¿Vida Inorgánica en el Cosmos?: La Fuerza de la Autoorganización de la Materia

Hoy, 20 de agosto de 2007, el Boletín de Noticias mi+d recoge una noticia que de corroborarse pudiera tener repercusiones espectaculares para la comprensión de cómo surgió la vida en el Universo. La nota original apareció en  el ABC Periódico Electrónico S.A., bajo el título de “Hallan en partículas inorgánicas de polvo espacial todas las propiedades de la vida”. En contra a lo que suele ser la norma es decir, titulares de reseñas pomposos, imprecisos y poco rigurosos, esta vez parece ser que los periodistas se han quedado cortos. La verdad es que, a la espera que David Barrado, en su  espléndido Cuaderno de Bitácora Estelar tenga a bien ampliarnos la noticia, realizaremos una breve reseña de la misma. Afortunadamente, el artículo original ha sido publicado en  el «New Journal of Physics» que resulta ser una Revista en Open Access, por lo que puede bajarse libremente de internet para los que tengan conocimiento de la lengua del Imperio, es decir suahili. Recomiendo a todos ellos su lectura. Básicamente, el descubrimiento nos informa que se han detectado procesos de autoorganización de la materia en su estado de plasma, que dan lugar a estructuras tan complejas como el DNA, es decir con capacidades de autorreplicación, reproducción, etc. Los expertos en ciencias de la complejidad venían buscando algo semejante desde hace algunas décadas. Yo mismo, trabajando con suelos, y ahora también sobre constructos mentales, insisto en que las propiedades de autoorganización de la de la materia “inerte” son tan impresionantes que cabía esperar esta posibilidad. De corroborarse tal hallazgo, abriría nuevas vías de encontrar “vida inorgánica” en el cosmos, entre otras muchas líneas de investigación novedosas. Pero veamos que nos dice la noticia para seguidamente daros el enlace al artículo original.  

 

 

Un Cosmos Fractal

 Pensaba hoy descansar, para concentrarme más en la redacción de dos artículos científicos, pero no ha podido ser. La actualidad manda. Extraigamos algunos de los párrafos más interesantes de la reiterada noticia.

 

¿Puede la vida extraterrestre florecer a partir de pequeñas partículas inorgánicas de polvo interestelar? Un descubrimiento, cuando menos, intrigante: una serie de estructuras procedentes del espacio exterior que, a pesar de no estar basadas en el carbono, tienen características muy parecidas a las mostradas por las moléculas orgánicas que aquí, en la Tierra, dan sustento a la vida.

 

El hallazgo, aparecido en la revista «New Journal of Physics», sugiere la inquietante posibilidad de que puede haber otros «ladrillos» de la vida completamente diferentes a los que nosotros conocemos (…) Los únicos ejemplos de seres vivientes que conocemos, (…) son indiscutible y únicamente orgánicos. (…), compuestos de carbono. Por eso, la sola idea de que partículas inorgánicas de polvo puedan «prender» por sí mismas la «chispa vital» en el espacio, es algo que va incluso más allá de los organismos de silicio propuestos por algunas autores de ciencia ficción. (…)  eso es precisamente lo que acaba de descubrir un equipo internacional de investigadores (…) polvo espacial que, bajo las condiciones adecuadas, pueden organizarse en estructuras que recuerdan mucho a la famosa «doble hélice» de nuestro ADN. (….) han comprobado, además, que esas estructuras son capaces de interactuar unas con otras de formas que habitualmente son propias de los compuestos orgánicos y de la vida misma. .Encabezados por el ruso V. N. Tsytovich, los científicos han estudiado a fondo el comportamiento de estas complejas aleaciones de materiales inorgánicos en un plasma, el «cuarto estado» de la materia además del sólido, el líquido y el gaseoso, en el que los electrones se desprenden de sus átomos y viajan libres, dejando tras de sí un reguero de partículas cargadas.


Desde hace ya años, los físicos pensaban que en estas «nubes» de partículas debía existir algún signo, por pequeño que fuera, de organización. (…) Utilizando un modelo informático de dinámica molecular, los investigadores han demostrado que las partículas aparentemente «libres» en un plasma, obedecen, en realidad, los principios de la auto organización, siempre y cuando las cargas electrónicas se separen y el plasma esté polarizado (…)  Cuando se cumplen estas condiciones, las partículas se unen unas a otras, formando una especie de «hilos» en forma de (…) de estructuras helicoidales. Algo que recuerda inmediatamente a la doble hélice del ADN. Estas pequeñas «trenzas», cargadas eléctricamente, se unen entre sí, pegándose unas a otras. (…). Estos hilos trenzados se atraen y se asocian unos con otros, y además experimentan una serie de cambios que, por lo menos hasta ahora, se creían exclusivos de las moléculas biológicas, como el ADN o las proteínas. Como por ejemplo la capacidad de dividirse, o bifurcarse, formando dos copias idénticas a la estructura original. Copias que también pueden interactuar, e inducir cambios en sus vecinos próximos, y evolucionar hacia estructuras cada vez más complejas y estables.


Entonces, ¿están o no vivas estas sorprendentes estructuras de polvo interestelar? «No cabe duda -dice Tsytovich- de que exhiben todas las cualidades necesarias para ser calificadas de «materia inorgánica viviente». Son autónomas, se reproducen y evolucionan». Y añade que las condiciones de plasma recreadas en laboratorio son muy comunes en el espacio exterior.

 

J. Manuel Nieves

 

El título original de este artículo es (pinchando por en el título os podéis bajar el artículo entero).

 

Tsytovich, V. N., Morfill, G.E., Fortov, V. E., Gusein-Zade, N.G.,Klumov, B.A. and S V Vladimirov, 2007. From plasma crystals and helical structures towards inorganic living matter. «New Journal of Physics, New Journal of Physics 9 (2007) 263

 

Lo he ojeado y la reseña periodística no exagera en demasía. Lo dicho, de ser corroborado, daría lugar a convulsiones en distintas ciencias, tales como la física y la biología. Como ya conozco al personal, se que a los biólogos no les hará mucha gracia, ya que de nuevo algo realmente relevante, va a parar al acerbo de los físicos (jejeje, y eso que soy biólogo). Si ya mis modestísimos artículos se les atragantan cuando les sugiero que no existe nada de especial en los ensamblajes biológicos que no atesoren los suelos (como entes abióticos), imaginaros con este presunto descubrimiento de enormes repercusiones potenciales. Lamentablemente no soy experto en la materia, por lo que no puedo juzgarlo con rigor. Simplemente me gustaría que se corroborara, pero eso es ya materia de gustos, no de ciencia.  


Ya Hebert Spencer vaticinó a principios del siglo XIX, antes que Darwin nos hablara de su teoría de la evolución de las especies, que la materia, ya sea orgánica o inorgánica, tiende a autorganizarse con en tiempo hacia niveles de mayor complejidad. Tal proposición fue con  posterioridad penosamente popularizada como la “Ley de Dollo” (cuando no pasaba de ser una mera conjetura). Siempre me fascino tal idea, y ya en 1990 escribí un breve ensayo titulado:

 

Ibáñez,J.J. 1990. Hacia una teoría unificada de la evolución: Un Homenaje a Hebert Spencer.  Crítica, 776:  35-37.

 

Claro está que, tras leer más acerca de este personaje, comprendí que era un precursor del darwinismo social y facha, a demás de un racista de primera línea. Y digo esto simplemente para que algunos entiendan que se trata de una idea que el hombre ya tenía in mente antes de que a lo mejor pueda pasar a formar parte del corpus doctrinal de la ciencia contemporánea.  Ya os hablé de estos brevemente de estos temas en otros post como este, este y este. Tal descubrimiento, reitero que de ser cierto, si podría dar lugar a un cambio de paradigma en ciencia.

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

GRACIAS JUANJO, EL QUE TRABAJES AHORA EN VERANO ES UN LUJO AMPLIFICADO POR EL HECHO DE DISPONER DE MÁS TIEMPO PARA LEERTE

Mucha es la responsabilidad que me das, Juanjo. Primero porque estoy desbordado con trabajo y me marcho de vacaciones en unos días. Por otra parte, prefiero ser muy cauto con aquello que se haya fuera de mis áreas de experiencia. Como decía Wittgenstein en el Tractatus: "Wovon man nicht sprechen kann, darüber muß man schweigen" (De lo que no se puede hablar hay que callar).

Pero prometo intentarlo … D

Gracias Diotima y Gracias David. Obviamente es un tema que te afecta en cierta medida y en otra no. Sin embargo decir "algo" creo que meperec la peno porque nuna de dos (i) o se habían atiborrado de vozca hasta la médula o (ii) es uno de los descubrimientos más asombrosos del que oódo hablar. Afortunadamente como es una experiencia de laboratorio se sabrá relativamente pronto. Me parece incluso demasiado fuerte como para un fraude. Claro esta que algunos por dos minutos de gloria (….). Esperemos que no. No si al final David Bohn (post sobre filosofía cuántica) podía llevar hasta razón.

Un abrazo

Juanjo

Hoy es el día de las buenas noticias, tu me das una con este post y la otra es la del aprovechamiento de la energía de las olas marinas.

Muchas gracias

Dirigido al doctor Juan José Ibáñez

Le mando este mail pidiéndole una forma de contactarme con usted.

Yo soy recién egresado de la carrera de ingeniero agrónomo de la universidad de Guadalajara en México. En estos momentos estoy colaborando como auxiliar en un proyecto para una central hidroeléctrica. En la coordinación de suelos, el responsable de esta coordinación es alguien reconocido y con mucha experiencia en el área de suelos pero más bien con un enfoque agrícola. Es por esta razón que en la primera etapa de este proyecto al valorar los servicios proporcionados por el recurso edáfico los impactos se fueron al fondo, al valorar el uso potencial resultaron tierras de las últimas clases. Le pido información, apoyo para aterrizar un poco en lo que respecta a la valoración ambiental, del recurso suelo: fuentes bibliográficas, estudios o artículos que me pudiera facilitar.

Javier,

Aunque las borro recibo muchas peticiones que es imposible atender para una sola persona. En cualquier caso entra en la pestaña de arriba de los post, en donde pone contacto y me envías un mail privado comentando "explítiamente" que es lo que deseas. Intentaré ver si puedo ayudarte o comentarte que conectes con algunos de los coleguas que tengo en México por si pudieran ayudarte.

Un cordial saludo

Juanjo Ibáñez

Hola, Juanjo y bloggers.

Por fin encontramos una teoría científica para explicar las motas de polvo inteligentes que aparecen en las fotos!

Ya decíamos que haberlas, háilas!

Llevamos varios años investigando el fenómeno con miles de fotos y experiencias y hemos concluido que son seres vivos muy inteligentes Y SABIOS.

Si quieres, puedes leer nuestras experiencias:

http://www.telefonica.net/web2/franciscochacon/esferasdeluz.htm

Dinos qué os parece.

Me entero por este blog de la noticia. Soy filósofo y no puedo opinar con fundamento sobre un descubrimiento de la ciencia, aunque es un tema que me viene preocupando -el del origen de la vida- desde hace mucho tiempo.

Lo único que ahora quiero decir es que, a mi modo de ver, una cosa es el descubrimiento del hecho científico y otra cosa es la teoría exoplicativa del mismo. Dando por cierto el hecho – no sé si a estas fechas se ha confirmado o no – lo interesante, creo, es establecer las claves explicativas de tal hecho: ¿cómo es eso posible, que en el mundo inorgánico se encuentre una organización similar o paralela a la del mundo de la vida?. Lo digo, no para criticar a nadie, sino más bien para estimular a quien pueda hacerlo, que intente una investigación en el sentido de explicación teórica. Creo, en general, que la ciencia moderna se queda muchas veces en descubrimientos de hechos y menos veces en establecer teorías explicativas.

Lorenzo,

Digamos que es una conjetura que parte de un modelo de simulación. La autoorganizaciñon de la materia se estudia mediante las ciencias de la complejidad. Se opina (pero no es una teoría corroborada) que la vida podría ser una conscuencia ievitable de la tendencia al incremento de la complejidad de los sistemas complejos (también denominados de otras formas como estructuras disipativas, etc.). Pero este post tenía dos razones de ser. Una justamente que nadie haga caso de la noticia cuando los autores proponen caminos para ir avanzando en una dirección concreta para corroborarla.

La segunda razón es filosófica (pero en el sentido de la filosofía de la ciencia) y viene explicada en este post que era posterior.

http://weblogs.madrimasd.org/universo/archive/2007/08/25/72534.aspx

Saludos

Juanjo Ibáñez

Tu blog es muy interesante.

Pero me resultan muy molestos errores ortográficos groseros. Donde dice "ojeado", debería decir "hojeado".

Of course, what a fantastic website and illuminating posts, I will bookmark your site.Best Regards!

[...] ¿Vida Inorgánica en el Cosmos?: La Fuerza de la Autoorganización de la Materia [...]

(requerido)

(requerido)


*