La Plaga del Topillo en Castilla y León: Materia para la Reflexión

En post anteriores ya hablamos sobre la plaga del topillo, el papel de los roedores en la circulación del agua, así como de la asociación de muchos de ellos a las cunetas de caminos y carreteras. Desde un punto de vista edafológico y agronómico, se trata de un problema nuevo en nuestro país. Extraeremos pues unas conclusiones breves, a la par que aportemos la información adicional relevante colgada en Internet a día de hoy. Advirtamos para empezar que este tipo de problemas, cuando son bien exprimidos, hacen avanzar la ciencia y evitar nuevas catástrofes. 

 

 

 

Autoridades examinando los efectos de la plaga

Fuente; ABC de Castilla-León

 

En el último post arriba mencionado, ya comentábamos como Ignacio Armendáriz del ITA de Castilla y León nos había aportado una información muy valiosa sobre el estado de esta plaga. Entre otras cosas nos mencionó que las heladas, acompañadas de lluvia, son el momento adecuado para arar la tierra en profundidad, de tal modo que se pueda hacer daño a las madrigueras de topillo y sus “glotones moradores”.  Tras ver hace pocos días que comenzaban a darse tales circunstancias climáticas, debo suponer que se ha iniciado la actuación, aunque las vísperas navideñas no resultan ser buenas fechas. En cualquier caso, hagamos una serie de reflexiones, científicas, sociológicas y políticas.

 

Sobre el Gobierno de Castilla y León

Los que leéis habitualmente esta bitácora, conocéis de sobra que no soy proclive a defender a las autoridades políticas, sino todo lo contrario. Desconozco, si la Junta de Castilla y León no actuó con la celeridad necesaria, tal como le acusan desde algunas organizaciones ecologistas. En cualquier caso, de no ser un problema que se arrastrara durante varios años, dudo que hubiera servido de mucho. Las razones de este aserto son dos.

 

(i)                 Los problemas nuevos siempre nos cogen desprevenidos. Sospecho que ningún experto en plagas pudiera haberla vaticinado.

(ii)               Cuando una plaga nueva estalla, no solo los políticos, sino también los expertos nos sentimos profundamente desconcertados.

 

Tengo la Impresión que los responsables de la Junta se han encontrado entre la espada y la pared tras convertirse en una noticia de gran cobertura mediática. Por un lado, las asociaciones de agricultores, lógicamente preocupadas, exigían la rápida erradicación de la plaga, mientras que por otro los ecologistas denunciaban varias de las medidas adoptadas. De hecho, algunos de los segundos colectivos han acusado al  primero de permitir el uso masivo de veneno por parte de los agricultores. Desconozco si ha sido el caso, pero es obvio que envenenar masivamente el campo pone en riesgo la salud de la población y la de los propios agricultores ya que se corre el riesgo de envenenar tanto las redes tróficas como las aguas potables. Los ciudadanos deben tener en cuenta que no es posible exigir responsabilidades a la administración, siempre que ocurren conflictos de esta naturaleza, por cuanto pudieran ser imprevisibles. Más aun, tengo constancia de que los expertos de la Junta hablaron con los de otros países y comprobaron que tampoco en Francia o Alemania habían sido erradicados utilizando plaguicidas u otros medios mecánicos. Dicho de otro modo, como anunciamos en el último post sobre el tema, la plaga del topillo en esos países se había convertido en un problema cíclico-recurrente que se repetía cada 4, 5 o 6 años. Y es aquí en donde comienza el conflicto.

 

 

 

Decenas de topillos en un canal de Palencia

En este blog

 

En una noticia del Diario la Opinión de Zamora podía leerse:

 

TIERRA DE CAMPOS

Agricultura diseña un plan de tres meses contra el topillo, pese al receso de la plaga

(…)

 

REDACCIÓN. EL plan de actuación para el control del topillo campesino que ha diseñado la Consejería de Agricultura tendrán una duración aproximada de tres meses -de diciembre a febrero- y lo llevarán a cabo 21 equipos de cinco personas, lo que supone un operativo de 125 en total.


Los trabajos de campo realizados por los técnicos una vez que los agricultores han levantado el terreno en el secano han permitido constatar la reducción de la plaga desde el inicio del plan de actuaciones de la Junta en un 95 por ciento en el viñedo, un 73% en el regadío, un 49% en el secano y un 2% en la alfalfa.


Con el objetivo de intensificar la lucha en el secano, a pesar de esa reducción comprobada, la
Consejería de Agricultura aplicará una serie de medidas que pasan por el tratamiento de un producto autorizado en reservorios de la plaga, como alfalfares, bosquetes y tierras de retirada. Además se aplicarán los tratamientos en linderas de parcelas y cunetas en donde se observe actividad de la especie.


Otra de las líneas de actuación es un programa de información a los agricultores, dado que su colaboración «es imprescindible para lograr el éxito de las medidas que se ponen en marcha». El programa consistirá en la organización de charlas informativas en los 790 municipios de Castilla y León que engloban el plan, a través de las cuales se pretende concienciar a los agricultores de que la lucha contra la plaga «es labor de todos».


También se ha puesto en marcha
un teléfono gratuito -900 400 510- dirigido a los agricultores para que planteen cualquier duda que surja y estará operativo de lunes a viernes de 9 a 21 horas. Además se ha habilitado una página Web con información sobre la plaga de topillos y con un servicio de atención para cualquier consulta. La dirección es www.plagatopillo.itacyl.es

 

Los expertos desconocen a ciencia cierta si la reducción las poblaciones del roedor ha sido debida a causas naturales, a las medidas adoptadas o a ambas a la vez (lo más probable). En cualquier caso, darse un plazo de tres meses cuando en otros países no han podido erradicar esta lacra en años se me antoja aventurado. ¿No sería mejor que el plan permaneciera en marcha hasta que se conocieran las verdaderas dimensiones del problema? ¿Por qué ponerse un plazo tan breve so pena que luego, por el efecto bumerang, se vuelva la medida contra quien la propone?

 

 

la plaga del topillo en la Página Web de Castilla y León

 

Ya tenía noticia de la existencia de una página Web de información sobre la plaga del topillo en Castilla y León. He estado analizándola y para ser sinceros creo que dista mucho de lo que podría lograrse utilizando las nuevas TICs. Por muy bien presentada que esté, la página no deja de ser, “hoy por hoy” muy pobre en información. Se trata de un diseño más propio de la Web 1.0 que de la 2.0 en la que vivimos actualmente. En otras palabras, se podían haber abierto los contenidos al público mediante blogs y creados foros de discusión haciendo uso de tecnologías wiki. No deberíamos tener miedo a la transparencia informativa. Todos podemos aprender de todos y así entender mejor las posturas de cada cual y las razones subyacentes. Preguntar individualmente por mail o teléfono y responder de la misma forma, resulta críptico. Nadie aprende de nadie. Y de ser así, la página Web no pasa de ser de un acto fútil de cara a la galería.    

 

De hecho, una abundante información sobre la plaga puede encontrase también en Wikipedia y en enciclopedia.us.es. Esta documentación no la detecté en Internet hace meses. Resulta sorprendente que uno pueda aprender más aquí que de la página Web de Castilla-León. Considero que la Junta debería replantearse el diseño de su página hacia los cánones actuales de la Web 2.0 y sus redes sociales.

 

 

 

la plaga del topillo en la Página Web de Castilla y León

 

Sobre el Topillo y la Tularemia

Tras comentar el tema a mi hermana, Consuelo Ibáñez, y aun a sabiendas que los censos no son aún fiables, los escasos casos aparecidos hasta la fecha en la Comunidad de castilla y León hacen pensar que los topillos están bastante “limpios”, por lo que no hace prever problemas de enfermedades infecciosas de esta naturaleza para la salud humana. Sin embargo, la Junta debería seguir atentamente los casos que se vayan generando, por cuanto podemos estar al final de una plaga eventual o al inicio de una crónica y cíclica. No es posible decir más a estas alturas. El ciudadano debe ser consciente de tal hecho. Hoy por hoy se sabe que la plaga se ha reducido, o al menos los daños causados son mucho menores que en los meses precedentes. Pero de ahí a que se de por finalizado el problema existe un abismo. Como dice prudentemente otro de los rotativos que he consultado en la Web:

 

Este año aún no sabemos cual será la proliferación de estos animalitos que se han hecho comunes para todos los ciudadanos de castilla y león y para casi toda España en general, ni cómo influirán en la recolección de cosechas para la campaña 2007-08.

 

 

 

Foto del topillo causante de la planta

 

En medio de Agricultores y Ecologistas: La Junta entre la Espada y la Pared

Diversas asociaciones ecologistas denuncian las repercusiones del veneno en la vida silvestre. Veamos un ejemplo extraído de la página Web Vida Silvestre Ibérica:

 

En coherencia con nuestra oposición al uso de venenos para el control no selectivo de especies silvestres, Vida Silvestre Ibérica suscribe el siguiente comunicado.

 

Contra la campaña de envenenamiento de topillos

PALENCIA 2/02/2007

 

Los grupos ecologistas solicitan a la Junta de Castilla y León la inmediata paralización de la campaña de envenenamiento masivo para roedores que tiene previsto poner en marcha en estos días. El supuesto objetivo de estos trabajos es minimizar la explosión demográfica de topillos campesinos y ratón moruno que desde el pasado verano se viene registrando en buena parte de la comarca de Tierra de Campos.

 

La denominada “plaga de topillos” no es otra cosa que una explosión demográfica de una pequeña especie de roedor, el topillo campesino (Microtus arvalis). Estos ciclos tienen lugar cada 4 o 6 años y provocan densidades de 400 a 2.200 individuos por hectárea. Estos ciclos son naturales, normalmente propiciados por unas condiciones climatológicas favorables como inviernos suaves y primaveras muy lluviosas. El topillo campesino es una de las principales plagas agrícolas en Europa, donde sus ciclos son bien conocidos y se sabe que desaparecen cuando también lo hacen las condiciones favorables que propiciaron su abundancia. La actual expansión demográfica se reparte por una parte importante de la Comarca de Tierra de Campos, afectando especialmente a dos Zonas de Especial Protección para las Aves, la Nava-Campos Norte y la Nava-Campos Sur, por lo que las consecuencias de aplicar una medida como esta resultarán todavía más graves al afectar a una zona con alto valor medioambiental.

 

Con el objeto de paliar esta “plaga”, la Consejería de Medio Ambiente y la de Agricultura tienen previsto diseminar unos 20 kg por hectárea de cereal impregnado con 600 cm cúbicos de clorofacinona.

 

La clorofacinona es un anticoagulante que produce la muerte en los seres vivos por hemorragias generalizadas. Aunque las aves son más resistentes a este compuesto, los Carnívoros y otras especies silvestres como el jabalí son bastantes sensibles y las propias aves pueden llegar a morir si consumen cantidades elevadas o ingieren el compuesto durante varios días seguidos.

 

A estos efectos hay que sumar que la degradación de la clorofacinona en el organismo se produce a los 2-4 días de su ingesta, por lo que si los animales muertos, que evidentemente han tenido que ingerir cantidades elevadas para su muerte, son consumidos por otros animales estos se verán igualmente afectados y pueden morir, produciéndose el temido efecto dominó en la cadena trófica.

 

El método de aplicación no es en absoluto selectivo y provocará que no solamente topillos, sino otras especies de aves granívoras, y todas ellas protegidas, como alondras, calandrias, avutardas o especies cinegéticas como la perdiz roja, ánade real, ánsares, la liebre o el conejo se verán afectadas por este envenenamiento masivo. La muerte de estas especies propiciará a su vez que comunidades superiores como las rapaces o pequeños carnívoros ingieran estos animales muertos y puedan verse afectados por el veneno.

 

De comenzarse este tratamiento, los grupos ecologistas abajo firmantes, presentarán de forma inmediata una Queja Comunitaria ante la Comisión Europea por las graves afecciones que supondrá sobre las ZEPA mencionada y por un claro incumplimiento de la Directiva de Aves. Se solicitará igualmente a la Unión Europea que proceda a retirar las ayudas agroambientales destinadas a las zonas donde se aplique este tratamiento. Desde hoy mismo, los grupos conservacionistas, van a realizar un seguimiento exhaustivo de las zonas afectadas por los tratamientos y se realizarán denuncias vía judicial en el más que probable caso de que aparezcan especies protegidas muertas.

 

Los grupos ecologistas consideramos esta medida como absolutamente desproporcionada y carente de cualquier consideración o informe previo sobre los gravísimos efectos que puede acarrear sobre el ecosistema. Esta reflexión no solamente es apoyada por los colectivos abajo firmantes, sino que numerosos científicos, investigadores, profesores universitarios o profesionales como veterinarios, biólogos o ingenieros de montes, han mostrado su preocupación y perplejidad por la solución adoptada para solucionar este problema.

 

Para finalizar, tenemos que recordar que las explosiones demográficas de topillos comenzaron a producirse en Castilla y León a finales de los años 80 y desde entonces se vienen repitiendo con periodicidad. Cualquier intento por acelerar este proceso natural será estéril y tan solo conseguirá empeorar la situación al afectar de forma muy negativa a otras especies como rapaces, garzas o cigüeñas que actualmente son los únicos medios eficaces de combatir la plaga. Lo que ahora se ha propuesto no es otra cosa que “matar moscas a cañonazos” ya que es evidente que nunca se podrá llegar, ni por asomo, a tratar la totalidad de la superficie afectada por la plaga, por lo que nos tememos que esta campaña se trate simplemente de una maniobra disuasoria de la administración para tranquilizar los exacerbados ánimos de las asociaciones agrarias. Las consecuencias, económicas y medioambientales, las pagaremos todos, en especial las comunidades animales de los espacios protegidos de la Red Natura 2000.

 

Firmantes del comunicado: (Ver el enlace mentado)

 

Pues bien, obviamente se encuentran informados. Sin embargo hay dos hechos que debieran tener muy presentes los ecologistas:

 

 

 

Evolución de las superficies cultivadas y las plagas

de topillos al sur de la provincia de Valladolid.

Fuente: Cámaras agrarias de la Comarca de Medina del Campo

Extraído de Wikipedia

 

Si las Autoridades de la Junta han consultado con expertos de otros países y estos actúan utilizando plaguicidas (si son ciertas las informaciones que tengo en mi poder), entonces sus razonamientos, convertidos en amenazas, no se encuentran plenamente justificados. Por un lado, he visto los mecanismos que la Junta está diseminando, e intentan ser bastante específicos, aunque no se puede excluir su ingesta por otros animales. Si ellos conocen otro remedio mejor debían mencionarlo. ¿Se encuentra la información distorsionada? Sinceramente lo desconozco. Ahora bien, ante los ánimos exaltados de unos y de otros, las actuaciones de la Junta se encontrarán siempre vilipendiadas, ya que no puede desatender las demandas de los campesinos ni desoír los consejos de los movimientos ecologistas. Como ya vimos en nuestro último post, la limpieza de tierras baldías y lindes de caminos también amenaza a la fauna silvestre. Obviamente será necesario ensayar otro tipo de prácticas, pero ello requiere investigación, y en casos como éstos, pruebas que por “ensayo y error” terminen por ofrecer una alternativa con vistas a que al menos las poblaciones del topillo no crezcan más de lo que podíamos denominar “límite tolerable” (asumiendo ciertos daños que deberán compensarse a los agricultores).

 

 

 

Mapa de la superficie cultivadas afectada por la plaga

de topillos al sur de la provincia de Valladolid.

Fuente: Cámaras agrarias de la Comarca de Medina del Campo

Extraído de Wikipedia

 

Lo realmente preocupante, es la acusación (cierta o falaz) de que tales plagas entraron en juego hace casi 20 años. De ser así, como espectador, yo me pregunto ¿alguien lo había denunciado?; ¿se hicieron eco los medios de comunicación?; ¿No se quejaron los agricultores? Para los que no sabíamos del tema tal aserto resulta desconcertante.  ¿Han sido las condiciones climáticas de este año las que han generado una mayor proliferación de topillos respecto a las anteriores? De darse este último caso, resulta que las periodicidades apuntadas no deberían ser ciertas, por cuanto no existe una ciclicidad de 4-6 años a nivel climático de esa catadura, ni en esta región ni de ninguna otra de Europa. Pudiera ser que las condiciones climáticas “anormales” del año pasado generaran un aumento demográfico inusual, pero reiteramos que este hecho no cuadra con las periodicidades aludidas que pueden deberse más a factores demográficos intrínsecos a la especie. En el enlace aludido de Wikipedia nos informan de que efectivamente habían comenzado a proliferar a finales de los años 80. Sin embargo, hasta este año no pudo hablarse de plaga en sentido estricto. De ser así, la actitud de los ecologistas es una tanto temeraria, provocativa y fomentadora de una alarma social que ya existía en el colectivo de agricultores. Algo no cuadra en todo este asunto. Pero hay más.

 

Como ya comenté en el último post, los corredores fluviales, pero también los viales son de vital importancia para mantener una saludable biodiversidad del territorio, por cuanto sirven de carreteras para la migración de fauna, pero también de flora. Los ecologistas lo saben sobradamente. Ahora bien, puede ocurrir (y existe la posibilidad de que nos encontremos en tal circunstancia) que además sean utilizados en la propagación de plagas como las del topillo. ¡Mal asunto!. Sostengo que los corredores son un elemento esencial de la agroecología paisajística y deben preservarse, pero también inventariarse y monitorizarse ¿Han sido realmente los corredores fluviales la razón que ha dado lugar a la dispersión de las plagas?. Como vimos en el post anterior sobre esta materia, en EE.UU, se ha constatado que los corredores viales (caminos, carreteras, autopistas) son un receptáculo formidable de roedores. Más aun llegan incluso a albergar a especies en riesgo de extinción. Sin embargo, volvemos a tropezar en la misma piedra. El desbroce de cunetas puede también ser negativo para la fauna silvestre en su conjunto. ¿Ahora bien existen otro tipo de corredores?

 

Sobre la Transformación del Paisaje y el Cambio de las Prácticas Agrarias: Repercusiones Epidemiológicas   

Conforme la globalización y la tecnología avanza y se modifican las prácticas culturales, nuestros paisajes agrarios y sus agroecosistemas constitutivos sufren trasformaciones profundas y muy rápidas. Cuando colaboraba en un informe de la Junta da Andalucía para la Agencia Europea de Medio Ambiente, los colegas de esa comunidad me informaron que en tan solo 10 años había cambiado de uso más del 20% del territorio. Esa es una extensión exagerada. Cuando tales mutaciones se hacen realidad, tanto la vida silvestre como la etología (ciencia del comportamiento) de especies concretas pueden alterarse más de la cuenta.  

 

Es bien sabido que tanto el regadío como el cultivo de laboreo mínimo se están extendiendo por gran parte de España. Lamentablemente desconozco la situación concreta de las zonas afectadas por la plaga del topillo. Sin embargo, de ser éste el caso, habría que replantearse el papel de los corredores. Una humedad idónea, un alimento abundante, y la ausencia del efecto perturbador del arado sobre la arquitectura de las madrigueras bien pudieran ser la causa de la extensión del hábitat del topillo. De ser así habría que replantearse cual es la estructura del paisaje agrario-natural más idóneo para una zona geográfica concreta.  Ya comentamos en un post que versaba sobre la extensión de los incendios forestales en España, que carecemos de diseños paisajísticos adecuados con vistas a evitar ciertos problemas ambientales. Una vez más nos encontramos ante tal carencia. Quizás, habría que teselar ciertas zonas agrícolas en espacios sometidos al efecto del arado con otros que se gestionen mediante el laboreo mínimo al objeto de evitar la extensión de la plaga. 

 

¿Existe un Censo más o menos Preciso?  

Has salido en la prensa diversas cifras sobre el crecimiento demográfico del topillo, llegándose a hablar de más de 750.000 millones de individuos. Sin embargo expertos de la Junta nos han comentado que tales censos no son fiables, ya que no se han realizado utilizando una metodología adecuada, sino en groseras aproximaciones a través de encuestas. Cuando los técnicos de la Junta se dispusieron a realizar tal censo, se han topado con numerosas dificultades técnicas. En consecuencia, aun no se dispone de cifras precisas, por lo que el seguimiento de la evolución de la plaga se hace harto complicado.  En la actualidad, según ASAJA, la plaga afecta a 400.000 hectáreas de siete provincias de la Comunidad, con una densidad de unos 1.500 topillos por hectárea, que se reproducen en ciclos cada 21 días, con camadas de entre cinco y doce crías. Pero insistimos que tales datos deben contemplarse con suma precaución.

 

Por otra parte, algunos investigadores de las Universidades de Castilla y León están proponiendo a la Junta métodos alternativos para la erradicación de la plaga que merecerían la pena testar, por cuanto algunos de ellos serían poco nocivos para el medio ambiente y quizás resulten exitosos. El problema está aquí. Bien haríamos de no pasar de una alarma social exagerada a un olvido insensato y prematuro.

 

Finalmente recordar, como ya vimos en otros post y la página de Wikipedia ratifica que:

 

Desde el punto de vista ecológico, las explosiones demográficas de topillos tienen efectos perjudiciales, pero también algunas consecuencias beneficiosas; por ejemplo, al ser animales excavadores, sus madrigueras generan ciertos beneficios para la tierra, incrementando su fertilidad, al aumentar la materia orgánica subterránea (como la vegetación enterrada, las heces o sus propios cadáveres en descomposición); asimismo, aumentan la aireación del terreno y lo hacen más esponjoso; por último, favorecen los procesos edafológicos al remover el suelo en sus excavaciones y facilitar la filtración de agua. Algunos investigadores han llegado a afirmar que «La abundancia de topillos en Castilla y León durante las últimas décadas ha contribuido a aumentar la diversidad faunística del valle del Duero».[9]

 

 

Suelo acolchado por la acción del topillo

Fuente Infojardín

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

he comprobado en esta semana del 6 al 10 de enero de 2008,la abundancia extrema de topillos y sus muestras en la zona del valle del tera en soria. Mucho me temo que debido a la benigna climatologia que llevamos este año(ausencia de frio) hará que este verano la plaga alcance proporciones desorbitadas trayendo además consecuencias imprevisibles como enfermedades para la ganadería,para la caza y lo que es peor para la exigua población de nuestros pueblos de castilla.Vamos que la peste del siglo XXI está a las puertas y nadie hace nada por remediarlo.

Hola Vlentín efectivamente la situación debe ser preocupante. Pero no te preocupes de la salud de la población ya que la tularemia será un problema ocasional y hasta ahora, según mis informes no ha muerto nadie. Esta plaga se da en otro sitios y finalmente se atajará a pesar de los fallos previos. Ánimo.

J.J. Ibáñez

[...] La Plaga del Topillo en Castilla y León: Materia para la Reflexión .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a { float: left; margin-right: 4px; } .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a.addthis_button_tweet, .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a.addthis_counter { margin-top: -2px; } .addthis_button_compact .at15t_compact { margin-right: 4px; float: left; } Compartir Etiquetas: autopistas de personas, carreteras, especies invasivas, mercancías, patógenos, pero también de sustancias peligrosas, pestes, plagas, suelos Biología y Ecología del Suelo, Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Degradación de Suelos: Contaminación, Los Suelos y la Salud, Redes Complejas, Ecológicas, Sociales y el Mundo de Internet [...]

(requerido)

(requerido)


*