Poros del Suelo: Tamaños y Funciones

Como ya hemos venido comentando en otros post, la estructura del suelo y la formación de agregados, a partir de sus partículas texturales y la materia orgánica (incluido el cemento bacteriano), son fundamentales con vistas a una circulación del agua y del aire que favorezca el crecimiento vegetal y de las comunidades biológicas del suelo. La vida, junto con sus cadáveres y excreciones son las que generan que el suelo se comporte como una esponja. De ahí que su compactación (ya sea superficial o en los horizontes profundos), así como la formación de costras y sellos (destrucción de agregados), por la acción del impacto de las gotas de lluvia en un suelo desnudo de vegetación, sean procesos muy negativos en la hidrología de los suelos.  Pero los poros, en función de su tamaño, desempeñan funciones distintas. Como en otros aspectos de la vida, los extremos son negativos. La mejor porosidad la proporcionan, en general los poros de tamaño intermedio. En este post explicaremos el rol de los poros en función de su tamaño.

 

 

 Los Poros del Suelo:

Fuente Wikipedia Español

La información que exponemos la hemos obtenido de una tabla (“Funciones y tamaños de los Poros del Suelo”)  que aparece en un texto que se puede bajar libremente de Internet. Se trata de la tabla 6 del citado documento. Advertimos que este post contiene contenidos muy básicos y esta dirigido a los estudiantes.

 

 Funciones y tamaños de los Poros del Suelo

Fuente: FAO Portal

 

Como puede observarse, diferentes tamaños de poros atesoran diferentes características. Así, por orden creciente de tamaño podemos hablar de distintas formas para retener y/o permitir la circulación del Agua y de interaccionar con la biota:

 

  • Agua Residual
  • Agua de Almacenamiento
  • Agua de Transmisión
  • Poros de Enrizamiento
  • Canal de Lombrices
  • Nidos de Hormigas y Canales

 

El agua residual no permite el desarrollo de la planta. Cuando el suelo no dispone de más agua, por cuanto esta fracción residual es la última que se pierde, se habla de punto de marchitez permanente. El agua de almacenamiento es la que retiene el suelo y es efectiva para la vida, mientras la de transmisión favorece que parte de los poros sean ocupados por aire. Debemos tener en cuenta que, si todos los poros se encuentran saturados de líquido, se impide una buena oxigenación, generándose por tanto, una anoxia muy perniciosa para las plantas. Del mismo modo, con vistas a que sea viable el enraizamiento de los vegetales, se requiere un tamaño de poro un poco mayor.  Las lombrices y otros tipos de bioturbación del suelo, favorecen en drenaje del agua para permitir que el aire entre.

 

 

 

Compactación del suelo subsuperficeial

por el efecto del Arado (FAO Portal)

 

Un desarrollo equilibrado de la vegetación y especialmente de los cultivos se genera mediante una composición adecuada en la que intervienen casi todos los tamaños de poros. De ahí la importancia de la actividad biológica, como hemos podo observar. La pérdida de materia orgánica promueve la destrucción de los agregados y, como corolario, que el suelo pierda esa vital propiedad de esponjamiento. 

 

Es cierto que suelos de diferente textura poseen un potencial diferente de almacenar agua, como puede observarse en la figura inferior. Ahora bien es la porosidad que generan los agregados la que va a determinar, en gran medida, el comportamiento del agua en el suelo.

 

 

Textura, porosidad y retención del agua

Fuente: FAO Portal

 

Así pues cabe preguntase, ¿son los poros tan determinantes en la circulación de agua y la atmósfera del suelo? Efectivamente si son de vital importancia. Sin embargo, y aquí nos topamos con un grave problema, existen otras propiedades más visibles que también son de gran relevancia y que difícilmente pueden simularse en macetas y menos aun en condiciones de laboratorio. Nos referimos a los canales radiculares, las grietas de contracción que se generan en el suelo, y la pedregosidad del mismo. De estos últimos elementos estructurales y texturales (como en el caso de las piedras), ya hablaremos en un próximo post. Más información sobre el suelo la podéis encontrar aquí (FAO Portal): Hidrología, arquitectura del suelo y movimiento del agua

 

La etnoedafología nos muestra bellos sistemas de captación de agua en ambientes bastante áridos. En la siguiente foto se muestra una media lunas alrededor de Acacia recién plantada capturan y detienen el agua de lluvia en manera similar a los surcos cerrados (Dungarpur, India).

 

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

pues es una buena referencia y todo esta muy completo

pongan info mas completa ok bye

quisiera conocer como determinar poros en el suelo de una forma práctica, y como ésto puedo relacionarlo con la cantidad de agua libre o de drenaje que se vacia hacia un caudal natural.

Gracias

los poros del suelo son la cantidad de pequeños poros entre las particulas de las salidas, ocupadas poe el aire de adua, de lo que dependen del tamaño de los poros

EXCELENTE FELICITACIONES

quisiera saber cuales son las particulas que conforman los poros del suelo.

[...] Poros del Suelo: Tamaños y Funciones [...]

es verdad yo estoy preguntando sobre poros y esto no dice nada de como se forman

esta interesante las informaciones

[...] la su granulometría, la cual formando agregados por la acción de la materia orgánica, genera su enorme porosidad compuesta por cavidades de todos los tamaños. Cuanto más arcilla contenga un perfil del edáfico [...]

(requerido)

(requerido)


*