Ciencia y Neoliberalismo Económico

Tras la segunda guerra mundial, la sociedad y sus naciones se desgajaron, esencialmente, en dos mundos diferentes. Hablamos de comunismo y capitalismo. Cuando devino el desmoronamiento de un socialismo malentendido, la gobernanza mundial quedó en manos del capitalismo. Ahora bien, este último seguía los dictados de la doctrina de John Maynard Keynes. Por aquellos tiempos, ya personalmente barruntaba que, al caer una de las doctrinas imperantes, los ciudadanos corríamos el riesgo de que se desbocara la otra alternativa. Y así ha sido. En nuestro post Retrodemocracia ya os comentaba como la Escuela de Chicago radicalizó la ideología keynesiana hasta los límites actuales, (aunque aun pueden llegar muchísimo más lejos), generando la crisis que actualmente padecemos. Quien quiera abundar sobre el tema, de forma amena, aunque no deje de ser escalofriante, les recomiendo que visionen los documentales La doctrina del shock e Inside Job (óscar al mejor documental en 2011, entre otros galardones). Pues bien, un amigo y Profesor de Investigación del CSIC, me envió ayer un enlace con una noticia aparecida en el rotativo El País el tres de mayo de 2012, que llevaba por título: “El Mundo Científico, bajo el síndrome de la retracción”. Se trata de una traducción de otro original aparecido en el en el New York Times (redactado por Carl Zimmer y denominado“A Sharp Rise in Retractions Prompts Calls for Reform” Y ¿que nos quieren decir bajo encabezamiento?. Adelantemos algunas frases: “Nadie se había dado cuenta de que todo estaba podrido” (…) “síntoma de un ambiente científico disfuncional” (…) Casadewall dice que teme que la ciencia se haya convertido en un juego en el que el ganador se lo lleva todo, con incentivos retorcidos que empujan a los científicos a tomar atajos y, veces, a caer en la falta de ética profesional. Es una amenaza tremenda“afirma” (…) Uno no puede fracasar, que su hipótesis sea refutada, dice Fang (…) ¿será esto el principio del declive?. Como veréis seguidamente, la ética científica parece estar desmoronándose desde que comenzó el nuevo siglo. Los investigadores, debido a un exceso de competitividad, se encuentran sumamente nerviosos (la doctrina del shock). Tanto en el arte como en la ciencia, el excesivo estrés y competitividad, no son las mejores estrategias con vistas a que afloren los talentos y desarrollen sus mejores potencialidades. Al parece,r la doctrina promulgada por la escuela de Chicago y el ínclito y Milton Friedman, tras calar en el mundo social y económico también lo ha hecho en el científico. Muchas fechas coinciden, diversos rasgos de la doctrina neoliberal que está haciendo sufrir tanto ciudadanos de muchos países afloran en la actividad científica, habiéndose multiplicado por diez, en una década, el número de artículos que han debido retirar las revistas científicas por fraude o chapuzas. El santuario de la ciencia puede convertirse en la casa de los horrores. No debiéramos extrañarnos si entendemos la ciencia como un constructo social y la ética de sus practicantes como un reflejo de la social en la que habitan. Pero la cosa no queda aquí.

terror-casa

El Fraude Invade la Ciencia. La casa de Milton Friedman. Fuente: El Séptimo Arte

Milton Friedman,

Una de los evidencias más palmarias de la esperpéntica ideología que propone la escuela de Chicago para un mundo democrático (en palabras suyas) la ensayó en las dictaduras de Videla y Pinochet ¿?,, es decir en las represiones militares de Argentina y Chile. No contento con el desastre que indujo en sus economías (es decir debió considerarse una teoría refutada) logró imponerla en EE.UU., justamente tras la caída del telón de acero, a finales de los 80 del siglo pasado, mediante sus políticos tales como este trio calamita: Reagan-Thatcher-Bush Padre. Recordemos aquí que las medidas de la Tatcher n la ciencia del Reino Unido fueron demoledoras. Pero permitirme un inciso que os podéis saltar aquellos que tangan más urgencias. Se trata del siguiente párrafo.

Acabo de finalizar mi primer curso como profesor en una Escuela Técnica Superior de la Universidad Politécnica de Madrid. El Tema de la asignatura era metodología de la investigación. Con tal motivo les hable a los alumnos sobre las principales escuelas de filosofía y sociología de la ciencia entre otros temas. Antes de avaluar su rendimiento, les rogué que me examinaran a mi, escribiendo unas líneas anónimas en una hoja de papel que debían luego incluir en un sobre. La experiencia, al menos para mi ha sido muy gratificante, ya os hablaré de este tema en este asunto, por cuento como novato mis métodos han sido un tanto heterodoxos, por diversas circunstancias. Aunque la evaluación de la asignatura ha sido positiva, uno de los alumnos me tachó de radical y subjetivo. El primer calificativo puedo aceptarlo, pero el segundo no. Y hoy voy a dar muestras de ello. No podemos adiestrar a los futuros investigadores alagando que la actividad científica resulta ser un “mundo feliz, por cuento es rotundamente falso. Tan solo deseaba que descubrieran los pros y los contras de la ciencia e indagación científica. Como ya os he comentado este tema, por desgracia, no suele impartirse en la educación universitaria, por lo que los alumnos desconocen en que consiste la ciencia y a que mundo van a enfrentarse. Espero que estas líneas muestren que lo allí explicado no obedece a radicalismo alguno, sino a una cruda realidad a la que debemos enfrentarnos.

retracted-fuente-biotechniques

Artículo retirado por errores yo fraudes Fuente: Biotechniques

Por Síndrome de Retracción se entiende simplemente el incremento vertiginoso de las malas prácticas y corrupciones que afectan a la indagación científica. No voy a recordaros que las frases que hoy vasa leer más abajo, tan solo corroboran la visión que venimos ofreciendo en nuestro blog a cerca de este cáncer que afecta a la ciencia. Los interesados pueden leer nuestros post precedentes incluidos en la categoría “fraude y mala praxis científica”. El artículo mentado del que hablaremos hoy comienza hablado de otra figura de la ciencia, como al parecer lo era el japonés Naoki Mori, tan fructífero publicando como inventándose y apañando los resultados de sus supuestas indagaciones. Seguidamente, la narración se adentra en el meollo del problema. Tan solo extraeré algunas frases literales (en cursiva) de la versión de El país aunque el resto, lo podéis leer seguidamente en las mías propias y, mejor aun, en la versión en inglés del New York Times. Fijaros en que en su síntesis, Carl Zimmer nos habla del miedo y la ansiedad que cunde entre los científicos. ¿Puede equipararse la misma con la doctrina del shock?. En mi opinión la respuesta es afirmativa, por cuanto resulta ser esta última estrategia la que ha inducido los recientes cambios de los gobiernos e instituciones en materia de política científica. Competitividad feroz y “publica o perece”. Finalmente, observar como los investigadores entrevistados por Zimmer demandan repartir más equitativamente el dinero entre la comunidad científica, para que unos pocos no se queden con todo. ¿No es esto lo que sufrimos actualmente los ciudadanos?. ¿No nos ha llevado la corrupción política hasta aquí? ¡Demasiadas coincidencias, demasiadas!.

A Sharp Rise in Retractions Prompts Calls for Reform

El mundo científico bajo el síndrome de la retracción

Retraction Watch

“Para vivir profesionalmente los científicos tienen la necesidad de publicar tantos artículos como les sea posible y que aparezcan en revistas de mucha relevancia”(…) Cada año salen de los laboratorios nuevos doctores que deben optar a los escasos puestos de trabajo en medio de una rivalidad feroz (…) Un artículo influyente puede suponer la diferencia entre tener una carrera profesional en la ciencia o dejar la especialidad. E incluso “todos se sienten inquietos aunque tengan éxito, dice Fang” (…) se preguntan ¿será esto el principio del declive?. No se presta atención a la calidad de la investigación se queja Fang. Uno no puede fracasar, que su hipótesis sea refutada, dice Fang (…) Según Fang y Casadewall para cambiar el sistema hay que empezar a proporcionar a los estudiantes una mejor comprensión de las normas básicas de la ciencia. También abolirían el método mediante el cual el ganador se lo lleva todo, que hace que las becas y contratos se concentren en una pequeña fracción de científicos. (…) Para suavizar la feroz competencia los periodistas también deberían cambiar las normas de los premios científicos y hacer que las facultades tuviesen en cuenta la colaboración a la hora de tomar decisiones sobre las promociones. Pero Fang está preocupado: “todos los científicos que conozco están tan nerviosos por su financiación que no son modelos de conducta inspiradores”.

el-incesante-aumento-de-los-errores-y-fraudes-cientificos-en-la-decada-de-los-dos-mil-fuente-pubmed-cumulative-retractions-1977

El Incesante aumento de los errores, y fraudes científicos en la década de los dos mil. Fuente: PubMed cumulative retractions 1977-present

Seguidamente añado unas sentencias acerca de otros contenidos del mentado artículo. El fraude y la mala praxis afectan especialmente en la investigación biomédica, la cual consume una proporción cada vez más grande del gasto gubernamental (en EE.UU.) La retirada de artículos científicos se ha incrementado por diez en la Revista Nature, en tan solo una década, si bien unos consistían en errores y otros en fraudes (Medical Ethics, 2010). La retracción en el número de puestos estables y la mayor cantidad y necesidad de becas y contratos para continuar la carrera cada vez más competitiva entre laboratorios ha influido en las formas de promoción. Ciertos países, y en espacial los asiáticos, ofrecen incentivos económicos para los investigadores que publiquen en revistas del mayor prestigio.

Vivimos en una Retrodemocracia, gracias a la Escuela de Chicago, que han dejado a las ideas capitalistas precedentes a la década de los noventa del siglo pasado, es decir a las desarrolladas por John Maynard Keynes y seguidores, como una alternativa de izquierdas, que es más o menos lo que defiende el candidato francés a la presidencia de la república: Hollande frente a Sarkozi. Este último resulta ser seguidor, junto con la Merkel de Milton Friedman. Fijaros por favor en los paralelismos de la noticia, con la ideología imperante en el mundo de la ciencia actual. Observar al mismo tiempo la correlación de fechas entre las primeras inestabilidades y burbujas financiaras con el incremento del fraude y la mala praxis científica, es decir, en el transcurso de cambio de siglo. ¿Vivimos los científicos bajo la doctrina del shock?.

Os dejo seguidamente con unos fragmentos extraídos de Wikipedia sobre estas aterradoras políticas en las que pretenden que suframos los ciudadanos bajo el lema de que “decisiones dolorosas hacia nuestros logros sociales son necesarias” con vistas a que unos pocos se lleven todo (es decir a que los afectados se perpetúen pagando los robos de los ladrones), como también nos narra Carl Zimmer en el caso de la ciencia.

Juan José Ibáñez

La Escuela de Economía de Chicago es una escuela de pensamiento económicopartidaria del libre mercado (aunque dentro de un régimen monetario estricto, definido por el gobierno), que se originó en la Universidad de Chicagoa mediados del siglo XX. Fue liderada históricamente por George Stigler (Premio Nobel de Economía en 1982) y Milton Friedman (Premio Nobel de Economía en 1976). Dentro de la economía de mercadoel pensamiento económico de esta escuela se encuentra en contradicción a las teorías de la síntesis clásico-keynesiana. En la metodología, sus estudios suelen estar más basados en el uso de estadística antes que en la teoría.

Del mismo modo, Wikipedia nos informa sobre el neoliberalismo y la doctrina del Schocke Inside Job

La doctrina del shock: el auge del capitalismo del desastre (en inglés The Shock Doctrine: The Rise of Disaster Capitalism), es un libro de 2007 de la periodista canadiense Naomi Klein.[1]

En 2009 se realizó el documental The Shock Doctrine inspirado en el libro bajo la dirección de Michael Winterbottomy Mat Whitecross.[2] [3]

El libro sostiene que las políticas económicasdel Premio Nobel Milton Friedman y de la Escuela de Economía de Chicago han alcanzado importancia en países con modelos de libre mercado no porque fuesen populares, sino a través de impactos en la psicología socialcon desastres o contingencias provocando que ante la conmoción y confusión se puedan hacer reformas impopulares. Se supone que algunas de estas perturbaciones, como la Guerra de las Malvinas, el 11 de septiembre, el Tsunami de 2004 en Indonesia, o la crisis del huracán Katrina pudieron haber sido aprovechadas con la intención de empujar la aprobación de una serie de reformas.

Inside Job (también conocida como Trabajo confidencialy como Dinero Sucio) es un documental de 2010 sobre la crisis financiera de 2008 dirigido por Charles Ferguson. Se estrenó el 16 de mayo en el Festival de Cannes de 2010 y recibió el Premio ÓscarMejor Documentalen 2011.[1] Ferguson ha dicho que trata sobre “la sistemática corrupción de los Estados Unidos por la industria de servicios financieros y las consecuencias de dicha corrupción.”[2] Su narrador es el actor Matt Damon.

Alguna lectura sobre el tema

Retractions in the scientific literature: is the incidence of research fraud increasing?

What You’re Doing Is Rather Desperate

La Corrupción Científica en España: Todo Bajo Control

Etiquetas: , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] [...]

[...] la investigación científica bajo el imperio del neoliberalismo económico (ver nuestro post Ciencia y Neoliberalismo Económico). A la antigua presión por publicar cuantos más artículos mejor, en la revistas indexadas, que [...]

[...] Publicado por Juan José Ibáñez el 27 octubre, 2012 Comentarios (0) TweetDos miembros de la escuela económica neoliberal de Chicago recibieron el Premio Nobel por desarrollar una teoría que no ha logrado predecir con exactitud [...]

[...] de la Conducta Publicado por Juan José Ibáñez el 14 enero, 2013 Comentarios (0) TweetEl Neoliberalismo Económico es un cáncer que afecta, directa o indirectamente, tanto la salud de la biosfera como la de los [...]

[...] Ciencia y Neoliberalismo Económico [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*