‘Degradación de Suelos: Contaminación’

Efectos del Laboreo sobre las lombrices de Tierra (Como labrar)

 ingenieros-del-suelo-agricultura-sin-labranza

Los Ingenieros del suelo. Fuente: pinchar el enlace

Las conclusiones obtenidas en las noticias que vamos a analizar hoy se me antojan razonables y lógicas. A veces me sorprendo/desconcierto de que ciertas novedades se traten de indagaciones constatadas desde hace décadas, pero ese es otro tema del que ya hemos hablado y lo seguiremos haciendo. Hoy nos centraremos en las lombrices de tierra. Mientras en los ambientes tropicales y subtropicales, la labor de estos ingenieros del suelo, es reemplazada o enriquecida por la de las colonias de hormigas y/o termitas, como mínimo en los ambientes templados, los  aludidos gusanos atesoran una importancia radical. Fruto de su actividad, por ejemplo es bien conocida la  enorme fertilidad de los suelos de las praderas,  estepas y pampas.

 El laboreo del suelo, y cuando más profundo peor, remueve los centímetros superficiales de este recurso natural, por lo que “ineludiblemente” afecta a la fauna y flora del suelo. Por lo tanto, también lo son el metabolismo del medio edáfico y sus servicios ecosistémicos. Ya hemos comentado que el uso del arado puede ser razonable y aconsejable en ciertas condiciones de suelo y clima, pero no en muchas otras. Y a pesar de lo que menten los autores, en base a los resultados que obtuvieron, ya advertimos que los pesticidas son también un serio problema, como os mostramos abajo en uno de los numerosos post que hemos escrito sobre la ecología del suelo y sus ingenieros.

 Pues bien, en un amplio estudio, desde el punto de vista geográfico, los investigadores implicados constatan que el arado afecta muy negativamente a estos bichitos y por lo tanto a su innegable trabajo en el medio edáfico. Y así, aunque resulte paradójico, en principio, las especies más afectadas son aquellas que habitan emigrando entre los horizontes profundos y superficiales del perfil edáfico, es decir las que mezclan por bioturbación sus materiales. En otras palabras, nos referimos a aquellas de mayor importancia en lo que concierne a la estructura del suelo (agregados y porosidad) y como corolario a la aireación y retención de agua de todo el susodicho perfil.

 A partir de sus indagaciones, los autores proponen el laboreo sin labranza o al menos otro somero. Sin embargo, por favor no confundiros. Las denominadas prácticas de conservación del suelo asociadas a herbicidas como el glifosato nunca son aconsejables. Se ha constatado hasta la saciedad sus efectos dañinos sobre la agricultura, calidad de aguas, salud humana y un largo etc. Como podréis observar enlos post que os muestro abajo: el remedio sería peor que la enfermedad. Así pues retornamos a los consabidos beneficios de llevar a cabo una agricultura sin labranza respecto a la convencional, pero también sin pesticidas, es decir a una de tipo ecológico de la que tanto hemos hablado en post anteriores.

 Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Gran falacia de los Pesticidas y el Agronegocio de las Multinacionales: La humanidad enferma y la biosfera desolada (Informe de la ONU)

pesticidas-agroindutris-y-la-onu

Pesticidas: Fuente Google imágenes

Ya hemos repetido  en multitud de post las inmensas mentiras de las multinacionales del Agronegocio. Sí, esa que nos contamina con sus  pesticidas y fertilizantes. Nada nuevo bajo el Sol, excepto que la ONU se ha pronunciado y para darnos la razón. Como los sinvergüenzas de la dictadura financiera que causaron una crisis mundial de primera magnitud, estas “malas compañías” nos han intentado vender durante décadas que sin  ellos y sus productos, el hambre en el mundo sería pavorosa. La realizad es tozuda y refuta todas sus aseveraciones. Tanto la FAO como la ONU por fin se han pronunciado con rotundidad.  ¡Hay vida después de los agrotóxicos!, como también sin Smartphone, por mucho que a menudo los jóvenes se nieguen a reconocerlo.

Bajo la dictadura financiera, todo vale, con tal de amasar enormes fortunas a costa de los ciudadanos. La farmaindustria no pretende curar, ya que de hacerlo vendería muchos menos medicamentos.  La agroindustria no pretende mejorar la producción, sino vender, vender y vender. Todo vale para engatusar a la población y sus gobiernos. Y poco más os voy a decir. He seleccionado las noticia según diversos rotativos, y las críticas les llueven por todos los lados. Nadie duda de que en determinados suelos, ambientes y con alguna que otra plaga, se deba hacer uso de los agrotóxicos con moderación, ¡mucha moderación!.  Sin embargo, como en el campo de las ciencias biomédicas, nos quieren vender como indispensable la sobremedicación. Estas aves de rapiña insisten que el exceso es bueno, y como corolario, han indigestado a la biosfera y envenenado a los seres humanos. La misma trampa y el mismo discurso que los defensores de la economía neoliberal. Los mismos perros con los mismos collares y que pasean agarrados de la mano como amantes indisociables.

La abundante información que os dejo a continuación, me alivian de la pesada tarea, tanto para vosotros y para mí, de volver a repetirme como si tuviera hipo.

Vallamos a ver la somanta de palos que ha recibido la Agroindustria, lo cual, no les hará cejar en su empeño, ¡no lo duden!. Lean y reflexionen sobre la gran mentira del mundo en que vivimos.

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Contaminación de Suelos y Aguas por el Fracking

fracking-pequeno

En la incansable búsqueda de tecnologías para avanzar en nuestro enfermizo afán de persistir contaminando la biosfera, dilapidar los recursos fósiles y dañar la salud humana, nuestra portentosa tecnología desarrolló el Fracking. ¡Bien hecho!. Y así Wikipedia nos ofrece algunas de sus incuestionables bondades, tales como: (i) Emisión de gases de invernadero mayores que la minería de carbón; (ii) Ocupación y destrozo de grandes extensiones de suelo; (iii) Contaminación de acuíferos por metano y sus perniciosos efectos sobre la calidad de las aguas y la salud humana (iv) Sismicidad inducida; (v) Efectos en la salud, como la contaminación del agua por sustancias cancerígenas; (vi) Contaminación acústica e impactos paisajísticos; (vii) contaminación atmosférica, etc. Debo suponer pues que Donald Trump se encontrará entusiasmado apoyándola sin condiciones ¡En hora buena!, a pesar de las múltiples dudas que tiene el timorato Parlamento Europeo, como veréis más abajo.  El Fracking o fracturación hidráulica, fractura hidráulica o estimulación hidráulica, resulta ser una tecnología  con vistas a la extracción de gas y petróleo desde el subsuelo. Se ha hablado mucho de la contaminación y multiples problemas adicionales que este sistema genera en las aguas subterráneas. Sin embargo, la nota de prensa que os mostramos hoy se refiere a los Efectos del fracking sobre el agua en la superficie, aunque soslaya los que afectan a la superficie del terreno y los suelos, como señala la noticia en inglés ofrecida por TerraDaily. Sin embargo ,al contaminarse los cuerpos de agua en superficie inevitablemente lo harán los suelos, y si estos se utilizan confines agrarios o pastorales resulta fácil inferir que también los alimentos. Parece ser que a los periodistas españoles no les importa nada en absoluto de lo que ocurre en el medio edáfico, aunque se envenenen.   Y así pueden leerse abundantes noticias como las siguientes, entre otras muchas: (i) Contamination in North Dakota Linked to Fracking Spills | Nicholas … (ii) Fracking ‘could cause greater levels of soil pollution’ Pollution … ¿Queda claro ahora?.

 En fin el fracking cumple todos los requisitos para ofrecerla alguno de los  galardones que se entregan por ecocidio y tecnologías anticiudadanas. Un arma más en nuestro arsenal contra la biosfera, geosfera y salud humana. No hacen falta ni desastres siderales ni naturales, basta con nuestro modo de maltratarnos sustentablemente. Eso sí, como se dice en España “Sarna con gusto no pica”. Sin embargo a mí los perros sarnosos me soliviantan. Debo ser una persona muy susceptible y antisocial. ¿Y la biosfera?. Siguiendo con el refranero español podríamos decir que a perro flaco todo son pulgas o del árbol caído todo el mudo hace leña? Qué lástima de tiempos en los que nos ha tocado vivir. El hombre contra el hombre y su ambiente.

 Y terminada su creación, Dios no se quedó satisfecho, por lo que el octavo día creó al hombre para que la destruyera sin piedad.  

Abajo os dejo los primeros párrafos de Wikipedia y las dos noticias aludidas.

 Juanjo Ibáñez (un perro sarnoso)   (más…)

Etiquetas: , , , ,

Soberanía Alimentaria: los países ricos se alimentan a costa de los que se encuentran en vías de desarrollo (devorando suelos)

seguridad-alimentaria-mapa-mundo-fao-2012 

La Seguridad alimentaria en el mundo. Fuente: FAO

Una alerta de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo nos ha enviado un mensaje sobre la iniciativa “People4Soil”: de las que ya os he hablado en un post y sobre la que mostré mis reticencias en este otroCon independencia de cuál sea vuestra opinión, el texto del correo electrónico merece la pena ser analizado en detalle, y no precisamente por la relación entre los suelos y el cambio climático. El contenido también aparece en el sitio Web Econoticias, aunque abajo se os explica su génesis y procedencia. A título personal, como científico del suelo, creo que fui el primero en impartir una charla y elaborar una publicación sobre el tema de como devoramos los suelos más fértiles de Europa para la expansión urbana, infraestructuras etc. De eso hará entre 15 y 20 años. También, en esta bitácora, fuimos pioneros en reiterar sobre la gravedad de un tema sangrante, como puede constarse en los múltiples post incluidos en la categoría “Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo”. Obviamente, como se denuncia en el comunicado que abajo os exponemos, existen otras muchas amenazas muy graves. Pero a lo que vamos.

He recalcado en rojo y negrita los párrafos que dan motivo a este post. Halamos de la Soberanía Alimentaria. Como Europa sostiene una población densa y no manejamos racionalmente los recursos edáficos, como la totalidad de los países industrializados, nos apoderemos de las tierras fértiles de los países menos poderosos (Acaparamiento de Tierras), arrebatándoles su presente y secuestrando el futuro, es decir la posibilidad de alimentar a su población. Y así, aunque se desee ocultar, somos en parte responsables de las grandes hambrunas que padecen los más pobres. Ya expusimos un caso concreto, como el de Alemania, en donde se mostraban cifras escandalosas (Tierra Virtual o “Virtual land”: Suelos, Desarrollo Sostenible y Soberanía Alimentaria). Y mientras tanto, el modo de vida que nos ha impuesto la dictadura financiara mundial, genera que los Europeos, norteamericanos, etc., contaminemos al echar a la basura alimentos aun comestibles. Despilfarro, tras despilfarro, sin pensar que personas que morirán podrán sobrevivir con lo que aquí consideramos basura. No pensemos tan solo en el cambio climático, sino en nuestra complicidad por el sufrimiento que sufren miles de millones de personas, que no puede ocultarse tras ONGs y otras iniciativas sibilinamente humanitarias.  Permitirme que os narre una anécdota.

Viajando por Cuba con dos colegas de una universidad, paramos una noche a dormir en un hotel de los Cayos de aquel maravilloso país. Estos enclaves hosteleros son prohibitivos para la mayoría de los cubanos. Mis colegas entraron expectantes. Allí les mostré lo que era un buffet y cómo funcionabaSe quedaron atónitos, “literalmente con la boca abierta”. Inmediatamente uno de ellos preguntó: ¿Y se puede uno comer lo que quiera? Les respondí afirmativamente. Inmediatamente volvieron a interrogarme ¿Y qué pasa con los alimentos que no se consumen?. Les dije la verdad, como era mi obligación. Pronto me estremecí cuando a uno de ellos le comenzaron n a caer las lágrimas sobre sus mejillas (os lo juro). Y hablamos de Cuba, el único país del mundo con una huella ecológica “0” , considerado como un ejemplo de sostenibilidad (por obligación) y en el que independientemente de otras penurias, la alimentación de la población se encuentra garantizada. Y todo ello a pesar de que su agricultura en la isla no logra cubrir la soberanía alimentaria de sus ciudadanos.

Imagínense ahora que miles de personas, de ciudadanos hambrientos que pudieran ver aquél rocambolesco espectáculo de ostentación y despilfarro. ¿Usted qué haría en su caso?.

Los ricos nos comemos los alimentos de los pobres y luego les damos por caridad unos dólares con vistas a calmar nuestras conciencias, que no su hambre. Muchos de vosotros pensareis que soy macabro. Yo respondería macabro resulta ser nuestro cinismo. Gracias a Raúl, el secretario de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo, por hacernos llegar esta nota de prensa, que al menos a mi personalmente se me había escapado.

“Hipocresía sin fronteras”. 

Os dejo ahora con el contenido del aludido mensaje……

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Metales pesados, antibióticos y suelos: en la base de la resistencia antibiótica

amden-mercurio-autores-ceu

 Colaje de Almadén y los experimentos realizado por los autores de este post

Dra. Marina Robas Mora; Dr. Pedro Antonio Jiménez Gómez y Dr. Agustín Probanza Lobo

 Universidad San Pablo CEU. Facultad de Farmacia; Dto. de Ciencias Farmacéuticas y de la Salud; Área de Microbiología

 La aparición de resistencias a antibióticos en bacterias patógenas (que previamente eran sensibles) es uno de los principales retos a los que se enfrenta la Microbiología actual.  Cada vez hay más evidencias de microorganismos ambientales altamente resistentes a los antibióticos. Los genes que dan lugar a esta resistencia ambiental tienen la capacidad de ser transferidos a patógenos y, de hecho, existen pruebas de que algunos genes de resistencia se han originado en bacterias ambientales.

Teniendo en cuenta lo anterior, y considerando que la contaminación, en general, y por metales pesados, en particular, puede seleccionar de forma cruzada resistencia microbiana a antibióticos, pasamos de tener un problema de naturaleza puramente ambiental a un claro ejemplo de riesgo para la salud pública. Varios autores ya habían descrito que el efecto de los contaminantes sobre la biosfera es mucho más amplio que la dimensión puramente ambiental, pudiendo afectar la estructura y la actividad de la microbiota ambiental. En este sentido, la cross-selección entre la contaminación por mercurio y la resistencia a antibióticos (los mismos determinantes genéticos responsables de la resistencia a antibióticos y a metales) es una de sus consecuencias y un claro ejemplo de los efectos de este tipo de contaminantes, no solo sobre el medio ambiente, sino potencialmente sobre la salud humana y animal. A día de hoy, no está completamente descrito el alcance del impacto que la contaminación por genes de resistencia pueda tener para la salud humana, así como para la evolución de las poblaciones microbianas. Los estudios sobre la resistencia a antibióticos en suelos demuestran que las bacterias ambientales portan genes de resistencia a antibióticos independientemente de la actividad humana. Estas bacterias, muchas de ellas no olvidemos que son productoras naturales de este tipo de sustancias, por tanto, actúan como reservorios naturales de genes de resistencia y suministran  genes transferibles, lo que constituye un  problema  de  salud pública que se creía superado. Lamentablemente, la ignorancia humana ha llevado erróneamente a considerar que el suelo es una esponja de lo más adecuada para almacenar y absorber con una enorme resiliencia todos los desechos que le incorporásemos con la consecuente, aunque no siempre considerada, reducción de su potencial empleabilidad. Si a esto le sumamos que de todos los ambientes posibles, el suelo es, probablemente, el ambiente más heterogéneo y actúa como el sumidero de todos los residuos y desechos imaginables, entre ellos los efluentes urbanos, ganaderos, industriales, sanitarios,… ninguno previsiblemente libre de antibióticos, abandonamos la dimensión ambiental para generar un cóctel de lo más prometedor, de interacciones microorganismos-sustancias químicas, cuyo potencial efecto sobre la flora y fauna desconocemos por completo.

Un claro ejemplo de ello (que nos puede servir como referencia para entender la dinámica edáfica), es el ámbito en el que hemos estado trabajando durante los últimos cuatro años, y que vio la luz en forma de Tesis Doctoral, es la situación que se vive en la que probablemente sea la zona minera más importante a nivel global: el Distrito Minero de Almadén. Éste es conocido por ser la región del mundo que más ha abastecido con mercurio desde la época de los Romanos hasta su cierre en el año 2003. Tanto es así que los datos más actuales disponibles revelan la existencia de valores elevados (o incluso extremadamente elevados) del contaminante en suelos (de casi 9000 μg/g, frente a los 1-1,5 μg/g que establece como límite la legislación vigente para este metal pesado). Así mismo, se han detectado niveles alarmantes en cangrejos y en plantas, (algunas de las cuales podrían haber sido empleadas como pasto o incluso para consumo humano). Conociendo esta información y sabiendo que esta concentración va in crescendo según ascendemos en la cadena alimentaria, parece lógico que la mayor parte de los estudios que se llevan a cabo a día de hoy en la zona, sean con fines restauradores o rehabilitadores a fin de mitigar los problemas causados por la contaminación por mercurio y encontrar usos alternativos del suelo que impulsen de nuevo la economía local. Sin embargo, los métodos físico-químicos tradicionalmente empleados, aunque permiten obtener buenos resultados en procesos de descontaminación de suelos afectados con metales pesados, son caros y pueden resultar agresivos con el medio ambiente, por lo que actualmente se plantea otra posible vía de actuación, la biológica, como una alternativa más eficaz, económica y respetuosa con el medio ambiente. Esto implica el empleo de organismos para reducir, eliminar, contener o transformar los contaminantes en suelo, agua y aire, a través del empleo de métodos biotecnológicos como la biorremediación. Una de las técnicas más conocidas de remediación biológica es la fitorremediación. Si se optimiza el efecto sinérgico entre las plantas y sus microorganismos asociados a la raíz pasa a denominarse fitorrizorremediación que es precisamente donde hemos desarrollado nuestra línea de trabajo. Fue precisamente buscando bacterias asociadas a las raíces (rizosfera) de plantas naturalmente crecidas en los suelos de Almadén (para su ulterior uso en procesos de fitorrizorremediación) que nos dimos cuenta de un hecho que nos abriría un nuevo enfoque del estudio. Las complejas comunidades microbianas que estábamos estudiando con fines restauradores, presentaban elevados niveles de resistencia a antibióticos. La pregunta es obligada ¿cómo es posible que, en medio de un paraje natural sin elevada presión antrópica (o ganadera) encontremos resistencias antibióticas a sustancias del mundo clínico, como por ejemplo quinolonas? ¿cómo han llegado hasta ahí? ¿qué significado biológico tienen? pero no solo eso, lejos de terminar ahí, seguimos con las sorpresas al comprobar que esa resistencia comunitaria varía en función de si analizamos suelos rizosféricos o si analizamos suelos libres, ¿qué papel juega la vegetación, más concretamente la rizosfera de las plantas en la selección de su microbiota edáfica simbiótica?

Aún estamos lejos de dar respuesta a todas estas preguntas (aunque trabajamos incesantemente en ello) pero lo que es innegable es que esta situación es extrapolable a muchos otros ambientes en los que la presencia de un contaminante favorece la selección de cepas naturalmente resistentes y de cepas capaces de adquirir mecanismos de resistencia a partir de elementos génicos móviles, tales como integrones, transposones o plásmidos. Desafortunadamente, el medio natural es sensible a este problema, y la resistencia a antibióticos amenaza la prevención y tratamiento de un rango creciente de infecciones causadas por bacterias. Por ello, un elevado número de gobiernos de todo el mundo están dedicando esfuerzos para combatir un problema que amenaza los logros de la medicina moderna. Ya la Organización Mundial de la Salud en el año 2014, emitió un comunicado en el que alertaba de que una era post-antibiótica en la que las infecciones más comunes o incluso lesiones menores pueden suponer un riesgo para la vida, lejos de ser una visión apocalíptica y fatalista, es una posibilidad en el presente siglo XXI.

 Y así es como hemos pasado de lo que a primera vista es un problema meramente ambiental, la contaminación de los suelos con metales pesados, a un problema global de salud pública; la resistencia a antibióticos. Queda mucho por hacer y nos comprometemos a seguir en esta prometedora línea de investigación, ya que los problemas siempre deben abordarse desde la base. La crisis de resistencia antibiótica a la que estamos asistiendo en los últimos años, que por fin empieza a hacerse eco en los medios de comunicación y a llegar a los oídos de la población en general, no puede o, mejor dicho, no debe abordarse exclusivamente atendiendo a la cúspide de la pirámide: el ámbito clínico. Debemos ahondar en el problema y buscar el origen y no solo en las consecuencias (que también), respondiendo a alguna de estas preguntas: ¿Cuál es el verdadero origen de la resistencia a los antibióticos? ¿Cómo y en qué momento entra en contacto la población con dichas resistencias? ¿Es por un abuso de antibióticos como nos hacen ver a través de una inadecuada prescripción médica, o un uso (abuso) inadecuado de los antibióticos, o más bien la sobreexposición es inconsciente a través de los alimentos (vegetales y animales) y consumo de aguas? ¿Quizá una combinación de todo lo anterior? Por ello, hacemos un llamamiento a un análisis más global e integrado de la problemática. Que la resistencia a antibióticos en un problema clínico es indiscutible, pero también ambiental, no olvidemos ninguna de las dos caras de la moneda o nos será muy difícil dar en la diana.

Autores:

Dra. Marina Robas Mora

Dr. Pedro Antonio Jiménez Gómez

Dr. Agustín Probanza Lobo

 

Universidad San Pablo CEU.

Facultad de Farmacia

Dto. de Ciencias Farmacéuticas y de la Salud

Área de Microbiología

Etiquetas: , , ,

Suelos Contaminados y Agua Fósil: Hipotecando nuestro futuro

agua-fosil-contaminada 

Agua Fósil: Fuente: la Ciudad sobre el Lago

 El Homo depredador, y su soberana estupidez no reparan en medios para descapitalizar nuestro ansiado futuro sustentable. Mientras la ciencia alardea acerca de sus conocimientos y portentosas tecnologías con vistas a salvar el planeta de su más que probable tenebroso destino, la realidad se obstina en contradecir tales asertos. Eso sí, a veces nos deparan sorpresas tan indeseables como desmitificadoras de lo que muchos investigadores se ufanan de proclamar como “verdad científica”.  Y aquí tenemos la denominada “agua fósil”, que da muestra de nuestro poder demoledor. Ahora resulta que ese agua ni es fósil, ni aislada, ni libre de contaminantes, ni nada por el estilo, estando conectada con las superficiales, que estamos contaminando, y los suelos ya cargados de sabrosonas sustancias peligrosas, vía atmósfera e hídrica. No debe extrañarnos por tanto estas otras noticias, aparecidas en los medios de comunicación hace unos meses: “Las fosas más profundas del océano tienen niveles “extraordinarios” de contaminación”. Contaminación sin fronteras, soslayando el terrible basurero en que estamos convirtiendo el espacio exterior vía satelital. ¡Lo hemos conseguido”. ¿Qué debemos degradar/contaminar/extinguir ahora?. ¡Pongámonos a ello!. ¿no hay problema!. Parece ser que es lo único que sabemos hacer a la perfección: ecocidio, que a la postre equivale a suicidio.  No nos engañemos, por mucho que le intenten convencer, este es el mejor aval de esa gloriosa geoingeniería planetaria.

 Hasta no hace mucho tiempo, se pensaba que la corteza litosférica se encontraba aislada del manto terrestre, cuando no es así. Posiblemente, tarde o temprano se descubra que lo mismo ocurre entre el manto y el núcleo de nuestro planeta azul-contaminado. Tampoco las aguas subterráneas se encuentran desconectadas de las más superficiales y así in largo etc. Gaia y Gea son sistemas abiertos, por lo que cualquier “creencia”, que no ciencia, que pretenda clasificarla en compartimentos estanco  se encuentra destinada a ser refutada, cuando no a obstaculizar futuros progresos.

 Ahora resulta que ese agua fósil”, se encuentra contaminada, como mínimo con productos radioactivos, y si es así, con todo lo que vertimos en nuetra sociedad super-contaminante.  ¿Quedan reservas de agua virgen” para el futuro? Pues va a ser que no, ya o verán. Virgen, genuinamente virgen, ya no queda nada. Y reiteramos que si, como de fe la noticia de hoy, los ensayos termonucleares terminaron depositando sus venenosos elementos en donde creíamos que era imposible, con toda seguridad, lo mismo se encuentra ocurriendo con otros productos polucionantes, ya hablemos de fertilizantes, agroquímicos, nanopartículas, etc. etc.  Todo es cuestión de tiempo. ¡Acabemos con Gaia y Gea, para que ese estúpido debate sobre el denominado Antropoceno mute de mala ciencia en realidad!. Y no añadiré ni una palabra más, ya que la nota de prensa habla por sí sola.

Juan José Ibáñez

 Encuentran radiactividad en las aguas subterráneas de todo el mundo

Una investigación ha descubierto restos de un isotopo radiactivo en el agua subterránea acumulada en pozos de todo el mundo, que se usa para consumo humano y el riego de cultivos. Esta contaminación amenaza también al agua fósil, almacenada a más de 250 metros de la superficie terrestre durante más de 12.000 años, donde han encontrado rastros del agua de lluvia actual.


FUENTE | Tendencias21; 05/05/2017

 Una investigación que analizó el agua subterránea en más de 6.000 pozos de todo el mundo ha encontrado restos de tritio, un isótopo radiactivo que se extendió por todo el mundo como resultado de las pruebas con bombas termonucleares, en la mitad de los pozos analizados. El estudio, dirigido por el hidrogeólogo Scott Jasechko, de la Universidad de Calgary, se ha publicado en Nature Geoscience, según informa la citada universidad en un comunicado.

Este descubrimiento señala que la lluvia contaminada y la nieve derretida pueden mezclarse con las aguas subterráneas fósiles y contaminar potencialmente el agua antigua, que hasta ahora se consideraba a salvo de la influencia humana.

El agua más reciente contiene más carbono radioactivo por haber estado expuesta a la atmósfera terrestre y al suelo contaminado por los ensayos nucleares del siglo pasado. Las aguas fósiles se han mantenido aisladas bajo tierra durante mucho tiempo, sin que la actividad humana las afecte.

Sin embargo, aunque se encuentran a más de 250 metros de la superficie terrestre, las aguas fósiles, que tienen más de 12.000 años de antigüedad, presentan ahora rastros de agua de lluvia actual, lo que las vuelve vulnerables a los contaminantes derivados de actividades modernas en la superficie, según los investigadores.

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Adiós Humedales Adiós (… y suelos hídricos)

humedales-degradacion-mundial

Colaje de Google imágenes

Al paso que vamos, un día no muy lejano, aquellos humedales que alegraban la vista y refrescaban el ambiente serán un recuerdo y/o charcas atiborradas de residuos malolientes.

 Como me alegraría poderos ofrecer noticias que nos alegraran a todos sobre la naturaleza y el hombre. Sin embargo, la prensa se encuentra repleta de notas de prensa preocupantes cuando no dramáticas, aparentes descubrimientos científicos que nos narran hallazgos intrascendentes, ¡Cuánto viejo vino en nuevas botellas!. Y si hablamos de tecnología, nos narran novedades que sirven de poco, u ocultando sus lados oscuros por ser dañinas para el medio ambiente, la salud humana o el control del procomún ciudadano diezmado por la avaricia de multinacionales y gobiernos sin escrúpulos. A menudo me entran ganas de cerrar la bitácora porque termino malhumorado.   Pero vayamos ya al tema que hoy nos preocupa y mucho. Abajo os dejaré los enlaces sobre varios post precedentes relacionados con el tema y más de 20 páginas de noticias que tan solo tienen el propósito de serviros de ejemplo entre otras miles.

 La superficie de España, como la de casi todos los países del mundo, se encontraba antaño salpicada de hermosos humedales, lagunas y charcas que embellecían el paisaje y enriquecían su biodiversidad. Sin embargo, actualmente han desaparecido en su inmensa mayoría. Hoy incluso nuestras zonas húmedas más emblemáticas, como Doñana, la Albufera y el Delta del Ebro, todas ellas mundialmente reconocidas y “en teoría protegidas”, corren graves riesgos de desaparecer, siendo muchos son los que piensan que tal proceso es ya irreversible, como nos informa SEO/BirdLife. De acuerdo a esta organización: el 64% de los humedales del mundo ha desaparecido del planeta desde 1900. Tal cifra ascendería al 87% si calculamos su extinción desde 1700. Más aun, según las mismas fuentes, en España, el 80% de los ecosistemas húmedos dulceacuícolas restantes padecen severos síntomas de degradación. “Adiós humedales adiós”. El Homo sapiens, piensa ya poco de por sí, y al parecer nada en la biosfera, así como la enorme belleza, valor y riqueza del mundo natural. Empero necesitamos sus enormes servicios ecosistémicos, les guste a algunos o no. Por lo que todo este drama del teatro ecológico ya nos pasa una dramática factura.  

 Las causas de tal pérdida son tan numerosas como para no poder enumerarlas aquí. Millones de maneras de infringir daños o extinguir la riqueza y variedad de la biosfera. Digamos que su aprovechamiento agrícola, y en el pasado también el riesgo de paludismo que padecían los hombres y mujeres que vivían en sus proximidades, dio lugar a la destrucción de parte de los mismos. Sin embargo,  hoy en día la sobreexplotación de las aguas subterráneas, junto a los trasvases de aguas corrientes inter-cuencas (como amenazan constantemente a las Tablas de Daimiel), ha dado cuenta de otros tantos  ecosistemas de la misma índole. Por su parte, en el litoral, primero la agricultura y luego el sellado urbano generado por la litoralización de la población (expansión de ciudades, polígonos industriales, residencias turísticas, cultivos bajo plástico, etc.) también han generado estragos devastadores, en el seno o cerca de los ambientes costeros. En países como España, pero también en otros muchos, la presencia de agua se encontraba correlacionada con la de los suelos más fértiles, hoy sepultados bajo asfalto y cemento, de tal modo que hemos descapitalizado la edafosfera más valiosa, perdiendo gran parte la soberanía alimentaria. En otros países, las perdidas en vidas humanas y los miles de millones de euros que cuestan los “denominados desastres naturales” causados por huracanes, tifones, etc., alcanzan cifras escandalosamente escalofriantes. De haber respetado aquellos ecosistemas, casi nada de lo ocurrido hubiera tenido lugar.   ¿Desastres naturales?. No tanto, sino que tales desgracias han sido más bien causadas  por la codiciosa sociedad que padecemos.

 Nuestros políticos no parecen percatarse de que aunque los humedales ocupan exiguas extensiones en comparación con la tierra firme que les rodea, albergan una biodiversidad impresionante. Por ejemplo, en las zonas áridas del SE Español, y más concretamente en Almería, acabo de publicar un trabajo en el que constata que el 50% de las comunidades vegetales, surgen de los lechos fluviales pedregosos de las ramblas, ocupando estos últimos menos del 1,5% de sus superficie. En este tipo de cauces,  generalmente secos, surgen afloramientos de las aguas subterráneas, dando lugar a maravillosas islas de biodiversidad y edafodiversidad.

 La pérdida de las comunidades dulceacuícolas de tal índole, no solo amenazan las plantas y pequeños invertebrados que allí habitan, al margen de crear una insufrible monotonía del paisaje, sino que lo mismo ocurre con peces, anfibios, reptiles y algunos mamíferos, así como de otras formas de vida. Más aún, muchas especies biológicas que no habitan directamente sobre las mentadas zonas húmedas, dependen a menudo de ellas con vistas a cubrir sus necesidades de agua. Por lo tanto, al desaparecer las primeras, no es infrecuente que se corra el riesgo de terminar dañando gran parte de la cadena trófica de los paisajes circundantes, siendo pues afectados espacios geográficos mucho más extensos. A menudo, la prensa general tan solo nos informa de la gravedad que sufren las enormes y diversas bandadas de aves migratorias que necesitan ineludiblemente de estos ambientes en sus recorridos anuales, siendo tan solo la punta del iceberg.

 Reiteremos una vez más que, en los litorales de diversas zonas del mundo, la desaparición de estas barreras naturales termina pasando factura, en forma de ingentes pérdidas en términos de vidas humanas, económicas y ecológicas, al dejar de frenar la violencia de huracanes, tifones y tsunamis que antaño proporcionaban las zonas húmedas a los lugareños ante tales desastres naturales, que de este modo no lo eran tanto como en la actualidad.       

 Aunque no se trata de pérdidas en sentido estricto, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas también ha asolado, estos ecosistemas acuáticos, por cuanto  sus aguas se han visto transformadas de elixir en veneno. Empero también los humedales atesoran otros servicios ecosistémicos como dulcificar los mesoclimas locales y secuestrar ingentes cantidades de carbono atmosférico a escala global. Algunos científicos sostienen que tal hecho ya ha repercutido en los climas regionales a gran escala.

Muchas regiones del globo, e incluso civilizaciones enteras crecieron sobre la fertilidad de los deltas que tapizan la desembocadura de los grandes cauces fluviales. Hoy, la cadena de embalses que los jalonan interrumpe el aporte de sedimentos, impidiendo contrarrestar el delicado balance que los mantenía en equilibrio meta-estable frente a la erosión marina. Decenas, por no hablar de millones de personas corren el riesgo de padecer hambrunas.

 Tarde y mal, algunos despiertan de su letargo, decidiendo crear humedales artificiales. Empero los contados casos en los que tal hecho ocurre, no compensan las perdidas de los naturales. Veamos por ejemplo el panorama en EE.UU.

 Según “ActionBioscience”: entre los años de 1780 y 1980, los 48 Estados inferiores perdieron el 53% de los humedales originales, equivalentes  a 42 millones de hectáreas. Por su parte, veintidós Estados han perdido el 50% o más de sus zonas húmedas naturales, siendo California la que encabeza el ranking al desaparecer el 91%, mientras que Florida ha sufrido la mayor reducción en términos de extensión (3.76 millones de hectáreas). Las causas principales han resultado ser la agricultura y el desarrollo urbano, como en la mayor parte del Planeta. Más recientemente, las pérdidas de los humedales dulceacuícolas han alcanzado la espeluznante cifras del 98%.  Un fenómeno tan alarmante ha acaecido también en Nueva Zelanda, ya que solo persiste el 8% de los humedales originales.

 Debemos recordar que no existen cifras contrastadas para la mayor parte de los países del mundo. Pues bien, retornando al caso de EE.UU., durante la administración Obama, el Departamento de Agricultura (USDA), parece haber realizado un gran esfuerzo con vistas a sanear su más que depauperado medio ambiente rural, fomentado la conservación de las enclaves de agua dulce e induciendo la creación de otros artificiales en las granjas, sustituyendo los abonos químicos por una agricultura orgánica, a la par que animando a que sus agricultores construyeran charcas al objeto de mantener la vida salvaje y obtener otros productos con valor en el mercado, como la cría de cangrejos. Pero con el cambio de reemplazo de su Presidente, comienzan a sonar lasTrumpetas del Apocalipsis”.  Los Boletines electrónicos de la USDA se encuentran, hoy por hoy, casi fuera de servicio desde un punto de vista ambiental.  Más económico. ¿verdad?.

 Reitero que abajo os he incluido abundante información sobre las millones de maneras de destruir, asolar y devastar, pero hay muchas más.

 La cuestión ya no estriba pues, en que podemos hacer con los humedales, sino con la propia especie humana. Adiós, humedales adiós.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

La Paradoja del fósforo: De su necesidad en la producción agraria, escasez de reservas mundiales y la contaminación de aguas

fosforo-en-suelos

El fosforo en los suelos Fuente: Google imágenes

Si garantizar la soberanía alimentaria a nivel global resulta ser un reto difícil de afrontar, la ciencia y tecnología actual parecen agravar alarmantemente el problema, en lugar de resolverlo. Al parecer somos incapaces de utilizar el sentido común, poniendo en riesgo nuestros objetivos del milenio. ¡Sí, esos que nunca se cumplen! Nadie duda de las bondades de la ciencia y la tecnología, pero usando la razón como punto de partida, don que al parecer vamos perdiendo, o dejamos en mano de científicos y tecnólogos cortos de vista, así como en las procelosas fauces de multinacionales a las que no les importa la salud de la biosfera, el hambre en el mundo, ni la salud humana. En un post precedente (El Futuro de la Agricultura tropical y el problema del fósforo en sus suelos: El Hambre de Fósforo y la Tasa del Fósforo), ya constamos que una de las mayores amenazas para garantizar la producción y soberanía alimentaria mundial resulta ser las escasas reservas que alberga la geosfera de un elemento imprescindible para nuestro futuro. Hoy os  mostramos dos noticias paradójicas que publicó simultáneamente el boletín de Noticias TerraDaily.  En la primera se nos informa de que el exceso de abonados fosfatados contamina las aguas (como por ejemplo, vía floraciones algales) creando, numerosos problemas ambientales. Por el contrario, en la segunda, nos alerta de que hay que comenzar ya a generar una nueva perspectiva con vistas a ahorrar este apreciado y escaso elemento químico. En otras palabras, mientras que los países ricos inducen severos problemas de degradación ambiental por sobre-fertilización con enmiendas fosfatadas, la última nos advierte de que, si no intervenimos ¡ya!, reduciendo las cantidades que se añaden,  el futuro de la agricultura mundial se enfrenta a un panorama tenebroso por la escasez del mentado elemento. ¿Dónde veis vosotros la racionalidad científica?. Desde luego dudo mucho que los “tocagenes” y su biotecnología sean la solución (hablan mucho pero no resuelven los principales problemas de la agrosfera). Más bien nos hace falta un cambio de paradigma agronómico que catapulte hacia actividades sustentables, algo difícil de lograr bajo el imperio de una política comandada por los que tan solo buscan amasar dinero a corto plazo, sin pensar en el futuro. Como podréis leer abajo, en USA se ha demostrado que las prácticas agrarias más eficientes logran reducir la polución de fósforo en las cuencas de drenaje y sus cuerpos de agua intercalados (lagos), no resultan eficaces como para poder paliar el problema.   Y así los investigadores concluyen que:

 

Los esfuerzos convencionales, como la siembra directa y los cultivos de cobertura, han tratado de abordar el escurrimiento de nutrientes al reducir su movimiento de los suelos hacia los cursos de agua. Sin embargo, nuestro estudio demuestra que la simple prevención de la escorrentía y la erosión no resuelven el problema principal del exceso de fósforo del suelo por producido por los fertilizantes, mientras que tal sobreabundancia podría anular cualquier esfuerzo de conservación. Las soluciones deben centrarse en evitar que el fósforo entre en el paisaje o en extraer el exceso que ya se está acumulado”, dice el co-autor Christopher Kucharik, profesor de agronomía y estudios ambientales en UW-Madison”.

 Personalmente considero que el principal objetivo del milenio estribaría en disminuir la estupidez humana hasta límites sostenibles para el propio hombre y la biosfera, algo que se me antoja cada día más difícil, lejano, o simplemente imposible de alcanzar.  Tan solo un cambio de modelo económico y agrario, simultáneamente, podrán hacer frente al exponencial incremento de cretinismo del que hace gala la especie humana.

Juan José Ibáñez

Seguidamente exponemos ambas notas de prensa……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Urbanismo y La escorrentía superficial venenosa (Supercontaminación Urbana)

esrorrentia-pluvial-urbanita

Fuente: Colaje de Google imágenes

De todos es bien conocido que una parte de las aguas pluviales, no se infiltran directamente en el suelo, recorriendo su superficie en dirección de la pendiente hasta ser depositada en otros lugares. En los paisajes naturales, tal hecho no asuelen acarrear más consecuencias que, en ciertas condiciones, se impida su almacenamiento en el suelo, la recarga acuíferos,  o que su exceso aumente la posibilidad de inundaciones tras intensas tormentas.  Cuando más rocas afloran a la superficie, tanto mayor será la posibilidad de que el avance a toda velocidad hacia los cauces fluviales y reservorios de agua, ya que muchas de ellas son bastante o difícilmente impermeables.

Ahora bien, el enorme crecimiento de las ciudades (paisajes urbanos e infraestructuras industriales)al sellar el suelo (impermeabilizarlo), induce a que aumente una escorrentía superficial cargada con enormes cantidades de todo tipo de contaminantes que, al llegar a los desaguaderos que salpican los pavimentos de las ciudades, generen serios problemas para el ambiente (como agravar la contaminación del agua), la salud pública y las propias infraestructuras.  

Se trata de un problema que las sociedades modernas no han resuelto debidamente, por lo que cabría hablar de un desinterés o desidia política. Y así, a menudo, pueden salir de las urbes aguas abajo envenenando ríos, acuíferos y los campos de cultivo  que se riegan con ellas. El problema es mucho más serio de lo que parece, incluso  en las urbes más modernas del mundo.

En el blog El Agua, sito en este sistema de bitácoras, sus responsables han editado un post que os animo a leer a todos por cuanto resulta de sumo interés, tanto para los urbanitas como para los campesinos. Este lleva por título: La gestión de las pluviales: La gran olvidada del ciclo del agua.

Ahora bien, ni los campesinos sufren siempre las consecuencias, ni podemos calificarles a todos de ser “apestados por los urbanitas. Me explico”. Hablando ya en general de las aguas residuales no depuradas, de las que las pluviales mentadas forman parte, cabe recordar que, este oro negro se encuentra sobresaturado de contaminantes, pero también de nutrientes como el fósforo y nitrógeno. Pues bien, para aquellos agricultores que viven en el umbral de la pobreza, o los que a sabiendas del problema no tienen escrúpulos, tal elixir les resulta una maldita bendición. Unos y otros, riegan sus campos con estas aguas venenosas  sin tener más necesidad de añadir ningún tipo de fertilizantes, obteniendo cosechas más que generosas. Todo ello, a cambio de contaminar los suelos, alimentos y así mismos.

Hace unos años, un colega me comentaba el caso de una ciudad de Latinoamérica, en la cual, al intentar las autoridades paliar el problema del riego con aguas residuales, se toparon con la oposición frontal de los campesinos, ya que sin tal sucio elixir, sus cosechas menguarían sobremanera, subiendo de paso los costos de producción por las necesarias enmiendas de contaminantes. Al preguntarle al contertulio que había ocurrido finalmente, me comentó que se intento paralizar todo el proyecto oficial. Yo volví a preguntarle: ¿y que hacen con esos alimentos contaminados?. Él respondió, parte se venden en los mercados locales y parte son procesados y exportados a otros países.

Todo esto resulta lamentable. No debemos exonerar a los campesinos acríticamente como esclavos del capitalismo neoliberal, por considerarlos siempre víctimas de las atrocidades de los políticos y de la economía del mercado. Tal modo de proceder de los agricultores hace enfermar a otros seres humanos y criaturas de la vida silvestre.  Con harta frecuencia, las mezquindades de la ciudadanía es tan peligrosa como la de los políticos.

Os animo pues a que leía este interesante post, y entendáis los riesgos del susodicho tipo de escorrentía fluvial venenosa para el hombre y la biosfera.  

Este es, de nuevo, el enlace que os llevará al aludido post. Personalmente animo a que lo leáis y de paso, yo personalmente, felicito a sus autores.

Juan José Ibáñez

La gestión de las pluviales: La gran olvidada del ciclo del aguaPublicado por Remtavares el 3 marzo, 2017

Etiquetas: , , ,

Biorremediación de suelos contaminados por hidrocarburos y anegados de agua mediante proteobacterias

proteobacteria-azoarcus-bioremediacion-hidrocarburos-policiclicos-maria-albuquerque-et-al 

Proteobacteria Azoarcus Fuente: maría Albuquerque y colaboradores

 La biorremediación de suelos es una línea de investigación de candente actualidad, debido a que la sociedad contemporánea está convirtiendo a suelos y aguas en verdaderos vertederos de todo tipo de contaminantes tóxicos, muchos de los cuales son orgánicos y muy persistentes. Una extensión nada despreciable de los sitios contaminados, lo son por vertidos incontrolados o por derrames de petróleo, dejándolos inservibles para la producción agropecuaria, además de perjudicar seriamente la calidad de las aguas y convirtiéndose. Un serio riesgo para la vida salvaje y la salud pública. En nuestra categoría sobre contaminación de suelos ya hemos hablado del tema con profusión desde los más dispares puntos de vista, por lo que no volveremos a repetir la importancia y modalidades de la contaminación, así como de las posibles alternativas con vistas a su biorremediación.  Como os mostraré en la nota de prensa que analizamos hoy, una proteobacteria del suelo denominada Azoarcus, cuyo hábitat son medios edáficos encharcados, carentes o escasos en oxígeno que parecen ser capaces de resistir el enorme poder tóxico de los peligrosísimos  y persistentes hidrocarburos aromáticos. Al parecer,  Azoarcus, llega a utilizar las mentadas sustancias tóxicas como fuentes de energía y carbono para su propia supervivencia, convirtiéndose pues en una alternativa a explorar para una biorremediación eficaz de suelos anegados fuertemente contaminados por tóxicos orgánicos. Ahora resta por investigar la viabilidad de su uso en tales menesteres, ya sea en su forma actual, o acudiendo al auxilio de la genómica (es decir tocando sus genes da tales microrganismos, cultivándolos y comercializando el producto). Se trata de una muestra más del inmenso arsenal de utilidades del mundo microbiano que vive en el suelo con vistas a paliar la degradación ambiental. En nuestra categoría biología y ecología del suelo ya os hemos mostrado la maravillosa biodiversidad que se esconde bajo el suelo, así como sus maravillosas e importantes funciones, vitales para el mantenimiento de la biosfera e importantísimas también para el futuro de la humanidad. En consecuencia, os dejamos ya con la nota de prensa y unos fragmentos que he extraído de Wikipedia sobre este género de proteobacterias. Espero que esta noticia sea del interés de  muchos de vosotros.

 Juan José Ibáñez

Continua……….

(más…)

Etiquetas: , , , ,