Joseph Alfred Zinck In memorian: Fundador de la Geopedología moderna y mucho más

alfred-zink-in-memorian

Aclaraciones del Dr. Alfred Zinck subido a Youtube por Carlos Enrique Castro Méndez. El doctor Alfred Zinck se reencuentra con funcionarios del IGAC en Colombia luego de 26 años de ausencia y contesta preguntas de nuevas figuras del levantamiento de suelos. Allfred Zinck en medio, acompañado de Cecilio Oyonarte (izda,) y otro compañero de la Univ. De Almería. Foto: cedida por C. Oyonarte. Fuente: Suelos y Fisiografía: La Perspectiva de Alfred Zinck (Monografía de Libre Acceso en Internet)

Joseph Alfred Zinck: amor por Latinoamérica.

Pocos meses después de terminar mi tesis doctoral, allá por el verano de 1986, me encontraba en Hamburgo durante un Congreso Mundial del Suelo. Platicando con mi entrañable colega y amigo Juan Gallardo Díaz, él se paró y observó a otro asistente, comentándome: “mira ese tipo de ahí se llama Alfredo, es francés, muy buen edafólogo y habla español perfectamente: ¿te lo presento? Asentí con la cabeza dirigiéndonos hacia él. Afablemente, Alfredo saludó a Juan y después a mí. Comenzamos a charlar durante un buen rato. Inmediatamente me percaté que sus ideas y las mías se encontraban en resonancia, si bien yo era un reciente “posdoc” y él ya un maduro y veterano edafólogo, archiconocido en Latinoamérica.  Hablaba con amabilidad un perfecto español, pero con un fuerte acento francés al que, en mi opinión, no renunció durante su vida para que los demás reconociéramos su procedencia. Posteriormente me fue narrando también su historia personal, nacimiento, viaje a Latinoamérica, asentamiento en Venezuela, reciclado en una afamada Universidad de EE.UU y finalmente su reciente regreso Europa, por cuanto el clima social en Venezuela, patria de su esposa y en donde nacieron sus hijos, comenzaba a inquietarle. Yo le pregunté: ¿Y entonces que haces ahora?. Respuesta sin cortapisas: “Estoy en paro, no tengo trabajo. Me presento pronto a una plaza como responsable del servicio de suelos del ITC o algo así”. Le pregunte quien iba a ser su contrincante más duro. Me espetó su nombre y pensé “ufffff ese tipo tiene un CV enorme”. A la par yo le iba contando mi trayectoria y situación. Una vez terminada la Tesis, tenía que pedir una beca posdoctoral y si no me la daban al paro, es decir a buscar trabajo. La única diferencia estribaba en las edades. Alfred era 17 años mayor que yo. Cierto es que yo también me presentaba a una oposición para incorporarme al staff del CSIC, pero apenas tenía posibilidades ya que era muy joven, inmaduro y ecólogo del paisaje, que no edafólogo y cartógrafo de suelos. Empero para él hubo justicia y barrió al afamado edafólogo inglés, mientras que a mí simplemente me tocó la lotería aprobando una oposición cinco meses después de presentar la Tesis en una especialidad científica que era la mía, no la que se ofertaba en la oposición al staff del CSIC. Considero que aprobé más por deméritos ajenos que por méritos propios en el ámbito de la morfología, génesis y clasificación de suelos. Resumiendo, Alfredo y este servidor que les escribe tuvimos una gran cosecha ese año.

Ya en 1987, le escribí con vistas a realizar una estancia de varios meses en su nuevo centro de trabajo (ITC, Enschede Holanda), así como en la Universidad de Wageningen,  y el ISRIC. Una beca de la Universidad de Utrecht sufragó tal estancia. Poco después comenzamos a colaborar y publicar diversos capítulos de libro, artículos, etc. El ITC realizaba las prácticas de campo de algunos de sus cursos en Extremadura y años después en Andalucía (Antequera). Tal actividad permitió que sus viajes a España pudieran ser anuales. Con posterioridad adquirió una casa de vacaciones en Mojácar (Almería, Andalucía). Poco a poco le fui presentando a colegas españoles, a la par que envié una joven becaria varios añospara que se formara con Alfredo en el ITC. Hablamos de Asunción Saldaña, hoy en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) y a la que finalmente dirigió su tesis doctoral. Obviamente al veranear en Almería, le presenté a un entrañable colega de esa Universidad, es decir Cecilio Oyonarte, haciéndose muy amigos. Gran parte de las fotos que arriba os mostramos, a modo de colaje, nos las ha enviado Cecilio. A Alfredo, no parecía gustarle posar ante la cámara.

alfred-zinck-in-memorian

Pero permitirnos que antes de continuar nuestra desiderata añada la información que la International Union of Soil Sciences nos hizo llegar a todos los socios:

Alfred Zinck IUSS Alert

Joseph Alfred Zinck (1938-2021)

It is with great regret that we inform you that last Saturday, June 19, 2021, Dr. Joseph Alfred Zinck passed away in the Netherlands. His last post was Professor Emeritus at the University of Twente, Faculty of Earth Observation and Geoinformation Sciences (ITC), Enschede, the Netherlands. Born near Strasbourg (France), he was trained at the Tricart school, so his landscape-soil approach does not come as a surprise. His expertise was formed within Geopedology, Geomorphology, Ethnopedology, Land Degradation and Soil Surveys. He started his family in Venezuela, a country for which he held great affection, as well as the rest of Latin America. He wanted to publish the first edition of Geopedology in Spanish, to honour this affection. He taught countless researchers around the world. A brilliant scientist, he had a serene temperament, and although demanding of his disciples, he was a human and sensitive teacher. Today the scientific community has lost one of the greats. But his legacy will endure, not only in his numerous publications, but also in each of those who had the opportunity to meet him and train alongside him.

Lamentamos mucho informarles que el pasado sábado 19 de junio de 2021 falleció en los Países Bajos el Dr. Joseph Alfred Zinck. Su último puesto fue profesor emérito en la Universidad de Twente, Facultad de Ciencias de la Observación de la Tierra y Geoinformación (ITC), Enschede, Países Bajos. Nacido cerca de Estrasburgo (Francia), se formó en la escuela Tricart, por lo que su enfoque paisaje-suelo no sorprende. Su experiencia se formó en Geopedología, Geomorfología, Etnopedología, Degradación de la tierra y Estudios de suelos. Inició su familia en Venezuela, país al que le tenía un gran afecto, así como el resto de Latinoamérica. Quería publicar la primera edición de Geopedología en español, para honrar este cariño. Enseñó a innumerables investigadores de todo el mundo. Un científico brillante, tenía un temperamento sereno y, aunque exigente con sus discípulos, era un maestro humano y sensible. Hoy la comunidad científica ha perdido a uno de los grandes. Pero su legado perdurará, no solo en sus numerosas publicaciones, sino también en cada uno de los que tuvieron la oportunidad de conocerlo y entrenar junto a él.

Pues bien, hablar de Alfredo es hablar de edafología y geopedología o geoedafología, pero también de mucho más. Sus estudios de etnoedafología en Europa fueron pioneros, mientras que sus viajes más remotos le hicieron conocer prácticamente todos los paisajes y suelos del mundo. Jamás he visto delante de mí  discutir a nadie sobre morfología y génesis de suelos en el campo que no saliera escocido por su atrevimiento. Le daba igual quien le llevara la contraria.  Como me comentó Richard Arnold, otra figura legendaria de la edafología, Alfredo era “terrific, terrific, terrific”.

Entre esos viajes aún recuerdo, y podéis constatarlo, la publicación de un libro sobre los suelos y flora de los Tepuyes del escudo Guayanés en enclaves jamás visitados por otros humanos que él, el coautor de la obra y el conductor del helicóptero. ¿Y cuándo narraba que en algunos enclaves de la cuenca del Orinoco, etnias indígenas lanzaban flechas y lanzas al ver que se les avecinaba aquél gran pájaro de metal (indígenas no contactados).  Realmente Alfredo podría haber redactado también un libro de aventuras al estilo de los grandes exploradores.

Días de luto para las ciencias del suelo en Latinoamérica. Amaba el continente sus paisajes y paisanajes, como ya se muestra en la nota de la IUSS. Posiblemente haya hecho mucho más por el bien de las ciencias del suelo en LA, que mayor parte de nosotros. De hecho es su caso se hablaba el castellano, al menos durante muchos años. Su esposa era venezolana, al igual que sus hijos.

Nos ha dejado, pero también legado su maravilloso y enriquecedor acervo cultural y profesional. Animo a ahondar en sus perspectivas, un tributo mayor que repetirlas. No os hablaremos de la geopedología, ya que esta bitácora ya lo hizo en varias ocasiones. Abajo os dejo material abundante así como unas pocas páginas de la introducción a su libro de geopedología en lengua española que, al pinchar en el hipervínculo, podéis obtenerlo gratuitamente.  Nuestras condolencias a toda su familia por esta enorme pérdida.

Día triste para esta bitácora.

Juan José Ibáñez

Asunción Saldaña

Cecilio Oyonarte.

Geopedología: Geopedología. Elementos de geomorfología para estudios de suelos y de riesgos naturales. December 2012

Publisher: ITC, Enschede, The NetherlandsISBN: 90-6164-339-2.

El Dr. Alfred Zinck en Colombia (Video). Geopedología 1

El Dr. Alfred Zinck en Colombia (Video). Geopedología 2

 Continúa…….

Geopedología: Nuevo libro en Español de Alfred Zinck (Libre Acceso en Internet)

Capítulo 1

INTRODUCCION

La geopedología, tal como se considera aquí, se refiere a las relaciones entre geomorfología y pedología, con énfasis en la contribución de la primera a la segunda. Más específicamente,  geopedología es en primera instancia un enfoque metodológico para y al servicio del inventario de suelos, a la vez que provee un marco para el análisis de los patrones de distribución geográfica de los suelos. El prefijo geo en geopedología se refiere a la superficie de la tierra – la geoderma – y como tal abarca, además de la geomorfología, nociones de geología y geografía. La geología interviene a través de la influencia de la tectónica en las geoformas de origen estructural  y a través de la influencia de la litología en la producción de material parental para los suelos a consecuencia de la meteorización de las rocas. La geografía se refiere al análisis de la distribución espacial de los suelos de acuerdo a los factores de formación. Sin embargo, en el concepto de geopedología, el énfasis es en la geomorfología como factor estructurante mayor del paisaje pedológico y, en este sentido, el vocablo de geopedología es una contracción conveniente de geomorfopedología. La geomorfología cubre una amplia parte del marco físico de formación de los suelos a través del relieve, la morfodinámica de superficie, el contexto morfoclimático, los materiales no-consolidados o alterados que sirven de material parental a los suelos, y el factor tiempo.

Las relaciones entre geomorfología y pedología pueden inscribirse en el contexto de la ecología de paisajes. Con su enfoque de integración, la ecología de paisajes intenta trascender los clivajes entre disciplinas conexas, tanto físicas como humanas, que suministran percepciones y visiones complementarias de la estructura y dinámica de los paisajes naturales y/o antropizados. La ecología de paisajes como disciplina de integración tiene vocación holística, pero de facto se presenta frecuentemente como partes de un todo. Así es que hay, por ejemplo, una vertiente que pone énfasis en el concepto de ecosistema como base del paisaje biótico/ecológico (Forman & Godron, 1986), otra que lo pone en el concepto de tierra/tierras como base del paisaje cultural (Zonneveld, 1979; Naveh & Lieberman, 1984), y otra que lo pone en el concepto de geosistema como base del paisaje geográfico (Bertrand, 1968; Haase & Richter, 1983; Rougerie & Beroutchachvili, 1991). La geomorfología y la pedología participan en este concierto, y sus respectivos objetos de estudio, geoforma y suelo, constituyen un binomio fundamental, inseparable, de los paisajes.

Las geoformas o formas de terreno sensu lato son el objeto de estudio de la geomorfología. Los suelos son el objeto de estudio de la pedología, una rama de la ciencia del suelo. Las relaciones entre ambos objetos y entre ambas disciplinas son estrechas y mutuas. Geoformas y suelos son  los componentes esenciales de la epidermis de la tierra (Tricart, 1972), donde comparten la interfase entre litosfera, hidrosfera, biosfera y atmósfera, en el marco de la noosfera por ser los suelos recursos sobre los cuales los seres humanos hacen decisiones de uso. No se trata de una mera yuxtaposición estática; entre los dos objetos hay relaciones dinámicas, uno influenciando el comportamiento del otro, con retroacciones. Es más, en la naturaleza, resulta a veces difícil separar categóricamente el dominio de un objeto del dominio del otro, porque los límites entre ambos son difusos; geoformas y suelos se interpenetran simbióticamente. Esta integración de 2 objetos que coexisten y coevolucionan en la misma película superficial de la tierra ha fomentado  el estudio de las relaciones entre ambos. Como es frecuente, la interfase entre disciplinas es un área-frontera donde brotan nuevas ideas, conceptos, y enfoques.

El análisis de las relaciones e interacciones entre geoformas y suelos y la aplicación práctica de estas relaciones en cartografía de suelos y en estudios de riesgos naturales han recibido varias denominaciones tales como pedogeomorfología, morfopedología y geopedología, entre otras, denotando la transdisciplinaridad de los enfoques. Por la posición de los términos en el vocablo de contracción, algunos autores quieren señalar que ponen más énfasis en un objeto que en el otro. Por ejemplo, Pouquet (1966) quien ha sido posiblemente uno de los primeros en utilizar el vocablo de geopedología, pone énfasis en el componente pedológico e implementa la geopedología como un enfoque para el levantamiento de suelos y para los estudios de erosión y conservación de suelos. En contraste, Tricart (1962, 1965a, 1994) quien ha sido posiblemente uno de los primeros en utilizar el vocablo de pedogeomorfología, pone el acento en el componente geomorfológico.

Para ilustrar la variedad de modalidades implementadas para abordar las relaciones entre geomorfología y pedología, se presenta una breve reseña en el Capítulo 2. El contexto aplicado en que se desarrolló la geopedología es diferente de otras maneras de visualizar las relaciones entre ambas disciplinas; esta especificidad de la geopedología se describe en el Capítulo 3. El enfoque geopedológico se centra en el inventario del recurso suelo. Esto significa lógicamente desarrollar temas como la caracterización, formación, clasificación, cartografía, y evaluación de suelos. En el Capítulo 4, se sintetizan aspectos relevantes de estos temas con énfasis en la estructura jerárquica del material suelo, lo que permite realzar que la geomorfología interviene a diversos niveles. La aplicación de la geomorfología en los programas de levantamiento de suelos a diversas escalas, desde detallada hasta gran visión, requiere establecer una taxonomía jerárquica de las geoformas, para que éstas puedan servir de marcos cartográficos en el mapeo de suelos y, adicionalmente, de marcos genéticos para interpretar la formación de suelos. Estos  aspectos se tratan en el Capítulo 5 (criterios para clasificar las geoformas), en el Capítulo 6 (clasificación de las geoformas), y en el Capítulo 7 (atributos de las geoformas). Los Capítulos 4 a 7 actualizan un texto anterior escrito en inglés (Zinck, 1988).3

Capítulo 2

RELACIONES ENTRE GEOMORFOLOGIA Y PEDOLOGIA: UNA BREVE RESENA

2.1 Introducción

Las relaciones entre geomorfología y pedología, incluyendo los aspectos conceptuales que sustentan estas relaciones y su implementación práctica en estudios e investigaciones, han sido designadas bajo diversas denominaciones. Algunas de las expresiones más comunes son geomorfología pedológica (soil geomorphology) (Daniels et al., 1971; Conacher & Dalrymple, 1977; McFadden & Knuepfer, 1990; Daniels & Hammer, 1992; Gerrard, 1992, 1993; Schaetzl & Anderson, 2005; entre otros), suelos y geomorfología (Birkeland, 1974; Richards et al., 1985; Jungerius, 1985a, 1985b; Birkeland, 1990, 1999), pedología y geomorfología (Tricart, 1962, 1965a, 1965b, 1972; Hall, 1983), morfopedología (Kilian, 1974; Tricart & Kilian, 1979; Tricart, 1994; Legros, 1996), geopedología (Pouquet, 1966), y pedogeomorfología (Conacher & Dalrymple, 1977; Elizalde & Jaimes, 1989), sin contar con las numerosas publicaciones que tratan del asunto pero no utilizan explícitamente uno de estos términos en su título. Debido a esta diversidad de expresiones, es conveniente definir primero lo que las relaciones entre geomorfología y pedología abarcan, y después analizar la naturaleza de las relaciones.

2.2 Definiciones y enfoques

Geomorfología pedológica o pedogeomorfología es la traducción literal de la expresión soil geomorphology, el término más frecuentemente encontrado en la literatura (a veces también llamado pedological geomorphology o pedogeomorphology), donde el vocablo geomorphology es un substantivo y el vocablo soil es un adjetivo que califica al anterior. Según esta definición, el centro de interés es la geomorfología, con contribución de la pedología. Sin embargo, bajo el  mismo título de soil geomorphology, hay trabajos de investigación en los cuales los papeles están invertidos. Por lo tanto, en la práctica, la relación entre geomorfología y pedología va en ambos sentidos. El énfasis que se le da a una u otra disciplina depende de una serie de factores incluyendo, entre otros, el contexto del estudio, el propósito de la investigación, y la disciplina primaria del investigador.

Las relaciones entre geomorfología y pedología como disciplinas científicas, y entre geoforma y suelo como objetos de estudio de estas disciplinas, pueden enfocarse desde dos puntos de vista de acuerdo al centro de interés y al peso que se le da a una u otra disciplina. En un caso, se pone énfasis en el estudio de las geoformas y se utiliza información de suelo para contribuir a resolver cuestiones de índole geomorfológica como, por ejemplo, caracterizar las geoformas o estimar la evolución del paisaje. Literalmente, este enfoque corresponde a la expresión de soil geomorphology o pedogeomorfología. En el otro caso, el interés se centra en el estudio de la formación, evolución, distribución, y cartografía de los suelos con la contribución de la geomorfología. Literalmente, este enfoque corresponde a la expresión de geomorfopedología o su contracción en geopedología. En la práctica, las diversas expresiones han sido utilizadas en forma intercambiable, lo que muestra que la separación entre los dos enfoques es difusa. En base  a esta aparente dicotomía, dos corrientes, originalmente separadas, contribuyeron al desarrollo de 4 las relaciones entre geomorfología y pedología: (1) una corriente académica, orientada hacia la investigación de los procesos que tienen lugar en la interfase geomorfología-pedología, y (2) una corriente más práctica, aplicada a la cartografía de suelos. La primera floreció más en paisajes de vertiente, que ofrecen condiciones propicias para estudiar toposecuencias (catenas) y cronosecuencias, mientras que la segunda se desarrolló más en paisajes deposicionales, relativamente planos, que ……

Ibáñez, J. J., Zinck, J. A., & Jiménez-Ballesta, R. (1995). Soil survey: old and new challenges. In J. A. Zinck (Ed.), Soil survey: perspectives and strategies for the 21st century. FAO World Soil Resources Report 80, 7-14. Rome: FAO-ITC.

IMPLEMENTACIÓN DEL MAPA DE GEOPEDOLOGÍA COMO BASE PARA LA DELIMITACIÓN DE UNIDADES DE ECOSISTEMAS A NIVEL NACIONAL EN COLOMBIA

Publicado Jun 30, 2017.  https://doi.org/10.31910/rudca.v20.n1.2017.74

Número: Vol. 20 Núm. 1 (2017): Revista U.D.C.A Actualidad & Divulgación Científica. Enero – Junio

Castro Méndez, C. E., & Agualimpia Dualiby, Y. del C. (2017). Implementación del mapa de geopedología como base para la delimitación de unidades de ecosistemas a nivel nacional en ColombiaRevista U.D.C.A Actualidad & Divulgación Científica20(1), 175-185. https://doi.org/10.31910/rudca.v20.n1.2017.74

CONTENIDO PRINCIPAL DEL ARTÍCULO

AUTORES

Carlos Enrique Castro Méndez y Yolima del Carmen Agualimpia Dualiby

RESUMEN

Geopedología corresponde a la integración entre geomorfología y pedología; es el concepto que se aplica en Colombia, para interpretar la información de los suelos y, a través de ella, generar cartografía temática, que pueda ser representada en diferentes escalas. Una aplicación reciente de la geopedología es la definición del medio pedológico como sustrato, que soporta ecosistemas terrestres y que hace parte del ambiente, debido a que cumple la función de permitir los flujos de energía entre coberturas vegetales y seres vivos. En este artículo, se realiza una reflexión sobre el papel que, históricamente, ha tenido la información de los suelos en el contexto colombiano y su aporte a las ciencias del ambiente; se muestra un desarrollo histórico, que permite analizar cómo se ha integrado la información de suelos realizada en el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), por más de setenta años y cómo el mejoramiento continuo ha permitido el acercamiento teórico a la delimitación de ecosistemas para dos escalas: la nacional y la general. La ciencia del suelo ha tenido poco reconocimiento en la elaboración de informes recientes relacionados con el ambiente, por ello, es importante que se muestren conceptos y trabajos realizados por expertos en suelos y se divulgue la labor de quienes la desarrollan, así como los resultados obtenidos en la investigación realizada por Progasp, relacionado con el tema de escalas y de representación de variables, que permiten mostrar la realidad ambiental y avance en los procesos que, actualmente, se llevan a cabo en Colombia.

Cartografía de Geopedología escala 1:25.000 Esto es de Ecuador

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Gracias Juanjo por tu palabras sobre Alfred. Como has contado, gracias a ti tuve la oportunidad de conocerlo, y tras 25 años de relación solo tengo buenos recuerdos en lo personal y lo profesional. En ambos ámbitos una de las personas más generosas que he conocido, siempre dispuesto a ayudarte sin esperar nada a cambio.
Lo recordaré siempre.

Estimado Juan José,
Emotivo recuerdo del querido y entrañable colega Alfred, en este momento recuerdo el dicho de H. Adams que decía “un profesor trabaja para la eternidad, NUNCA SABRA HASTA DONDE LLEGARÁ SU INFLUENCIA”. Creo que Alfred nos ha influenciado con su saber, sus conocimientos y en su bondad en la entrega con pasión a la Ciencia del Suelo. Fue un ejemplo de humanidad y sabiduría. Muchas gracias Juan José por tan hermoso recuerdo.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..