Contaminación por Residuos Inertes y Chatarra

Al menos en Europa, cuando se catalogan los residuos, se denominan inertes (en contraposición a peligrosos, contaminantes, etc.) a aquellos que se “supone” que no tienen efectos para la salud humana y ambiental. Sin embargo, la ciencia progresa y lo que hoy se considera “inerte” puede resultar contaminante mañana. Por ejemplo, la mayor parte de los materiales de la construcción urbana eran catalogados como tales. Sin embargo, años después se comprendió que el amianto que contenían muchos de ellos era muy nocivo. Se prohibió su uso. Lo que desconozco es que se hizo con una ingente cantidad de desechos de obras que habían sido entendidos como inocuos.  Con toda seguridad, aun se encuentran dispersos en miles de lugares. En este post nos centraremos sobre la chatarra y algunos otros residuos inertes que ahora se demuestran que tampoco son nada inócuos.

 

 

 

Foto extraída de la misma noticia en Sciencedaily

Shipwreck – view from bow. (Credit: Thierry M. Work (USGS))

 

Se trata de los restos de embarcaciones que naufragaron (y me imagino también que las artes para la pesca, que devienen en pandemia en el fondo de los océanos). Hoy el Boletín de Noticias Terradaily se hacía eco de una investigación publicada en PlosOne, una revista en acceso abierto cuyo prestigio crece vertiginosamente, día a día. El artículo parece mostrar que tal chatarra (barcos naufragados) afecta muy seriamente a los arrecifes de Corales (y quizás a otros ecosistemas marinos). La magnitud y gravedad del problema aun no se ha explorado en “profundidad”, si bien los datos son ciertamente alarmantes. La noticia periodística de Terradaily puede bajarse pinchando aquí, mientras que al artículo original de PlosOne pinchando aquí. Abajo os expongo la primera.

 

Como podréis leer, lo que los expertos han observado es el crecimiento exponencial de una especie ¿invasora? que afecta muy negativamente a los corales (alegan que posiblemente sea el hierro). El investigador que lidera el trabajo urge a que se saquen del mar tal chatarra. Pues resulta que los océanos están repletos de embarcaciones hundidas, a veces a enormes profundidades. Que se refloten los barcos de las Reservas Submarinas es una posibilidad, pero todos los navíos (y más aun la restante chatarra) que yacen actualmente en el fondo del mar es imposible. Si se puede exigir a los pescadores que no echen toda la mierda que producen o utilizan por la borda, pero ¿Quién puede controlar tal medida?. Podemos por tanto conjeturar que parte de los ecosistemas de los fondos marinos ya se encuentra afectada por la “chatarra o vertidos inertes”. ¿Inertes?

 

Una observación. No deja de preocuparme que en la tierra emergida ocurra lo mismo, y tengamos más suleos contaminados que lo que imaginamos. Habría que reclasificar lo que es inerte y lo que no lo es. Pero, en vista que lo que hoy parece inofensivo mañana puede demostrarse que es peligroso (…..). Solo cabe una conclusión. Terminaremos envenenados y envenenando la biosfera definitivamente con nuestros propios residuos. Hoy por hoy, bajo la opresión de una economía globalizante y bobalizante, no hay salida.  

 

  Juan José Ibáñez

 

 

Noticia de Terra Daily: Shipwrecks On Coral Reefs Harbor Unwanted Species

by Staff Writers; Washington DC (SPX) Aug 26, 2008.


Shipwrecks on coral reefs may increase invasion of unwanted species, according to a recent U.S. Geological Survey study. These unwanted species can completely overtake the reef and eliminate all the native coral, dramatically decreasing the diversity of marine organisms on the reef.

 

This study documents for the first time that a rapid change in the dominant biota on a coral reef is unambiguously associated with man-made structures. The findings of the study, published in the open-access journal PLoS ONE, suggest that removal of these structures sooner rather than later is key to keeping reefs healthy. In many areas of the world, coral reef health is declining, but identifying the exact cause of the problem is difficult. Overgrowth of coral reefs by other species, such as algae, are usually attributed to environmental degradation, but bleaching, disease, damage by typhoons, overfishing, coastal development, pollution, and tourism can cause problems as well.

 

The study was conducted at Palmyra Atoll National Wildlife Refuge in the central Pacific, a relatively remote, comparatively pristine area where little human activity has occurred since WWII. In 1991, a 100-foot vessel shipwrecked on the atoll. Scientists first surveyed the area in 2004 and found a species called Rhodactis howesii -an organism related to sea anemones and corals-in low abundance around the wreck. In subsequent years, however, populations of this organism increased exponentially.

 

Scientists documented extremely high densities of R. howesii that progressively decreased with distance from the ship, whereas R. howesii were rare to absent in other parts of the atoll. They also confirmed high densities of R. howesii around several buoys. Whether this phenomenon occurs on other coral atolls is unknown; however, in the case of Palmyra, the R. howesii infestation is beginning to reach catastrophic proportions, according to Dr. Thierry Work, the lead author of the study and a scientist at the USGS National Wildlife Health Center, Honolulu Field Station. Within a few years, R. howesii spread to where it now occupies nearly 1 square mile.

 

Why this phenomenon is occurring remains a mystery,” said Work. One possibility, he said, is that iron leaching from the ship and mooring buoy chains, accompanied with other environmental factors particular to Palmyra atoll, are somehow promoting the growth of Rhodactis. “Given the ability of Rhodactis sp. to rapidly reproduce and completely smother reefs, managers are now facing the possibility that even with removal of the ship, sheer reproductive capacity of R. howesii may continue to fuel its spread along the western reef shelf of Palmyra,” Work said.

 

Understanding what constitutes a healthy underwater ecosystem, as well as what does not, is crucial to preventing further losses in species and habitat. This research illustrates a little-known problem that, unlike global warming and pollution, could be prevented by removing man-made debris such as shipwrecks from coral reefs before organisms like Rhodactis howesii can overtake healthy coral reefs.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La situacion que enfrentan nuestros mares, rios y lagunas son de gran alarma para nosotros como sociedad. Debemos hacer conciencia, de que estas extensiones de agua, permiten la supervivencia de algunas especies de plantas y animales que ayudan al hombre a alimentarse y a poder adaptarse con el ambiente en el que nos encontramos.

Todo el material que afecta nuestros cuerpos de agua,deben ser sacados de inmediatos(pedazos de barco, plasticos, etc.) para prevenir mas contaminacion.

con respecto al comentario que emite CANDIDO COLLADO, al final dice que es urgente sacar toda la chatarra del fondo de los oceanos mi pregunta es cuando los saquen de ahi en que lugar los van ha d epositar, y bajo que condiciones.

que pasa con la chatarra que es almacenada en centros de acopio libremente en medio de zonas agrícolas? afecta esta a caso a los cultivos? y si es así de que manera

[...] Contaminación por Residuos Inertes y Chatarra [...]

[...] Azul, está siendo devastado por las actividades humanas. La noticia de hoy nos informa de que los pisos o suelos oceánicos son ya, en muchos, lugares un gigantescos vertederos. Al ritmo actual, la superficie terrestre, sobre y bajo las aguas atesorará más extensiones que [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*