Rankings de Blogs y Divulgación Científica: Una Crítica Constructiva

Cada año, a algunos bloggers nos ocurre lo mismo: cuando llegan los periodos vacacionales y nuestra audiencia se encuentra bajo mínimos, comenzamos a subir como la espuma en este tipo de rankings. Mutatis mutandis, a mayor número de lectores peor posicionamiento. Sin embargo, en Google ocurre lo contrario. ¿Cuál es la razón o sin razón? Se trata del peso que cada blog recibe en función del número de bitácoras que enlazan con la suya, el valor de autoridad otorgados a las entradas según su procedencia (visitas institucionales versus las caseras, etc.). Sinceramente no soy experto, pero el patrón deviene recurrente. Existen pues dos tipos de bitácoras de divulgación científicas, así como también cabe distinguir entre las de ciencia y las destinadas a los ciudadanos corrientes.

forges-y-los-blogs-fuente-inquietudes-en-primaria

Chiste de nuestro entrañable Forges: Extraído del Blog Médic@blogs

Las primeras son más académicas y se escriben para suministrar información a “los iguales”, o al menos a personas con un buen nivel cultural. Por el contrario, en las castigadas por los rankings el objetivo fundamental suele consistir en escribir “para todos los públicos”. Es decir, en mi modesta opinión,  la divulgación científica para los ciudadanos normales se encuentra penalizada. ¿Cómo es posible que blogs que reciben unos cientos de entradas diarias se encuentren por en posiciones altas, mientras las que alcanzan más de 10.000 se pierdan en las inmensidades de los listado interminable de tales sistemas de valoración de “autoridad”. ¿Resulta razonable?

A título personal, se trata de un tema que no me preocupa (ni mucho, ni poco), los datos de las visitas recibidas diariamente ahí están, mientras que muchas bien posicionadas los ocultan. Ahora bien en Google (….) todo es distinto. Generalmente, la divulgación científica se encuentra destinada a informar e instruir a los ciudadanos, no para exhibirse entre los compañeros. De este modo, se ayuda a rellenar las grandes lagunas que padece Internet en español-castellano incluida la pobreza en contenidos de nuestra Wikipedia. Los ciudadanos intentan encontrar información en sus buscadores sobre determinados asuntos y nosotros se la proporcionamos. Así de sencillo. Así entendemos algunos la divulgación de la ciencia

 Obviamente la blogosfera da cabida a todo tipo de iniciativas, siendo la mayor parte de ellas interesantes y complementarias. Mejor así. Ahora bien, este tipo de sistemas de valorar “la autoridad” penaliza la tarea más difícil y necesaria, “ensañar al que no sabe o lo necesita”. ¿No hablamos de la falta de conocimientos de la gente respecto a la importancia de la indagación científica?. Tal hecho se basa, al menos en nuestra modesta bitácora, en compaginar la escritura de post destinados  a individuos con diferentes niveles educativos: desde niños y paisanos hasta colegas expertos en la materia. Y no alberguéis dudas, explicar los temas de manera muy sencilla deviene en una tarea mucho más compleja que escribir para personas con tu mismo nivel cultural, de conocimientos y educativo.

 De este modo, desde hace años, los jóvenes, y no tan jóvenes, se acercan a saber en los congresos, simposios y seminarios si ese Juan José Ibáñez que contemplan al natural es el mismo que aquel que escribe un blog titulado “Un Universo Invisible bajo Nuestros Pies”. Y esto me ha ocurrido tanto en España como en Latinoamérica, pero también en otros países europeos. Incluso a veces los estudiantes o recién graduados te solicitan autógrafos, actividad que aun me ruboriza y desconcierta. ¡tampoco es para tanto! Todo ello me ha llevado a recapacitar acerca de varios asuntos que no pienso exprimirlos en un solo post.

 Si tu bitácora aborda una temática no bien valorada en la jerarquía de las ciencias, prepárate a recibir pocos enlaces, hagas lo que hagas. Si por el contrario versa sobre nuevas tecnologías. y especialmente las relacionadas con Internet, ocurre todo lo contrario. Empero tal hecho no tiene nada que ver con la calidad de los contenidos de un blog. Algunos bloggers muy bien posicionados en ese tipo de rankings se asombran cuando les indico el número de visitas diarias que recibimos. Se interesan por la estrategia que atesoro. Se la cuento y exclaman uffffff ¡Cuánto trabajo! Pero además suelo añadir, si quieres ser popular en términos de visitas olvídate de Technorati, etc. Generalmente se quedan muy confundidos, hasta que detallo las razones.

Existe un cierto elitismo y propagandismo entre algunos bloggers que acepto, pero no comparto: ¡enlázame, enlázate, vótame, te doy un premio, pero tu debes darme otro, etc., etc.!. Sin embargo, existen contados blogs de suelos y esos son, salvo excepciones, los que considero que deben ser enlazados (me gusten mucho, poco o nada) y no ristras interminables en las que siempre terminas quedando mal con alguien que se te ha olvidado incluir.

 Muchos colegas no entienden que en los blogs de divulgación es mejor escribir con un poco de pasión (que se transmite al lector), mucho compromiso (con los ciudadanos y sus necesidades, que no con los compañeros de profesión que ya se defienden como lobbies), así como mediante un lenguaje bastante coloquial y distante del propio de las publicaciones científicas. Por definición, en los blogs se divulga, pero también se ofrece una perspectiva personal. Sin embargo, este modo de proceder irrita a numerosos “expertos” que ni saben realmente en que consiste un blog (en que se diferencia de una página Web institucional). Lo siento, pero leer en Wikipedia el significado del vocablo. Personalmente intento incluir contenidos científicos, pero la interpretación es personal e intransferible y así intento hacerlo  entender a los lectores. Y tal perspectiva correponde a la esencia originaria de de los blogs. Sin embargo, cuando se pusieron de moda, comenzaron a surgir los blogs institucionales, así como los escritos por científicos cuyo único propósito devenía en inundar la blogosfera de noticias que se repiten ad nauseam, y muchas de las cuales son meras notas de prensa fusiladas de los rotativos convencionales. ¡No me mola! Eso no es divulgación científica. Se trata meramente de buscar un poco más de notoriedad. Esta última no debe buscarse, el público decide.

 Cada vez que algún lector joven me da las gracias e informa que se decanta por estudiar edafología, me llevo una alegría enorme, tremenda: ¡soy feliz por unos minutos! Esta actividad me resulta gratificante, en esos momentos.

¿Y que decir de  los comentarios de los más pequeños? Tendría que narraros cientos de experiencias de lo más divertidas. Cierto es que en las épocas en donde se dispara la audiencia, algunos se enfadan porque los contenidos de algún post no corresponden a sus expectativas, acordándose de mi santa madre y mucho más (son borrados inmediatamente). No obstante, en otros casos me voy a la cama riéndome. Lamentablemente no ocurre los mismo con algunos colegas para los que lo que todo lo que no sea la “ortodoxia” es deleznable. Cabría señalar, en este sentido, que van muy descarriados. A título personal, y por escribir en esta bitácora, me invitan a impartir conferencias  en otros países, a escribir en libros, o me solicitan el material desde ciertos gobiernos para incluirlo en los libros de texto para los infantes.

 Y es aquí en donde expreso mi primera y última queja. muchos investigadores no tienen ni la más remota idea de divulgar, otros tan solo se afanan en buscar notoriedad, mientras que finalmente un tercer grupo hace lo único que sabe criticar ¡anónimamente! (no tienen el valor ni de escribir sus verdaderos nombres y apellidos), por cuanto el esfuerzo e imaginación que requiere una “divulgación para todos” está muy lejos de ser imaginado con sus cortas “entendederas”.

 Finalmente una reflexión adicional sobre los rankings. No se pueden utilizar los mismos criterios para los blogs de ciencia que para los blogs de “divulgación científica”, porque al hacerlo, discriminan a la baja los que intentan aumentar la cultura científica de los ciudadanos, algo que nos demandan nuestras instituciones y autoridades.  Escribo desde un sistema de blogs que lleva el título de “compromiso social por la ciencia”. Y ese es exactamente el objetivo de muchos de ellos, aunque no de todos. Ahora bien, que se me califique como bueno o como malo apelando a reglas que benefician a los que escriben desde su torre de marfil, se me antoja inadmisible. Un blog de Ciencia no es un blog de divulgación científica “para todos” y alguien debería percatarse de “tan sutil diferencia ¿¿??.

Juan José Ibáñez          

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy bien expresado.

Enhorabuena.

Gracias Antonio.

Un abrazo

Juanjo Ibáñez

Enhorabuena por tu blog, y la claridad de este artículo.
Quería consultar si, debido a tu especialidad, tienes alguna opinión formada sobre el calentamiento global. Muchas gracias!!

Muchas Gracias por tus comentarios Ignacio.

Yo no tengo dudas acerca de que estamos alterando el clima. Ahora bien, sabemos muy poco del sistema climático como para creerse sin ser crítico lo que predicen los modelos de circulación general. El sistema climático tiene una naturaleza no lineal, y ello quiere decir que está sometido a cambios bruscos y a menudo impredecibles. Por su naturaleza, estos modelos nos informan de un calentamiento gradual y sobre este asunto albergo muchas dudas.

Un cordial saludo,

Juanjo Ibáñez

Me quito el sombrero. Me suelen encantar tus entradas, pero esta me parece casi clarividente. Divulgar, comunicar, qué gran diferencia sobre lo que suele hacer gran parte del mundo científico.
Enhorabuena y gracias por tu blog

Javier

Muchas gracias a ti también.

Un cordial saludo

Juanjo Ibáñez

Hola

Estoy de acuerdo con bastantes partes del artículo, pero te escribía porque has escrito un “esclamar” que hace un poco de daño a la vista. Está donde el “uffffff”.

No te culpo porque a todos se nos escapa un gazapo de vez en cuando. Por supuesto no me molestaré si no publicas este mensaje, ya que te lo mando de manera anónima.

Un saludo

Pues tienes toda la razón, es una BURRADA. Al estar pegado con los !!!!! no la detecté. Ya está corregido. Al escribir muchos post suelen ocurrir estas cosas por las prisas. Ni soy el único ni es la primera vez.

Muchas gracias por tu apreciación.

Un saludo

Juanjo Ibáñez

Hola Juanjo.

Lo de los Trolls…. pues yo no le doy tanta importancia. Se ignoran y mueren de inanición. Yo cuando comencé por la internet mis comentarios eran tachados como trolls (foros) por mezclar verdad, morbo y sarcasmo. Una actividad evasiva de los problemas de dinero, pareja, trabajo de la vida real.

Pero respeto a la divulgación…, me pregunto si ¿soy bueno? o demasiado pedante. ¿Soy eficaz o demasiado lioso con expresiones de ideas que solo yo conozco? ¿Quiero ser más popular? ¿Para qué? ¿Qué me marcara como disidente biólogo (en mis comienzos) me ha hecho que tenga menos “amigos virtuales intercambiadores de enlaces”? Puede ser… ¿Me importa? Bueno. No soy regular… escribo cuando me sale de dentro y cuando los otros escritos de la vida real me dejan espacio… Además yo no soy un divulgador de ciencia estricto. Yo disfruto mezclando futurismo (ciencia ficción), con la hipocresía de este mundo, con “etica”, y con algo de ciencia biológica… Si a la gente no le gusta… Yo no cambio mis principios… :)

http://lasoledaddelexcentrico.wordpress.com/2007/12/27/pertenecer-a-un-grupo/#comments

Hola Biocomplex,

Todo depende. Si defiendes un tema y te insultan puedes dejarlo y ya está. Es una opción. Ahora bien en ciertos temas, si se pone en duda tu profesionalidad, honestidad, etc. o la de alguien, no estoy tan deacuerdo (a no ser que ponga nombres y apellidos identificables) . Nuestro sistema no permitía controlar los comentarios antes de que sean públicos (ahora ya si pero hasta hace poco no). Pero hay un tema que me preocupa más desde un punto de vits formal.

Considero que este apartado es para que la gente pregunte, charle sobre el tema y diga “algo de sustancia”, que se ayuden unos a otros, Así el interesado en el contenido de un post puede luego seguir leyendo la opinión de otros.

Sin embargo si un post se atiborra de comentarios insustanciales, insultos, etc., el lector interesado suele aburrirse antes de que, por ejemplo, de alcanzar otro comentario de algun visitante que diga algo que le interesaba. Creo que solo hay que dejar aquellos comentarios que digan algo de interés ya sea crítico con el post o de alguna forma constructivo o informativo. Personalmente borro el 90%, ya que son del tipo “me ha gustado”, “me ha servido para mis tareas”, “puto me han suspendido por utilizar el material”, etc. Sinceramente creo que hago un flaco favor a los lectores si permito que tras un post apareza una interminable lista de comentarios bobos. Es un tema, en cualquier caso más delicado de lo que parece, pero habría que explicarlo en detalle y ya lo haré en otra ocasión. No obstante la libertad de opinión no debe ser nunca excusa para cierto tipo de ataques anónimos gratuitos o no tan gratuitos.

UN cordial saludo

Juanjo Ibáñez

Hola Juanjo y demás apreciados blogueros y contertulios,

El autor de un blog desea normalmente tener una audiencia abundante y muchos comentarios, o al menos eso ocurre al principio. Pasado un tiempo, al menos en mi caso, uno se cansa de aguantar insultos, impertinencias y comentarios insulsos que no aportan nada a la entrada y en muchos casos demuestran que quien lo ha hecho no la ha leído ni la entiende. El autor sigue porque tiene algo que comunicar, pero….¿Qué hacer ante la adversidad?

Siempre hay solución y mi buen amigo Juanjo Ibañez, autor de este blog y mi padrino en esta plataforma de Madrimasd, me ha ayudado en algunas ocasiones. Resumo mis conclusiones con la intención que me indiqueís si os parecen atinadas:

El autor de un blog debe considerarse libre de borrar todo aquel comentario que no le guste. Por mi parte estoy pensando seriamente en la posibilidad de pedir a todos los autores que se identifiquen adecuadamente. Esto me obligaría a estar mucho tiempo borrando comentarios. Me dirían que es censura pero me da igual. La limpieza y el orden en un blog se hacen según el criterio de su autor y a quien no le guste que vaya a otra parte.

Personalmente creo que los ránking, puntuaciones, escalafones y valoraciones de todo tipo nos deben tener al fresco. He visto blogs muy tendenciosos y mal escritos con puntuaciones muy altas y otros excelentes con puntuaciones más bajas.

Juanjo, perdona por la párrafada y ya me dirás si estás de acuerdo con lo expuesto. Enhorabuena por tu blog, el auténtico buque escuela de la divulgación científica en español-castellano.

Gracias y un cordial saludo

Comletamente de acuerdo.

De hecho en muchos blogs la edición de comentarios requiere la revisión previa. Más aun enotros blogs se te pide dejar la dirección de mail para “poder” deejar comentarios y el blogger decide.

Ya la elección depende de cada uno. Y cuando te cansas de recibir comentarios anónimos mentando a tu madre o diciendo barbaridades…… Quien se aburra que se dedique a otra cosa.

Saludos Emilio.

Un abrazo

Yo escribo desde cierto “anonimato” y no puedo pedirles el DNI a otros personajes que me insulten….

¿Y para que queréis el nombre? Y si os lo da uno falso de otro investigador.. ¿Entonces qué?

Saludos.

Bueno yo intento que no sea un meme-memo-blog de ser repetidor de noticias y tópicos en el candelero. Hay que ser genuino, especial y diferente… Que lo igual, salvo que sea para regodearte de contactos sociales (o cibersociales) poco aporta. Pero provocar con un post con ingenio eso… eso no tiene precio :) .

1º Te ignoran
2º Se ríen de ti.
3º Te agreden.
4º Entonces es cuando ganas.

:)

Hola Biocomplex.

Bueno entones cuatro posibilidades,

1. Lo marcas como spam
2. Envias un correo electrónico para confirmarlo al presunto instigador
3. Los dejas un par de días y luego borras
4. No permites comentarios a ese post

Saludos

Juanjo Ibáñez

Puede que tenga razón, Biocomplex, y que una solución sea cosechar insultos y considerarlos como una victoria. Pero si en general las victorias sean del tipo que sean ya te preocupan poco, en particular ese tipo de victoria ni te cuento…….Así que creo que voy a seguir los consejos del maestro Ibañez y voy a empezar a borrar comentarios a diestro y siniestro y a pedir identificación en cada comentario. No creo que vaya alguien a ser tan sinvergüenza y burro como para dar nombres falsos en todos sus comentarios y si así fuese no tardaría en descubrirse la trampa…..

Saludos

interesante muy interesante

[...] posicionan las bitácoras lesionan o penalizan gravemente a los Blogs de divulgación científica (Rankings de Blogs y Divulgación Científica: Una Crítica Constructiva). Y en este sentido debemos clarificar los conceptos. En el sistema de bitácoras  madri+d, [...]

Buena initiative!

Excelentes palabras!las voy a tener en cuenta!

Tuve un sueno anoche, de algun modo me entere que cerca mio, tenia su oficina una gran doctora en ciencias, algo me llevo a visitarla y solicitarle que me pudiera explicar sus ultimos y mas recientes trabajos, analisando la situacion llegue a la conclusion que mi deseo no podria realizarce, puesto que personas de ese nivel no estaban en condiciones de disponibilidad de tiempo, el poder atender a cualquier persona, segun esto decidi que en un segundo encuentro seria mas breve, y que lo que haria seria solo solicitarle que publicaciones y en que sitio de internet hacia normalmente. Desperte pensando en la validez de este sueno y he comenzado mi busqueda por la web, tratando de averiguar quienes son los cientificos que escriben en internet con un lenguaje que todo publico pueda entender. Esta publicacion es mi primer paso, gracias por la luz que me entrega.

Gracias por tus palabras Jorge.
Un cordial saludo
Juanjo Ibáñez

(requerido)

(requerido)


*