¿Cuantos Tipos de Suelos Hay en el Mundo?; ¿Cuantas Clases de Ecosistemas Hay en el Mundo?

Tras venir de viaje por la Sierra de Ayllón esta Semana Santa, comencé a revisar las notas a los post de nuestra bitácota. Una de las preguntas que me hacía un tal Guillermo era la siguiente “Me dieron una pregunta en el “cole”: ¿cuanto son los tipos de suelos q hay? Se trata de un tipo de preguntas que recibimos muy frecuentemente. Lo peor de ellas no reside en que un maestro o maestra, mal informado, lo incluya en las tareas de sus alumnos, sino que también abundan en el mundo de la ciencia. Del mismo modo nos interrogan con asiduidad acerca de: ¿Cuántos tipos de biomas hay en el mundo?; ¿Cuántos tipos de ecosistemas hay en el mundo? También podríamos preguntarnos: ¿Cuántos tipos de terrorismo hay en el mundo?, o ¿Cuántos tipos de razas hay en el mundo? La respuesta es sencilla: Todo depende del sistema de referencia. Sinceramente, no se si escribo un post para edafólogos o uno de epistemología. Pero hay va nuestra contestación para todos.

 

 

 

Niveles Jerárquicos y número de taxa

De la USDA-Soil Taxonomy

 

Pudiera ser que el pobre Guillermo ande un poco despistado. Empero también que en el “cole” sea el profesorado el que ande descarriado. Considero que se instruye mal al alumno al imponerle tareas de este tipo, por cuanto así no se aprende nada. Con excesiva frecuencia el pensamiento cualitativo es más fácil e instructivo de enseñar y aprender que el cuantitativo.

 

El problema estriba en que por desgracia abundan las preguntas de esta catadura ¿Razón?: ¡No hay respuesta! Existen numerosas clasificaciones de suelos. Si bien dos de ellas se aplican universalmente, la mayoría son nacionales. Cada una de ellas divide o categoriza el mundo de forma diferente, dando lugar a un número distinto de “tipos” Lo mismo ocurre con los biomas, ecosistemas, razas, idiomas, credos, etc. En consecuencia, no es posible dar respuesta si no se informa a la par del contexto, que es estos casos viene generado por la clasificación usada. Sinceramente, nuestros alumnos saldrían mejor formados si ofreciéramos más conocimiento y menos información, sobre todo de esta guisa.

 

En gran medida, el mundo a nuestro alrededor varia de una forma continua, mientras que nuestro lenguaje es más bien categórico o discreto, siendo el contexto el que genera parte del significado. Como ya comentamos en nuestro post:          

 

Clasificando los Suelos Desde la Edafosfera a los Edafotaxa: La Categorización

Categorización, Clasificación y Partición: El Caso de las Taxonomías de Suelos

 

(….) la mente humana necesita cosificar o categorizar. Frecuentemente sobre tales categorías se construye una clasificación, y en algunos casos, una taxonomía. La mayor parte de estas últimas son jerárquicas. Por tanto, ¿como se puede responder a una pregunta tan estúpida y carente de sentido? Suponiendo que a Guillermo le hubieran demandado la tarea mediante una pregunta mejor formulada (más correcta y precisa), como lo sería: ¿Cuántos tipos de suelos muestra la Taxonomía Americana de Suelos? (ver gráfica del encabezamiento), cabría increpar al profesor preguntándole a él, entre otras cuestiones: 

 

·         ¿A que nivel de la jerarquía se refiere Sr. Profesor?

·         ¿A que versión-edición de la taxonomía americana?

 

Las taxonomías de suelos, biológicas, ecosistémicas y de toda índole, son entes dinámicos. Tales constructos se modifican con el tiempo, ya que si no podríamos hablar de progreso científico en la materia. En consecuencia, unos taxa son subdivididos, otros se fusionan, aparecen o desaparecen niveles jerárquicos, etc. Y esto ocurre incluso en taxonomías tan sólidas como las biológicas. Aunque no se lo crean, cuando realicé el análisis comparado de las estructuras formales de las clasificaciones biológicas y edafológicas (ver los post incluidos en la “Categoría Taxonomías y Clasificaciones”, se me olvidó mentar que también realizamos un análisis de dos ediciones diferentes, tanto para el caso de los suelos como en el del taxón biológico seleccionada. Pues bien, contra toda expectativa, se había modificado (en unos 10 o 15 años), más la segunda (un suborden de nematodos fitoparásitos que, de hecho, había sido ascendido al rango jerárquico de orden) que la primera (USDA Soil Taxonomy). Por tanto, tampoco tiene mucho sentido preguntarse: ¿Cuántas especies habitan en el planeta tierra?, aun soslayando que la mayoría de los entes vivos no “encajan” en el concepto biológico de especie (el más utilizado en enseñanza). 

 

Guillermo dile a tu profesora, si es que realimente te ha realizado tal pregunta: que debería recapacitar sobre como las elabora o escoge.

 

Cuando era estudiante de 5º curso de CC. Biológicas, en un examen de ecología, la profesora nos hizo la siguiente pregunta: ¿Una laguna es un ecosistema cerrado o abierto? Mi respuesta fue la correcta: “No existen ecosistemas cerrados por definición”. Por supuesto, la puntuación que recibí por la “maestra” también fue coherente: “un cero patatero”. Intenté convencerla de su error, pero no hubo manera. Y reitero que aquello acaeció en mi último curso de “formación universitaria”.

 

Resumiendo, no nos quejemos de la paupérrima formación de nuestros alumnados, cuando muchos “profes” no saben ni como formular las preguntas correctamente (….)  mal, muy mal asunto.

 

Juan José Ibáñez

 

PD. En el gráfico mostrado, aparecen 11 órdenes por pertenecer a una versión de la USDA-ST antigua. La más reciente atesora más taxa, a este nivel jerárquico (Gracias Salva por avisarme de este error, que resulta de por sí ilustrativo) 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*