¿Cuánto Pesa un Metro Cuadrado de la Capa Arable del Suelo?: ¿Qué es la Densidad Aparente? (por Régulo León Arteta)

Hace algunos post, nuestro administrador, se preguntaba cuanto media un metro cuadrado de suelo, aprovechando su enigmático viaje hoy podemos preguntarnos también, ¿cuanto pesa la misma extensión superficial? Generalmente en las áreas rurales, utilizamos la hectárea como unidad de superficie, dejando las medidas menores para experimentos concretos. Pero a quien caramba, ¿a quien se la va a ocurrir pesar una hectárea directamente? Generalmente suele hacerse uso de pequeñas muestras y un metro cuadrado ya es mucho. En este post pues expondremos un método sencillo de pesar suelos por unidad de superficie. Sin embargo con tal propósito uno debe hacer uso del concepto de densidad aparente en el propio campo. ¿Saben lo que es? Veámoslo.  

¿Pero que es la densidad aparente? R. es el peso de un volumen dado de suelo, donde se incluyen tanto la parte sólida y líquida, además los espacios rellenos de aire a los que llamamos poros.  La mayor o menor cantidad de estos últimos, son los que determinan una menor o mayor densidad aparente. En otras palabras a mayor porosidad, menor densidad aparente, o sea lo que llamamos comúnmente más compactación. Una mayor compactación significa menor permeabilidad al agua e intercambio de gases, espacio para la vida edáfica,   y respiración de las raíces y los restantes organismos vivos del suelo. Algunas plantas son muy susceptibles a la compactación, así la jojoba (Simmondsia chinensis), un planta del desierto mexico-norteamericano y productora de un aceite similar al espermaceti de las ballenas y la palma africana de aceite (Elaeis guineensis), limitan ostensiblemente sus rendimientos cuando hay un pisoteo excesivo.

 

En el caso del  laboreo agrícola, nos puede ayudar a estimar la cantidad de energía que se requiere, por ejemplo, con vistas a surcar o labrar un terreno. Así, la densidad aparente será mayor en un terreno arcilloso muy compactado que en un arenoso suelto. En las áreas de riego, nos permite calcular la cantidad de agua necesaria para humedecer el suelo hasta una profundidad deseada. Lo mismo es válido en lo concerniente a estimar la cantidad de mejoradores de suelos, llamados también enmiendas. Tal es el caso de substancias para el encalado de suelos ácidos, como también debiera hacerse para la aplicación de otros fertilizantes químicos.

 

La densidad aparente (Da) es una de las muchas variables del suelo, que por si sola dicen poco, necesitando tener otros referentes (variables, rasgos; cuantitativos y cualitativos) que nos permitan extraer conclusiones. Una de las propiedades más estrechamente relacionada con la Da es la textura o granulometría del suelo, y así se tienen algunas estimaciones de tal relación, como las que mostramos en el siguiente cuadro.

 

 

Donde la Dr, es la densidad de las partículas sólidas o densidad real; el % de humedad es a: Sat (a saturación); cc (a capacidad de campo) y PMP (a punto de marchitez permanente). CIC es la capacidad de intercambio catiónico, los cationes que suelen estimarse son: calcio, magnesio, sodio, potasio, etc. Los valores de esta tabla deben considerarse tan solo como orientativos o referenciales, por cuanto generalmente cada suelo atesora unas relaciones exactas únicas entre las variables contempladas.

 

La densidad aparente es una determinación de campo, usada cuando se desea conocer el grado de compactación de un suelo, como en el caso de los terrenos donde se sospecha de sobrepastoreo o excesivo laboreo. También se hace uso de esta variable en los tipos de suelos que se desarrollan sobre cenizas volcánicas, con vistas a clasificarlos y manejarlos adecuadamente. Actualmente, existen muchos equipos tanto de campo como de laboratorio, que se relacionan directa o indirectamente con la estimación de la densidad aparente. Así se ha observado que usando un penetrómetro 24 h después de un riego pesado, es posible estimar los rendimientos de alfalfa.

 

Pero la determinación sencilla de campo, nos proporciona de primera mano mucha información valiosa. Esta puede ser únicamente de la capa superficial o bien de los estratos (horizontes) de un perfil de suelos, hasta generalmente un máximo de 2m. Cuando se analiza este último, al diferenciar los estratos picando y golpeando sus “caras” podemos sospechar, que en cuales de los estratos se ubican las mayores compactaciones.

 

Estimaciones superficiales de la densidad aparente en campo: Se comienza por excavar formando un pequeño cubo, el suelo extraído se pasa cuidadosamente a una bolsa para pesarlo; en la excavación se coloca un plástico o un globo, de volumen mayor que el hueco, el cual ha sido llenado previamente con agua  o arena. En el caso del plástico, estos se van agregando poco a poco hasta el borde, en ambos casos adoptaran la forma de la excavación. El nivel máximo del agua o la arena del globo o el plástico estará en función de los bordes de la excavación.

 

Al mismo tiempo se van midiendo estas substancias, para conocer el volumen total de la cavidad. Para el cálculo utilizamos la siguiente fórmula, en donde las unidades son las más actuales del sistema internacional. Mg es megagramo o sea un millón de gramos (una tonelada, o abreviando =t)

 

Da = __Peso del suelo en Mg ­­_

           Volumen del agua en m3

 

Si la densidad aparente sea menor de 1 Mg m-3  tal estima nos informa (a modo de indicador indirecto o subrogado) acerca del potencial del suelo para la fijación de fósforo, que explica la falta de respuesta de algunos cultivos a su aplicación como fertilizante, para lo cual es necesario antes de comenzar todo este proceso se requeriría abordar un estudio más detallado de los suelos.

 

En un perfil el procedimiento realizado se puede llevar a cabo excavando a profundidades estándar, como puede ser  cada 10 o 20 cm. de profundidad. Seguidamente se elaboran gráficas donde se relaciona la profundidad con la densidad aparente.

 

Régulo León Arteta

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*