Archivo para la categoría ‘Degradación de Suelos: Contaminación’

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

jardines-urbanos-emiten-co2-y-suelos-contaminados

Fuente: colaje de google imágenes

Si como algunos investigadores comentan, la respiración del suelo es un indicador de su resiliencia, ahora resultaría que los suelos urbanos lo son, mucho más que los naturales. No me parece obvio, por tanto, utilizar respiración como síntoma de resiliencia, al menos por si sola. Hoy analizaremos dos notas de prensa derivadas de otros tantos artículos de investigación. La primera nos advierte que la respiración de los suelos urbanos puede alcanzar en algunas ciudades, como es el caso de Boston, el 72% del CO2 emitido por los propios combustibles fósiles, hecho que no deja de ser tan sorprendente como interesante. Y tales fuentes de CO2 parecen doblar la de los suelos rurales, por lo que de hecho comienzan a ser motivo de preocupación a la hora de mitigar el calentamiento climático. Según el estudio, los altos contenidos en materia orgánica, el espesor del mantillo, y la razón carbono/nitrógeno se encontraban en estos ambientes urbanos/periurbanos positivamente correlacionados con la respiración del suelo, es decir el CO2 que emiten a la atmósfera. Refiriéndose a los jardines domésticos o a las zonas ajardinadas, los investigadores que llevaron a cabo este estudio advierten de que, cuando los propietarios y jardineros añaden enmiendas orgánicas, a los suelos mentados con vistas a que sus céspedes crezcan con vigor ofrecen sabroso alimento, rico en nutrientes, a los microrganismos del suelo y, como resultado, estimulan su crecimiento, pero también las emisiones de anhídrido carbónico a la atmósfera.  Más concretamente, en la ciudad de Boston, detallan que, alrededor del 64 por ciento de los propietarios de viviendas fertilizan el césped, el 37 por ciento el uso de compost o abono orgánico, y el 90 por ciento utiliza “enmiendas” orgánicas del tipo de los mulching (acolchado). Todas estas “opciones, principalmente llevadas a cabo en los espacios verdes, públicos o privados,  se traducen en adiciones de carbono al suelo, promoviendo, como ya hemos comentado, las emisiones de CO2. No obstante, los doseles de los arboles contrarrestan “en parte” este proceso al absorberlo.

De ser cierto, resultaría paradójico, crear zonas verdes en las ciudades con vistas a que sean más sostenibles ambientalmente, cuando en realidad tal iniciativa podría generar efectos de retroalimentación positiva sobre el calentamiento climático. Resumiendo, ¡no hay forma de aclararse! ¿Qué debemos fomentar: asfalto, tierra yerma o zonas verdes?. Para aquellos que defienden que la respiración es un indicador de la resiliencia del suelo, lo lógico sería que sustituyéramos muchos espacios geográficos baldíos por vertederos, ya que estos si emiten CO2, metano y otros gases de invernadero en enormes cantidades. ¡Sin comentarios!. Eso si, los suelos urbanos suelen estar muy contaminados, como ya os hemos reiterado en varias ocasiones. Empero, tengamos también en cuenta que las urbes siguen creciendo en detrimento de los paisajes agrarios y naturales.  ¿Más Co2?

La segunda noticia nos informa de los esfuerzos de las autoridades y vecinos de ciudad de Detroit, cuya economía se derrumbó (de hecho se encuentra en bancarrota) como consecuencia de la decadencia de la industria automovilística antaño, santo y seña de esta ciudad. Por tanto, esta ciudad se encuentra sufriendo una enorme crisis acompañada de un proceso de des-urbanización y éxodo al medio rural. Pues bien, de acuerdo a los investigadores que llevaron a cabo el segundo estudio, entre las herencias de su anhelada edad de oro industrial, se encuentran suelos fuertemente contaminados, lo cual dificulta e incluso impide en ocasiones la regeneración de las infraestructuras verdes de la urbe.  En sus propias palabras: “historia de la industrialización y la urbanización de Chicago dejó su marca en el suelo. El medio edáfico actúa como una esponja, llegando a albergar contaminantes durante muchos años. En Chicago, los residuos procedentes de la fabricación industrial han inducido la acumulación de los productos químico-orgánicos indeseablemente tóxicos, metales pesados y otras sustancias persistentes. Tal hecho plantea serios problemas para la salud humana, animal y vegetal. ¡En fin!: “lo que no mata engorda”.

Como puede observarse, generar ciudades verdes sostenibles, resulta ser una terea bastante más compleja de lo que usualmente pensamos. Vivimos en una sociedad enferma y como todos sabéis: “a perro flaco todo son pulgas”.

Os dejo con las noticias mentadas…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La Batalla contra el glifosato y las plantas transgénicas asociadas: ¿en su recta final?

transgenicos-y-glisofato 

Rociando con el glifosato: Fuente: Google imágenes

Desde hace casi 12 años llevamos luchando en esta bitácora contra el uso masivo de los transgénicos, pesticidas asociados a ellos y las procelosas prácticas de diversas multinacionales que los comercializan. Venimos denunciando pues que tanto el medio ambiente como el ser humano se encuentran amenazados por esta “plaga entre las plagas” defendida por muchos “tocagenes”. De hecho, la controversia que tuvimos con otro blog de este sistema de bitácoras alcanzó límites difíciles de calificar. Uno de esos colegas, investigadores de mi propia institución, y que se vanagloriaba de ser un “divulgador de excelencia”, alegaba que nuestras críticas eran acientíficas, que atentaban contra el progreso, etc., etc., ¿Y ahora qué JAL?.  ¿Quién llevaba la razón?. Tiempo después se reconoce que el glifosato y los vegetales genéticamente modificados se encuentran entre las cuerdas. Sin embargo además os mostraremos tres notas de prensa distintas que desmantelan los argumentos de estos defensores del progreso ¿hacia dónde?: El maíz convencional rinde tanto o más que el transgénico; Overwhelming Majority of Germans Contaminated by Glyphosate y Científicos mexicanos ganan batalla legal a corporaciones trasnacionales

En fin, una vez pronunciada la FAO, y otros organismos multinacionales sobre el peligro que acarren los elementos implicados en este modelo de negocio, parece que de pronto, conforme a la prensa general, lo que era progreso ahora resulta ser retrocesolo que era ciencia de excelencia ahora de excrecencia, los que proclamaban que erradicarían el hambre en el mundo ahora enmudecen. Y es que las evidencias se acumulan hasta que llega un punto en el que las tesis vigentes sucumbirán ante un cambio de paradigma, como la agricultura ecológica y otras afines. Y como hemos insistido contra viento y marea, os dejamos tan solo un botón de muestra de los numerosos post que hemos redactado sobre este escabroso tema (ver más abajo).

Hoy os ofrecemos, reitero, tres nuevas noticias. En la primera, procedente de España, podréis leer que los aclamados grandes rendimientos de los transgénicos no  son avalados por la experiencia empírica. En la segundanos llega de Alemania, se nos informa que la mayor parte de la población se encuentra contaminada por ingerir agua “potable” con glifosato que supera con creces los límites legales establecidos. ¡Sin comentarios!. La tercera, procedente de México, nos ofrece la buena nueva de que, finalmente ciudadanos y científicos han logrado poner freno a tanto desmán en aquél Estado.

En el mundo actual, las noticias que proceden de la guerra entre las ciencias se antojan al hilo argumental de la obra de George Orwell titulada 1984. Lo que hoy es verdad de la buena (“a ciencia cierta”), mañana puede ser la madre de todas las mentiras.   Orwell también vaticinó lo que hoy conocemos comogran hermano”, es decir que los poderes vigilan y vigilarán cada vez más a los ciudadanos, hasta que llegue un día en que controlen plenamente nuestras vidas. Gran visionario Don Jorge. Y no sigo ya que sería abundar más sobre un tema que hemos denunciado hasta la saciedad. Eso sí, ha tenido que contaminarse toda la biosfera y dañar la salud pública de ingentes cantidades de inocentes para que se reconociera lo que era archiconocido por los campesinos que lo sufrieron y las críticas furibundas contra los que, como yo, denunciaban el tema. Pero, no echemos las campanas al vuelo, ya que donde se huela a dinero estas multinacionales intentarán agarrarnos/engañarnos/estafarnos entre sus fauces. ¡Poderoso caballero es don dinero!, sobre todo desde que la economía de mercado ya no nos considera ciudadanos, sino meros consumidores de lo que sea, aunque hablemos de venenos.

Post previos relacionados con el tema

Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación

Glifosato, Transgénicos, Resistencia a Pesticidas y Cáncer

Monsanto versus Avaaz: Lobis agro-industriales contra la agricultura campesina y la seguridad alimentaria

La Agricultura Moderna: Alimento y Veneno para el Hombre y la Biosfera

Un Villancico Contaminado (Biosfera Envenenada por Tierra, Mar, Aire y Suelo)

Entre el Suelo y La Atmósfera: Plaguicidas, Contaminación de Suelos, Aguas y Aire

Agricultura, Prácticas Agrarias y Lombrices de Tierra (El Impacto Negativo de la Labranza, Fertilizantes y Plagicidas)

Contaminación del Suelo = Veneno en el Cuerpo (Desastre de Salud Pública en las Antillas Francesas)

Guerra sucias entre científicos: Ideología e intereses contra la objetividad científica (los organismos transgénicos una vez más a la palestra)

 Juan José Ibáñez

Os mostramos ya las tres noticias……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Nueva Revolución Verde del Siglo XXI. Todo Preparado

nuena-revolucion-verde

La Nueva Revolución Verde: Fuente: made for minds

La mayor parte de la comunidad científica ya se ha rendido a las evidencias. Hace diez años, cuando comenzamos nuestra andadura en esta bitácora, tuvimos que sufrir abundantes críticas por defender que la Revolución verde del siglo XX significo comida para aquella época, a costa de secuestrar el futuro de la soberanía alimentaria en el mundo y degradar la biosfera. Diez años después, casi ningún experto lo discute, como tampoco la FAO y la ONU. Se acaba el sucio negocio de los pesticidas, insumos ingentes de fertilizantes e ir tocando los genes de las plantas con las promesas más absurdas. Eso sí, tales multinacionales y los intereses que ocultan se resistirán confundiendo  los vocablos para intentar, como han hecho siempre, vender gato por libre. La Revolución de la agricultura orgánica ya parece que calienta motores, si bien tal revolución verde no tiene nada que ver con la propuesta de otras basadas en los principios de la agricultura ecológica, que a su vez tampoco proponen exactamente lo mismo. Siempre os insisto que entendáis los conceptos y no os dejéis engañar por los vocablos, dado que se manipulan maniqueamente con harta frecuencia. Como se explica en Wikipedia, Revolución verde es la denominación usada internacionalmente para describir el importante incremento de la productividad agrícola y por tanto de alimentos  en Estados Unidos, y extendida después por numerosos países. Empero esa es la antigua. Tener cuidado que algunos intentarán confundir lo nuevo con lo viejo.

La vieja revolución verde se basaba en (i) la adición de una gran cantidad de fertilizantes químicos al suelo (ii) aplicación sistemática de pesticidas y (iii) el uso de semillas y plantas modificadas genéticamente.  Por su parte, la nueva revolución verde (que en el mundo anglosajón se denomina orgánica): pivota sobre los siguientes tres principios: (i) la erradicación, en la medida de lo posible de las mentadas enmiendas químicas; (ii) el menor uso posible, y tan solo cuando sea totalmente imprescindible, de nuevas y más amigables sustancias para el ambientalmente, en lo que concierne al control de plagas y pestes y (iii) uso de semillas sin ser alteradas por la biotecnología, es decir, los “tocagenes”. Sin embargo, reiteramos por enésima vez que lo denominado orgánico en el mundo anglosajón no es exactamente equivalente al concepto de agricultura ecológica en español. Tal confusión está dando lugar a que las multinacionales del agronegocio intenten engañarnos de nuevo. Al final de esta entrada os mostramos algunos post previos relacionados con tal maniqueo abuso del lenguaje, al objeto de intentar separar el grano de la paja. En  nuestra categoría Etnoedafología y Conocimiento Campesino podréis leer mucho más sobre estos asuntos. Mirar hacia el pasado para mejorar el futuro resulta hoy más que nunca de suma importancia.  La agenda de investigación que se ha marcado la FAO, y de la cual fui uno de los autores, es clara y rotunda (Plan of Action for Pillar Three of the Global Soil Partnership Adopted by the III GSP Plenary Assembly) , como también el Status of the World’s Soil Resources de la ONU,en cuya redacción también modestamente intervine. No queda nada por discutir, nadie duda ya del desastre y desgracia que ha supuesto para el deterioro de la biosfera la ya denominada antigua revolución verde, con el paso de los años.

Hoy os hemos traducido el texto de unos investigadores del Ecological Sciences, James Hutton Instituteen el cual se explica lo que hemos venido reiterando durante diez años. Eso sí, cuidado con el debate acerca de los Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) en la Rehabilitación de Suelos, ya que una cosa es hacer uso de la ingeniería “natural de los propios organismos, y otra bien distinta que compréis los productos que ya salen al mercado bajo esta denominación y que no suelen servir para nada. Resulta mucho más sencillo, viable y barato elaborarlos vosotros mismos, como se está haciendo en Cuba. Abajo os dejo también alguna relación de post  previos sobre estos eficientísimos organismos y el cuidado que hay que tener para no caer de nuevo en las  trampas del agronegocio. ¿Dejarán las poderosas internacionales que ONU y FAO lleven a cabo sus planes?. Aquí nos enfrentamos al kit de la cuestión.

Del mismo modo, durante 2015 Tom Vilsack el Secretario del  Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Secretary of Agriculture), ha insistido una y otra vez ante los medios de comunicación sobre la importancia de gestionar los suelos desde este nuevo paradigma para paliar la contaminación tanto su contaminación como la de las aguas, y así mejorar la grave situación ambiental y garantizar la seguridad alimentaria en USA. Del mismo modo los boletines de noticias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, son totalmente explícitos en esta materia ofreciendo subvenciones y otras prebendas para todos los granjeros que se encaminen en la dirección de la nueva revolución verde, haciendo un especial énfasis en los policultivos y la diversificación de las producciones agrarias de los predios, la integración en ellos y cuidado de los humedales y zonas húmedas, etc.

Os dejo pues con la mentada traducción que me mejorado un poco de lo ofrecido por los traductores automáticos de la red. En cualquier caso, podría haberme esmerado más. Pido disculpas, si bien creo que el contenido se entenderá perfectamente.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Calidad del Aire, Nitrógeno del Suelo y Biodiversidad de Plantas

estacion-experimental-de-rothamsted

Estación Experimental de Rothamsted (uente: Google imágenes)

 La Estación Experimental de Rothamsted es única en el mundo. Su singularidad estriba en que desde el siglo XIX (1856), se viene monitorizando  la dinámica de ecosistemas de pastizal y sus suelos. Algún día hablaremos más en detalle de esta joya de la corona edafológica, que estuvo a punto de desaparecer gracias a la insensatez de la primera ministra Margaret Thatcher. La comunidad internacional de edafólogos tuvimos que intervenir tras la llamada de auxilio de los investigadores que allí trabajaban.   La Dama de Hierro era como el cabello de Atila (por donde ella andaba o pisaba no crecía la hierba y se degradaban los suelos). Ella fue uno de los primeros frutos que alcanzó el poder siguiendo los dictados de la escuela económica de Chicago, que hoy castiga a los moradores de este planeta. Casi dos décadas después, en una escuela de verano de la Unión Europea para formar a jóvenes edafólogos de los países del Este que se iban incorporando a esta mancomunidad de países, observé a un edafólogo británico animar al público con la siguiente frase, más o menos: “chicos(as) y cuando yo diga Margater Tacher, vosotros gritáis, pataleáis, abucheáis y todo lo lo que se os ocurra”. Gracias a que se pudo salvar de la “barbarie” la Estación, hoy os podemos narrar esta noticia. Tuve el placer de que me mostraran este centro y las mencionadas parcelas en 1988. Espero que con mi entradilla y el contenido de la nota de prensa que os ofrecemos hoy, entendáis el inmenso valor de las monitorizaciones a largo plazo, ya que sin ellas, no podría haberse llegado a las conclusiones que podréis leer, y las que la seguirán, sobre este y otros temas, en el futuro.

Las parcelas fueron sometidas a diferentes tratamientos con fertilizantes, mientras los investigadores y técnicos, apuntaban los cambios de vegetación tomando adicionalmente muestras de suelo, y otras variables ambientales. Una de las curiosidades que deberían resaltarse estriba en que la vegetación de las parcelas nunca se estabilizó, apareciendo y desapareciendo incesantemente especies vegetales en mayor o menor medida, por lo que cabe inferir que lo mismo podría ocurrir en ecosistemas naturales. En la naturaleza, las fotos fijas, la estabilidad pura y dura seguramente no existan. Pero a lo que vamos…..

 Según la noticia, al parecer, la contaminación del aire, especialmente intensa entre las décadas de los años  70 y 80 del siglo XX, afectó más o menos severamente a las especies vegetales parcelas, desapareciendo algunas de ellas. A finales de la última década mentada (justo cuando nos explicaron in situ los experimentos) el Gobierno Británico adoptó medidas con vistas a mejorar la calidad del aire. Lo que nos narran en esta nota de prensa es que tal medida ha tenido efectos positivos restaurándose parte de la biodiversidad que atesoraban con antelación al deterioro del aire.

 Como sabéis la mayoría de vosotros, por su escasez en formas asimilables o biodisponibles para los vegetales, en nitrógeno es uno de los principales factores limitantes de la producción agraria. Sin embargo, los excesos también son dañinos, ya que generan la eutrofización de las aguas (corrientes y subterráneas), propiciando la proliferación de las algas (floraciones algales, incluso en los cuerpos de agua del litoral). Como ocurre con la alimentación humana, el exceso o carencia de sustancias que necesitamos terminan dañando la salud, ya sea de animales o vegetales.

 Debo suponer que las deposiciones atmosféricas también acarreaban otros contaminantes, como los metales pesados, y compuestos orgánicos persistentes, entre otros muchos. Sin embargo, la nota de prensa solo menta el nitrógeno y a ello nos atenemos.

 Lo que si resulta palmario es que la calidad del aire daña los ecosistemas, a menudo aumentando en el suelo la concentración de elementos tóxicos o el exceso de otros esenciales para el crecimiento de las plantas. Fijaros en la nota de prensa que, de las cuatro especies pratenses citadas, dos son leguminosas, una no tolera muy bien el exceso de nitrógeno pero la otra sí. Ya se sabe que las leguminosas absorben nitrógeno de la atmósfera beneficiando a las  especies que cohabitan con ella y que no atesoran tal facultad. Empero si este elemento químico resulta ser excesivo por la adición de enmiendas, la presencia de las leguminosas no es necesaria, siendo desplazadas por otras especies. Otra de estas herbáceas no tolera los suelos ricos en nutrientes pero la cuarta sí.

 En cualquier caso, ese aire que respiramos en las ciudades no es tan solo veneno para los urbanitas y los animales, sino para ecosistemas que como los prados han sido una bendición fomentada por el hombre para criar ganado. Pues bien, en las ciudades enfermamos, pero en su entorno, más o menos lejanos, también. Lástima que cuando en algunas urbes se restringe el tráfico rodado, muchos ciudadanos protesten, cuando es por su bien. Enfermar por las prisas, no está recomendado ¿vale?

 Juan José Ibáñez

 Os dejó ya con el contenido de la nota de prensa…….

(más…)

Etiquetas: , ,

Desastres Ecológicos Causados por la Agroenergética y Biocombustibles de Primera Generación: El Gran Incendio de los Histosoles de Indonesia

incendio-turberas-indonesia-aceite-de-palma

Para mi amiga Glory de Vilanova del……

Desde al menos 2008 (ver relación de post previos al final de este), hemos venido denunciando que (i) los biocombustibles de primera generación (gran parte de ellos cultivados), pero también de los de segunda generación (parte de ellos elaborados a partir de residuos naturales, o de subproductos de las producciones agrarias) iban a terminar creando muy serios problemas medioambientales, pero también severas amenazas para la soberanía alimentaria de muchos países (al secuestrar suelos fértiles en la obtención de “biofuels” en lugar de producir  alimentos destinados a una población hambrienta). Y así ha sido. Reiteramos que no somos adivinos, sino que los ciudadanos son engañados/estafados, una y otra vez, incluso cuando industrias y gobiernos dicen llevar a cabo ciertas iniciativas con vistas a paliar la degradación ambiental, el calentamiento climático,  y alcanzar un desarrollo sostenible.  Y estas son las peores amenazas, por cuanto a los profanos en la materia se les toma por idiotas y se les intenta convencer falazmente de que verdaderas atrocidades son buenas para el medio ambiente, es decir, tomando la mentira como bandera.  Y hoy demostraremos que nuestras advertencias contra los desastres que genera el hombre, usando tales argucias, comienzan a convertirse en realidad, menos de 10 años después.  Lo que no logramos entender es que científicos y técnicos defiendan tanta estulticia o callen demostrando su falta de sesera y/o peor aun, su complicidad.

Como veréis en los post aludidos, ya alertamos que el cultivo del aceite de palma en bosques vírgenes del SE asiático asentados sobre turberas, es decir, Histosoles, conllevaría una catástrofe ecológica en selvas en las que ni tan siquiera había entrado el hombre, generando una enorme pérdida de biodiversidad desconocida para la ciencia, degradación ambiental y serias amenazas contra la salud pública (especialmente como resultado de la ingente cantidad de partículas que acarrea el humo de los incendios a la atmósfera). El contenido de todos aquellos post se ha convertido  en una cruda realidad, por no hablar de pesadilla. Al parecer, tanto interés soslayó los principios más básicos en el uso y manejo de los Histosoles. Cuando se intenta arrasar un bosque que medra en zonas pantanosas, estas deben drenarse. Recordemos que el encharcamiento ralentiza la degradación de la materia orgánica del suelo (SOM) dando lugar a los mentados Histosoles (cuyo contenido mayoritario es el carbono de los restos vegetales), con harta frecuencia.  Al drenarse y compactarse estos últimos,la descomposición de la SOM se acelera, pero también otros procesos subterráneos que generan la combustión de estos cuerpos edáficos, proceso que ya ocurre algunos ecosistemas naturales y en muchos vertederos. Pues bien, no hay más sordo que el que no quiere escuchar. Y así dos millones de hectáreas de este tipo de suelos son pastos del fuego en el SE asiático gracias a las plantaciones de aceite de palma.

La paradoja, de la cual ya advertimos, deviene de que al intentar reducir el consumo de combustibles fósiles por esta vía, se han emitido mucho más CO2 a la atmósfera del que tal actividad agroenergética hubiera logrado paliar tras muchos decenios de producción. Como decimos en España, si no quieres caldo toma cien tazas. Hace falta ser ignorantes o simplemente tramposos, ya que tal proceso de degradación era inevitable, con los conocimientos actuales: ¡no hay más ciego que el que no quiere ver!.  Lo ocurrido es la crónica de un desastre anunciado.   Sin embargo, el problema no termina con las emisiones por cuanto la desecación y compactación de las turberas también induce procesos de subsidencia y su rehabilitación se me antoja una tarea titánica (y cuando se habla de dos millones de hectáreas, sostendría que imposible). No hablamos de un pequeño territorio sino de pasajes extensísimos.  Resulta patético que algunos de los Estados que permitieron este terrorismo ecológico, a la postre, han implementado una legislación con vistas a la protección de tales ecosistemas, pocos años después de permitir tal desastre (menos de un decenio). ¿Habrá que alabarlos, o estigmatizarlos?.

Obviamente el precio de tal restauración superará varios cientos de millones de dólares o euros, por lo que a estos gobiernos descabezados el dinero embolsado por permitir tal atrocidad les va a salir muy, pero que muy caro. ¿Y las compañías que en principio se beneficiaron?. Seguramente guarden sus beneficios sin mayores problemas. ¿Los tramposos siempre ganan?: ¡parece que bajo la dictadura financiara así es!.  Y mientras tanto, ingentes cantidades de Co2 se emiten desde allí a la atmósfera, por iniciativas que “decían estar destinadas a combatir el calentamiento climático” ¿ustedes lo entienden? ¿No?. Lamentablemente yo sí. Vivimos una gran mentira, por no decir muchas, que tan solo acarrean beneficios a los adláteres de la dictadura financiera que padecemos.

Pues bien, ahora resulta, como se muestra en la nota que abajo os reproducimos, que algún gobierno y fundación ofrecen el premio de un millón de dólares -Indonesian Peat Prize- (y quizás más con el tiempo), para aquellos que ofrezcan una solución que permita sofocar el “gran incendio de este tipo de suelos”.

Como veréis en los comentarios que abajo muestro, escritos desde Australia por Budiman Minasny (que se presentará al premio, no lo duden, ya que se trata de propaganda de los edafometras con los que tan mal me llevo), se informa que el problema para proteger las selvas que quedan parte de que sus turberas superen los 3 metros de profundidad. Extraño criterio ¿no?.   ¿Y la diversidad de flora, fauna, etc.?. Francamente no sabemos que pensar, y cabe especular  si (i) realmente intentan enmascarar los restos de su estupidez de cara a la opinión pública, o (ii) o pretenden acotar las áreas que pueden seguir arrasándose sin que entren en combustión los Histosoles. Y me callo, porque si sigo….

Pido perdón, ya que se ha calentado mi pluma. Empero era un desastre anunciado, ya que lo ocurrido aparece en cualquier biografía decente sobre el manejo de las turberas.  Reitero, vivimos una gran mentira. Nadie utiliza, ni el cerebro, ni el más mínimo conocimiento del manejo de suelos, ni el sentido común. Lamentable, todo muy lamentable. Eso sí, seguro que muchos colegas que en su monumento enmudecieron, ahora irán a luchar entre ellos para intentar conseguir el tesoro, es decir el aludido millón de dólares. Así nos va. ¿Y esto es todo?. Pues va a ser que no. Cuando leáis el próximo post os llevaréis las manos a la cabeza.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos

huertos-urbanos-madrid-natural 

Madrid+Natural:  huertos urbanos y periurbanos

Como vimos en nuestros dos post anteriores, en la Ciudad de Madrid se ha propuesto un programa (Madrid+Natural), cuyo objetivo estriba en reverdecer la ciudad, con vistas a que esta sea más sostenible ambientalmente e ir adaptándola al futuro y “previsible” calentamiento climático que posiblemente nos espere. No obstante los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útil para las grandes ciudades del mundo en general, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy existen necesidades mucho más apremiantes para el bienestar de sus moradores. Ya hemos explicado en que consisten las fachadas ajardinadas, así como los problemas para su implementación práctica, en esta entrega, y hoy abordaremos el también espinoso tema de los huertos urbanos, que no periurbanos, a pesar de lo cual lo dicho aquí también les concierne, como podremos ver a continuación. Sin embargo, antes de comenzar y con vistas a que el lector entienda nuestras intenciones, reproducimos uno de los párrafos con el que comenzamos esta serie de post acerca de las ciudades verdes. Los que leyeron aquél post iniciático pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadascubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Tal programa me parece “en teoría” magnífico y desearía que pudiera convertirse en realidad. Sin embargo como ya mostramos en el post sobreFachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala Urbisuelos” en lo que respecta a las fachadas verdes, resulta imperativo reflexionar cerca de sus pros, contras y dificultades. Si bien varias de las tareas mentadas no ofrecen excesivos inconvenientes a la hora de llevarse a buen puerto, en otros casos debemos preguntarnos: ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. Sobre este tema todavía tendremos que redactar algunos post más. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica no. Reiteramos que lo aquí expuesto debería ser también materia de reflexión para iniciativas similares en abundantes mega-urbes del globo. No obstante, por mucho que una persona pretenda ser objetiva, siempre surgen sesgos geográficos. Intentamos pues plantear algunos temas que, con toda seguridad, no han sido materia de reflexión por los diseñadores del programa. Del mismo modo, Intentamos hacer ver al lector que no es oro todo lo que reluce, o que incluso algunas propuestas terminen siendo una pesadilla de llevarse a caboNo hablamos ya de este programa denominado Madrid+Natural, sino de otras muchas iniciativas (algunas ya en curso) que proliferan en estos monstruos de asfalto y cemento que salpican el Planeta. Siempre se nos venden programas sugestivos, aunque en realidad quizás no lo sean. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que a mí personalmente, como a la mayoría de vosotros, me encantaría hablar en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los “palabros hipervinculados” previamente. No he encontrado una vía fácil  usando la página Web del Ayuntamiento de Madrid. ni la del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad. Una buena síntesis de la idea original ha sido editada en un post del magnífico blog de Javier Dufour, denominado Energía y Sostenibilidad, si bien en este caso concreto fue redactado por Raquel Portela. Excelente narrativa, por cierto.

 Pero vallamos ya al caso de los denominados huertos o agricultura urbana y periurbana. Debe quedar bien claro que en ciudades pequeñas y poco contaminadas, tanto los huertos urbanos como periurbanos (también es aplicable a la ganadería) en una iniciativa recomendable y aconsejada por la FAO para países en vías de desarrolloEl problema más preocupante en estos últimos, cuando se ubican en Estados en vías de desarrollo, estriba en que se fertilicen con aguas residuales no depuradas, lo cual ocurre y acarrea graves problemas de salud, ya se trate de ciudades grandes o pequeñas. Empero por su carga en sustancias tóxicas y contaminantes (químicos y biológicos) las urbes de gran tamaño suelen sufrir con mucha mayor gravedad el problema mentado. Tampoco resulta recomendable que tales huertos se encuentren cerca de redes viarias de tráfico intenso, e industrias contaminantes, ya que las emisiones de los vehículos y fábricas (en estas últimas también deben tenerse en cuenta los  efluentes líquidos) contaminan los suelos y, como corolario, lo que sobre ellos crece y toda la cadena trófica. Este problema es igual de serio en los Estados ricos y pobres.

 En lo que respecta a los huertos urbanos, la iniciativa Madrid+Natural comenta:

 Huertos urbanos

En respuesta a la preocupación por problemas globales como el agotamiento de los recursos naturales, el comercio mundial de alimentos, la escasez de espacio en las ciudades, y el cambio climático, los sistemas de producción de alimentos podrían incrementar su capacidad de producción transformándose en elementos integrados en el entorno urbano. La agricultura urbana puede aplicarse prácticamente en cualquier lugar, desde los espacios entre los edificios hasta en los tejados, optimizando así el uso de espacios públicos y edificios. Ésta práctica puede ayudar a crear un sentido de comunidad y pertenencia, e incentiva el consumo de alimentos locales. Adicionalmente, su inclusión en las escuelas locales y residencias de mayores podría usarse con fines educativos y terapéuticos.

 Seguidamente muestra los dos siguientes ejemplos de naturaleza muy dispar: 

 Urb.ag Urban Farming Assistance App: Con la agricultura urbana volviéndose cada vez más popular, las ciudades están desarrollando nuevos marcos normativos para la supervisión de estas prácticas. El cúmulo de requisitos legales puede ser desalentador para los ciudadanos, por lo que hay municipios que están desarrollando iniciativas para simplificar el proceso burocrático para instalar un huerto urbano. En esta línea, el municipio de Boston (USA) lanzó en 2014 la versión inicial de una aplicación que proporciona asistencia a las personas interesadas en desarrollar huertos urbanos, conectando a los usuarios a una dirección en la que pueden explorar qué tipo de agricultura está permitida en esa ubicación. La aplicación describe la normativa vigente, permisos necesarios y la legislación que aplicaría al proyecto.

Dalston Eastern Curve Garden: “Dalston Eastern Curve Garden” es un espacio público construido en 2010 en el Este de Londres. Este espacio ocupado en el pasado por las líneas de ferrocarril estaba abandonado y ahora se ha recuperado en forma de jardín público como parte de una iniciativa promovida por el Ayuntamiento. El jardín está plantado con una amplia gama de árboles que lo estructuran, tales como abedules, alisos, avellano y cerezo silvestre. Hierbas, hortalizas y árboles frutales completan el diseño y son atendidas por voluntarios y utilizadas en la cafetería del jardín. El jardín se usa también por la comunidad local para realizar eventos y otras iniciativas.

Opinión de este bloguero:

¡QUE CUAL ES MI OPINIÓN: reitero que sobre el papel todo es muy bonito. Ahora bien surgen diversos inconvenientes, no aludidos en el texto y que deben valorarse con suma precaución, so pena que la alegría de paso a las lagrimas. Entremos puyes ya en materia……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Las Amenazas y retos de la humanidad y el rol de los suelos

retos-y-amenazas-de-la-hiumanidad

Retos y amenazas para la de la Humanidad. Fuente: Universal

 La noticia que vamos a analizar hoy lleva por título:Los 15 retos invisibles que acechan a la vida en el planeta: Un panel de expertos advierte de las inesperadas consecuencias de fenómenos poco conocidos. La verdad es que esta ciencia rosa, ciencia sexy, o smart science, depara muchas sorpresas, aunque la mayoría de ellas resultan ser hilarantes. El problema estriba en que desconciertan más que clarifican, ante la ingente cantidad de retos a los que se enfrenta la humanidad, por cuento resultan casi siempre irrelevantes o espurias.  Existen otros muchos aspectos de mayor calado a los que debemos enfrentarnos. Sin embargo, por sus títulos, llaman la atención del ciudadano, que de este modo, termina por aceptar una imagen de la ciencia más que distorsionada, yo diría un tanto demencial.  Como veréis en la nota de prensa que os reproduzco al final del post, los hits de este año resultan ser los siguientes:

(I)islas artificiales; (ii) superinteligencia artificial; (iii) pesca de arrastre mediante descargas eléctricos; (iv) cuernos sintéticos; (iv) nanopartículas en ecosistemas; (v) energía azul;(vi) glaciares artificiales; (vii) testosterona en el agua; (viii) uso de abejas para diseminar agentes; (ix) la pesca sin regular en el ártico, (x) china como civilización ecológica; (xi) sistemas de rastreo de barcos; (xi) monitorización acústica; (xii) almacenamiento de energía (xi) la genética de los invasores.

¡Olé, olé y olé!. Todo apunta (aunque seguramente no sea así) que, tras un almuerzo o cena suculentos y bien regados de alcohol, algunos brillantes colegas se afanan en desbarrar en un etílico “brainstrom” todo lo que se les ocurre, es decir lo primero que se les pasa de la cabeza para impactar al resto de los sesudos comensales. Y luego ofrecen productos como este que, a mí personalmente, me dejan tan atónito como indignado. Por ejemplo, el de los cuernos sintéticos no tiene desperdicio. ¿Y que decir de la testosterona, cuando miles de toneladas de productos contaminantes, que actúan como disruptores endocrinos son vertidos al ambiente  anualmente?. ¿Ahora resulta que las procelosa moda de aumentar la musculatura usando testosterona sobresale sobre todos los demás?. ¡Jajajajaja! . Y podríamos seguir y seguir hasta que tan solo entre dos o cuatro de los propuestos retos ¡podrán ser realmente dignos de permanecer en la lista de los 15 principales!. Debo dar la razón a este consejo da sabios de que se trata de hechos, que no procesos, poco conocidos, pero no a causa de su relevancia, sino por su naturaleza estrambótica…….. ¿Vosotros que opináis?.

En esta lista he detectado dos que afectan a los suelos y os los expongo. El primero versa sobre la deposición incontrolada de nanopartículas tóxicas en el medio ambiente y especialmente en los suelos. Empero es un tema tan archiconocido… (y del que ya hemos hablado en esta bitácora desde hace años) ,como para alegar “lo de poco conocido”…… (¡me callo!). Por ejemplo en anteriores entregas os narramos: Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio), y  Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo. De hecho, ya existen varios proyectos internacionales que se han iniciado  con vistas  a comprobar que daños pueden producir (los sabios han soslayado las vías de ingesta de estas mediante otras smart technologies y smart drugs). Y adelantemos lo que la nota de prensa expone como novedad, es decir algo que este humilde bloguero, entre otros colegas, venía advirtiendo durante años:

 Nanopartículas en ecosistemas

Se están comercializando nanopartículas en productos de consumo y productos agrícolas, que pueden ser liberados en el medio ambiente durante su fabricación, uso y desecho. Se estima que las concentraciones de nanopartículas de dióxido de titanio, ampliamente utilizados en productos como pasta de dientes y crema solar, están actualmente aumentando en suelos agrícolas de forma acelerada. Algunos de estos compuestos, como las nanopartículas de plata, pueden ser altamente tóxicas a concentraciones bajas, por lo que parece razonable que puedan afectar a la diversidad biológica en ecosistemas terrestres y cultivos.

Por lo tanto, nada nuevo bajo el sol ya que hasta la Unión Europea, cuyo olfato para detectar posibles problemas futuros brilla por su ausencia, ha lanzado investigaciones al respecto desde hace algún tiempo.El segundo ítem relacionado con los suelos, si me ha sorprendido, ya que por mucho que leo, no había detectado nada igual. Dudo muchísimo que sea una práctica habitual. Sin embargo advertirnos de lo que “pudiera ser” una amenaza de futuro  atesora su valor entre tanta smart-tontería. A este respecto la nota de prensa nos informa de que:

Uso de abejas para diseminar agentes

Con el objetivo de proteger los cultivos, se está empezando a utilizar a abejas controladas como vectores de agentes microbiológicos, es decir, como repartidoras de pesticidas u otros productos que protejan a las plantas de enfermedades y plagas. Aunque se trata de un método en apariencia sostenible y efectivo, tiene potenciales efectos sobre el medio ambiente y los suelos, y no se han evaluado las consecuencias para otros insectos y plantas que no son el objetivo directo.

 Pobres abejas, estamos causando estragos en sus poblaciones y con ello amenazando la seguridad alimentaria, para ahora manipularlas y esclavizarlas, con la amenaza añadida de contaminar de “malos genes” sus diezmadas huestes. Los “tocagenes sin fronteras” si son realmente una amenaza para el medio ambiente. A menudo reflexiono sobre ellos, llegando a la conclusión de que no se si sus indagaciones son la amenaza o la solución para el futuro de la humanidad.

 El resto de las terribles amenazas de las que nos advierten este “consejo de sabios resabiados” os las dejo sin más comentarios. Este tipo de noticias pueden soliviantar o hacer reír a carcajadas, según el humor que tenga uno cuando las lee.

Os dejo pues con esta joya de la indagación científica que nos regalan Los resabios…….. a sabiendas que si nos invitan a nosotros, podríamos proponerles una lista mucho más atinada en un par de horas y además gratis, sin comidas, alcohol ni drogas.  Esto es la Smart science.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Los Humedales, su biodiversidad y servicios ecosistémicos al borde del colapso mundial

humedales-tablas-de-daimiel-espala-mncn-csic 

Tablas de Daimiel en España. Fuente MNCN Blog, CSIC

Resulta muy difícil entender que mientras devastamos los humedales de todo el mundo,  a pesar del papel esencial que desempeñan tanto para el mantenimiento de la vida, como para eliminar la contaminación  y mejorar la salud humana, muchas de las tecnologías que proponen actualmente los científicos, pero especialmente las industrias, resulten ser caras y onerosas, ya sea con vistas a la depuración de aguas residuales, ya para paliar la polución causada por la sobrefertilización de los paisajes rurales. En google abundan las noticias sobre el poder depurador de los humedades (naturales y artificiales), por lo que hoy no abundaremos en el tema, y menos aún en su relación con el cambio climático, como harían otros muchos colegas. En este post damos cuenta de una nota de prensa aparecida el rotativo Público y que lleva por título: Humedales, los ecosistemas más amenazados del mundo. Esta noticia se encuentra tan bien expuesta (extraordinaria y rara buena nueva, dicho sea de paso) que facilita que no nos extendamos en demasía. Justamente en febrero de 2016, apareció en la Revista Investigación y Ciencia, un artículo muy interesante y bien tratado que extiende la perspectiva de lo expuesto en el “Diario Publico”, ya que abunda esencialmente en la creación de humedales artificiales en los países en vías de desarrollo y entornos rurales en general, ofreciendo a su vez más datos escalofriantes acerca de la mortalidad y morbilidad tanto humana como de la vida silvestre, causadas en el mundo debido a la falta de agua potable y la contaminación de la existente. El último artículo es de pago. Sin embargo merece la pena que los técnicos  y ambientalistas dedicados/interesados en estos temas le echen un vistazo. Por tanto tan solo reproducimos los párrafos que se encuentran en acceso abierto del mentado artículo que lleva por título: Depuración natural de aguas residuales 

Para finalizar comentemos tan solo algunos aspectos adicionales. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, es decir la USDA, comienza a divulgar  y subvencionar la creación de lagunas y pequeños embalses, así como el mantenimiento  de lagunas y charcas ya existentes con vistas a mejorar la calidad ambiental y paliar la contaminación, ofreciendo de paso directrices con vistas a que los granjeros obtengan también de ellos beneficios económicos adicionales. También ha implementado un  programa con vistas a crear reservas de humedales (Wetlands Reserve Program) y mucho más. En España, como, en otros muchos países del mundo, incluyendo Latinoamérica, la situación es lamentable por no decir dramática, incluso cuando nos referimos a los humedales protegidos. Abajo podrías entender el indignante desinterés del gobierno Español, entre otros.  

 Desde un punto de vista edafológico, los norteamericanos, una vez más, van a la cabeza, mal que nos pese, estudiando los suelos de los humedales (wetland Soils o hydric soils), su inventario, clasificación, estructura, procesos, estados de degradación, servicios ecosistémicos, etc. Las propia USDA reconoce que:

 En 1984, más de la mitad (54%) de todos los humedales de los EE.UU. había sido drenado o rellenado (desacado) para el desarrollo o la agricultura. El Congreso respondió a estas cifras alarmantes que pasa por dos programas críticos de conservación y restauración de humedales federales administrados por el NRCS con vistas a frenar o revertir esta alarmante tendencia. Estos dos programas son las Disposiciones Conservación de los Humedales (WC) (Wetland Conservation Provisions (WC)) que fue autorizado por la Ley Agrícola de 1985 y el Programa de Reserva de Humedales (WRP), que más tarde llegó a ser autorizado por la Ley Agrícola de 1990. La promulgación de la Ley Agrícola de 1985 redujo drásticamente los efectos agrícolas, en comparación con los impactos de humedales pre-1985. A través de estos dos programas, la NRCS (el Servicio de Conservación de los Recursos Naturales de EE.UU trabaja con junto con los agricultores y ganaderos con vistas a mantener o incrementar los beneficios de los humedales más importantes, garantizando al mismo tiempo su capacidad para seguir produciendo alimentos y fibras.

 Pues bien, la escandalosa cifra quede perdida de zonas húmedas de USA, como veréis más abajo. no resulta ser excepcional sino la norma.  Por último llamar la atención de los taxónomos de suelos para que realicen un inventario de los idiosincráticos suelos de estos ecosistemas que permanecen aún en el mundo y que, vistas las cifras, también se encuentran en riesgos de extinción.      

 Os dejo sin más dilación con las noticias, cuyo contenido, esta vez, habla por sí solo. ¡Por fin!. No dejéis de leerlos ¡Por favor!.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Erosión de los suelos de los márgenes fluviales, contaminación de aguas, fósforo y floraciones Algales

erosion-fosforo-y-floraciones-algales

Erosión de márgenes fluviales en el Condado de Vermonty floraciones algales

Numerosos elementos químicos de la naturaleza pueden ser tóxicos cuando sobrepasan ciertos umbrales de concentración en forma biodisponible para los seres vivos, es decir que puedan ser absorbidos y utilizados por estos últimos. Ahora bien, existen elementos del medio edáfico que sufren fácilmente reacciones que impiden o reducen su asimilación por la vegetación u otros organismos. En la naturaleza el caso más flagrante es el del nitrógeno atmosférico, enormemente abundante en el aire, pero escasamente biodisponible en el suelo, como ya os hemos comentado en numerosas ocasiones.

Ya os hemos hablado en post anteriores de las formaciones algales causadas por la enorme carga de nutrientes que acarrearan las aguas corrientes al atravesar los paisajes agrarios gestionados mediante procedimientos recomendados por la agricultura industrial, pero también procedentes de las aguas residuales de los asentamientos urbanos. Del mismo modo, en EE.UU., se ha constado que gran parte de la erosión actual obedece a los sedimentos/suelos arrancados de los márgenes fluviales (ver relación de algunos de los post que hemos ido describiendo sobre estos asuntos al final de la presente entrega).  Por esta razón, se ha venido pensando, al menos en este país, que tras destrozar la vegetación de ribera por las prácticas agrarias, había que instalar filtros vegetativos. Este modo de proceder, como ya os comentamos en otro post, se me antoja un flagrante despilfarro, ya que bastaría ceder un poco de terreno de labor al lado de los cauces para que la vegetación en galería o ripisilva creciera espontáneamente y realizara la misma función sin tener que apelar a procedimientos muy  onerosos y de difícil mantenimiento (más gastos para los granjeros).

La biodisponibilidad del fósforo en el medio edáfico ha sido siempre motivo de gran preocupación para los ingenieros agrónomos, por cuanto resulta muy fácil que pase a ser insoluble, a través de una serie de reacciones y maquinismos fisicoquímicos que no vamos a detallar aquí. Debido a ello, el abonado con este elemento es una práctica habitual. Son estas formas de fósforo asimilable, junto con otros nutrientes usados en la sobre-fertilización de los campos agrarios las que causan la expansión de las floraciones algales, tan dañinas para la salud (por ejemplo la potabilidad del agua), pesquerías, etc.

En este contexto, investigadores de EE.UU. venían pensando que la erosión de los suelos de ribera, cargados de agroquímicos, entre los que se encuentra el susodicho elemento, era una de las causas de la eutrofización de las aguas, y como corolario, de la creciente expansión de las floraciones algales. Sin embargo, un estudio reciente viene a demostrar que tal visón pecaba de simplista.  Como podréis comprobar en la nota de prensa que os reproduzco abajo (Study suggests eroded sediments could be phosphorus sink rather than source), incluso pudiera ser que, en determinados casos, fueran estos sedimentos arrastrados por los aguas responsables que el fósforo en formas biodisponibles  pasara a otras formas que no lo son, y como corolario, disminuyera su potencial contaminante y de paso frenara la proliferación de las mentadas floraciones. Conociendo que cualquier pista que se le proporcione a la agro-industria suele dar lugar a la comercialización de productos que “alegarían” “milagrosos con vistas a paliar un determinado problema, pronto nos sorprenderán con materiales caros que insolubilicen este u otro elemento, ya que solventar el problema de raíz, haciendo uso de la razón y cortando el flujo de contaminantes desde la fuente, ofrece muchas menos ganancias. Pero a lo que vamos.

Que las legislaciones evalúen la gravedad de un problema estimando la cantidad total de los elementos químicos resulta ser un verdadero dislate, especialmente en este, pero también de otros muchos casos. Lo que deben analizarse son las formas biodisponibles. Pero este no es el caso de EE.UU., como tampoco del Reino Unido, al menos hasta hace unas pocas décadas. Hará quince o veinte años, una becaria posdoctoral que arribó a nuestro centro desde otro de UK, se especializó en la contaminación de suelos por metales pesados. Hablando con ella me comentó que estimaba los elementos totales presentes en el medio edáfico y su impacto sobre la vegetación. Le replique que eso era una barbaridad, y que debía aplicar técnicas analíticas con vistas a estimar lo que denominamos, elementos solubles, asimilables o retenidos en el complejo de cambio (se trata de tres técnicas analíticas distintas, cualquiera de las cuales es más razonable que la que ella usaba).   Su respuesta fue tan tajante como “acrítica”: “si así se hace en el Reino Unido, por algo será” (típica chulería de los jóvenes que por estar en países anglosajones volvían atesorando una enorme arrogancia dimanante de la pura ignorancia). Como podemos ver ese “algo” es la estupidez.

Os dejo con la nota de prensa y algunos post previos relacionados con estos temas…...

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Cultivos ecológicos en ambientes semiáridos y subhúmedos: Lo que la ciencia olvidó

finca-la-higeruela 

La noticia que os ofrecemos hoy me genera satisfacción a la par que una suma tristeza. Por un lado, veremos que se ha vuelto a descubrir la dinamita, es decir que la rotación de cultivos con leguminosas en agricultura de secano y ambientes semiáridos ofrece mejor balance energético que la agricultura industrial que nos intentan vender las compañías agroquímicas. La rotación de cultivos cereal/leguminosa o manejos similares, ha sido práctica tradicional en España y avalada en numerosas ocasiones por la FAO. Luego arribaron los vendémonos, es decir esa combinación peligrosa de tocagenes + empresas multinacionales, y arrasaron con sus fatuas promesas buena parte de la gestión agraria tradicional. Y así no ha ido: más erosión, contaminación por doquier, empobrecimiento de la calidad del suelo etc., etc. Para sorpresa de los más veteranos ahora aparecen como  prácticas novedosas aquellas que hasta hace muy pocas décadas eran la norma, como ya os explicamos en el siguiente post: El cultivo de leguminosas y la rotación de cultivos: ¿un mundo perdido?. Abajo se analiza el tema con la sencillez y precisión de que suele hacer gala mi entrañable amigo Carlos Lacasta, responsable de la Finca Experimental de la Higueruela, perteneciente a centros del CSIC ya extintos, y a los que Carlos y yo estuvimos siempre ligados. Tal instalación fue asignada hace pocos años al MNCN del CSIC, en el que  no saben qué hacer con ella, mientras la crisis económica, y por consiguiente la falta de financiación científica, arruina experimentos que se han dilatado durante décadas, terminando con un súbito coitus interruptus, para la desesperación de otros colegas como el tambiénd el entrañable Saturnino de Alba (experto en erosión por laboreo, cuyas indagaciones han sido vapuleadas por tales circunstancias).

El MNCN tiene, por su naturaleza, otros objetivos bien distintos, por lo que tampoco cabe atribuirles responsabilidad alguna. Eso si, la PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea) ha sido cómplice de tanto dislate en el mundo agrario, por lo que más valdría que sus consejos de sabios fueran urgentemente reemplazados por los de los paisanos ligados a sus tierras. Y así lo ha reconocido en varios textos la recientemente creada Alianza Mundial por el Suelo (FAO). En otras palabras, mientras el valor de estas experiencias en parcelas experimentales llevadas a cabo por expertos que no se venden al mejor postor son literalmente arrasadas, cabe preguntarse ¿qué ha hecho la Unión Europea con sus devastadores PAC y las ingentes financiaciones recibidas/dispendiadas? ¿Y qué decir de esa denominada “investigación de vanguardia y excelencia” con sus transgénicos, ingentes cantidades de fertilizantes y pesticidas? Pues bien, al margen de contaminar, han colaborado esmeradamente en una dramática la pérdida de biodiversidad, como el dramático caso de los anfibios y el más grave aún de muchos insectos polinizadores, cuyo declive pone en riesgo la producción alimentaria mundial, y como corolario la soberanía alimentaria. Es decir la agricultura industrial lleva a cabo una encomiable tarea de degradación de la biosfera y agrosfera. Personalmente uno comienza a pensar que si les hubieran financiado para estos últimos fines no lo hubieran logrado hacer mejor. Carlos, como yo, y como todos los que comenzamos a trabajar en la Institución casi al mismo tiempo, no podemos más que llevarnos las manos a la cabeza e intentar terminar nuestra vida laboral no mirando hacia atrás, ya que de hacerlo la depresión mental que sufriríamos sería para llevarnos directamente al psiquiátrico.

Se sigue insistiendo en que la ciencia es neutra. No lo dudo, pero a los que han destinado tanto dinero para llegar a este punto, quizás de no retorno, habría pues que darles el Premio Nobel de la Destrucción. ¿Cambiarán las cosas tras tanta, apabullante y palmaria evidencia? Francamente lo dudo, ya que bajo la dictadura financiera mundial que sufrimos siguen gobernando los que nos han conducido hasta aquí. Un abrazo enorme para Carlos, Saturnino, etc. y ya os dejo con la nota de prensa dedicada a una de sus últimas publicaciones, reiterando que casi todo esto era moneda común en la agricultura campesina hasta los años 60 del siglo XX.  Luego vino la hecatombe acompañada de palabrería zafia: “publica o perece”, “investigación de vanguardia”, excelencia, investigación traslacional, derrame tecnológico, emprendimiento, etc. Ellos publicarán más, pero el valor de los experimentos de campo durante décadas es irreemplazable por mucho que otros trapas con sus modelitos numéricos digan que ellos pueden reemplazarlos (jajaja). ¿Desde cuándo la simulación es más válida que la experimentación in situ?. Mentes dementes, memes demenciales.  

Juan José Ibáñez

El cultivo ecológico de cereal en regiones semiáridas es más eficiente

Noticias; 04.08.2015

Han analizado experimentalmente el balance energético de varias formas de cultivo durante más de 15 años.

 Tras más de 15 años de análisis, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han demostrado en ambientes semiáridos que, en términos de eficiencia energética, la agricultura ecológica es más productiva que los sistemas en los que se utilizan productos agroquímicos. Asimismo han comprobado que la rotación del cultivo de cereales con plantas leguminosas es, frente al monocultivo, la forma más eficiente de cultivar en estas regiones.

 El equipo de investigadores se propuso averiguar la eficiencia energética de tres maneras de trabajar la tierra y cuatro tipos de rotación de cultivos en zonas semiáridas. Para ello analizaron la cantidad de energía que era necesario aportar al sistema (maquinaria, fertilizantes, herbicidas, etc) por hectárea y año frente a la energía obtenida, es decir, la cantidad de cosecha. “Se trata de regiones en las que urge hacer una agricultura diferente de la que se hace en lugares más húmedos porque las condiciones ambientales de estos lugares hace que los productos agroquímicos sean poco eficientes“, explica Carlos Lacasta, investigador del MNCN.

Seguir leyendo………..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,