente muchos son analfabetos y otros solo medio siguen las instrucciones de otros analfabetos funcionales que son los mercachifles de los agroquímicos y no pocos técnicos agropecuarios. Así Veracruz es un potrero con vista al mar, con mas del 50% de su territorio con pastoreo extensivo cuyos dueños generalmente son viven en las ciudades. A nivel nacional el pastoreo extensivo y el laboreo intensivo son los principales aliados de la desertización.

Por otra parte tenemos algunos conservacionistas a ultransa que no perciben las necesidades sociales y así su inquietudes han llegado hasta contribuir con tratados internacionales y leyes que solo sirven para adornar los estantes de las bibliotecas.

En la actualidad se le da poca importancia al suelo en la relación suelo-planta-animal, ignorándose que la productividad primaria es un reflejo directo de la calidad del suelo y, la productividad secundaria un reflejo de la productividad primaria; razón por la cual no le dan inportancia a la conservación de. suelo

Soy Ing. Agronomo, trabajo en un proyecto sobre conservacion de suelos y aguas en contraparte JICA, Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, Prefectura del Departamento y cuatro Municipios de Chuquisaca Norte, este proyecto se encuentra en el Departamento de Chuquisaca Bolivia, justamente se han tomado estos municipios por quetienen un alto indice de erosion debido a la deforestacion, los terrenos ya no tienen materia organica la produccion es muy pobre y por consiguiente las familias se ven abligados a migrar o tras partes la calidad de vida es muy baja. Asi que nosotros estamos trabajando muy fuerte en estas comunidades que son dos por cada municipio, realizando un trabajo de concientizacion, capacitacion y realizando obras de conservacion de suelos, sabemos que este problema es muy serio y si nosotros no nos ponemos en capaña nos espera un futuro muy triste principalmente para nuestros hermanos del area rural. Distinguidos amigos me gustaria tener mas documentacion sobre CONSERVACION DE SUELOS y si es que ustedes podrian enviarme les agradecere mucho

Ing. Gonzalo Ivan Flores Evia

Sucre-Bolivia Calle Camargo 273

Tel: 64-2-1253 Cel 76111205

Estimado Gonzalo,

Lo que nos pides escapa a nuestras posibilidades. Esto es una weblog o bitácora. Escribimos para divulgar los suelos, sin más medios que nuestra vocación y más remuneración que el agradecimiento de algunos de vosotros.

Tanto los portales de la FAO como el de la UE e incluso el de la USDA, tienen mucha más información que se puede bajar gratuitamente.

Nosotros debemos trabajar y solo podemos dedicar unas horas a esto, recibiendo al dia decenas de peticiones de colaboración que nos es absolutamente atender.

Espero que lo entiendas ya que está fuera de nuestras posibilidades.

Te deseo mucha suerte en tu búsqueda y si necesitas los enlaces a estas páginas puedes encontralos en esta weblog

Mira la "categoría": "Documentos de Edafología + Instituciones + Enlaces" a tu derecha arriba, cerca del principio de la página. Pincha allí y luego sobre cada título que sea de tu interés.

Ánimo y mucha suerte a ti y a toda la comunidad, contáis con nuestra soliraridad. Ojalá pudiera enviaros lo que necesitais.

Juanjo Ibáñez

Queridos Amigos.

me place saludarles a cada uno de Uds, el deterioro de los suelos por una serie de factores es un tema muy preocupante en la región, sin envargo la sociedad no se dan cuenta que el suelo día que pasa se deteriorá más, el cual proboca una disminución de la producción y la calidad de los productos.

A la preocupación de esto, por favor quiero pedirles una bibliografía para la preservación de los suelos de los factores de la erosión, hídrica, eóleca, salisación y otros, quedaré muy agradedo.

Atte. August

querido amigo prucupado justamente por la conservacion de suelo quiero aserle mencion que realice una vicion patrimonio natural, manejo sostenible de bosques, humedo y ecocistema acuatico mejorado grasias tengo 22 años soy tecnico agropecuario en el peru

hay mucha degradasion de sulos lo que me gustaria que se realizara un plan inmediato de conservacion de sulos con practicas mecanicas y agronomicas en todas las areas con aptitud de cultivo con apoyo de los gobiernos y la sosiedad sivil con capasitacion y asistencia tecnica,por que que sera de nuestra tirra si lo dejamos que se herocione cada dia mas y mas.

Don Eduardo es loable vuestra inquietud sobre la necesidad de la conservación de los suelos, pero me temo que necesitamos tener una visión mas amplia, personal y urgente del cuidado de los suelos. Nuestra vida cotidiana puede es muestra de la contribución que hacemos a la preservación o el deterioro de los suelos. Generalmente los villanos alias citadinos, no reparamos por ejemplo que cuando movemos la palanca del escusado, para mandar nuestras excretas al drenaje, contribuimos de manera importante a la contaminación del agua y que esa materia orgánica se las estamos robando a los suelos donde urge su presencia. Así Elckholm en La tierra Que Perdemos dice que Roma mandó por el Rio Tiber la fertilidad de Sicilia. Una de las visiones modernas invaluables es la globalidad del ambiente y que la aparente lejanía de algún deterioro del ambiente, no significa que no dejará de afectarnos, lo mas seguro es que tarde o temprano y en una u otra forma pagaremos el precio.

Disculpa la rudeza, pero espero incremente tu inquietud.

Se y me alegra el interés que se muestra por la conservación de los suelos, sin lugar a dudas es urgente, las medidas a tomar deben ser lo más rápido que se pueda, no debemos detenernos si la tarea es para los agrónomos o especialistas en suelos creo que sobre todo y en estos tiempo debe ser una voluntad dde todos y mas que nada de los gobiernos que son los que deben encaminar el desarrollo económico y social de los pueblos.

Me dirigo sobre todo al especialista Rgudo Len Arteta que sus comentarios los considero muy ceteros y con ampla visión de los fenómenos, desearía comunicarme con usted personalmente si es posible comuniquese conmigo a través del correo. Saludos Doris

los suelos deverian ser mas cuidados no por q’ sin el suelo no hay vida ni para los animales .

Creo que es importante la conservacion de suelos, debemos contribuir a que no se deterioren mas nuestros suelos.

Entrar a este blog es un peligro porque te quedas enganchado con las colaboraciones (todas interesantes, pero algunas tremendamente importantes). Creo que este es el caso con lo que se refiere a "Conservación" -y no voy a entrar a justificar un término u otro, creo que todos sabemos qué está detrás de nuestra preocupación, lo llamemos como lo llamemos-

Lo que a mi como agricultor y "docente de la agricultura" (ese si que es un término marciano) me preocupa, es la tremenda escasez – al menos a corto plazo – de iniciativas agrarias, a nivel de las instituciones, que tengan en cuenta el suelo.

Si que se encuentran algunos intentos bienintencionados aqui y alla. pero en la mayoría de los casos (y hablo desde una región de cultivos extensivos de cereal y patata sobre todo) no solo el criterio mercantilista es el que prima, sino que se ha imbuido al agricultor de una forma de pensar en la cual el suelo es un factor absolutamente ignorado.

A lo mas que llegan los "expertos en agronomía" en lo que se refiere al suelo, es a certificar la falta de este nutriente o el otro -todo ello, recordemos, CON LA UNICA VISION de la cosecha- o a la detección de algún hongo o plaga. A continuación, extienden la receta y a casa.

Y lo mas grave es que, en ocasiones, incluso se encuentra este tipo de funcionamiento entre agricultores ecológicos, porque la falta de conocimiento sobre los procesos del suelo y su interelación con las plantas, es tan grande que se opta por disminuir las agresiones químicas (que no es poco, desde luego) y procurar ser coherente.

Por eso, y ya termino, estoy totalmente a favor de que se divulgue sobre el suelo, sus procesos, su conservación, su mejora y el respeto que le debemos,

necesitamos urgentemente este tipo de inofrmación. Muchas gracias a todos los "hijos del agobio" que seguis en la brecha.

Hermanos que luchan por la defensa y la conservacion de la madre tierra, gracias por seguir pregonando se defensa, proteccion, conservacion y recuperacion. pues es algo que yo he hecho por muchos años, con mis hermanos campesinos, en mi amada Guatemala.

Estimado Juanjo,

Enhorabuena otra vez por una entrada memorable que en dos días va teniendo ya aportaciones importantes de profesionales desde rincones tan apartados del mundo (México, Perú, Guatemala,…).

No estoy de acuerdo con la frase que citas arriba de tu profesor Antonio Bello, quien por otra parte me consta que es un científico de indudable mérito:

Los nombres no son verborrea. Los nombres vienen indicando lo que hacemos y lo que somos. No usar el término Respeto cuando se habla del suelo indica que el suelo no se respeta. El uso tan habitual del término explotación indica que tendemos peligrosamente a explotarlo todo. El cuidado, la conservación, parten del respeto. Debemos ser respetuosos (con todo): Con los suelos, con las palabras y,… con las especies animales y vegetales (este sería también el comentario a tu post sobre taxonomía que quedó ayer sin enviar y que enviaré cuando lo encuentre entre la enorme información del Universo Invisible).

Saludos a todos

Hola Emilio,

Gracias por tus palabras. En lo que respecta a los palabros me has mal interpretado a mi y a Antonio Bello. Una cuestión es llamar a cada cosa por su nombre y otra inventar palabros para decir lo mismo de manera ambigua y generar confusión. Cuidado del suelo (su papa dice que es distinto de conservación: ¡gran aportación a la ceremonia de la confusión!), salud del suelo. ¿los suelos tienen salud?, etc., etc., a eso nos referíamos Antonio Bello y yo.

Un afectuoso saludo

Juanjo Ibáñez

Estimada Doris, disculpa tardanza en mi contestación. Pongo tu disposición mi correo electrónico oluger@yahoo.com.mx.

q bien q alguien se preocupe de la naturaleza

ola m encataria saber sobre la conservacion del suelo su importancia,

pero sobre todo su historia de la conservacion del suelo a nivel

mundial y aki en mexico..

m encantia saber de la carrera de licenciados en administracion de

agronegosios. grasias

ola soy erick de Nicaragua y estoy muy interesado en hacer obras de conservacion de suelo, soy estudiante de ciencias ambientales y quiero profundizar en el tema, por que quiero implementar obras de conservacion en mi comunidad que es 50% agicola y 50% ganadera

ME INTERESA MUCHO SABER A CERCA DE LOS SISTEMAS DE BORDOS PARA APROVECHAMIENTOS DE ESCORRENTIAS PLUVIALES, SI TIENES INFORMACION EN IMAGENES FAVOR DE ENVIARMELAS; TE LO AGRADECERE MUCHO.

Es algo tan elemental y sencillo que muchos, pero muchísimos "gerentes" y/o "dirigentes" opinan sin tener idea real y cierta de lo que es el suelo y la vital e impriscindible importancia de su conservación, al extremo que sólo hacen enfoques majaderos y ridículos.

Considero de vital e impostergable impòrtancia analizar y tratar lo concerniente a la conservación de los suelos, pues son estos los receptores de todo lo bueno y lo malo que hagamos sobre el planeta, de todo, y ovbiamente repercutira directa o indirectamente en nuestra calidad de vida y en la de nuestros coterráneos; en otras palkabras somos los autores de nuestra propia destrucción, y lamentablemente se elegen dirigentes politiqueros baratos disfrazados de políticos y al final es peor el remedio que la enfermedad. Simplemente no hay conciencia y el dinero mata la objetividad, la pureza y la grandeza del hombre.

Excelente el foro. Tanto el artículo como las participaciones de ustedes me sirven bastante en la República Dominicana. Recordemos (porque sé que lo saben) que el manejo y la conservación de los suelos es un problema complejo que requiere soluciones multidireccionales. Las causas asociadas nos invitan a tomar muy en serio factores tales como: cultura, nivel económico, tenencia de la tierra, expectativas creadas por los mercados, el proceso de urbanización de las fincas…

Gracias a todos y todas por este valioso instrumento de discusión.

A su servicio.

Rafael E. Paula

esta bien q alguien se preocupe por nuestra mamapacha

Soy docente de la carrera de agronomia de la USFX, actlamente venimos desarrollando un proyecto sobre seguridad alimentaria en la Mancomunidad Chuquisaca Centro en los muncipios de Tomina, Padilla y Villa Serrano en 6 comunidades. Pero lamentablemente debo manisfestar despues de haber realizado el analisis de suelos correspondiente se ve que los mismos estan totalmente pobres no tienen materia organica % de NPK muy bajo, lo que representan que no exista produccion en sus comunidades por otra parte seguimos con el uso de agroquimicos, esto por recomendacion de algunos malos ingenieros por que todos sabemos los efectos de los mismos sobre el suelo principalmente de la microfauna. Es por estra razon que mucha gente esta migrando a otros lugares y dejando abandanada sus comunidades.

(requerido)

(requerido)


*