Los Retos de la Hidroedafología

En el post de ayer hablamos de la emergencia de una nueva subdisciplina denominada hidroedafología. Quizás resulte prematuro que redacte unas líneas sobre sus retos, y menos aun antes de exponer las bases del posible paradigma que la respalda. Hablamos de la Zona Crítica Terrestre. Sin embargo, ya primera vista, creo detectar dos problemas de envergadura. Uno de ellos concierne al análisis de las escalas espacio-temporales que contempla. Pero el segundo me preocupa más: el énfasis excesivo de varios documentos iniciales sobre el uso de las funciones de edafotransferencia. Veamos de qué hablo.

 

 

 

La hidroedafología y las escalas de espacio

y tiempo Fuente: Lin en Vadose Zone Journal

 

Desde un punto de vista conceptual y metodológico, el intentar abordar estudios desde escalas microscópicas (y breves lapsos de tiempo) a la global (asociada en muchos aspectos con procesos temporales muy prolongados) se antoja como dar un gran salto en el vacío, especialmente si tenemos en cuenta el papel a desempeñar por la física de suelos y la edafología clásica. El problema de la transferencia de información entre escalas espaciales y temporales muy distantes afecta a numerosas ramas del conocimiento científico, no solo a la hidroedafología. Debemos reconocer que, desde un punto de vista intelectual, se trata de una aventura fascinante, aunque harto dificultosa. Si hasta ahora nadie ha encontrado un procedimiento satisfactorio (salvo que las estructuras y procesos a analizar obedezcan a leyes de escala claramente formalizadas, como lo son los fractales y multifractales), habrá que esmerarse mucho, por decir algo. En cualquier caso, se trata de objetivo que afecta a la mayor parte del aparato modelo teórico (aun en su infancia) que subyace al concepto de Zona Crítica Terrestre (ECZ, en su acrónimo anglosajón) por lo que ya lo abordaremos a su debido tiempo.  

 

 

La hidroedafología y las escalas de espacio

y tiempo Fuente: Lin en Vadose Zone Journal

 

El segundo problema me preocupa más aun, por cuanto siendo más modesto, me induce a pesar que los arquitectos de esta iniciativa no se han percatado de varios problemas que afectan a la edafología tradicional. Me refiero más concretamente al uso de las denominadas funciones de edafotransferencia (PTF en su acrónico anglosajón: pedotransfer functions). ¿Por qué? Uno de los diversos males que padece la edafología actual es intentar la búsqueda de varios Santos Griales, es decir quimeras. Uno de ellos resulta ser el diseño de un índice de calidad de suelos apto para ser aplicado a cualquier edafotaxa y ambiente. El otro es justamente el de intentar obtener funciones de edafotransferencia (especialmente en el ámbito de la física de suelos) de la misma guisa. Ya hablamos de estos temas en algunos post, de los cuales los aquí enlazados son una muestra. Con vistas a no extendernos demasiado, rogamos al lector interesado que pinche en estos enlaces para saber de que hablamos, si no tiene aún conocimientos del tema (la mayoría sí lo atesorarán). La búsqueda de PTF más o menos universales ha cuajado fracasos estrepitosos. El suelo es un medio poroso tan heterogéneo y complejo (por lo que sus propiedades varían continuamente) que no permite el uso de estos últimos constructos matemáticos, al menos para amplios espacios geográficos (otra cuestión serían los estudios locales).

 

 

La hidroedafología y las funciones de edaftransferencia

Fuente: Lin en Vadose Zone Journal

 

Si a estas alturas aun buscamos PTF, al menos al estilo tradicional, es que no queremos aprender nada. Esperemos que en futuros artículos sobre el tema se afinen más las ideas. En cualquier caso, antes de opinar, rogamos al lector que espere  que terminemos esta serie de post que nos llevarán al núcleo central de la ECZ que es de lo que se trata. Luego ya podremos discutir con mayor conocimiento de causa. Digamos que cualquier estudio sobre la hidrología de suelos se topa con su física, muro infranqueable hasta el momento. Aquí si que necesitamos un pequeño Einstein que nos alivie de nuestras zozobras. De los experimentos de laboratorio a la realidad campo existe en este tema un abismo, hoy por hoy infranqueable. 

 

 

 

Henry Lin, Uno de los arquitectos de la Hidroedafología

Fuente: Hydropedology News

 

Juan José Ibáñez               

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*