Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos

La idea es buena, aunque no original, por mucho en que se incida más abajo en proponer un autor concreto como padre de la(s) criatura(s) milagrosa(s). Pero ya la denominación de “microorganismos eficientes” (EM) es un tanto absurda. ¿Existen microorganismos ineficientes?: ¿para qué? Se entiende por EM a un grupo de especies microbianas cuya presencia y/o inoculación en un suelo, mejoran su fertilidad, física, química, biológica, y resistencia a los patógenos, entre otras. Hablamos de varios tipos de organismos distintos, no de uno solo. Sin embargo una cuestión es que el ecosistema suelo albergue tales microorganismos, otra poder “potenciar” su presencia y finalmente otra muy distinta inocularla a partir de productos comerciales. Y en este último punto reside el problema. A la luz de las modas parecen haber proliferado los productos comerciales AM que intentan venderse como solución a los problemas más dispares. Una cuestión es que un investigador (o varios) publiquen sus resultados en una revista de impacto y otra bien distinta que su precipitada aplicación comercial sea un verdadero desatino, por no decir timo, como ya comentan otros autores a lo largo de este post. Resulta preocupante ver que este tipo de iniciativas se vayan incrementando día a día. El problema estriba en alertar de que no se trata nada más que de engañar a los ciudadanos ingenuos.

comunidades-microbianas-del-suelo-fuente-community-college-undergraduate-research-initiative

Comunidades Microbianas del Suelo. Fuente: “Community College Undergraduate Research Initiative”

Leí algo el otro día sobre el este tema y comencé a buscar en el ciberespacio. Hacerlo vosotros, especialmente escribiendo en vuestro motor de búsqueda (por ejemplo Goole) su denominación en inglés (Effective Microorganisms), luego dar a la opción imágenes. Comprobaréis la enorme cantidad de productos EM que ofrecen compañías de todo el mundo.

Como ya hemos comentado en numerosas ocasiones los suelos (incluyendo los oceánicos) son los reactores y sistemas de reciclado más potentes y complejos del Planeta, como también los que atesoran la mayor biodiversidad. De no ser así la superficie del planeta Tierra sería un estercolero de inmensas proporciones. Distintos tipos de organismos llevan a cabo diferentes “funciones esenciales”. Sin embargo, ninguno de ellos parece ser imprescindible, por cuanto al menos algunos otros pueden desempeñar el mismo rol. Obviamente, un buen balance de especies en las biocenosis edáficas redunda en beneficio de la denominada “calidad del suelo”. Resultaría algo así como tener problemas intestinales e ingerir cierto tipo de productos (con bacterias o sin ellas), como por ejemplo de esos calificados como “bioactivos”,  que corrijan tal circunstancia con vistas a retornar nuestro aparato digestivo a condiciones normales, si es que el problema realmente residía en una descompensación del ecosistema que los albergaba.

Sin embargo, diferentes suelos pueden atesorar comunidades microbianas muy dispares, aunque ricas en esos mal denominados microorganismos eficientes. Cuando a causa de la contaminación u otro impacto ambiental, el medio edáfico se degrada, lo hace frecuentemente porque tal perturbación ha descompensado en normal “funcionamiento” del “metabolismo del suelo”. Reconocido el problema se puede intentar corregir por diversos medios. No obstante debemos enfatizar que no “existen ensamblajes milagrosos” cuya “crianza” en laboratorios y posterior inoculación en el campo resuelva el mal de una vez por todas. Muchas especies de tales cócteles prodigiosos desaparecerán pronto por no poder competir con los organismos ya presentes en el suelo, o simplemente debido a que ese ambiente edáfico en concreto no propicia su persistencia y proliferación.

microorgasnismos-efectivos-botella-inoculante-comercial-fuente-agriculture-phillippines

Microorganismos eficientes, producto comercial (botella inoculante). Fuente: “Agriculture Filliphinnes”

cada Resumiendo:situación concreta, en un lugar determinado, demanda que expertos analicen el problema, detecten los tipos de organismos presentes en suelos del mismo tipo y región, para a posteriori elaborar la receta apropiada con vistas a curar al enfermo. Si, hablamos de “edafomedicina personalizada”  ¿¿??. Sin embargo, debemos tener presente que “a veces” bastaría con añadir muestras del “suelo sanito” al “malito”. Todo depende de la etiología del enfermo. Otra cuestión bien distinta es abordar como erradicar una enfermedad concreta mediante técnicas de biocontrol (biológicas o no). Pero este no es el caso. Y para mostraros como se las gastan tales empresas de embusteros comprobar la joya que he cazado en Internet: una empresa dice aplicar organismos eficientes y ¡Homeopatía! ¡mamma mia!. Y ¿Un poquito de psicoanálisis microbiano no valdría?.

Reiteramos que la idea es tan buena como trivial. De nueva tecnología nada de nada. Os dejo con algo más de documentación. Podréis entender los principios (correctos) y su aplicación comercial (nefasta).

Juan José Ibáñez

Microorganismos eficientes en el Blog de Microbiología general. Entre otras cosas en esta bitácora se nos informa de que:

La tecnología EM fue desarrollada en la década de los ochenta por el Doctor Teruo Higa, profesor de horticultura de la Universidad de Ryukyus en Japón. Estudiando las funciones individuales de diferentes microorganismos, encontró que el éxito de su efecto potencializador estaba en su mezcla. Desde entonces, esta tecnología ha sido investigada, desarrollada y aplicada a una multitud de usos agropecuarios y ambientales, siendo utilizada en más de 80 países del mundo Los microorganismos eficientes o EM son una combinación de microorganismos beneficiosos de origen natural y es un cultivo mixto de microorganismos benéficos naturales, sin manipulación genética, presentes en ecosistemas naturales y fisiológicamente compatibles unos con otros. Contiene principalmente organismos beneficiosos de cuatro géneros principales:

Bacterias fototróficas: sintetizadas comprenden aminoácidos, ácidos nucleicos, sustancias bioactivas y azúcares, promoviendo el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Levaduras: Las sustancias bioactivas, como hormonas y enzimas, producidas por las levaduras, promueven la división celular activa. Sus secreciones son sustratos útiles para microorganismos eficientes como bacterias ácido lácticas y actinomiceto.

Bacterias productoras de ácido láctico: El ácido láctico es un fuerte esterilizador, suprime microorganismos patógenos e incrementa la rápida descomposición de materia orgánica.

Hongos de fermentación: aumentan la fragmentación de los componentes de la materia orgánica

APLICACIONES DE EM: (i) En residuos sólidos y aguas (…); (ii) en semilleros (…); (iii) en plantas (…); en los suelos:

En los suelos:

Los efectos de los microorganismos en el suelo, están enmarcados en el mejoramiento de las características físicas, químicas, biológicas y supresión de enfermedades. Así pues entre sus efectos se enmarcar en:

Efectos en las condiciones físicas del suelo: Acondicionador, mejora la estructura y agregación de las partículas del suelo, reduce su compactación, incrementa los espacios porosos y mejora la infiltración del agua. De esta manera se disminuye la frecuencia de riego, tornando los suelos capaces de absorber 24 veces más las aguas lluvias, evitando la erosión, por el arrastre de las partículas.

Efectos en las condiciones químicas del suelo: Mejora la disponibilidad de nutrientes en el suelo, solubilizándolos, separando las moléculas que los mantienen fijos, dejando los elementos disgregados en forma simple para facilitar su absorción por el sistema radical.

Efectos en la microbiología del suelo: Suprime o controla las poblaciones de microorganismos patógenos que se desarrollan en el suelo, por competencia. Incrementa la biodiversidad microbiana, generando las condiciones necesarias para que los microorganismos benéficos nativos prosperen.

¿Mito o realidad?: De acuerdo a Manuel S. Rodríguez S. de la Universidad de los Andes

El departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de los Andes ha desarrollado estudios sobre la utilización de este producto comercial como alternativa a los sistemas clásicos de tratamiento de agua, los cuales arrojan resultados contrarios a lo sugerido por sus representantes:

La aplicación de este producto (rico en materia orgánica debido a que su cultivo se desarrolla utilizando melaza como sustrato), puede aumentar el potencial de formación de compuestos organoclorados, los cuales pueden ser potencialmente carcinógenos, en sistemas de tratamiento de potabilización

La coexistencia de los tres diferentes grupos de organismos constitutivos de los EM, es bastante improbable, debido a las diferencias importantes entre las condiciones ambientales óptimas para el crecimiento de los diferentes organismos.

La efectividad de este producto en el tratamiento de agua residual urbana es nula. Ensayos realizados a escala laboratorio han evidenciado una tasa de mortandad de los diferentes organismos una vez son aplicados a una corriente o cuerpo con agua residual urbana (ARU). Los pocos organismos que lograron sobrevivir no logran producir eficiencias de depuración del ARU, superiores a las alcanzadas naturalmente

Si bien los sistemas de saneamiento a nivel nacional aún distan bastante de garantizar condiciones que aseguren el bienestar de la población, en el desespero por este atraso, el país no puede recurrir a soluciones no certificadas científicamente, que pueden generar una mala utilización de recursos y potencialmente problemas de salud en la población.

De acuerdo a la Wikipedia Inglesa (que reconoce que se trata de un capítulo deficiente que queda por elaborar debidamente), los microorganismos efectivos o “effective microorganisms”

Effective Microorganisms, aka EM Technology, is a trademarked term now commonly used to describe a proprietary blend of 3 or more types of predominantly anaerobic organisms that was originally marketed as EM-1 Microbial Inoculant but is now marketed by a plethora of companies under various names, each with their own proprietary blend. “EM Technology” uses a laboratory cultured mixture of microorganisms consisting mainly of lactic acid bacteria, purple bacteria, and yeast which co-exist for the benefit of whichever environment they are introduced, as has been claimed by the various em-like culture purveyors. It is reported[1] to include:

Lactic acid bacteria: Lactobacillus plantarum; L. casei; Streptococcus Lactis.

Photosynthetic bacteria: Rhodopseudomonas palustris; Rhodobacter sphaeroides.

Yeast: Saccharomyces cerevisiae; Candida utilis (no longer used) (usually known as Torula, Pichia Jadinii).

Actinomycetes (no longer used in the formulas): Streptomyces albus; S. griseus.

Fermenting fungi (no longer used in the formulas): Aspergillus oryzae; Mucor hiemalis.

The Effective Microorganisms concept may be considered controversial in some quarters and there may not be scientific evidence to support all of its proponents’ claims. This is acknowledged by Higa in a 1994 paper co-authored by Higa and soil microbiologist James F Parr, a USDA Research, they conclude in that, “the main limitation…is the problem of reproducibility and lack of consistent results.”[2]. They went on to state,

“…it is difficult to demonstrate conclusively which microorganisms are responsible for the observed effects, how the introduced microorganisms interact with the indigenous species, and how these new associations affect the soil plant environment. Thus, the use of mixed cultures of beneficial micro-organisms as soil inoculants to enhance the growth, health, yield, and quality of crops has not gained widespread acceptance by the agricultural research establishment because conclusive scientific proof is often lacking.[2]

Microorganismos eficaces: ¿mito o realidad?

Rev. peru. biol. 14(2): 315-319 (Diciembre, 2007); Aníbal F. Cóndor_Golec, Pablo González Pérez y Chinmay Lokare

The principle of activity of the EM is by increasing the biodiversity of the micro flora increasing the yield of the crop. Photosynthetic bacteria are the back bone of the EM, working synergistically with other microorganisms to provide the nutritional requirement to the plant and also reduce the disease problem.

There are primarily 5 types of bacteria used to prepare EM solution. Photosynthetic bacteria (Phototrophic bacteria): are independent self supporting microorganisms. These bacteria synthesize amino acids, nucleic acids, bioactive substances and sugars, substances from secretions of roots, organic matter (carbon) by using sunlight and the heat of soil as sources of energy.

They can use the energy from infrared band of solar radiation from 700 nm to 1200 nm to produce the organic matter, while plants can not. So the efficiency of the plants is increased. These metabolites are absorbed into plants directly and also act as substrates for bacteria increasing the biodiversity of the micro flora. Adding photosynthetic bacteria in the soil enhances other eff ective microorganisms. For example, VA (vesicular-arbuscular) mycorrhiza in the rhizosphere is increased due to the availability of nitrogenous compounds (amino acids) for use as substrates secreted by Photosynthetic bacteria. VA mycorrhiza increases the solubility of phosphates in soils thereby supplying unavailable phosphorus to plants. VA mycorrhiza can coexist with Azotobactor as nitrogen fixing bacteria and enhance nitrogen fixing ability of legumes. Lactic acid bacteria: produces lactic acid from sugars. Food and drinks such as yogurt and pickles have been made by using lactic acid bacteria. However, lactic acid is a strong sterilizer. It suppresses harmful microorganisms and increases rapid decomposition of organic matter. Moreover Lactic acid bacteria enhances the breakdown of organic matter such as lignin and cellulose, and ferment these materials which normally take plenty of time. Lactic acid bacteria have the ability to suppress Fusarium propagation which is a harmful microorganism that causes disease problem in continuous cropping. Under Fusarium conditions promotes the increase of harmful nematodes. The occurrence of nematodes disappears gradually, as lactic acid bacteria suppress the propagation and function of Fusarium. Yeasts: synthesize antimicrobial and useful substances for plant growth from amino acids and sugars secreted by photosynthetic bacteria, organic matter and plant roots. Bioactive substances such as hormones and enzymes produced by yeasts promote active cell and root division. Their secretions are useful substrates for eff ective microorganisms Duch as lactic acid bacteria and actinomycetes. Actinomycetes: are the structure of which is intermediate to that of bacteria and fungi, produces antimicrobial substances from amino acids secreted by photosynthetic bacteria and organic matter. These antimicrobial substances suppress harmful fungi and bacteria. Actinomycetes can coexist with photosynthetic bacteria. Thus, both species enhance the quality of the soil environment, by increasing the antimicrobial activity of the soil. Fermenting Fungi: such as Aspergillus and Penicillium decompose organic matter rapidly to produce alcohol, esters and antimicrobial substances. These suppress odours and prevent infestation of harmful insects and maggots.

Conclusions

1. There is a great amount of non-reliable information about EM. This in formation is always positive about the effectiveness of EM with a clear business oriented targets.

2. Educate the society towards a critical way of thinking when choosing a product to use. Having on mind that there is no magic product that solves their problems.

3. Due to the fact that there could be a beneficial effect of EM in tropical countries (where research has been carried out with satisfactory results although no reliable and testable data have been published) and unexpected findings with potential benefits have been found, more research is needed.

Lo dicho, patrañas y más patrañas.

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] más que de la  nuevas tecnologías (caras e inasequibles en su economía),  como obtener microorganismos eficientes. Por su parte Iván se encuentra aplicando allí, los procedimientos de desinfección de suelos [...]

[...] IBÁÑEZ, Juan José. Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos. En: MIOD, Un lugar para la ciencia y la tecnología. Marzo 2 de 2011. [on line] http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2011/03/02/137556 [...]

Hola, aunque este post es un poco antiguo acabo de leerlo y me apetece comentarlo desde el punto de vista de mi experiencia. Antes de nada, hacer hincapié en que su blog me parece muy interesante, pero concretamente en este post hay cosas en las que no estoy de acuerdo.

En primer lugar, en cuanto al nombre de “microorganismo efectivos”, es simplista pero no desatinado. Hace referencia a la supuesta “efectividad biorremediativa” o mejora de suelos degradados. Como no, el nombre también tiene un objetivo comercial, debiendo ser atractivo y fácil de recordar. Por tanto, para mi el nombre no es motivo de crítica.

Recopilando artículos científicos en publicaciones de impacto se puede advertir la controversia existente en torno a esta “tecnología”; habiendo experimentaciones que muestran un aumento del rendimiento en los cultivos y la acumulación progresiva de materia orgánica en el suelo (publicaciones dentro de Q1 por cierto). Otros ensayos tienen como conclusión que no existen diferencias significativas comparando con un manejo tradicional de los cultivos. En cualquier caso, estas conclusiones encontradas, como mínimo, dan el beneficio de la duda al EM, no pudiendo tildarlo de patraña tan a la ligera.

En mi opinión, la mala fama del EM viene como consecuencia de que ciertos empresarios sin escrúpulos, para enriquecerse atribuyen al EM propiedades milagrosas, diciendo (exagerando un poco) que puede transformar un lodazal en un vergel o incluso curar graves enfermedades humanas. Eso son patrañas, está claro.

Sin embargo, partiendo de su afirmación de que el principio fundamental es correcto, con una aplicación y manejo adecuado de los cultivos es posible que el EM sea un buen complemento para promover el crecimiento de microflora más variada y abundante, que en última instancia pueda acelerar la humificación y mineralización (reacción en ambas direcciones) de abonos verdes, promoviendo también mayor cantidad de rutas metabólicas y de exudados (vitaminas, sustancias “anti-fitopatógenos”, enzimas, nutrientes, etc.).

Dicho esto, para mí, el “lobo feroz” de este cuento es nuestra mentalidad inmovilista. Estamos acostumbrados a “tirar” de fertilización química y tratamos el suelo como si fuera un recipiente que da soporte físico al cultivo y contiene los nutrientes solubles que le vertemos. Por eso, cualquier “cambio de chip” que venga en este sentido, debe ser cuanto menos considerado.

Desde mi mentalidad escéptica pero abierta al cambio, he realizado diversas pruebas con EM en distintas dosis, enmiendas y cultivos a lo largo de 2 años, habiendo obtenido resultados satisfactorios (no milagrosos) a nivel de producción y calidad de suelo y planta.

Por cierto, la empresa que me proporciona el EM no promulga un “poder milagroso”, si no una función complementaria para la realización de una agricultura más sostenible, que es lo que yo he puesto en práctica. Con esto quiero decir que no se puede generalizar el mal comportamiento de unos pocos, proclamando a la ligera que todos son “empresas de embusteros”. En mi caso particular, no siento que intenten embaucarme ni que me presionen para consumir grandes volúmenes de su producto, bajo la promesa de incrementos desorbitados en la producción dejando de lado la utilización de NPK y fitosanitarios. Todo lo contrario, me asesoran sobre como integrar el EM en mi proceso productivo en función de mis propios intereses.

Lo que me hizo probar el EM fue que existían evidencias y experiencias en fincas experimentales de que se promovía la minimización en el insumo de fertilizantes químicos amortizando con suficiencia la inversión requerida; pudiendo abonar en verde con mejores garantías y contribuyendo a minimizar la contaminación freática al tiempo que se promovía la humificación, alargando la vida útil de mis terrenos. Es decir, revertir poco a poco los inconvenientes (económicos, sociales, biológicos y medioambientales) de la fertilización química por exceso, acumulativa durante décadas, que perdón por la expresión, saca la producción contra viento y marea a golpe de talonario.

¿Se ha realizado alguna experimentación en el CSIC para testar la eficacia (o no eficacia) del EM desde que se escribió esta entrada en su blog? Dados los medios de que disponen (ahora menos con los recortes) sería interesante y darían mayor consistencia a sus críticas.

Por otro lado, tal como promociona en su blog, el propio CSIC invierte en experimentaciones que intentan modelizar el comportamiento biológico del suelo (http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2013/05/07/142869)…lo cual es muy interesante, pero no deja de ser una aproximación (más o menos vaga de la realidad)…lo cual no se critica (normalmente no tiramos piedra a nuestro propio tejado). Lo que si es cierto, es que es un paso más hacia la mejora en la biorremediación de suelos. Además entre las declaraciones de la nota de prensa de este proyecto del CSIC aparece lo siguiente “podremos diferenciar ecosistemas que podrán ser más fácilmente descontaminados de aquellos que no, es decir, permitirá establecer diferencias en las capacidades descontaminantes y, por tanto, predecir la eficacia de los tratamientos de biorremediación”.

Personalmente, de lo anterior interpreto que las técnicas de biorremediación (entre las que se incluye la inoculación de hongos, levaduras y bacterias) son válidas (como puede serlo el EM), sin olvidar que por sus características ciertos suelos presentan más dificultades a que la biorremediación actúe sobre ellos mejorándolos, no siendo visibles los resultados a corto plazo.

En definitiva, dada la complejidad de las reacciones biológicas en el sistema edáfico hay que seguir investigando y/o poniendo en práctica estas alternativas para comprenderlas mejor y poder extraer todo su potencial, que haberlo, haylo. Al margen de que ciertos charlatanes puedan sacar de contexto su utilización.

Disculpe si la gramática u ortografía no es del todo correcta, no suelo tener tiempo para escribir en blogs y menos para repasar lo escrito. En este caso me he extendido dado el interés que me suscita esta temática. De nuevo, enhorabuena por el blog.

Demasiado extenso tu comentario para abordarlo en detalle. Demasiado simplista el concepto cuando no sabemos aún casi nasa de la rizosfera. Dudo de lo que digan los investigadores sobre estos productos que los patentan inmediatamente. Y cada rizosfera tiene una comunidad repleta de microrganismos, por lo que el trasiego de los algunos de ellos no me dice mucho.
No estoy de acuerdo en este tema contigo. Pero lamentablemente sufro ahora una parálisis de Bel y veo muy mal, por lo que no puede abundar más y que cada uno crea lo que quiera, porque hoy por hoy es cuestión de fe, más que de ciencia.
Saludos cordiales
Juanjo Ibáñez

Permitame que le recomiende la lectura de un buen libro llamado “MICROBIOTICA” (ediciones i)donde podrá aumentar mucho sus conocimientos y aplicaciones de sobre microorganismos eficientes. En este libro podrá leer sobre muchas investigaciones vamos a tildar de científicas,(pues las realizan “reconocidos científicos” y parece que concluyen numerosos beneficios para salud de los seres vivos y el el medio ambiente en general. En el intervienen Máximo Sandin (doctor en ciencias biológicas), Juana Labrador (doctora en biología), Francisco Mata (doctor en medicina),
Jairo Restrepo (máximo exponente de la agricultura orgánica mundial), Bonnie Bassler (directora del departamento de microbiología de la universidad de Princeton), Luis Antonio Lázaro (periodista e investigador microbio lógico), Ander Urrederra (investigador en nutrición simbiótica tradicional), y otros tantos profesionales de prestigio.
Todos ellos concluyen que la microbiota puede darnos solución a muchos problemas medioambientales y de salud de los animales como el hombre.
Hallará en el una fuente de conocimiento de la que carece , pues si no no hablaría de los beneficios de losmicroorganismos eficientes como un acto de fe.
Un saludo

Hola, no voy a hacer un largo articulo. Desde hace mas de 10 años hemos desarrollado aplicaciones en el tratamiento de residuos líquidos (depuradores, bassa de lixiviados) y solidos (compost) con microbiología con EM y microbiología SIN EM- La microbiologia es muy efectiva. Lo podemos demostrar con varios ejemplos industriales. Entonces por favor, no digan que no es efectivo o que no funciona si ni siquiera bajan al terreno a verificar resultados. Esto sin hablar de los resultados obtenidos en agricultura. Saludos.

Por favor no me digas que tengo que decir en mi bitácora. He buscado por tu mail y francamente no encuentro nada. Tu puedes decir bla, bla, bla, pero sin pruebas es papel mojado, o palabras que se las lleva el viento. Y si perteneces a una compañía que “vende motos”……… tus demostraciones no me sirven para nada. Deja de dar lecciones sin no ofrecer un sitio en donde comprobar quien eres y que haces.
Ciau.
Juanjo Ibáñez

Parece que este artículo que trata de descalificar a los EM, es de un tarifado de las transnacionales de agrotóxicos.

No será que te cuelgas en tu laboratorio una bata de BAYER o de MONSANTO????

Quien DIGA QUE Colaboro con Montsanto o Bayern debe ser un ignorante y no ha entrado a leer esta bitácora en donde les ataco “dando la cara”.
Quien ataca o critica los contenidos de un post anónimamente son cobardes, no dan la cara, por lo que merece que los comentarios sean borrados.
Quien realiza un ataque “ad hominen” cuando no le gusta el contenido de “algo” es sinplemen te un intolerante, es decir un fascista.
Ultima advertencia. O das la cara o todos tus comentarios serán borrados.
Ciau
Juanjo Ibáñez
¿Cuál es tu nombre? ¿Cobarde?

Señor Juan Jose Ibañez es mito o no sobre los microorganismos eficientes que ayudan a los suelos? por que he estado en fincas experimentales donde los cultivos que se aplicaron esta marca y otras parecidas arrojaban resultados muy positivos de mejora en las plantas y en mi jardin mi Limon que no habia dado limones en 3 años de vivir en mi casa después de ponerle 100cc de EM a 5litros de agua 3 aplicaciones ahora me da una cubeta semanal de los mismo. Saludos desde Nicaragua

sabemos muy poco y la mayor parte de los organismos del suelo ni los conocemos variando mucho entre distintos suelos. Experiencias ad hoc para un determinado cultivo y área, pueden efectivamente dar lugar a buenos resultados. Sin embargo, no ocurre lo mismo con marcas comerciales que venden productos para todo tipo de ambientes y suelos, NO.

amigos los microorganismos eficientes funcionan bien pero de preferencia deben de producirlos ustedes mismos es fácil para que tengan éxito deben de sacarlos lo mas cerca de donde los van a aplicar yo he tenido buenos resultados en caña de azúcar también recomiendo aplicar biol que también es fácil de producir y económico

[...] lo que hemos venido reiterando durante diez años. Eso sí, cuidado con el debate acerca de los Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) en la Rehabilitación de Suelos, ya que una cosa es hacer uso de la ingeniería “natural de los propios organismos, y otra bien [...]

Muy buenas tardes.

El tema de los microorganismos eficientes es tan interesante como devolverle la vida a los suelos degradados y sincronizar la armonía de convivencia entre todos los seres vivos, para obtener una productividad sostenible y amigable con el medio ambiente.
Le solicito el favor de informar sobre el nombre comercial de productos confiables que contengan M. E.

Gracias por esa información tan importante.

amigo….tienes la panza llena de microorganismos que son efectivas para que tu flora intestinal se desarrolle tan bien, que no tengas diarrea todo el día y a cada rato y vas a venir a decirme que los microorganismos no son buenos y que no cumplen una función interesante tanto en los cultivos como en los seres vivos…. saludos!!!

No voy a entrar en disquisiciones bizantinas. Esto no es ciencia. Yo no critico los trabajos bien hechos o que ciertos microorganismos sean benéficos (aunque el palabro es espeluznante). No se trata pues de si o no, si no de separar el grano de la paja y erradicar las modas, los actos de fe en bondades y debilidades de los microrganismos, de la buena praxis científica. No se trata de pro y anti, sino de ciencia. Y poca, pero que muy poca ciencia viene en la “publicidad” de comerciales y fabricantes de remedios milagrosos para el suelo. Ni milagros ni fe, son parte del método científico si no vienen contrastados por buenos experimentos de campo.
Juan José Ibáñez

Existen miles de artículos científicos y publicitarios que hacen referencia a las bondades de los E.M. o ME. , Pero muy escasos o nada se conoce sobre efectos negativos o no convenientes al comercio; agotamiento de la M.O. y la disminución o desaparición de uno o varios microorganismos nativos donde hacemos la aplicación de productos comerciales o artesanales de E.M. Se requiere mucho rigor científico y técnico para ir recomendando estos productos. Sin evaluación previa alguna es un riesgo para la salud del suelo, la producción agrícola ese bienestar ecológico que buscamos.

que hay del registro sanitario de estos productos ?
Se registran o no ?

Por otro lado, además, hay que tener en cuenta que no todos lo EM son iguales. Hay algunos empresarios desaprensivos, que hacen multiplicaciones irregulares y no tienen un contenido deseado de microorganismos y además no tienen una proporción aconsejada.
Saludos

Los motivos de estos artículos es concienciar a la humanidad que debemos producir y aplicar de una forma mas ecológica pongamoles el nombre que queramos ponerles recuperadores de microorganismos para nuestro suelo. Las empresas productoras de productos químico y su afán de ganar plata cualquier cosa sin tomar en cuenta los daños que pueden ocasionar. pero el punto es el siguiente si estos EM son la alternativa para recuperar nuestros suelos por tanto daños que les hemos causado por la mala aplicación de los productos químicos y aplicando los microorganismos mejoramos por los meno una gran parte de es los microorganismos que hemos eliminado vale la pena aplicarlos y así de esta manera reducir tanta contaminación que le hemos aplicado a nuestro suelo y ha nuestro ambiente.
saludos…

(requerido)

(requerido)


*