Ciencia Inversa: El colapso de la Civilización

A muchos científicos también nos gusta la ciencia ficción. Y de ello dan fe numerosas noticias, como la que hoy os reproduciremos más abajo. No se trata de escribir libros (o guiones de filmes) sobre este tema, sino de proponer lo que se denominan “experimentos mentales”, algo más común en el ámbito de las ciencias físicas que en el de las experimentales. Asistir a todas las ponencias de un congreso, repletas de detalles técnicos  (muchos de los cuales tan solo interesan a un grupito muy reducido de expertos) puede convertirse en una actividad soberanamente aburrida. Por esta razón, no me extraña la nota de prensaárboles negros crecen en un mundo con dos soles”, que llega como “noticia destacada” desde un congreso de astronomía. ¡Pura ciencia ficción! Seguro que muchos asistentes se divirtieron, y no me extraña. Ahora bien, podrían realizarse iniciativas más útiles para la sociedad, sin que por ello denoste las especulaciones que abajo os muestro. Imaginémonos una en la que equipos de investigadores transdisciplinares analicen sesudamente los principales riesgos que pudieran llevar nuestra civilización hacia el colapso. Mientras que otros analicen como contrarrestar tales riesgos. Por lo que he visto en filmes bélicos, en las que intervienen submarinos, estas se denominarían “contramedidas”. Pues bien, tal ejercicio podría atesorar sumo interés con vistas a analizar  los riesgos a los que estamos sujetos, así como las posibles vías para evadirlos.  Los libros y filmes sobre grandes catástrofes y cataclismos de todo tipo suelen alcanzar un gran éxito de audiencia entre los ciudadanos. Dudo que alguien ponga en duda tal afirmación. Por tanto, se trata de despertar el interés de la opinión pública e ilustrarla al mismo tiempo a cerca de las debilidades que padecen nuestras estructuras socio-económicas y tecnológicas (impactos que atentan contra la sustentabilidad, salud pública, medio ambiente, etc.), frente a la capacidad de reacción disponible. Tal iniciativa o programa podría servir para que todos reflexionemos acerca de nuestras acciones presentes y repercusiones futuras. Se que muchos de vosotros sostendréis que se malgastaría el dinero. Francamente no soy de la misma opinión. Me explico:

la-ecologia-del-hombre-fuente-planta-humano-tierra

La Ecología del Hombre FuenteThe-Ecology-Man-Sprd-02

Los experimentos mentales” han mostrado ser más fructíferos y heurísticos,  que numerosas investigaciones concretas que poco o nada aportan al conocimiento científico. También sabéis de sobre que, con relativa frecuencia, un científico determinado, o un grupo de ellos, nos advierten que nos dirigimos irremisiblemente al colapso, mientras que otros, por el contrario, vislumbran un mundo feliz, repleto de satisfacciones, salud, alegría y solidaridad (personas inmortales rodeadas de sofisticados artefactos, sin problemas de morbilidad en el seno de una naturaleza maravillosamente recreada). Sin embargo se trata, ya sea de elucubraciones aisladas, ya de manifiestos de ciertos “grupos de sabios” tras alguna reunión subvencionada por “alguien”. Sea cual se el caso, siempre terminan apareciendo otros con las “contramedidas en la mano”. Francamente, estas proclamas no valen de mucho, en primera instancia.

colapso-de-la-civilizacion-fuente-farchitecture

Colapso de la Civilización Fuente: farchitecture

Por el contrario, articular un programa bien armado y económicamente dotado puede dar lugar a resultados francamente interesantes e ilustrativos. Quizás nos llevemos alguna gran sorpresa, ya sea para bien y/o para mal. Tal iniciativa debería implicar y financiar a varios grupos de investigación en los dos bandos rivales: catastrofistas y superoptimistas. Enfrentar tan solo a dos equipos reduce el espacio de vicisitudes posibles. Y me estoy refiriendo a investigaciones serias, en las que participe personal cualificado, no a un espurio espectáculo de cara a la galería. Pero también sería de sumo interés implicar a los ciudadanos, por cuanto en contra de lo que defienden muchos sacerdotes de la ciencia, entre millones de cabezas pensantes, a pesar de que muchas no pudieran calificarse de cualificadas, surgirían algunas ideas geniales, no lo duden (ya existen experiencias al respecto, incluso con escolares).

civilizational-collapse

Colapso de la Civilización. Fuente: Backdoor Broadcasting Company

Personalmente, considero que el principal objetivo sería concienciarnos acerca del mundo en el que vivimos y “sus posibles escenarios futuros”. Según optamos por ciertas alternativas y vamos soslayando otras, poco a poco marcamos nuestros caminos, para bien o para mal. Y tal debate, en base a sesudos experimentos (incluidos modelos de simulación, etc.), debería hacernos recapacitar tanto a nuestros dirigentes, científicos, empresarios y ciudadanos.

el-colapso-de-la-civilizacion-fuente-tfot-the-future-things

El Colapso de la Civilización. Fuente: TFOT The Future Things

Nos gastamos el dinero a la búsqueda de vida extraterrestre (inteligente o no), billones en investigaciones destinadas vídeo-juegos, por no hablar de las inversiones en proyectos científicos que atañen a las “defensas nacionales”, etc. En consecuencia, no veo razón alguna como para tomarse tal propuesta a título de chirigota (broma). Pongamos un par de ejemplos un tanto pedestres, aunque espero que didácticos.

El exceso de información termina generando desinformación y desconocimiento. Así por ejemplo, mucho se publica sobre posibles objetos procedentes del espacio exterior que acaben con la humanidad o la biosfera entera. Y para estar informados de que y por donde pululan estos objetos devastadores se invierte mucho dinero. Ahora bien, por los datos que ido recopilando, y teniendo en cuenta la magnitud-frecuencia de eventos catastróficos, debería coincidir con diversos expertos de la NASA en que el riesgo de enormes erupciones solares, sin ser tan devastadoras, podrían poner en jaque a la civilización tecnológica que disfrutan unos y padecen otros. ¿Razón? Hablamos de eventos que ocurren cada pocos siglos, mientras que los devastadores impactos meteoríticos o cometarios “parecen acaecer, según los expertos, en eventos singulares tras millones o decenas de millones de años. Debido al “bombardero” terrestre y pedestre de noticias sobre tales “catastrofos”, ni los ciudadanos saben a que atenerse, ni los políticos que financiar. Pues bien, tal tipo de programas serviría para separar el grano de la paja, sin que con ello quiera decir que deba descartarse nada, sino alcanzar una lista de “prioridades de riesgo” que clarifique un poco las ideas de todos.

Ante las amenazas a las que debe enfrentarse la humanidad, acabamos de sufrir una de gran calado, pero que por ser más vieja que Matusalén (¡un par de años!) ya casi nadie parece recordarla. Me refiero a la gripe “cochina” también denominada H1/N1. Tal epidemia no causó mayores estragos, aunque mostró que nuestra civilización podría fácilmente ser presa de una pandemia global con repercusiones devastadoras, por mucho en que la OMS pretenda argumentar lo contrario. No nos encontramos preparados para enfrentarnos a una amenaza como esta, nada improbable.

Personalmente considero que el mayor peligro para el Homo sapiens es el propio Homo Sapiens, incluyendo su estupidez, amnesia y economía. Pero esa es mi opinión.  Se trataría pues de una especie de tormenta de ideas (brain storming), bien fundadas, que diera lugar a una reflexión global sobre los problemas que acechan a la humanidad y nuestra posibilidad de adoptar contramedidas a tiempo.

Juan José Ibáñez

Árboles negros crecen en un mundo con dos soles

Un cielo en el que brillan dos inmensos soles es una de las imágenes más recurrentes de la ciencia ficción, pero, ¿cómo sería en realidad un mundo semejante? ¿Cómo afectaría un sistema estelar binario a la evolución de la vida en un planeta que girase en su órbita?

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 23/04/2011

Una investigación presentada en la Reunión Nacional de Astronomía de Gran Bretaña que se celebra estos días en Llandudno (Gales) describe la vegetación de un lugar que parece de fábula. En un planeta con dos o tres luceros, quizás alguno parecido a nuestro astro rey o quizás enanas rojas -un tipo de estrella muy común-, los árboles y las plantas serían de color negro o gris debido a que sus esfuerzos para realizar la fotosíntesis, la forma en la que las plantas convierten la luz del sol en energía, serían forzosamente diferentes a los de los vegetales que conocemos.

La fotosíntesis es la base esencial para la vida en la Tierra. Pero con múltiples fuentes de luz, la vida podría adaptarse para aprovechar la energía de todas ellas, o tendría que elegir uno de los soles. Esta puede ser la opción más probable para planetas en los que partes de su superficie son iluminados por solo un astro durante un largo período de tiempo, según explica Jack O’Malley-James, investigador de la Universidad escocesa de St. Andrews y responsable de la investigación.

DISTINTAS FOTOSÍNTESIS

«Si un planeta se encontrara en un sistema con dos o más estrellas, habría múltiples fuentes de energía disponibles para realizar la fotosíntesis. La temperatura de la estrella determina su color y, por lo tanto, el color de la luz que se utiliza para la fotosíntesis. En función de los colores de la luz de su estrella, las plantas pueden evolucionar de forma diferente», explica O’Malley-James.

El investigador ha realizado simulaciones de cómo evolucionarían esos mundos. Para ello, ha tenido en cuenta diferentes combinaciones de estrellas, como las que son muy parecidas al Sol, conocidas por albergar exoplanetas, y enanas rojas, el tipo más común de estrellas en nuestra galaxia, muy a menudo descubiertas en sistemas binarios y suficientemente viejas como para que la vida pueda evolucionar en sus planetas cercanos. Más del 25% de las estrellas similares al Sol y la mitad de las enanas rojas se encuentran en sistemas de múltiples estrellas.

VEGETACIÓN EXÓTICA

En las simulaciones del investigador, un planeta como la Tierra orbita alrededor de dos estrellas que pueden estar muy juntas o separadas una de la otra, ambas cercanas o una de ellas más alejada. Las simulaciones sugieren que los planetas en sistemas de múltiples estrellas pueden albergar formas exóticas de las plantas que nos son familiares en la Tierra. Las plantas bajo la luz de una tenue enana roja, por ejemplo, parecerían negras ante nuestros ojos, al desarrollar más pigmentos para absorber toda la gama de longitudes de onda visibles con el fin de utilizar la mayor cantidad de luz disponible como sea posible. También podrían ser capaces de utilizar las radiaciones infrarrojas o ultravioletas para realizar la fotosíntesis. Además, en los planetas que giran alrededor de dos estrellas como nuestro Sol, las radiaciones dañinas de intensas llamaradas solares, podrían llevar a la vegetación a desarrollar sus propias pantallas ante los rayos UV o incluso «microorganismos que puedan responder ante una llamarada repentina». Sin duda, un mundo diferente.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] A muchos científicos también nos gusta la ciencia ficción. Y de ello dan fe numerosas noticias, como la que hoy os reproduciremos más abajo. No se trata de escribir libros (o guiones de filmes) sobre este tema, sino de proponer lo que se denominan “experimentos mentales”, algo más común en el ámbito de las ciencias físicas que en el de las experimentales. Asistir a todas las ponencias de un congreso, repletas de detalles técnicos  (muchos de los cuales tan solo interesan a un grupito muy reducido de expertos) puede convertirse en una actividad soberanamente aburrida. Por esta razón, no me extraña la nota de prensa “árboles negros crecen en un mundo con dos soles”, que llega como “noticia destacada” desde un congreso de astronomía. ¡Pura ciencia ficción! Seguro que muchos asistentes se divirtieron, y no me extraña. Ahora bien, podrían realizarse iniciativas más útiles para la sociedad, sin … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

El proyecto SETI creo que lo van a cerrar.

Y en broma: ¿Estudiar algo hipotético con aplicación -salvar a la humanidad- es ciencia básica o aplicada? :P

Saludos.

Hola Biocomplex.

Si entendemos ciencia básica y aplicada como antónimos caemos en una trampa.

Para dar respuestas adecuadas a lo que planteo en este post se requiere

1. Conocer las estructuras y procesos implicados de muchos recursos naturales, estructuras sociales, geopolíticas…..
….
2. Entender las reglas del crecimiento económico, etc…..

3. Por lo tanto se requieren equipos transdisciplinares que involucren a investigadores de muchos tipos, que si atendemos a tal categorización ramplonamente booleana (y a mi modo de ver sin mucho sentido) básico/aplicado (y no olvidando jamás las ciencias sociales) devendría en mixta.

Hora bien, los experimentos mentales no suelen considerarse ciencia aplicada, aunque te reitero que como diría Latour los antónimos son confusos y confundentes.

Sea como sea, aprovecho la ocasión para reiterar que la buena ciencia básica dará lugar con el tiempo a la mejor ciencia aplicada.

Un cordial saludo

¿QUÉ PODRÍA SALVAR EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES?

No está en mi ánimo asustar a nadie, pero para demostrar el grave peligro debajo de cuya sombra vivimos, por ignorar su gravedad, voy a exponer algunos casos con la intención de concienciar a las organismos oficiales, organizaciones sociales, políticas, humanísticas, fundaciones etc., cuyos papeles con las sociedades es el de buscar soluciones para evitar la propagación de nuestros males y para los que tienen medios económicos para financiar los trabajos de investigación, sólo que al no conocer la gravedad del peligro, que según mi demostración y que a continuación presento, afecta ya, no solamente al posible bienestar de nuestra vida, sino que hace peligrar ya nuestra subsistencia.

Entre estos males, los más graves son: 1.) El antinatural y desenfrenado crecimiento de la población del mundo, que en la época de Jesucristo nuestro planeta tenia 200 millones de personas y hoy tenemos 6.400 millones, que es 32 veces más que la que existía en la época de Jesucristo, pero que según las estimaciones de las Naciones Unidas, ésta cifra, para el año 2050, puede alcanzar los 9.600 millones, lo que significara 48 veces mas población en el mundo que la que existía en la época de Jesucristo en el mismo tamaño de planeta. 2.) El antinatural crecimiento de consumo de energía del hombre contemporáneo, que por su extremamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, consume hoy 3-4 veces, pero que por extenderse esta tendencia también en los países económicamente emergentes como Indonesia, China, India, México y América Latina, la media del consumo de energía por persona para el año 2050 puede llegar a ser 4-5 veces mas de lo normal e intrínsicamente necesitado para nuestra naturaleza.

Multiplicando estos dos factores de cambios significaría: para el caso actual; 32 (aumento de población del mundo) x 3-4 (aumento de consumo de energía) = 96-128 veces mas consumo de energía y para el año 2050; 48 (aumento de población del mundo) x 4-5 ( aumento de consumo de energía ) = 192-240 veces mas consumo de energía que el que existía en la época de Jesucristo y que es doble que se consume hoy.

Si no hubiéramos tenido la experiencia directa de la imposibilidad de producir esta cantidad de energía limpia que hoy es aún la mitad de la que tendremos que producir durante los próximos 42 años, tiempo que tenemos hasta el año 2050, se podría comprender el que se ignore este peligro e intentar vivir y actuar acostumbrados como estamos a ser guiados por un falso optimismo de que nuestros científicos y avances tecnológicos resolverán estas demandas.

Empero, si añadimos a estos hechos el tercer nuevo tipo de mal, la fiebre de tendencia migratoria de la población rural, desde las pequeñas poblaciones y ciudades comárcales hacia grandes ciudades existentes, convirtiendo éstas en enormes, caóticas y deshumanizadas Metro, Megaciudades e indefinidas Conurbaciones, entre las que encontramos ya 30 de estas monstruosas aglomeraciones entre 5-20 millones de habitantes, pero que este proceso migratorio, que según las informaciones, para el año 2050 significaría que el 70% de la población del mundo vivirá en un mundo urbanizado, o sea el 70% de 9.600 millones = 6.720 millones, entre los que tendremos 30 mal llamadas ciudades, entre 8-40 millones de habitantes y con una extensión entre 50-100 km. de diámetro, creo que no faltaría ninguna prueba de que; primero, este enorme volumen de construcción , que sería el doble del que actualmente tenemos, será irrealizable y segundo, que en el caso de que si por un milagro pudiéramos durante estos 42 años realizarlo, ¿qué tipo de vida podrían ofrecer estos indefinidos y monstruosos laberintos, los que por sus insoportables ruidos, nocivas contaminaciones, fealdades, inseguridad ciudadana, robos, crímenes y todo tipo de nuevas enfermedades físicas y sobre todo psíquicas, tendrían que llamarse Necrópolis, ya que sólo la muerte salvaría a sus habitantes de los inaguantables sufrimientos?

Ante estos indiscutible hechos, desconocido su peligro real por la mayoría de la gente de nuestras sociedades, la gravedad es que, excepto las Naciones Unidas, que para cumplir con papel asignado con su sociedad esta obligada a tratar en sus Conferencias Mundiales estos problemas y que, por basar sus programas en un enfoque erróneo sobre nuestra situación, no hay ni éste ni en otros organismos, organizaciones, entidades humanitarias, etc., ningún programa de ayuda moral y económica para financiar este tipo de investigación basada en un enfoque y criterio diferente de lo casi del todo establecido y rutinariamente practicado por nuestras sociedades.

Admitiendo que los tipos de programas de ayuda económica de los organismos oficiales, organizaciones particulares como Fundaciones, Bancos, Empresas de distinta índole, etc. con temas como medicina, enfermedades incurables, agricultura, biología molecular, alimentaciones, estudio de economía, sociología, programas culturales, etc., tienen mucha importancia, y si no existieran en esta escala estos tres nuevos tipos de males que expuse en un principio, serian útiles y suficientes, pero en este caso seria como celebrar una fiesta dentro de una casa cuya cubierta esta en llamas.

Al ser yo consciente de este grave peligro desde hace 44 años, a pesar de no encontrar durante este tiempo nadie que se interesase por este tipo de investigación, no he podido abandonar mi búsqueda e investigación, gracias a la cual obtuve la causa real y posible solución para evitar esta inimaginable desgracia y salvar a la gente de quedar asfixiada y quemarse en la celebración de sus practicadas costumbres dentro de sus casas.

Desgraciadamente, quizás por no entregarse los hombres de nuestras sociedades con suficiente profundidad a estudiar nuestros males, no pueden ver ni imaginar tan grave nuestra situación como yo, y por eso juzgan mis advertencias como exageraciones, y continúan ignorando no sólo la necesidad de este tipo de investigación, sino incluso el interesarse del resultado de estos 44 años de mi ininterrumpido trabajo.

A pesar de todo, tengo la esperanza de que al exponer en este ensayo el estado real de nuestra situación, ya no quedara ninguna excusa para conocer la verdadera gravedad del mismo y ante este conocimiento, algunas entidades y hombres preocupados por nuestro futuro se interesen por este tema y tipo de investigación.

Madrid 15 de abril 2009
F Z. Lantos Dr. arquitecto

Gracias Francisco por tus reflexiones. Dejo la dirección de tu blog, por si algunos lectores desean visitarlo.

http://ciudadesparavivir.blogspot.com/

Un cordial saludo

Juanjo Ibáñez

¿COMO SERÁ EL COLAPSO DE NUESTRA CIVILIZACIÓN?
Mi comentario sobre este tema publicado en http://hacia colapso.blogspot .com

En mi articulo: LA CAUSA Y SOLUCIÓN DEL ENORME AUMENTO DE LA POBLACIÓN DEL MUNDO, publicado en el año 1966 en la Revista de ARQUITECTURA, del C.O.A.M., expuse el grave peligro que amenaza este acontecimiento a la Humanidad si no dedicamos todo nuestro interés y todas nuestras energías por encima de otros grandes problemas existentes para intentar encontrar su solución.

Como mi artículo no ha causado la esperanza reacción en la conciencia de mis compañeros me asusto mucho, y en el mismo año publique en la misma Revista de Arquitectura mí: ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS, en la que expuse: Es necesario reconocer que nuestro futuro depende en parte de resolver las consecuencias que pueden producirse ante este enorme aumento de población, y todos los otros tipos de trabajo que realicen las inteligencias a favor de servir las actuales demandas de la sociedad, siempre en creciente aumento, será seguir afilando el cuchillo para cortar más fácilmente nuestra cabeza.
En el artículo ya citado exprese que: la causa de este enorme aumento de población radica en el malentendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo y su Creador. El medio de solucionarlo está en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo, la naturaleza de dicho mundo y el objetivo del Creador con él. En otras palabras buscar la verdad. Redactando en el mismo articulo un programa en 7 puntos como enfocar y obtener este objetivo, que me servía como guía en mi búsqueda e investigaciones realizado durante los 46 años desarrollados en mis ensayos expuestos en las revistas de MENSAJE, de mi Centro de Investigación y severas libros publicados durante estos años, sin lograr de romper el desinterés e indiferencia de los hombres de nuestras sociedades relacionado con este tema del que nada menos que sus subsistencias dependerá.
Aunque tengo mucha duda que este articulo tendrá más suerte que cuando anuncié yo primera vez este peligro de cuya sombra vivimos despreocupadamente, pero por sentir hoy ya mucho más sus negativos resultados, este articulo basado en los hechos indiscutibles de nuestros nuevos tipos de males surgidos desde la revolución industrial, espero que despertarán la gente de su letargo y empezarán interesarse por las ideas y teorías basado en la búsqueda de la verdadera causa y correspondientes soluciones con los que podríamos salvar nuestras civilizaciones de un colapso hacia donde estamos dirigiendo con nuestro modo de vida.

Madrid 16 de Abril de 2011
Francisco Z. Lantos

Nota: ESTE COMENTARIO SE REFIERA AL ARTICULO: HACIA EN COLAPSO. De cuyo texto cito lo siguiente trozo: Nuestra civilización industrial ha podido desarrollarse gracias a la explotación de unos abundantes combustibles fósiles. petróleos, gas natural, y carbón; u al uranio, que la naturaleza ha tardado millones de años en crear. Los humanos los habremos consumido en menos de 200 años. Quedan alrededor de 30 años para que los hayamos agotado casi en su totalidad. Luego, nuestra civilización colapsará. Somos como el Titánic: nos hundiremos y solo los que viajan en primera clase se salvarán………….

El resto del texto de este articulo esta expuesta en GOOGLE bajo titulo: Hacia colapso.: La civilización depredadora: la nuestra

28) La incapacidad del hombre contemporáneo, debido a perdida del perfecto estado de su naturaleza psicosomática, de conocer la causa real de nuestros innumerables e interrelacionados males, ni su verdadera gravedad, tanto para nuestra vida como para todas las vidas de nuestro planeta. Y no existe ni interés ni ayuda económica y moral para este tipo de investigación que busca la causa real de nuestros males y de posible solución para eliminarlas: Desde finales del siglo XVIII, con el surgimiento de la revolución industrial, nuestra civilización entra en su época de contradicciones, que con el paso del tiempo aumentan y se manifiestan cada vez con más claridad, extendiéndose a todos los campos de nuestras actividades. Es muy conocido por todos que, a pesar de nuestros avances técnicos, la situación económica en el mundo entero es mucho peor que antes.
Basándonos en el hecho de que el hombre contemporáneo en cualquier campo de sus actividades, se mueve con la intención de hacer bien su trabajo, y de que éste, a pesar de todo sale mal, nos demuestra que la causa de todos estos males es el hombre mismo, y sus errores y equivocaciones, en cierto modo están relacionados con su propia y especial naturaleza humana. Esta suposición parece estar justificada además con las actividades y comportamiento del hombre a lo largo de su historia, ya que vemos que en algunas épocas de cualquier cultura, se repitió este tipo de periodo contradictorio, mientras dentro de las mismas culturas existían épocas en que las ideas y las leyes de la sociedad estaban en armonía con la Idea Subyacente sobre el Universo y con sus Leyes a las que nosotros llamamos Leyes de la Naturaleza. Tomando como ejemplo nuestra cultura judeo griega- romano cristiana, se observa que épocas de contradicción en estas culturas fueron como la época de Jesucristo en la cultura Judía la época Helenística de la antigua cultura griega, Roma en la época de los últimos Césares y nuestra época desde la revolución industrial hasta hoy.
Las épocas de armonía y equilibrio fueron aquellas de los profetas en la cultura Judea, la época clásica de la antigua cultura griega, y el Renacimiento de nuestra cultura Cristiana. En todas estas culturas lo esenciar de observar es que para cada caso, siempre ha coincidido el mismo tipo de “filosofía del mundo y de la vida” de la sociedad y el mismo tipo de estado psicosomático del hombre. Así, en las épocas de contradicción la “filosofía del mundo y de la vida” del hombre es materialista, y por el desinterés y despreocupación por su parte espiritual del estado psicosomático es desequilibrado; mientras en las épocas de equilibrio la “filosofía del mundo y de la vida” del hombre es justa, su interés y cultivo del espíritu y cuerpo son idénticos, llevando así estas facultades en justo equilibrio y logrando establecer el perfecto estado psicosomático de su naturaleza humana. Estos hechos repetidos en todas las culturas desde que conocemos la historia del comportamiento y actividades del hombre, nos demuestra inequívocadamente no sólo que el valor de nuestras actividades depende del estado psicosomático de nuestra especial naturaleza humana, y que nunca estuvo la humanidad tan lejos como hoy de este estado ideal y por eso ser el causante de todos los males presentados en nuestro planeta, sino también nos enseña nuestra estrecha relación con las fuerzas cósmicas y con el desarrollo y la evolución de la Existencia Manifestada con nuestro Universo tangible, con el que formamos una unidad inseparable. Sólo cuando esta unidad es sentida hasta perderse en ella, es cuando es posible adaptarnos a sus Leyes con espontaneidad, como lo hacen los otros seres animados debajo de nuestro nivel.

¿QUE FUTURO TIENEN NUESTRAS CIVILIZACIONES?: Como la causa de todos nuestros innumerables e interrelacionados males, surgidos desde la Revolución Industrial, es el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, no reconocido por el hombre contemporáneo, el necesitado cambio de su modo de vida, y restablecimiento del perfecto estado y de naturaleza, por el progresivo crecimiento de nuestros males, y falta de tiempo para introducir este necesitado cambio, ya no puede realizarse por vía evolutiva y pacifica, sino llegando hasta el fin, con su erróneo modo de vida, el cambio se realizara por una revolución espiritual y de manera destructiva, que si durante estos tiempos que nos queda, podríamos desarrollar la justa “filosofía del mundo y de la vida”, capaz de restablecer el perfecto estado psicosomático de la naturaleza especial humana, y sus correspondientes soluciones practicas, los supervivientes, abiertos ya a esta justa filosofía podrían aprovechar de estos estudios y poniendo en practica, restablecer con ello, el perfecto equilibrio entre la flora y fauna de nuestro planeta, del que depende el bienestar de todos “ellos” y un prospero futuro para la nueva generación de la humanidad.

¿COMO SE ACABARA NUESTRAS CIVILIZACIONES?: Aunque ya es reconocida que la
causa de todos nuestros males, surgidas desde la Revolución Industrial, es la materialista filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo, al estar absorbida de esta errónea filosofía, los hombres de hoy, estos ni son capaces ni dispuestos de cambiar su modo de vida, por lo que llevando esta a su fin el cambio nuestra situación se acabara en una destrucción planetaria, lo que servirá para los supervivientes y futuras generaciones para aceptar el necesitado cambio, que abrirá un nuevo camino para una nueva cultura, basada en la rechazada justa “filosofía del mundo y de la vida”.

DESPUÉS DE 35 AÑOS DE CONTINUOS FRACASOS DE LAS NACIONES UNIDAS DE ELIMINAR NUESTRO INNUMERABLES E INTERRELACIONADOS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, ANTE LAS CONTRADICCIONES ENTRE SUS IDEAS Y DE LA REALIDAD, YA SE HAN RECONOCIDO QUE LA CAUSA DE SUS FRACASOS HAN SIDO SUS ERRÓNEOS ENFOQUES, POR ACEPTAR NUESTROS MALES COMO UN HECHO DADO, PRESENTADO POR AZAR, Y NO COMO MANIFESTADOS EFECTOS DE UNA CAUSA COMÚN DE TODOS, Y LO QUE ES EL ERRÓNEO CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO. AHORA, AUNQUE SABEMOS ESTO, PERO RESPETANDO SU MODO DE VIDA, SIGUEN TRATANDO ESTAS ENTIDADES CADA MAL SEPARADAMENTE Y SIN RELACIONARLOS NI ENTRE SÍ NI ENTRE SU CAUSA, AL QUE RECONOCEN COMO SE EL HOMBRE.

EL MERO RECONOCIMIENTO DE QUE LA CAUSA DE NUESTROS NUEVOS TIPOS DE MALES, SURGIDOS DESPUÉS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, ES EL HOMBRE, NO ES SUFICIENTE YA QUE HARÁ FALTA SABER PORQUE HA PODIDO OCURRIR ESTE NEGATIVO ACONTECIMIENTO EN NUESTROS DÍAS, YA QUE LA CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRE ERA TOTALMENTE DIFERENTE EN LA EDAD MEDIA Y EN LA ÉPOCA DEL RENACIMIENTO, SIENDO EL HOMBRE FÍSICA Y BIOLÓGICAMENTE EL MISMO TIPO DE ESPECIE.
ESTE HECHO NOS DEMUESTRA QUE SÓLO CONOCIENDO LA REAL NATURALEZA DE LA ESPECIE HUMANA PODEMOS CONSEGUIR EL NECESITADO Y JUSTO CAMBIO DEL ACTUAL MODO DE VIDA DEL HOMBRE, DE NUESTRAS SOCIEDADES.

Madrid 12 de Junio de 2011 Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

ME GUSTARÍA TENER UN DEBATE CON EL AUTOR DE ESTE ARTICULO PARA ENCONTRAR LA SOLUCIÓN JUSTA Y NECESITADA PARA RESOLVER ESTE GRAVE PROBLEMA, DEL QUE NO MENOS QUE NUESTRA SUBSISTENCIA DEPENDERÁ.

Estimado Francisco,

Poco podemos hacer dos humildes ciudadanos. Se trata de ofgrecer ideas por si alguna organización más poderosa si puede iniciar algo. Yo simplemente soy un guerrillero que sugiere cosas.

Saludos Cordiales

Juanjo Ibáñez

Estimado amigo Juanjo;
Gracias por tu contestación, y desgraciadamente tengo que darte razón de que poco puede hacer dos humildes ciudadanos contra los más poderosos Organizaciones cuales piensan resolver nuestros graves problemas ignorando ideas y teorías que no coincide con sus erróneos enfoques rutinariamente practicado, empero por el bien de la humanidad puedo pedir y pido que me demuestran estos burocráticos Organisaciones que mi teoría sobre en mundo y de la vida y sobre nuestros males surgidos después de la revolución industrial, del que no menos que nuestro subsistencia depende, es errónea, y si no lograran demostrarlo cumplen sus deberes de incluir en sus programas de investigación o ayuda a los pocos investigadores que tratan nuestros graves y diversas problemas basada diferente enfoque y teoría de Ellos,

Como parte de una virtual tormenta de ideas, acoto solamente que se podria (de hecho lo hago) escribir un libro técnico filosófico sobre “neologismos posmodernos” porque en la Web hay muchos neologismos absurdos, y otros muy buenos, pero ambos carecen de definiciones claras. Asi que empezaria por “psicosemántica”. No sé si es ciencia o no lo que digo, pero por lo que sé son imprescindible buenas definiciones. por ejemplo, “parafísica”. En fin, hay personas que se molestan porque un Nuevo Diccionario, siemple suena o a dogmatismo o a diletencia. Pero hay un “experimento” tipo mental sobre la Torre de Babel, sobre los origenes del lenguaje. Porque un grupo transdisciplinario ( y la tormenta de ideas también) sólo selecciona lo comprensible para el grupo, y definir neologismos ayuda a ampliar el espectro de lo que es posible en el lenguaje. -

- SOLO UNA REVOLUCIÓN ESPIRITUAL, UN RENACIMIENTO PERSONAL PUEDE SALVAR EL FUTURO DE LA HUMANIDAD Y RESTABLECER EL ORDENADO Y ARMONIOSO DESARROLLO DE LAS VIDAS EN NUESTRA PLANETA.

- SÓLO CAMBIANDO NUESTRA EXTREMADAMENTE MATERIALISTA “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA” Y RECUPERAR EL PERFECTO EQUILIBRIO PERDIDO ENTRE LA PARTE ESPIRITUAL E INSTINTIVA DE NUESTRA NATURALEZA ESPECIAL HUMANA, PODRÍA SALVARSE EL FUTURO DE LA HUMANIDAD Y RESTABLECER EL PERFECTO Y ARMONIOSO DESARROLLO DE LAS VIDAS EN NUESTRO PLANETA.

- MIENTRAS NUESTRAS CIVILIZACIONES MANTIENEN SU ERRÓNEA MODO DE VIDA, NADA PUEDE SALVARLA DE SU AUTODESTRUCCIÓN, PERO ESTO NOS SERVIRÁ, PARA QUE LOS SUPERVIVIENTES ACEPTARÁN LA NUEVA IDEOLOGÍA, DERIVADA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO DEL REAL NATURALEZA DE LA ESPECIE HUMANA.

(requerido)

(requerido)


*