Contaminación del Suelo = Contaminación Marina (El Vertedero Oceánico)

Mientras nuestras autoridades aun sueñan con alcanzar un desarrollo sostenible en una economía de mercado, la realidad resuena como una bofetada que se la lleva el viento, pero con eco. Si nos atenemos al estado del medio ambiente del mundo, podríamos resumir la situación mediante la siguiente formulación: sustentabilidad política = contaminación global. Hasta aquí llega estulticia de la “bobalización” planetaria. En nuestro último post, ya comentamos como el riego con aguas residuales no solo contaminaba el medio ambiente, sino que afecta también seriamente a la salud de los ciudadanos de todo el mundo. Hablamos pues de contaminación sin fronteras. Pero además, pudimos mostrar como no se trata meramente de polución química (ya sea orgánica e inorgánica), sino de la transmisión de enfermedades infecciosas, que aun agravan más la situación. Reiteramos que ningún ciudadano se encuentra a salvo, si bien es cierto, que los más desfavorecidos siempre salen perdiendo en términos comparativos. Cuando contaminamos un suelo, no sólo afectamos al medio edáfico, las cadenas tróficas y a la producción alimentaria que sobre él se desarrolla, sino que de paso también polucionamos las aguas corrientes (ríos, lagos y aguas subterráneas), y finalmente los océanos. Casi nada es ya local en este Planeta (excepto quizás la distribución de la riqueza), sino global. Hoy veremos como el exceso de la fertilización de los suelos y el abuso de plaguicidas, junto con los residuos urbanos e industriales, está matando la vida de los océanos. En este post comenzaremos a tratar este último aspecto. Sin embargo, debemos dejar bien claro que, salvo en el caso de los vertidos directos a las aguas corrientes, la mayor parte de la contaminación pasa por el suelo (la atmosférica también termina por depositarse allí, o en los océanos), sin que le prestemos la debida atención para cerciorarnos. ¡Así nos va!. 

 

 

 

Contaminación de aguas corrientes y mares.

Fuente: Rincón del Vago

 

Comenzaremos con un simple ejemplo, entre otros cientos de miles, y no exagero. El 5 de Octubre de 2006, el Boletín de noticias mi+d reproducía la siguiente noticia proporcionada por la “Agencia Efe”: La mitad del agua de ríos que llega al Mediterráneo está sin tratar, a lo que habría que añadir y en gran parte de los océanos la Tierra la situación aún es peor (como veremos después).

 

 

 

Tortuga atrapada por las artes de pesca

depositadas en los fondos marinos

 

Ya comentamos en otro post como el sistema vascular de Gaia, es decir los ríos, además de envenenados no llevan casi agua, por cuanto gran parte de su caudal es desviado hacia la agricultura y la industria, evaporándose luego directamente a la atmósfera o vertiéndose después dramáticamente contaminada. De esta forma, el ciclo hidrológico sufre un severo cortocircuito. Veamos pues que nos dice la nota de prensa al respecto:

 

 

 

Contaminación de las Aguas en un Estuario

 

Los vertidos de aguas residuales sin tratar a los océanos constituyen uno de los mayores problemas que amenazan los ecosistemas marinos, que en los últimos años han visto disminuir la contaminación por petróleo y sus derivados, según un informe de Naciones Unidas difundido en Nairobi.


Más de la mitad de las aguas residuales que llegan al Mediterráneo están sin tratar, mientras que en América Latina y el Caribe la cifra se acerca al 85%, según el informe ‘El estado del medio ambiente marino’, elaborado por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), con sede en la capital keniata.


La contaminación, relacionada con el aumento de las poblaciones costeras y la falta de infraestructuras para el tratamiento adecuado de los residuos, es “posiblemente el problema más serio y el área en que menos se ha avanzado”, indica el documento. “Se calcula que un 80% de la contaminación marina se origina en tierra, y esta cifra podría aumentar significativamente hacia 2050 si, como se prevé, las poblaciones costeras se duplican en 40 años y la lucha contra la contaminación no se acelera”, señala el director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.  (…).


Otro problema acuciante es la alteración del movimiento de los sedimentos marinos, que de forma natural proceden de los ríos pero cuyo flujo está siendo retenido o alterado por la construcción de embalses, los sistemas de riego a gran escala, la urbanización y la pérdida de masa forestal. Algunas líneas costeras, otrora alimentadas regularmente con los sedimentos fluviales, se están reduciendo debido a que éstos quedan atrapados en presas ubicadas río arriba.


El informe señala que en España el flujo de partículas de tierra en el río Ebro se ha reducido en un 95% y que el conjunto de caudales que desembocan en el Mediterráneo ha disminuido un 50% como resultado de la construcción de presas.(…) sin embargo (…) la contaminación por petróleo y sus derivados, que ha disminuido en dos tercios respecto a la década de los ochenta (…) ha mejorado en relación a los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP), sustancias químicas no biodegradables que se acumulan en los organismos vivos a través de la red alimentaria y suponen un riesgo para la salud humana y dañan también el medio ambiente. En cuanto a los metales pesados, el progreso en este ámbito es “mediano”, de acuerdo con el PNUMA, ya que si bien se han introducido controles en la mayoría de los países desarrollados, “nuevas cantidades de sustancias como mercurio están entrando en el medio ambiente marino procedentes de economías emergentes“.


La minería, la industria y la quema de combustibles fósiles para el transporte y la generación de energía son las principales fuentes de contaminación, según el informe, que apunta que “en algunas zonas del Ártico las concentraciones de mercurio en focas y ballenas son entre dos y cuatro veces superiores a las registradas hace 25 años”.

 

Como sabéis, una parte considerable de la población mundial vive sobre los antaño fértiles deltas fluviales. El balance entre la erosión litoral y el aporte de sedimentos de las cuencas de drenaje ha sido interrumpido por las presas y embalses, generando una pérdida de suelo que pone en riesgo la seguridad alimentaria de cientos de millones de personas. Pero es que el agua de estas zonas (ya sea fluvial o subterránea), además, se encuentra, a menudo muy contaminada, cuando no es apta para el consumo humano debido a las intrusiones de aguas marinas que genera su extracción insostenible para el riego.  

 

 

 

Del suelo a los ríos y de ellos al mar: Contaminación

 

Pero también, en lugar de ir a parar a vertederos controlados, una buena parte de la basura termina en el mar. Así por ejemplo, Antonio Figueras, en su interesante bitácora sobre ciencias del mar, nos informaba que algunas zonas del océano se encuentra ahora cubierta por una inmensa sopa de plástico, esa que producen las aparentemente inofensivas “bolsitas” de las que abusamos en el mundo desarrollado. Las implicaciones no son meramente estéticas, como Antonio demuestra en el post enlazado. Por lo tanto, no debe extrañarnos que los oceanógrafos y ecólogos marinos estén alarmados por el hecho de que nuestras plataformas continentales, así como los fondos bajo las rutas con intenso tráfico marino posean sus lechos y sedimentos marinos convertidos en un inmenso vertedero. Pero sigamos con algún ejemplo más.

 

Los expertos y movimientos ecologistas denuncian que  el 40% de los océanos se encuentran gravemente degradados. Entre otras causas, el flujo continuo de los agroquímicos (fertilizantes, plaguicidas……) envenenan primero los suelos, después las aguas continentales y finalmente el mar, siguiendo la ruta del sistema vascular de Gaia. Las zonas afectadas sufren al principio una eutrofización (exceso de nutrientes, al margen de las sustancias tóxicas) que da lugar a una explosión del plancton marino, que a la postre consumirá todo el oxigeno generando (anóxia), dando lugar a centenares de zonas muertas (hábitats prácticamente sin vida) No debe por tanto extrañar que surjan noticias como esta: “El desarrollo de Europa está destruyendo sus mares“, en las que se puede leer, más o menos:

 

“(..) los cambios en los hábitats, la eutrofización -exceso de nutrientes en el agua por vertidos que contienen fertilizantes-, contaminación química y pesca. El campo de estudio ha cubierto las cuatro masas de agua que bañan las costas del continente: el Atlántico Nororiental, el Báltico, el Mediterráneo y el Mar Negro. Expansión insostenible que favorece la invasión de especies foráneas que alteran sus ecosistemas naturales o la proliferación de otras, que como las medusas están causando el mismo daño (..)”.

 

Ya estáis informados que entre el calentamiento climático y la contaminación, la mayor parte de los arrecifes marinos se están extinguiendo,  por no hablar de los manglares, cuya desaparición deja desprotegida a las poblaciones de muchos países de desastres naturales como los huracanes y tsunamis. De este tema ya hablaremos detenidamente en otro post.

 

 

 

Zonas Muertas en el mar Mapa. Fuente: El País

 

Apuntemos algo más sobre “ese inmenso vertederoen el que estamos convirtiendo los lechos marinos. Así por ejemplo, en este último enlace podéis leer:  

 

Todos los expertos coinciden en que, sobre todo en las rutas más utilizadas, deben de existir zonas en las que hay auténticas montañas de basuras que se han ido formando con los vertidos constantes de las embarcaciones (…) “En el fondo de los mares puede haber material contaminante, pero el problema es que se dispone de muy pocos datos porque no se han hecho estudios sistemáticos de los fondos marinos. (…) Hay otras cosas que no se ven en el mar que pueden tener efectos potencialmente muy peligrosos. Richard Thompson, un experto en ecología marina de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) y su equipo hace años que estudian los restos microscópicos de plástico que se acumulan en los mares. Los grandes fragmentos de este material se han detectado en todos los mares del planeta, pero según los trabajos de los británicos los sedimentos oceánicos también están plagados de pequeños restos inferiores a 20 micras (menores que el diámetro de un cabello). También ha podido constatar Thompson que la cantidad de estas minúsculas basuras se ha multiplicado por cuatro en los últimos 50 años y “sabemos que por la naturaleza de nuestros análisis estamos contabilizando menos residuos de los reales”, explica este científico desde Plymouth.

 

 

 

Basura extraída del fondo del mar Jónico

 

Podríamos seguir hasta convertir este post en una historia interminable. Algunos de vosotros os preguntaréis, el porqué en un post de suelos hablamos del mar. A bote pronto ya hay dos razones para ello:

 

(i)                 La contaminación del suelo genera la contaminación del mar, como habéis podido observar y…

(ii)               Cada vez son más los edafólogos que consideran que los sedimentos marinos deben ser considerados como suelos. Pero ese es otro tema del que ya hemos hablado y lo seguiremos haciendo más adelante.

 

Del mismo modo, el Boletín mi+d reproducía ayer, 25 de febrero de 2008 la siguiente noticia aparecida en “ABC Periódico Electrónico”, que a su vez es una traducción más o menos libre de otra nota de prensa aparecida en Terra Daily el 22 de febrero del mismo mes. El titular del rotativo español rezaba así:” Un Informe de la ONU Advierte del Colapso Biológico de los Mares en Tres Décadas”. Permítanme de nuevo que les reproduzca unos párrafos (al margen del sensacionalismo y excesivo catastrofismo de su contenido).  

 

“Hace 65 millones de años, cuando desaparecieron los dinosaurios, el mar estaba saturado de dióxido de carbono y desde aquella fecha, y durante unos dos millones de años, los moluscos y el coral desaparecen del registro fósil; en pocas décadas a partir de hoy, el agua de mar será aún más ácida que entonces». Así lo explicó Ken Caldeira, de la Universidad de Stanford, quien junto a otros científicos y el director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Achim Steiner, presentó el informe «En aguas muertas”

 

Y es que la absorción por los océanos de cantidades crecientes de dióxido de carbono (CO2) aumenta el nivel de acidez e inhibe, por lo tanto, la transformación de calcio necesaria para la supervivencia de los moluscos y el plancton calcáreo (…).


Cuando esto ocurre aparecen las llamadas «zonas muertas» o carentes de oxígeno en los mares y océanos del planeta. Estas «zonas muertas» están ligadas no sólo a la absorción de CO2, sino también a un exceso de nutrientes, en su mayoría nitrógeno, que se originan a partir de los fertilizantes agrícolas y los residuos. Los bajos niveles de oxígeno en el agua hacen muy difícil sobrevivir a peces, ostras y otras criaturas marinas, así como a algunos hábitats importantes como las praderas marinas.

 

Según el informe presentado durante la clausura de la décima sesión especial del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, celebrada en Mónaco, el número y tamaño de estas áreas desoxigenadas va en aumento desde la década de los sesenta, desde 1990 hasta 2004 se duplicaron (alcanzado las 150 zonas muertas) y en los últimos tres años las áreas afectadas por la hipoxia alcanzan las 200, por lo que los expertos advierten de que se están convirtiendo rápidamente en serias amenazas para los «stocks» pesqueros y para las personas que tienen en las pesquerías su único sustento.


Algunas de estas áreas son relativamente pequeñas, con menos de un kilómetro cuadrado de superficie, pero otras superan con creces los 70.000 kilómetros cuadrados. Las causas de que se formen estas «zonas muertas», como hemos visto, son varias. Por ejemplo, en el Golfo de México el descenso del oxígeno viene dado sobre todo por el uso de fertilizantes en la agricultura, mientras que el problema en el mar Báltico, el norte del Adriático, el Golfo de Tailandia, el mar Amarillo y la Bahía de Chesapeake (Estados Unidos) es el resultado de una combinación de fertilizantes, compuestos volátiles de nitrógeno procedentes de la quema de combustibles fósiles y el vertido de residuos. En España, existen también dos zonas muertas con eventos de descenso de oxígeno que ocurren anualmente relacionados con una estratificación en verano o en otoño. Están situados en el Atlántico frente a las costas de Galicia y en el mar Cantábrico.


(…) Para Achim Steiner «la pesca intensiva y el arrastre de fondo están degradando el hábitat y amenazando la productividad y la diversidad biológica». Si bien el informe no cita a ningún Estado en particular, varios expertos apuntaron a cuatro países que practican una sobreexplotación marina: Corea del Sur, que dispone de una flota de pesca considerable; España, cuya actividad está subvencionada y se ejerce más allá de aguas europeas; Japón y Rusia (…)


Las áreas dañadas por el arrastre tardarán siglos en recuperarse. Pero no sabemos si se está a tiempo, toda vez que los científicos advierten de que «si ya existen proyecciones que indican el colapso de la industria pesquera como resultado de la sobreexplotación, es muy probable que ese colapso se adelante a consecuencia de múltiples factores que actúan de forma combinada (…).


Estas malas prácticas, junto a la polución y el calentamiento global, pueden llevar a que «en sólo 30 o 40 años desaparezca la industria pesquera y se produzca el colapso biológico de los mares», señaló Achim Steiner.


El informe de Naciones Unidas indica además que «la mitad de las capturas pesqueras del mundo se realizan en menos del 10 por ciento de la superficie que ocupan los océanos. Es en estas áreas donde se produce la mayor parte de la actividad biológica de especies consideradas clave en la cadena trófica. (…) más del 80 por ciento del coral -fundamental en la ecología marina- puede morir en unas décadas, entre un 80 y un cien por cien para el año 2080”.

 

 

 

Mapa mundial de zonas muertas detectadas en los océanos

 

 

Dejemos pues el tema para hacernos otra pregunta: ¿Quién habla de desarrollo sostenible? ¿Porqué todo ha empeorado desde que los políticos y multinacionales no cesan de vomitar tal palabreja por la boca? Todo se aclararía de ser un poco más explícitos: de lo que realmente hablan es de desarrollo insostenible para el medio ambiente y la mayoría de los mortales y de crecimiento realmente sostenible de sus cuentas bancarias. Pero dejémosles que andan muy atareados: unos proponiendo ahora todo lo que van a incumplir, mientras que los otros siguen devastando, selvas y generando pobreza, con la agroenergética, en su defensa del “verde que te quiero verde”.  Esto sí que es un contubernio.

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

NO LE ENTENDI MUY BIEN A SU INFORMACION

como es que relacionan contaminacion del suelo con la cantaminacion del mar………..

por favor solucionelon.

gracias.

hola esta muy bueno todo pero yo necesito informacion de las esfermedades del la contaminacion del suelo chau

meee encantoo besosss!!!!

bueno estuvo padre todo pero yo quiero saber lo q es realmente la contaminacion del suelo en pesquero(callao)

es una gran pagina le falta mas informacion pero es realista

esta todo bkn y espero que le informacion que encuentre sea completa. bye

HOLA esta super meencanto esta pejina pero lo que mas meinteresava era mas informasion de suelo

grasias mi comentario 10 años

Me gusto la pagina, pero le faltó más información sobre la contaminación del suelo porq’ es lo q’ busco

yo quisiera saver porq contaminamos el medio ambiente te digo unas 5 cosas de la contaminacion el agua contaminamos el suelo,el aire,nuestros hijos estan en peligro por la contaminacion hay q hacer algo para dejar de contaminar.

por no ponemos sestos de basuras por todo el mundo

no dejamos q contaminen yo siempre me pregunto ¿ Que hacen los presidentes por la contaminacion del planeta ?

tienen q limpiar todo

soy Barbara Lencina de argentina y les podria ayudar por lo q esta pasando en el mundo no dejen q caiga la tierra por la contaminacion ambiental capas q ustedes no lo van a pagar de los terremotos huracanes todo eso hace la contaminacion no dejemos q nuestros nieto vis nietos tatara nietos lo pagen y mueran por el dolor.

no podemos dejar q se acabe el mundo vamos a morir la muerte se acerca por la contaminacion ………………..

Gracias soy Barbara Lencina Sobrero de ARGENTINA

ensusiamos nuestra propia casa…

la contaminamos

me propongo a tratar algo mucho mejor..

chau!

ami si me gusto esta pajina lo que pasa es q es muy chica me gustaria que tuviera mas informacion y yo quiero que no sigan contaminando

ja estubo buna aunq no la termine de leer porq no tngoi tiempo.. je es para amñana i son las 00:10 y tngo sueñito.. je..

bso.. la info me sirvio..

son lo maximo las personas creadoras de este articulo

felicitaciones y mis respetos

son lo maximo

las personas creadora

de este articulo tan inportanta

chaooo

SON LO MAXIMO LAS PERSONA

CREADORADA DE ESTA INPORTANTE

INFORMACION….

QUE ESTEN LINDO

CHAOOO

Muy interesante la informacion, me interesaria conocer algo mas sobre los efectos de los plaguicidas en el medio marino y su detección por tecnicas nucleares.

solo soy una niña de 13 años y lo único que sé es que como sigamos contaminando y no nos preocupemos de lo que nos pueda pasar dentro de 50 años todo va ir a pique. Lo único que tenemos que hacer ,lo único es contaminar menos y preocuparnos de nuestro futuro.

no solo de el si no de toda la gente que sufre porque nosotros queremos contaminar, debemos ahorrar agua, usar menos el coche e ir en autobús o incluso en bici o caminando, debemos hacer lo posible por salvar la Tierra, a los demás e incluso a nosotros mismos.

devemos intenterlo, intentar hacer lo mejor , por favor.

todos incluso tu pudes estar ahorra mismo muerto por el calor q nos desprende el calentamiento global y eso viene a q nosotros somos los contaminadores DEVEMOS DEJAR DE CONTAMINAR.

anónimo

esta buenisimo felicidades me ayudo muho

Podrian enviarme un articulo o noticia reciente de este año 2010, sobre la Contaminacion del Mar, lo necesitaré antes del 23 de marzo, muchas gracias, Libertad

Es un escrito perfectamente documentado. En efecto,el mecanismo de cómo los contaminantes siguen su camino de tierra a las aguas no puede ser más claro y real.
Este artículo debería concienciar a toda persona con un mínimo de sentido común, no importa si ostenta autoridad colectiva o es simple ciudadano de a pié: la responsabilidad es de todos e indeclinable.
Enhorabuena al autor.

yo quiero conocer agente mayor de 14 para arriba y comentando sobre la contaminacion pienso q es lo peor que pude ver xq dentro d alguns añs nosotro x causa de eso podri amos morir por q esa contaminacin es el oxigeno que nosotros podriamos isnalas dentro d algunos años si no dejariamos d commmtaminar y lo unico q pido es q ayudemosnos entre todo xq si va a seguir asi las cosas nada podriamos acer

[...] a todas luces, y a las pruebas me remito, como cuando os hablaba de la que ya sufre el Golfo de México, inducida por la polución descontrolada de la cuenca del Mississippi. La tecnología agraria [...]

[...] “Las fosas más profundas del océano tienen niveles “extraordinarios” de contaminación”. Contaminación sin fronteras, soslayando el terrible basurero en que estamos convirtiendo el espacio exterior vía satelital. [...]

(requerido)

(requerido)


*