El concepto de Edafodiversidad en Wikipedia: Lo que Citizendium nos Depara

Hoy recibía, vía Google Alerts la noticia que la definición de edafodiversidad (“pedodiversity”) había sido incluida en Wikipedia (en lengua inglesa). Tras leer el capítulo no sabía si reír o llorar. Hoy me hado por la primera opción. Supongo que en otros campos de la ciencia, sería muy difícil inferir quien fue el autor. Empero trabajando sobre una línea de investigación tan reciente, y a sabiendas de que aun tan solo unos pocos han investigado sobre el tema, mientras otros tantos se han empeñado en obstaculizar la publicación de sus resultados, podría deciros quien es el autor, o al menos el promotor de la iniciativa. Resulta que tal aportación proviene de uno de los que obstaculizan, no de los que crean. Y como ya anuncié en un post precedente acerca de mi opinión sobre el futuro de ambas enciclopedias de la Web (Wikipedia versus Citizendium: En defensa de la Participación Ciudadana o el Temor al Imperio de las Masas), es un palmario ejemplo de que la Academia es excesivamente competitiva, arrogante y a menudo fulera. Sinceramente y aunque parezca mentira no está preparada para este tipo de empresas colectivas, y menos aun desinteresadas. Se trata de una clara y manifiesta prueba de mala praxis científica. Se corrobora por tanto no sólo la opinión, sino todos y cada uno de los argumentos que esgrimí en aquel post. Citizendium, en caso de tener éxito, será un combate a muerte en el que la búsqueda de la notoriedad primará sobre la objetividad, justamente porque la moral de la Academia lo fomenta, más que lo permite. Veamos de qué hablo.

 

 

 

Relaciones entre edafodiversidad y otro tipo de diversidades

Después de Jonathan Phillips  (1999), y modificado por Ibáñez

 

¡Como no! Se trata de uno de los capos de la Comisión de Edafometría (Pedometrics) de la UISSS. De esta banda o escuela invisible (y sus criterios de autoridad) ya os he hablado en numerosos post. Tan solo hace falta teclear “edafometras” en el buscador interno de esta bitácora y podréis leer acerca de su talante, así como la controversia que suscitaron sobre los estudios de edafodiversidad. Su mala praxis llega hasta el punto de intentar torpedear esta línea de investigación para a la postre arrogarse al mismo tiempo su paternidad de un modo ignominioso. Esto sí que es “nadar y guardar la ropa”. Aunque no os lo creáis, por desgracia, es una actitud bastante frecuente en el mundo de la ciencia.  Pues bien, para los que sepáis suahili, es decir la lengua del imperio, aquí esta el concepto de “pedodiversity” que A.McB o uno de sus más estrechos colaboradores ha escrito sobre el tema. ¿Qué por que sé quien es? Sencillamente porque utiliza las mismas expresiones y porque (…..)

 

Durante el Simposio sobre Edafodiversidad, celebrado en el Congreso Mundial de Suelos de Filadelfia (2006), había sido invitado a impartir la charla inaugural. Con anterioridad, al leer los resúmenes de las contribuciones que se iban a presentar, había detectado uno bastante tendencioso escrito por un sicario del “innombrable”. Opté por el ataque directo y les lancé una buena diatriba, hablando de mala praxis científica al tratar sobre la paternidad del concepto. Una vez iniciada mi intervención A. McB entró en la sala. Yo no cejé en mi ataque, por lo que al terminar estaba más que cabreado. Eso si, para ser editor de una de las revistas más importantes del mundo en el ámbito de la edafología, debe ser algo cobarde, por cuanto no abrió la boca ante el público. Eso sí, al salir de la sala tuvimos una buena bronca (sin gritos, eso sí) y ante mi cara de cachondeo se puso aún furioso. Luego me espetó que los índices que utilizábamos no contemplaban el “contraste taxonómico”. El navegante que decida leer el concepto de pedodiversity en Wikipedia, observará una primera parte, que es un “puritito” refrito de un artículo y una nota previos del “innombrable”, así como un párrafo final sobre el contraste taxonómico ¡Blanco y en botella! Sobre el tema del contraste ya hablaré en otro post.  Merece la pena.    

 

Ya he dicho que, tecleando edafometras en el buscador interno, podréis leer abundante información sobre nuestra polémica. Tan solo mencionar aquí los puntos principales de esta agria disputa.

 

  • Efectivamente el tal Ibáñez es este presentable administrador de la Bitácora Universo Invisible bajo nuestros pies.
  • Lo único que hizo el tal McBratney en 1992 (aprovechando la cumbre de Río) fue aplicar el neologismo acuñado en biología poco tiempo antes, y cambiar lo “bio” por lo “pedo”.
  • Ibáñez había publicado ese mismo año (1992) en el acta de un congreso  una contribución que llevaba el vocablo edafodiversidad sin darle mayor importancia, por cuanto un neologismo no aporta nada a la buena ciencia
  • Dos años antes del susodicho trabajo de McBratney, es decir de 1992, Ibáñez y colaboradores habían publicado también en Catena (1990),  un artículo en el que introducía por primera vez los índices que menciona el autor del capítulo de Wikipedia.
  • En el susodicho trabajo de 1990 no utilicé el vocablo “pedodoversity” por cuanto el manuscrito fue escrito en 1988, es decir el mismo año (más o menos) que Wilson propuso el neologismo (biodiversidad) en un foro político. Por aquel entonces, los ecólogos no utilizaban el termino de marras en el ámbito de la ecología (pinchar biodiversity en el enlace de Wikipedia mentado y podréis comprobar que se trata de un neologismo, etc., etc).
  • Así pues McBratney  tal solo ha aportado tal neologismo a una literatura que ya sobre pasa las 150 contribuciones sobre el tema (incluyendo capítulos de libro). ¿Porqué pues el autor del reiterado capítulo de Wikipedia lo considera como el padre de la criatura (¿?)
  • Otros edafólogos, como por ejemplo Jonathan Phillips (aparte del tal Ibáñez), han aportado mucho a desarrollar y operacionalizar el concepto de edafodiversidad. Por su parte McBratney ha sido muy crítico con el mismo.
  • Varios edafometras son editores de revistas de edafología de gran prestigio, poniendo todas las trabas del mundo para la publicación de las investigaciones llevadas a cabo en la materia por sus colegas.

 

¿Un neologismo tiene más valor que la ciencia misma? ¿No domina pues el continente sobre el contenido? ¿no estamos convirtiendo la ciencia en “puritito marketing? Resumiendo, si estos son los valores de objetividad científica que defienden los sacerdotes de la ciencia que venga Dios y lo vea. Obviamente, en su momento, tras hablar con Jonathan, decidiremos si responder o simplemente pasar del “innombrable” y seguir intentando hacer buena ciencia (en la medida de nuestras posibilidades), que es lo que cuenta y por lo que nos pagan.   

 

 

No se engañen, esto es lo que Citizendium nos depara, aflore o no a la superficie. Al menos Wikipedia permite, como dijimos en aquel post, corregir y enriquecer los conceptos desde diversos puntos de vista, al margen de la arrogancia y competitividad enfermiza de muchos científicos ¡Qué pandemia!

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Tranquilo hombre, el tiempo lo pone todo en su lugar.

Un ejemplo: justamente en el último número de GEODERMA, de quien el innombrable es editor, hay un muy buen artículo sobre edafodiversidad de Jonathan Phillips que cita, nada más y nada menos, 7 de tus trabajos sobre el tema (los pongo abajo):

Ibáñez, J.J., 1994. Evolution of fluvial dissection landscapes in Mediterranean environments: quantitative estimates and geomorphic, pedologic, and phytocenotic repercussions. Zeitschrift fur Geomorphologie 38, 105–119.

Ibáñez, J.J., Ballexta, R.J., Garcia-Alvarez, A., 1990. Soil landscapes and drainage basins in Mediterranean mountain areas. Catena 17, 573–583.

Ibáñez, J.J., Boixadera, J., 2002. The Search for a New Paradigm in Pedology: A Driving Force for New Approaches to Soil Classification. European Soil Bureau, Research Report, 7, pp. 93–110.

Ibáñez, J.J., Caniego, J., San Jose, F., Carrera, C., 2005a. Pedodiversity-area relationships for islands. Ecological Modelling 182, 257–269.

Ibáñez, J.J., De-Alba, S., Bermudez, F.-F., Garcia-Alvarez, A., 1995.Pedodiversity: concepts and measures. Catena 24, 215–232.

Ibáñez, J.J., De-Alba, S., Lobo, A., Zucarello, V., 1998. Pedodiversity and global soil patterns at coarse scales (with discussion). Geoderma 83, 171–192.

Ibáñez, J.J., Ruiz Ramos, M., Zinck, J.A., Brú, A., 2005b. Classical pedology questioned and defended. Eurasian Soil Science 38, 575–580.

…mientras que del innombrable, que se atribuye la paternidad del concepto, solo cita un paper que ni siquiera es el "famoso artículo" que usa para atribuirse la paternidad del concepto:

McBratney, A.B., 1998. Some considerations of methods for spatially aggregating and disaggregating soil information. Nutrient Cycling in Agroecosystems 50, 51–64.

Eso si, para no quedarse atrás, A.McB y su más cercano colaborador han puesto una Short communication en este mismo número y en el que, como no podría ser de otra forma, se proclama a Alex como el padre de la edafodiversidad.

Así, que don’t worry, trabajos como los de Jonathan son los que irán poniendo las cosas en su lugar.

Yo te animo a que hagas una entrada en Wikipedia en español, sobre tu concepto de edafodiversidad.

Saludos,

José A. Rodríguez.

Hola José Antonio,

Si tranquilo estoy ya que solo su Comisión de Pedometrics le apoya y en esta solo está representado un pequeño número de edafólogos matemáticos. Pongo fundamentalmente ejemlos míos, ya que otros coleguas se sienten incómodos de explicar sus problemas.

Lo de este editor es tremendo y poco a poco iré sacando sus miserias. Por ejemplo, desde que entró como editor cayó drásticamente el número de trabajos de otras disciplinas para dispararse la de su "lobby". Pero ya ha cansado a muchos coleguas que no tienen que ver con la edafodiversidad por sus arbitrariedades.

Ahora bien me ha retrasado algunos papers durante años y cuando los enviaba a otra revista de interés de Elsevir me los devolvían diciendo que debían publicarse en Geoderma. Y vuelta a empezar.

Ya iré abundando en algunos temas vergonzantes e insisto sé que es algo demasiado habitual en Ciencia y es lo que quiero denunciar.

Sobre Wikipedia efectivamente tendré que hacer algo en castellano (y lo llevo pensando mjucho tiempo). Lo que ocurre es que este blog me lleva tanto tiempo que si dedico más a otros temas del ciberespacio, no investigaría y eso tanpoco puedo permitírmelo.

Un abrazo

Juanjo Ibáñez

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..