Biología del Suelo: Donde También Importa el Tamaño (De la Microfauna a los Ingenieros del Sistema)

Por Régulo León-Arteta

 

En la microfauna edáfica, además de los protozoarios de vida libre, también debe contarse por los organismos simbióticos que se encuentran en el intestino de termitas y lombrices (Astomata). Como sabemos los flagelados ayudan a las termitas a digerir la celulosa.

 

 

 

Dinenympha gracilis flagelado habitante del tracto

digestivo de Reticulitermes © Jennifer Lewis, 2006

 

También puede existir endosimbiosis bacteriana en su citoplasma. Por otra parte, habitantes del suelo como los nemátodos, pueden consumir anualmente 800 Kg bacterias ha-1 y transformar de 20 a 130 Kg. de N. Esto se puede explicar, porque su relación C:N  (carbono/Nitrógeno) es de 10:1 y en las bacterias es de 6:1, mientras que en los protozoarios es de 5:1. También el ciclo del P es afectado, aunque los resultados son contrastantes. La nematología se ha centrado preferentemente en los parásitos, siendo las investigaciones destinadas al conocimiento de las formas libres mucho menores (consumidores de bacterias o bacteriófagos, de hongos o fungívoros; depredadores y omnívoros). Todos estos grupos tróficos desempeñan un papel muy importante en los primeros eslabones de las cadenas tróficas del suelo. Las últimas, obviamente, son de suma importancia en la nutrición vegetal, cuando existe un aporte adecuado de materia orgánica. Además, como es lógico, se han encontrado efectos positivos de los microconsumidores (constituidos principalmente por herbívoros, y depredadores y superdepredadores) en el crecimiento de las plantas.  

 

 

 

Raíces atacadas por nemátodos. Fuente: www.eeaoc.org.ar/labzoo.htm

 

Mesofauna o transformadores del mantillo. Comprende microartrópodos, principalmente colémbolos y ácaros, pero también deben tenerse en cuenta los pequeños enquitréidos (otro tipo de gusanos), con un tamaño promedio de 2 mm, que viven en los poros llenos de aire y el mantillo.

 

 

 

Colémbolo o cola de resorte (a la iquierda). Fuente:

diariocopepodo. y ácaro del suelo (derecha) Fuente:

edáfico www.inta.gov.ar/… Fuente: /33/LopezVinciniFoto1.jpg;

bitacoras.com/ archivos/2006/09

 

 

Estos artrópodos tienen un papel muy importante en la degradación física de la necromasa, iniciando la descomposición química de la materia orgánica. Adicionalmente favorecen la actividad de los hongos y bacterias, potenciando la mineralización de los compuestos orgánicos y haciendo así accesibles sus nutrimentos para las plantas.

 

Los ingenieros del sistema o la macrofauna del suelo. Incluyen al resto de los invertebrados edáficos que son mayores de 2 mm en promedio, con la excepción de la megafauna (reptiles, pequeños mamíferos, etc.). Entre ellos destacan: lombrices, termitas y artrópodos de gran tamaño, también denominados “ingenieros del ecosistema.  La razón estribaba en que todos ellos construyen túneles, donde pueden pasar toda su vida o bien para cumplir algunas partes de su ciclo vital, como sucede con ciertos tipos de artrópodos. Los  túneles facilitan la circulación del agua y el intercambio gaseoso de dióxido de carbono y oxígeno esencial para la respiración de las raíces y de los demás habitantes del suelo. Aunque la mayoría desarrolla sus actividades en el horizonte orgánico, de más o menos 15 cm, algunos coleópteros y crustáceos llegan a profundizar más de un metro. Ciertas especies, como las “gallinas ciegas”, chicharras y coleópteros, viven sólo en el medio edáfico en sus estados larvarios las. Algunas especies de estos últimos,  al alimentarse de raíces, son consideradas plagas de los cultivos.

 

 

 

Gusano blanco o gusano de estercolero Foto: ©Diego Olmo

 

Otros taxones, para favorecer su incubación, ingieren una mezcla de materias orgánicas y minerales, llegando a aprovechan hasta un 30% del Carbono orgánico disponible en el mantillo para lo cual deben ingerir varias toneladas de suelo seco anualmente. Así mismo, con sus excretas favorecen la formación de agregados que podemos llamar la unidad básica o los “ladrillos” de los suelos.

 

        

 

Ingenieros de suelos. Lombriz de tierra Lumbricus terrestris

USDA. Los montones de “pelotas” son sus

 excrementos, juegan un papel muy importante en el

 mantenimiento y mejoramiento de la salud de los suelos.

 

Las lombrices se dividen en dos grupos: endogéicas, que se alimentan en el horizonte orgánico mineral más superficial (A1) y las anésicas que ingieren una mezcla de suelo entre el 20 y el 50% de mantillo. Su digestión es eficiente, asimilando compuestos orgánicos complejos como celulosa, lignina y taninos-proteínas, gracias a la acción de las enzimas que contienen sus aparatos digestivos (por ejemplo, celulasa y mannanasa, etc.).

 

Continuará……..

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Gracias a ti por hacernoslo saber, es mas importante de lo que crees.

[...] de horizontes edáficos parece ser debida a la intensa actividad de la fauna de invertebrados (ingenieros del suelo) que habitan en el mismo, por cuanto promueven la remoción de partes considerables de la matriz [...]

(requerido)

(requerido)


*