Naturaleza Políticamente Incorrecta (Y las Orgías de la Sabana)

 

A principios de los años ochenta del siglo pasado, me encontraba en la Sierra Norte de Madrid (España), recogiendo muestras para mi tesis doctoral. Se me había echado el domingo encima. A medio día reposté en un bar para comer. Se encontraba abarrotado de paisanos tomando unos vinos. De pronto, un lugareño entró precipitadamente por la puerta y le gritó a otro: “Pascasio que tu vaca ha vuelto a las andadas y marcha bebida por la carretera”. Jurando en arameo el paisano comenzaba a salir del local cuando le pregunté que ocurría (a fuerza de viajar por aquellos lares conocía a varios aldeanos, y aquél era uno de ellos).  Enojado exclamó que el animal andaba borracho por la carretera dando tumbos de un lado de la calzada al otro. Peligroso para la vaca, y por supuesto para los vehículos de turistas que deambulaban por allí los días festivos. Me fui con el a ver el espectáculo. Para morirse de risa: sus ojos y lengua andaba peor aún que sus patas. Me comentó Pascasio que era habitual que los animales devoraran (que no degustaban) los frutos de un arbusto maduro que fermentaba por otoño, agarrándose unas “trompas descomunales”. Vaya por Dios me dije a mi mismo. A los animales también les gusta “colocarse”.

 

Hace unos años, tras abundantes lecturas y visionar numerosos videos, me volvía a interpelar el porqué, casi todos los pueblos aborígenes de los que estaba informado, consumían drogas de una manera u otra. Entonces me acordé de aquella vaca. Pues bien, hace pocos días, mi amiga Ana Torné me envió un breve vídeo que mostraba unas más que divertidas escenas de lo que ella denominaba “el botellón de la sabana”. Más bien aquello era una orgía de animales ebrios, de las más variopintas especies. “la orgía de la Amarula”. Tal hecho me ha dado pie a las siguientes reflexiones “para-filosóficas”……

 

     

 

La Marula, Fuente Wikipedia  

 

¿Porqué todos los pueblos humanos necesitan evadirse de la realidad consumiendo bebidas alcohólicas o ingiriendo-inhalando algún tipo de drogas, ya sea de forma regular, o en sus festividades y actos iniciáticos? Al parecer, la vida es lo suficientemente dura como para poder sobrellevarla “eternamente sobrios” Y si no que se lo pregunten a los noruegos, que hacen uso de todo tipo de triquiñuelas con vistas a transportar ilegalmente el alcohol desde Dinamarca, ya que en su país es prohibitivo (por el precio) y al parecer tampoco se permite ya consumir en los restaurantes: ¿Un buen plato con Cocacola?: ¡La madre que parió a sus políticos!

 

Nuestras autoridades nos alertan de los peligros de las drogas. No les falta razón. Empero una cuestión es el consumo y otra bien distinta el abuso. Ser políticamente correcto implica no fumar, beber poco, etc., etc. Más aun, los lógicos controles de tráfico generan estragos en los restaurantes de Madrid a la hora de cenar, ya que ingerir dos o tres cervezas (o vino) es suficiente como para ser penalizado, e incluso que se les retire el carné de conducir a estos “alcohólicos descontrolados”.  Y, a menudo, tales cantidades no suelen ser suficientes como para emborracharse. ¿O sí?  ¿Pero y si vives en un pueblecito y quieres tomarte unas copas el fin de semana en la capital más próxima? Pues resulta que tampoco es posible. Numerosas aldeas de este país padecen de una población muy envejecida, escaseando los jóvenes ( no escasean pueblos con uno o dos mozos(as)). Si estos últimos quieren conocer gente y divertirse un poco ya no pueden hacerlo en muchos casos. Antes de que estas normas de tráfico viario se pusieran en práctica, solía cenar con amigos que viven en la periferia de Madrid. Durante años, ninguno de ellos padeció accidente alguno, ni fue penalizado por “la ley seca”. Reitero que la sensatez no esta reñida con un poco de alcohol. Ahora bien, el abuso y la inconsciencia juvenil sí. Pero la ley es la ley y, a menudo, pagan justos por pecadores.

 

Se dice que la naturaleza es sabia. Y si tal aserto resulta ser cierto, ¿No deberíamos aprender de ella? Y es aquí en donde nuestros legisladores parecen descarriarse, legislando con sus traseros. Como a ellos les llevan chóferes (…..). Se trata de un problema complejo, soy consciente de ello. No debe trivializarse. Ahora bien, que se lo digan a esos jóvenes de los pequeños pueblos meseteños a los que se les invita a emigrar a costa de legislaciones absurdas como esta (so pena de convertirse en ermitaños por necesidad), por ejemplo. Conozco algún caso sangrante.  

 

Durante siglos, la sociedad occidental ha estigmatizado, a los homosexuales (entre otros colectivos políticamente incorrectos), tachándoles de seres enfermos con comportamientos aberrantes. Pero resulta que en diversos grupos de homínidos, una vez el macho dominante ha hecho uso de su derecho de pernada, las hembras retornan con sus machos o hembras habituales. No estoy diciendo barbaridades. La homosexualidad y el lesbianismo son consustánciales para diversas especies de homínidos. ¿Por qué entonces, como aun ahora en muchos países, castigan hombres y mujeres que no hacían daño a nadie, en aras de “puritanismos y dogmatismos aberrantes”a los que algunos investigadores les daban (y aunque parezca increíble todavía andan algunos ejemplares sueltos) marchamo de cienticismo? Volveremos sobre este tema en un próximo post, con vistas a mostrar la composición de jarabes y medicamentos de tan solo hace unas décadas. Os aseguro que quedaréis horrorizados, de lo que los expertos prescribían a los enfermos, hasta no hace mucho tiempo, en nombre de la ciencia. Hay días que pienso que ser un individuo políticamente correcto equivale a ser estúpido. Veamos una lección, entre otras, que nos muestra la naturaleza. De paso observaremos que todo ente viviente tiene utilidades para la especie humana y su sustentabilidad. 

 

 

 

 

Pues bien, para comprobar las orgías que anualmente se producen en la sabana y que hacen entablar amistades de lo más variopintas, os mostraré un video (entre otros muchos) que no deja lugar a dudas. Pero antes de empezar, explicaremos brevemente que es la “Amarula” y sus múltiples usos en áfrica, tanto por humanos como por la fauna autóctona. Sin embargo, anticipemos que en un enlace de la Web se dice: “Amarula, el mejor licor del mundo según el concurso internacional Wine and Spirit Awards 2007”. Desde luego, nuestros antepasados animales parecen tener un gusto exquisito. Tras terminar este post voy a adquirir una “botellita”. ¡No lo he probado aun!

 

La Wikipedia Española nos informa sobre los siguientes aspectos de la Amarula, aunque por lo que he visto hierra en algunas minucias (el video de cuenta de ello):


Crece en África, sobre terrenos arenosos, desde Etiopía y Senegal, en la zona meridional del Sahel, hasta los bosques de miombo (praderas arboladas) de las provincias sudafricanas de Limpopo, donde es especialmente abundante (….). En la cueva de Pomongwe, en Zimbawe, se han encontrado los restos de varios millones de frutos de la subespecie caffera consumidos por seres humanos hace al menos diez mil años. Algunos autores consideran que los bantúes han llevado y distribuido la marula a lo largo de sus migraciones por toda África, ya que es uno de los componentes principales de su dieta.

 

Usos

Del árbol se pueden comer el fruto y la nuez, ricos en vitaminas (ocho veces más vitamina C que la naranja) y minerales, y se aprovechan también la corteza y las hojas. Cuando el fruto cae a tierra fermenta ligeramente y es muy apreciado, tanto que en algunos lugares se dice que vuelve locos a los elefantes, que lo adoran, aunque tendrían que comer grandes cantidades del mismo para emborracharse. También gusta a facóqueros, kobos (Kobus ellipsiprymnus), jirafas, cebras, kudus y monos. La semilla gusta a los pequeños roedores.

 

Las larvas de la conocida mariposa verde africana Argema mimosae se alimentan de las hojas de la marula. En el árbol viven también dos tipos de orugas que se recolectan y sirven de alimento a las poblaciones locales.

 

En algunas zonas de África, la corteza en polvo se usa para que las mujeres elijan el género de su futuro hijo. Si quieren un chico, deben alimentarse de la corteza pulverizada del árbol macho, y viceversa. Por otro lado, la decocción de la corteza (o, según donde, machacada con agua fría) se usa contra la disentería, la diarrea, el reumatismo e incluso como profilaxis contra la malaria. Inhalando los vapores de la corteza en agua caliente se combaten las alergias, pues contiene antihistamínicos. La infusión de la parte interior de la corteza alivia las picaduras de escorpión y serpientes. No es raro encontrar marcas en los árboles de los pedazos arrancados de corteza para usos medicinales.

Con el fruto, comestible, se pueden fabricar mermelada y bebidas. La más conocida es la Amarula, que se produce en Sudáfrica y se comercializa en todo el mundo. También se obtiene una cerveza llamada Mukumbi. La piel del fruto, hervida, da una bebida que se usa como sustituto del café. La nuez, blanca (una o dos por fruto y pequeñas, se usa en ensaladas. El aceite hecho con la semilla, rico en atioxidantes y ácido oléico, se usa en cosméticos. También se puede fabricar con ellas etanol para vehículos. Las hojas verdes alivian la acidez de estómago. Algunos pueblos plantan marulas en las cercanías para atraer a los insectos polinizadores. La infusión del fruto se usa en algunos lugares para lavar a los animales domésticos infestados de garrapatas y como insecticida.

 

La madera se usa para hacer muebles, tableros y revestimientos de paredes y suelos, además de para (…) Las capas interiores de la corteza, filamentosas, se usan para fabricar cuerdas, como se hace con el mopane, pero  (…) La corteza también se usa para fabricar tintes rojizos y amarronados, y la resina, mezclada con hollín, se usa para hacer tinta. La subespecie caffra es un árbol de crecimiento muy rápido, de hasta un metro y medio por año, que se planta para evitar la erosión en zonas arenosas, pero no resiste las heladas.

 

Nombres

La marula recibe diferentes nombres según el país y la etnia; por ejemplo, en los países de habla inglesa, las traducciones de sus apelativos en las lenguas locales (….).

 

 

Vamos, que esta planta es una joya, por lo que deberíamos importarla aquí para frenar los procesos erosivos y más…… (siempre que no se comporte como una especie agresivamente invasora). Pinchando aquí, podréis visionar otros numerosos y divertidos videos de las orgías en la Sabaneñas que no sabandeñas. No queda duda de la utilidad de numerosas (si no casi todas) las especies, para las culturas aborígenes, que aprovechaban todo lo que estaban a su alrededor hasta límites insospechados. Por el contrario, nosotros, por cada gramo de materia útil, generamos mil de desperdicios que desparramamos por tierras y aguas, contaminándolo todo Y recordar: ¡¡Ponga una Amarula en su vida!!, eso si, “cuando su fruto maduro caiga por los suelos” sea prudente, no termine por besar los recursos edáficos.  

 

Juan José Ibáñez

 

PD. Fijaros que, mientras en los mamíferos normales el alcohol induce unos efectos “lógicos”, el mono que juega con la tela de añara se queda literalmente “colgado”: “mentalmente colgado”. Mal asunto cuando la evolución ha otorgado a los estúpidos homínidos el poder de modificar la biosfera a su antojo. Así le va a la pobre Gaia. 

 

Amarula, lindisima Amarula, no seas tan ingrata lalalalalala

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Suscribo gran parte de lo que dices, Juanjo. No me gusta vivir en un estado que quiere controlarlo todo y tampoco suscribiré jamás la discriminación… Sin embargo, tal vez por una cuestión cultural (recibí una educación germánica), nunca he entendido la forma "irrespetuosa" que tenemos de divertirnos en España.

Jovencitos dando por saco hasta altas horas de la madrugada, sin dejar dormir a los vecinos y que te llaman fascista si pides algo tan obvio como "descansar". Porque una cosa es tomarse unas birras en un parque, sin molestar a nadie y recogiendo la basura tras el festín, y otra muy distinta llenar los espacios públicos de mierda y vómito porque "tenemos derecho a mamarnos en la calle". Y a las autoridades les conviene, claro, porque una juventud mamada crea menos problemas que otra que, además de divertirse, exige también un trabajo decente y que piensa en una carrera profesional basada en el esfuerzo.

Otra cosa que no comprendo es la tolerancia con el tabaco. En Madrid, gracias a la ley Espe, está permitido fumar en prácticamente todos los locales de copas y restaurantes, con lo que las personas sensibles al humo nos tenemos que quedar en casa o fastidiarnos y tragar con la peste nicotínica, en aras de una supuesta tolerancia. De pequeñito, me enseñaron que cuando uno va a estornudar, debe apartarse para no llenar mocos a la persona que está al lado. ¿Se imaginan la bronca si en un restaurante decidiesemos llenar de babas el plato de los vecinos de mesa? Pues lo mismo con el pitillín. Si estoy comiendo, ¿qué problema hay en que el fumador de al lado salga a la calle a fumar para no molestar? Beber un vino o comerse un buen marisco con el tufo de un cigarro en la mesa de al lado no es una experiencia gastronómica demasiado agradable. Y si me apetece tomarme una cerveza en un pub, ¿por qué leches me tienen que meter en una cámara de gas y ahumar con monóxido de carbono, como si fuera un salmón de cloaca? La respuesta es siempre la misma y conduce a la tiranía que unos pocos, los fumadores incombustibles, imponen a una mayoría ahumada. La persona que sufre una adicción a una sustancia nociva no parece ser la más indicada para establecer las normas que regulan su consumo.

Personalmente, creo que otros modelos culturales han resuelto estos temas con bastante más elegancia. Permiten un esparcimiento de los ciudadanos que preserva la tranquilidad de todos. En España, por el contrario, veo una doble moral: tenemos leyes para regularlo todo, y sin embargo nos las pasamos por el forro con aquello del "prohibido prohibir", porque prohibir es de fachas.

Está claro, siempre tendré la opción de irme a vivir a Alemania o a Francia, donde estas cosas parece que funcionan de una manera más de acuerdo con mi forma de pensar. Quién sabe, igual hasta me lo planteo en serio, cuando aquí ya no queden más que parados, políticos, sindicalistas liberados, constructores subvencionados y banqueros milmillonarios. Pero eso no impedirá que me siga doliendo la España machadiana…

Ya hay un español que quiere

vivir y a vivir empieza,

entre una España que muere

y otra España que bosteza.

Españolito que vienes

al mundo te guarde Dios.

una de las dos Españas

ha de helarte el corazón.

Un abrazo, Juanjo, y feliz "final de verano"…

Daniel

Hola Daniel,

Gracias por tu comentario y dos cuestiones.

1. Con lo de la movida del botellón estoy completamente de acuerdo. Los jóvenes no pueden molestar porqué si, porque les da la gana. Es una falta de civismo absoluta e intolerable. Pero a parte de la palabra botellón, el post no va por ahí.

2. Respecto al tabaco habría que matizar mucho más. Ya sabes que se va a prohibir por ley definitivamente. Y no estoy completamente de acuerdo. Las leyes prohibitivas invitan a la transgresión juvenil y no juvenil. Y el siguiente caso sería el alcohol como en noruega. Total a tomarte un esquisito plato con una cocacola me parece de mal gusto y no creo que por aquí lo toleráramos. Ya sabes que soy fumador, aunque muy moderado, pero fuimador.

La ley indicaba que debían establecerse sitios para fumadores y no fumadores en los locales grandes y la posibilidad de elección de una u otra posibilidad en los pequeños. ¿Que pasó?. Pues que "casi nadie quiso". ¿Porqué?. En gran parte de los restaurantes se vive más del menú del día que de las cenas. A los primeros se va en grupo y unos fuman y otros no. ¿Que hacer?. Sencillamente como los dueños son unos rácanos, no hacer nada. En los locales grandes han puesto una separación ridícula o simplemente unos a un lado y otros a otro sin hacer obras o poner los extractores oportunos.

Por tanto en los locales grandes habría que exigir o que se hagan las cosas bien o se convierten en no fumadores. Ok. ¿Y en los pequeños?. Ahí está el problema. Debería haber una cuota por zona. Yo a penas ingiero alcohol excepto algun día. El alcohol es tan dañino o más que el tabaco (siempre tomado en exceso en ambos casos, en nunguna con dosis moderadas; yo no uso coche y me tengo que tragar todo el humo de los vehículos pero no por eso pido que se limite el tráfico rodado). ¿Porqué no se prohibe?. De hecho el alcohol disminuye más el rendimiento laboral que el del tabaco. También genera más descontrol y violencia cuando le gente se excede, especialmente los fines de semana (a parte de generar muchos accidentes de tráfico) Y porqué no se prohibe? Por la sencilla razón que dañaría la economía española. Y eso no puede ser, claro está. Por lo tanto se muestran distintos raseros e intolerancias. Hay fumadores impresentables y fanáticos antitabaco de la misma guisa.

El problema es la falta de civismo. Pero si a tí te molestan los fumadores yo te aseguro que por vivir en el centro a mi me molestan más los que se exceden con el alcohol. La ley debe ser razonable. Y dar oportunidad a todos, so pena de terminar como en Noruega. Todo el mundo en casa fumando y bebiendo y los restaurantes y sitios públicos a la ruina……. Daba risa ver en agosto el comportamiento en la capital de este país. Las calles eran unos estercoleros de cigarrillos, porque muchos fuman como cosacos.

Pero hay más la contaminación acustica también es insoportable en un restaurante. Y a veces te pones a comer y no puedes escuchar a los interlocutores porque gritan como energúmenos. Y tampoco puede ser. Podría poner muchos casos más.

Por lo tanto unos no pueden imponer un criterio y soslayar los demás. Eso son modas sesgadas y que favorecen a unos que toman unas drogas respecto a los que consumen otras con a misma gravedad sobre la salud.

En este país falta civismo y planificación mientras que sobra intolerancia y racanaría. Pero dentro del civismo está la tolerancia "hasta ciertos limites". Yo tengo un post en que defiendo la tauromaquia (que de hecho no me gusta por su violencia) en base a argumentos ambientales y he tenido que prohibir comentarios porque siolo hacían que insultarme (asesino, sinverguenza y frases más gordas). El problema que planteas con el tabaco me parece sesgado ya que es un síntoma de otro cívico mucho más grave.

Saludos cordiales y perdón por los errores de teclado ya que te he escrito muy rápido desde un portátil muy pequeño. Nos vemos.

Juanjo

[...] el hombre es hombre, necesitan sus drogas para evadirse, como también lo hacen los animales en sus orgías sabaneras. Muchos años después, no puedo más que recordar con nostalgia y cariño aquellos momentos. Ahora [...]

Interesante artículo, especialmente lo de la Amarula,desconocía muchas cosas….
La vida es demasiado bella para dañarla consumiendo cualquier tipo de drogas, el fumar y el beber te restan años de vida, ¿Para qué desperdiciarlos? Especialmente los jóvenes, que a veces piensan que se les acaba el mundo y a su vez ellos quieren acabar tomándose todas bebidas y cigarrillos de cualquier “tipo”.
Saludos

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..