Secuestro de Carbono Inorgánico de los Suelos: Mapa Mundial de Distribución

a estimación del contenido de la materia orgánica de los suelos resulta de vital importancia, tanto por sus innegables repercusiones sobre las propiedades de éstos, como por su interés con vistas a cuantificar el reservorio actual de carbono y sus potencialidades futuras para secuestrar más CO2 atmosférico. Sin embargo,  no suelen tenerse en cuenta, ni su acumulación en el suelo en forma de carbonatos, ni el secuestro que implican los procesos de meteorización biogeoquímica de sedimentos, rocas y materiales edáficos. Tan solo recientemente, el secuestro de carbono inorgánico de CO2 o SIC (mayoritariamente en forma de carbonatos) ha comenzado a despertar la atención de los expertos. Si comparamos el mapa de secuestro de SIC por los suelos elaborado por el NCRS (abajo) con el ya mostrado para el carbono orgánico (SOC), podremos observar que su acumulación en el medio edáfico es diametralmente opuesta a escala global.  Cuanto más árido es el ambiente, tanto más disminuye el contenido de SOC, aumentando  a su vez el  de SIC. Se consideró en el pasado que la tasa de acumulación de carbono inorgánico por los suelos era muy lenta, por lo que apenas influiría a corto y medio plazo en el clima actual. Sin embargo, los investigadores comienzan a sospechar que tal asunción no se encontraba plenamente justificada. Mientas en los ambientes húmedos son potenciales secuestradores de SOC, los ambientes áridos y semiáridos cumplen una función semejante con el SIC. Analicemos este tema con mayor profundidad. Tengamos en cuenta que sí se corroboran los hechos aquí mentados, deberían cambiarse en muchos aspectos las políticas actuales en materia de sumideros de este elemento.

 

 

 

Mapa de la distribución mundial del carbono inorgánico de los suelos

Se puede bajar de la Web un mapa mucho mayor en pdf

 

El mapa esta basado en la cartografía de los suelos del mundo de la FAO y ciertas variables climáticas. Los valores se refieren al metro superficial del perfil, por lo que como en el caso del que versaba sobre el secuestro de carbono orgánico, se trata de una subestimación del potencial real. Recordemos que hemos abundado sobre el tema del secuestro de carbono en numerosos post editados a finales de 2006, e incluidos en la Categoría: “Biomasa y Necromasa de los Suelos

 

Incluso algunos autores han llegado a encontrar correlaciones negativas entre SOC y SIC a escalas más detalladas con muestreos de campo. Otros alegan que, aunque todavía no se conocen bien todos los procesos implicados, tasas de acumulación en el tiempo, ni se disponen de cifras adecuadas a nivel global en lo concerniente al secuestro de SIC, estas podrían alcanzar el mismo orden de magnitud que las de SOC, o incluso superarlas (me refiero al almacenamiento, no a la velocidad con que se acumula). Muchos edafólogos defienden que, al disminuir los contenidos de SOC, lo hace también la concentración de CO2 de la atmósfera del suelo, disminuyendo por tanto la acidez del agua y como corolario, el lavado de carbonatos. Del mismo modo, bajo estos ambientes, el riego con aguas más o menos carbonatadas parece aumentar más aún las concentraciones de SIC. Estudios realizados en Rajastán (India) detectan que, para el primer metro del perfil del suelo, el 42.25% de carbono se encuentra en forma inorgánica. En el Sureste de la Península Ibérica mi amigo Enrique Barahona y colaboradores han detectado muy elevados contenidos de carbonatos hasta cuatro metros de profundidad, superando con creces  los publicados en la mayor parte de los estudios previos.

 

Por otro lado, un elevado contenido en carbonatos aumenta la tasa de mineralización del SOC, por lo que a igualdad de las restantes condiciones ambientales (incluyendo los usos del territorio), los suelos mediterráneos neutros o ácidos, deberían albergar, por termino medio, más COS que los que ya tienen SIC en abundancia. Urge pues avanzar en las investigaciones sobre el potencial de almacenamiento de carbono, tanto en su forma orgánica como inorgánica, especialmente en los ambientes áridos y semiáridos del mundo. Debemos también considerar que en muchos suelos el SIC se distribuye más uniformemente que el COS e incluso aumenta con la profundidad (horizontes cálcicos y petrocálcicos) a lo largo de varios metros. Para finalizar digamos que la aridez tiende a generar que la razón biomasa subaérea de una planta supere a la aérea, lo que añade aun más intriga a las estimaciones actuales de secuestro de carbono en ambientes en los que se consideraba que eran despreciables.

 

Cabría pues analizar si, en los ambientes áridos y semiáridos, el suelo secuestre más carbono que la biomasa aérea, y además de forma inorgánica. De ser cierto, habría que replantearse el papel de los suelos en ambientes áridos y semiáridos del planeta, cambiando nuestra percepción actual del problema.  Los estadounidenses ya se han puesto a investigar seriamente esta cuestión, mientras que en Europa aún andamos estudiando tan solo el SOC de los 20 o 30 cm. superficiales del suelo, lo cual como ya hemos visto en varios post, resulta a todas luces injustificable, más que insuficiente.

 

Recordemos que tales ambientes áridos y semiáridos, ocupan extensísimas zonas del planeta por lo que de corroborarse algunas de las conjeturas que se barajan actualmente, su potencial para el secuestro de carbono podría ser enorme. Otra cosa  bien distinta es cuanto almacenan actualmente y que capacidad les resta para seguir haciéndolo. Aquí personalmente albergo dudas que considero razonables. Habrá que esperar a que los yanquis finalicen sus estudios. Tan solo entonces eb el viejo conteniente pondremos el tema de moda, a excepción de Barahona y unos pocos más que se percataron del asunto hace más de diez años.  De hecho pedimos un proyecto a principios de la década de los 90 que fue obviamente rechazado (no lo había probado el Tio Sam). Pero Enrique perseveró y sus datos están publicados en Geoderma (2003)

 

Juan José Ibáñez

 

¡¡¡¡¡Tito Barahona!!!! ¿Por qué no te animas a escribir unas líneas en esta humilde Weblog? ¿Qué? ¡Vale, vale!, no empiezo otra vez. Esta claro que mi voz clama en el ¡¡¡desierto!!!

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

tengo un proyecto de una comunidad kichwa que quiere tener un contrato por secuestro de carbono en el oriente ecuatoriano, una compensacion por no tocar el bosque. favor enviar un correo para contactarnos y hablar con quien interese esta propuesta

Muy buen artículo, sin embargo no estoy seguro o no entiendo muy bien, porqué la cuantificación del carbono orgánico a los primeros metros del suelo es injustificable o insuficiente, ya que se supone que los primeros horizontes del suelo son los que poseen mayor dinámica en cuanto a las características edáficas, climatológicas y en cierta medida indican de mejor manera la conductividad eléctrica en el suelo, la capacidad de retención de agua y por lo tanto de muchas otras cosas más.

Si se supone que es mejor la cuantificación de un estado dinámico del suelo que el de un estado estático, no sería mejor conocer esas tasas de retención de carbono? ya sea COS o SIC.

También es cierto que conociendo las características de densidad aparente (con las que se conoce porosidad) y el porcentaje de partículas minerales del suelo de mayor diámetro a 2mm. conjunto a las pruebas de Wankley-Black para carbono total en el suelo, se puede estimar esta cuantificación de COS, sin embargo me surgen dudas de otras metodologías propuestas. Me gustaría que me explicara un poquito acerca de todo esto.

Gracias

David.

David,

No logro entender nada de lo que quieres decir. Existe una galería en este blog sobre biomasa y necromasa del suelo en donde hay más de 10 post en los que se habla del secuestro del carbono orgánico. Lo que se trata aquí es de ver el almacenamiento y el potencial secuestro de carbono, ya sea en forma orgánica o inorgánica por los suelos. Este post va por la segunda vía, mientras qyue la mayor parte por la primera.

Como no seas más explícito………

Saludos

Juanjo Ibáñez

hola soy una nena de 12 años y me pregunto ¿Por qué nos contaminamos nosotros mismos?

si con un poquito podemos lograr muchas cosas.

Es que nadie se lo propone.

yo siempre pregunto en la escuela por que contamiamos tanto pero nadie me sabe contestar.

María De Los Ángeles Mora

martes 30 de Septiembre de 2008

Neuquén, Argentina

[...] Secuestro de Carbono Inorgánico de los Suelos: Mapa Mundial de Distribución [...]

[...] borricos y algunos colegas holgazanes si deseamos saber el carbono orgánico  (por no hablar del inorgánico) que almacenan los suelos, debe considerarse la totalidad del solum. Todo lo  demás es tirar el [...]

[...] ofrecidas alcancen o superen las del almacenamiento de carbono orgánico, como ya os anticipamos en este post, ¡hace ya más de siete años!. Volvemos a dar en la diana, no por ser más listos que nadie, sino [...]

(requerido)

(requerido)


*