Nacidos para Morir (Ante Nuestra Indiferencia)

No me gustan este tipo de campañas. Por un día la tragedia a bombo y platillo en los medios de comunicación y redes sociales de todo el mundo. Se recoge algo de dinero, y horas después a otra cosa mariposa. Ahora bien el megacidio africano no tiene nombre, como tampoco nuestra sibilina indiferencia. Del mismo modo, el problema más que la sequía obedece a causas bélicas. Tan solo hace falta recordar la de Somalia, que aun existe y debida a razones semejantes. La cobertura mediática de la última duró unas pocas semanas. Ya no vende, por lo que publicitemos otra tragedia. ¿Qué pasó con las promesas gubernamentales que se hicieron a Haití?. Hay tantas, tantas, tantas…… Si la UNICEF recoge dinero y compra alimentos para que después no lleguen a su destino, con vistas a alimentar a estas criaturas debido a los conflictos bélicos, todo este barullo no servirá para nada. Peor aun, muchas veces la ayuda humanitaria la secuestran los señores de la guerra. Al margen del criminal espolio neoliberal capitalista, en los últimos años, el integrismo islámico se está convirtiendo en otra pesadilla. No logro entender que los que claman justicia, siembren al mismo tiempo un inmenso dolor, muerte y destrucción, desacreditándose así mismos. En cualquier caso, siempre sufren los mismos. Quien nace allí se encuentra destinado a morir, tarde o temprano, a no ser que un milagro les rescate de aquel infierno en la Tierra. Y si no es el caso puede terminar siendo un niño soldado que asesinará a otros inocentes. Ya que la UNICEF pide que desde las redes sociales divulguemos la notica, así lo hago. Siento vergüenza de la especie humana. Siento vergüenza del desinterés que mostramos todos, de uno u otro modo. Siento vergüenza de la sociedad amoral en la que vivimos. Siento vergüenza, mucha vergüenza. ¿Usted no?. Y mientras tanto los científicos de este país se lamentan por los severos recortes económico en materia de I+D+i. Unos braman su indignación, otros proponen que parte del dinero de las recaudaciones de hacienda se destinen a paliar lo que el Estado les niega. Ahora bien, como ciudadano, no logro entenderlo, por lo que también me avergüenza el silencio de mis colegas y su sublime arrogancia ante estos dramas y otros semejantes, que han acecido y lo seguirán haciendo. No me interesa vivir en un mundo en donde todos exigimos algo, creyendo estar cargados de razón, dando la espalda a lo que le ocurre a cientos de millones de personas. OK, ¿esta es la sociedad del conocimiento y la innovación que deseamos? Que con su pan se lo coman. Resumiendo, aquí teneís es la llamada de auxilio de esta Institución Internacional. Unicef lanza una campaña mundial para salvar a un millón de niños en riesgo mortal en el Sahel. Terror hambre y desolación son las simientes que sembramos en África. Cuando era pequeño, hace más de 50 años, se postulaba ya pidiendo dinero para los negritos de África”. Ricachonas del régimen franquista bajo el patrocinio de la Cruz Roja, Damas de la Caridad, etc., lavaban así su conciencia“cristiana”. Medio siglo después, tras mucho progreso, innovación y desarrollo, las cosas van a peor. ¿Seguimos comportándonos como hipócritas “hermanitas de la caridad”?. ¡No lo duden!.

nacidos-para-morir-sahel

Nacidos para morir. Fuente: Merlín

Juan José Ibáñez

Un ciudadano del mundo y solo después científico

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*