Erosión por Deslizamientos y Avalanchas: Un Desastre Natural y Humanitario de Magnitud Global.

Hoy, repasaba las noticias de Terradaily con vistas a seguir las consecuencias del reciente y lamentable terremoto acaecido en el Perú (ver información los riesgos sísmicos de aquél país  en este blog) y he decido escribir uno de esos post que siempre tienes en la memoria paro que nunca terminas por redactar. España no suele sufrir el azote de los deslizamientos, en su sentido más amplio, por lo que no era muy consciente de sus devastadoras consecuencias a escala global. Un día decides iniciar un blog, comienzas a recibir noticias de actualidad,  y con el tiempo te percatas de la diferente gravedad de los problemas asociados a la degradación del suelo, así como de sus consecuencias humanitarias (que no tienen porqué encontrase directamente relacionadas). En el mismo boletín de noticias estadounidense, aparecieron el 20 de abril de 2009 (día en que escribo este post) varias noticias relacionadas con cuantiosas víctimas en otros países producido por este tipo de eventos. Cuando comencé mi andadura en esta bitácora, pronto comprendí que debía crear una carpeta en mi PC sobre desastres naturales. Pues bien, ya alberga varios miles de documentos y un patrón que nadie me puede discutir. Una de las causas naturales que genere mayor número de víctimas a escala global son los mentados deslizamientos, avalanchas (suelo, rocas y nieve), torrentes de barro (fango), etc. Sin embargo, tal hecho no suele aparecer registrado en la prensa e informes de organismos internacionales, por lo que ni ciudadanos, ni políticos terminan por hacerse una idea de la inmensa gravedad del problema. ¿Cuál es la razón? Simple, muy simple.

 

 

 

Deslizamientos en urbanización deficientemente ubicada.

Fuente: Landslide Hazards at La Conchita, California (R.  W. Jibson)

 

El problema reside en que suele considerarse como efecto colateral de otros desastres, naturales y/o inducidos por la acción humana. Los ciclones y huracanes generan lluvias torrenciales, muchas de las cuales dan lugar a este tipo de procesos superficiales terrestres. Sin embargo, son los deslizamientos de los materiales terrestres (reitero que incluiré en este vocablo al resto de los procesos relacionados) los que finalmente suelen causar una mayor mortandad. Lo mismo ocurre con los seísmos, así como con otros temporales de agua que generan graves inundaciones. Pocas personas mueren ahogadas, siendo la mayoría presa de esta plaga. Pero la cuestión reside en sí las víctimas son causa de los procesos que nos preocupan hoy: erosión-deposición de materiales edáficos, regolitos y rocas subyacentes.  

 

No debemos olvidar tampoco las víctimas de las roturas de presas de residuos tóxicos (en China ya comienza a ser una lamentable costumbre), las que se dan en vertederos periurbanos, etc. También hablamos de deslizamientos y avalanchas en muchos casos.

 

Se Necesita Imperiosamente un Inventario   

Cuando se habla del número de víctimas que se producen en el mundo por desastres naturales (y/o los antrópicos mencionados), debemos entender y discernir entre las causas primeras (disparadoras del proceso) y las últimas (causantes directas de las víctimas). En caso contrario, el lector tiende a soslayar que no se trata de los imponderables y difícilmente predecibles sismos y huracanes, sino de otros que, a menudo, pudieran prevenirse o al menos paliarse. Como resultado, no se detecta la enorme dimensión del problema.

 

Avalanchas, deslizamientos, etc., (al margen de los que conciernen a las coberturas nivales) suelen acaecer en sitios concretos cuyo riesgo, en la mayoría de los casos, sí puede establecerse con los estudios y cartografías correspondientes. La carencia o deterioro de la cobertura vegetal en suelos con profundos regolitos y/o sobre rocas deleznables, en zonas de relieves abruptos son sumamente susceptibles a la ocurrencia de tales eventos. Las ciudades y aldeas sitas en los fondos de valle padecerán las consecuencias.  La realización de obras públicas mal planificadas, como lo son las carreteras de montaña (entre otras), puede disparar también este tipo de movimientos de tierra. Obviamente no voy a realizar un inventario de todos ellos.  Ya hemos hablado del tema en otros post que os incluyo abajo. En cualquier caso, basta entender que una adecuada planificación territorial que haga uso de los mapas de riesgos adecuados podría ayudar a paliar la masacre anual (cientos de miles de víctimas o quizás algunos millones) que sufre el planeta.

 

 

 

Las carreteras mal planificadas pueden inducir avalanchas.

Fuente: Landslide Hazards at La Conchita, California (R.  W. Jibson)

 

Existen otros mecanismos de erosión y redistribución de materiales de la superficie terrestre francamente perniciosos para el ser humano y la degradación del medio ambiente, pero ninguno otro que yo sepa, genera la brutal cantidad de víctimas que los deslizamientos. En consecuencia, urge saber cuantas víctimas son fruto de estos a nivel mundial con vistas a concienciar a todos y poder presionar para que comiencen a adaptarse las medidas necesarias. Reiteramos que las hay en muchos casos.

 

¿Qué magnitud de Suelo es removido y redepositado por estos mecanismos?

Obviamente, una gran mortandad no implica necesariamente que estemos abordando un mecanismo que movilice ingente cantidades de materiales de la superficie terrestre. Sin embargo, el problema estriba en que desconocemos las cifras. Quizás, solo quizás, la pérdida de suelo por los motivos aludidos supera a la de otros procesos erosivos. Lamentablemente no se dispone de esos datos, debido a la falta de interés. Antaño, resultaba difícil valorarlos con la tecnología disponible. Sin embargo, en la actualidad, existen sensores satelitales que pueden estimar altimetrías con precisión milimétrica, o al menos centimétrica. Con tales herramientas cuantificar la pérdida de suelo, a posteriori, no es, ni mucho menos, una tarea insuperable, pudiendo realizarse desde el laboratorio. Tan solo hace falta voluntad política, por cuanto la mayor parte de los científicos deben trabajar conforme a los proyectos prioritarios que dimanan de los organismos regionales, nacionales e internacionales.

 

Post Previos Relacionados con el Tema

La Erosión del Suelo: Tipos de Procesos Erosivos

Terremotos y Procesos Superficiales Terrestres

Deslizamientos, Avalanchas y Pérdida de Suelo: video

Las Leyes Fractales de los Procesos Superficiales terrestres (Terremotos, Deslizamientos, Avalanchas, Aludes, Lluvias Torrenciales, Inundaciones, etc.)

Las Leyes Fractales de las Estructuras Superficiales terrestres (Terremotos, Deslizamientos, Avalanchas, Aludes, Lluvias Torrenciales, Inundaciones, etc.)

Tipos de Desastres Naturales Tras Un Terremoto: Procesos Superficiales Terrestres

Concepto de Deslizamientos, Avalanchas y Movimientos de Tierra: Desastres Naturales en los que Interviene el Suelo

Movimientos de Tierra en Flujo: Solifluxión y Reptación (Desastres Naturales)

Edafología de los Desastres Naturales: Degradación y Pérdida de Suelos

Tsunamis, Suelos y Procesos Superficiales Terrestres

 

 Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

estoy interesado en el tema, de los desastres naturales por una oportunidad de estudios a nivel maestria, y me interesa poder unir mi formacion basica como ing. agronomo con esta nueva tematica y creo que la mejor forma es esta, profunidzar en el tema de los desastres naturales y la erosion de suelos, veo que ha podido coleccionar una serie de documentos sobre el tema, sera posible que me lo hiciera llegar a mi correo? estoy entrando en este tema y noto deficiencias en mi sistema de busqueda, por lo tanto si es posible que pueda compartir esta informacion muchas gracias,

[...] Erosión por Deslizamientos y Avalanchas: Un Desastre Natural y Humanitario de Magnitud Global. [...]

igual dan miedo los sismos ojala nunca mas pasara lo que paso del trremoto porque fue terrible la custion de los temblores dan miedo

[...] Juan José Ibáñez el 6 Diciembre, 2010 Comentarios (0) Ya os comenté en varios post que una buena parte de las víctimas de los desastres naturales se genera por los movimientos de tierras, ya sean de lodo o de otra índole. En este sentido, los terremotos, lluvias torrenciales, [...]

[...] Si la naturaleza nos depara “naturalmente” eventos catastróficos, la acción del hombre los introduce “artificialmente” ¿?. Solemos pensar y describir ambos hechos como singulares, por lo que pueden tratarse y clasificarse por separado. Empero no suele ser el caso, siendo moneda de cambio que los unos interaccionen “sinérgicamente” con los otros y el resultado deviene en demoledor. Y así, mientras se pierde la biodiversidad, geodiversidad, edafodiversidad, etc., el ser humano se encuentra generando una radiación sin precedentes de los desastres colosales más variopintos. ¿Naturales?, ¿artificiales?. Personalmente, en abundantes ocasiones, no lograría encasillar muchos de estos eventos en una u otra clase. Ciertamente algunos son singulares, aunque con harta frecuencia se combina lo natural con lo antropogénicamente inducido. ¿No queríamos diversidad? Pues aquí tenemos un ejemplo. Abajo os exponemos numerosos casos,  si bien os dejo este como botón de muestra: Erosión por Deslizamientos y Avalanchas: Un Desastre Natural y Humanitario de Magnitud Global. [...]

(requerido)

(requerido)


*