Archivo para la categoría ‘Los Suelos y la Salud’

Las arcilla y limos en de los suelos áridos del mundo y sus mapas de distribución

,geografia-mapas-del-mundo-de-las-arcillas-del-suelo 

Geografía y mapa de distribución de las arcillas de los suelos áridos del mundo según la página Web GMINER30

 Por casualidad, me encontré un día con la página Web, de la que hablaremos brevemente hoy, y que puede ser de interés para muchos de vosotros. Como sabéis las partículas más finas que albergan los suelos (arcillas, limos, etc.) pueden ser trasportadas por el aire. Tal hecho, del que hemos hablado en otros post, posee efectos directos e indirectos, a escala global, sobre (i) la radiación atmosférica; (ii) la generación de nubes; (iii) los nutrientes que son transportados desde unos ecosistemas a otros, incluyendo los marinos y (iv) la salud humana (asma, problemas cardio-vasculares, efectos cancerígenos y brotes de meningitis, entre otros), etc.. También habría que citar otros ejemplos, del que en este blog destacaríamos su influencia en la génesis de otros tipos de suelos, como los ya mencionados en otros post “Terra Rosa Mediterráneas. Gran parte de este polvo que transporta la atmósfera procede de zonas áridas y semiáridas, y a menudo por desgracia es arrancado de suelos potencialmente productivos. El sitio Web GMINER30: Global Mineral Database on 30sec resolution of potentially dust productive soilsofrece información al respecto, así como mapas de distribución mundial y los contenidos canónicos que atesoran los diferentes tipos de suelos según la clasificación de la FAO, expuestos en una tabla. En esta última los edafotaxa son representativos de las zonas áridas de donde deben exportarse los polvos atmosféricos. Pinchando al final de esta página aparecen los objetivos y el material que os ofrezco al final de este post.  Considero que, de haberse realizado correctamente los cálculos (no atesoro los conocimientos para realizar juicio de valor alguno), la información proporcionada puede ser útil para diversos fines (como el de la tabla mencionada), más allá de los objetivos perseguidos inicialmente por esta iniciativa. Al parecer se trata de un proyecto realizado, o en fase de implementación, por el  South East European Climate Change Center – SEEVCCC. Os dejo pues la información y enlaces de los sitios Web, así como algunas palabras clave. Tener en cuenta que no se trata de la cantidad total de arcillas, sino que se especifican sus especies mineralógicas en cartografías individuales.  Espero y deseo que esta información pueda ser de interés para muchos de vosotros. Poco más puedo decir, ya que no soy experto en mineralogía de arcillas y los propósitos de utilizar estos datos en actividades de modelización climática también me son ajenos. Visitarla por favor, no revieseis exclusivamente el contenido que muestro abajo, ya que seguramente he omitido demasiados detalles en este post. Por no conocer todos los detalles del proyecto, estoy un poco perdido.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

jardines-urbanos-emiten-co2-y-suelos-contaminados

Fuente: colaje de google imágenes

Si como algunos investigadores comentan, la respiración del suelo es un indicador de su resiliencia, ahora resultaría que los suelos urbanos lo son, mucho más que los naturales. No me parece obvio, por tanto, utilizar respiración como síntoma de resiliencia, al menos por si sola. Hoy analizaremos dos notas de prensa derivadas de otros tantos artículos de investigación. La primera nos advierte que la respiración de los suelos urbanos puede alcanzar en algunas ciudades, como es el caso de Boston, el 72% del CO2 emitido por los propios combustibles fósiles, hecho que no deja de ser tan sorprendente como interesante. Y tales fuentes de CO2 parecen doblar la de los suelos rurales, por lo que de hecho comienzan a ser motivo de preocupación a la hora de mitigar el calentamiento climático. Según el estudio, los altos contenidos en materia orgánica, el espesor del mantillo, y la razón carbono/nitrógeno se encontraban en estos ambientes urbanos/periurbanos positivamente correlacionados con la respiración del suelo, es decir el CO2 que emiten a la atmósfera. Refiriéndose a los jardines domésticos o a las zonas ajardinadas, los investigadores que llevaron a cabo este estudio advierten de que, cuando los propietarios y jardineros añaden enmiendas orgánicas, a los suelos mentados con vistas a que sus céspedes crezcan con vigor ofrecen sabroso alimento, rico en nutrientes, a los microrganismos del suelo y, como resultado, estimulan su crecimiento, pero también las emisiones de anhídrido carbónico a la atmósfera.  Más concretamente, en la ciudad de Boston, detallan que, alrededor del 64 por ciento de los propietarios de viviendas fertilizan el césped, el 37 por ciento el uso de compost o abono orgánico, y el 90 por ciento utiliza “enmiendas” orgánicas del tipo de los mulching (acolchado). Todas estas “opciones, principalmente llevadas a cabo en los espacios verdes, públicos o privados,  se traducen en adiciones de carbono al suelo, promoviendo, como ya hemos comentado, las emisiones de CO2. No obstante, los doseles de los arboles contrarrestan “en parte” este proceso al absorberlo.

De ser cierto, resultaría paradójico, crear zonas verdes en las ciudades con vistas a que sean más sostenibles ambientalmente, cuando en realidad tal iniciativa podría generar efectos de retroalimentación positiva sobre el calentamiento climático. Resumiendo, ¡no hay forma de aclararse! ¿Qué debemos fomentar: asfalto, tierra yerma o zonas verdes?. Para aquellos que defienden que la respiración es un indicador de la resiliencia del suelo, lo lógico sería que sustituyéramos muchos espacios geográficos baldíos por vertederos, ya que estos si emiten CO2, metano y otros gases de invernadero en enormes cantidades. ¡Sin comentarios!. Eso si, los suelos urbanos suelen estar muy contaminados, como ya os hemos reiterado en varias ocasiones. Empero, tengamos también en cuenta que las urbes siguen creciendo en detrimento de los paisajes agrarios y naturales.  ¿Más Co2?

La segunda noticia nos informa de los esfuerzos de las autoridades y vecinos de ciudad de Detroit, cuya economía se derrumbó (de hecho se encuentra en bancarrota) como consecuencia de la decadencia de la industria automovilística antaño, santo y seña de esta ciudad. Por tanto, esta ciudad se encuentra sufriendo una enorme crisis acompañada de un proceso de des-urbanización y éxodo al medio rural. Pues bien, de acuerdo a los investigadores que llevaron a cabo el segundo estudio, entre las herencias de su anhelada edad de oro industrial, se encuentran suelos fuertemente contaminados, lo cual dificulta e incluso impide en ocasiones la regeneración de las infraestructuras verdes de la urbe.  En sus propias palabras: “historia de la industrialización y la urbanización de Chicago dejó su marca en el suelo. El medio edáfico actúa como una esponja, llegando a albergar contaminantes durante muchos años. En Chicago, los residuos procedentes de la fabricación industrial han inducido la acumulación de los productos químico-orgánicos indeseablemente tóxicos, metales pesados y otras sustancias persistentes. Tal hecho plantea serios problemas para la salud humana, animal y vegetal. ¡En fin!: “lo que no mata engorda”.

Como puede observarse, generar ciudades verdes sostenibles, resulta ser una terea bastante más compleja de lo que usualmente pensamos. Vivimos en una sociedad enferma y como todos sabéis: “a perro flaco todo son pulgas”.

Os dejo con las noticias mentadas…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La Batalla contra el glifosato y las plantas transgénicas asociadas: ¿en su recta final?

transgenicos-y-glisofato 

Rociando con el glifosato: Fuente: Google imágenes

Desde hace casi 12 años llevamos luchando en esta bitácora contra el uso masivo de los transgénicos, pesticidas asociados a ellos y las procelosas prácticas de diversas multinacionales que los comercializan. Venimos denunciando pues que tanto el medio ambiente como el ser humano se encuentran amenazados por esta “plaga entre las plagas” defendida por muchos “tocagenes”. De hecho, la controversia que tuvimos con otro blog de este sistema de bitácoras alcanzó límites difíciles de calificar. Uno de esos colegas, investigadores de mi propia institución, y que se vanagloriaba de ser un “divulgador de excelencia”, alegaba que nuestras críticas eran acientíficas, que atentaban contra el progreso, etc., etc., ¿Y ahora qué JAL?.  ¿Quién llevaba la razón?. Tiempo después se reconoce que el glifosato y los vegetales genéticamente modificados se encuentran entre las cuerdas. Sin embargo además os mostraremos tres notas de prensa distintas que desmantelan los argumentos de estos defensores del progreso ¿hacia dónde?: El maíz convencional rinde tanto o más que el transgénico; Overwhelming Majority of Germans Contaminated by Glyphosate y Científicos mexicanos ganan batalla legal a corporaciones trasnacionales

En fin, una vez pronunciada la FAO, y otros organismos multinacionales sobre el peligro que acarren los elementos implicados en este modelo de negocio, parece que de pronto, conforme a la prensa general, lo que era progreso ahora resulta ser retrocesolo que era ciencia de excelencia ahora de excrecencia, los que proclamaban que erradicarían el hambre en el mundo ahora enmudecen. Y es que las evidencias se acumulan hasta que llega un punto en el que las tesis vigentes sucumbirán ante un cambio de paradigma, como la agricultura ecológica y otras afines. Y como hemos insistido contra viento y marea, os dejamos tan solo un botón de muestra de los numerosos post que hemos redactado sobre este escabroso tema (ver más abajo).

Hoy os ofrecemos, reitero, tres nuevas noticias. En la primera, procedente de España, podréis leer que los aclamados grandes rendimientos de los transgénicos no  son avalados por la experiencia empírica. En la segundanos llega de Alemania, se nos informa que la mayor parte de la población se encuentra contaminada por ingerir agua “potable” con glifosato que supera con creces los límites legales establecidos. ¡Sin comentarios!. La tercera, procedente de México, nos ofrece la buena nueva de que, finalmente ciudadanos y científicos han logrado poner freno a tanto desmán en aquél Estado.

En el mundo actual, las noticias que proceden de la guerra entre las ciencias se antojan al hilo argumental de la obra de George Orwell titulada 1984. Lo que hoy es verdad de la buena (“a ciencia cierta”), mañana puede ser la madre de todas las mentiras.   Orwell también vaticinó lo que hoy conocemos comogran hermano”, es decir que los poderes vigilan y vigilarán cada vez más a los ciudadanos, hasta que llegue un día en que controlen plenamente nuestras vidas. Gran visionario Don Jorge. Y no sigo ya que sería abundar más sobre un tema que hemos denunciado hasta la saciedad. Eso sí, ha tenido que contaminarse toda la biosfera y dañar la salud pública de ingentes cantidades de inocentes para que se reconociera lo que era archiconocido por los campesinos que lo sufrieron y las críticas furibundas contra los que, como yo, denunciaban el tema. Pero, no echemos las campanas al vuelo, ya que donde se huela a dinero estas multinacionales intentarán agarrarnos/engañarnos/estafarnos entre sus fauces. ¡Poderoso caballero es don dinero!, sobre todo desde que la economía de mercado ya no nos considera ciudadanos, sino meros consumidores de lo que sea, aunque hablemos de venenos.

Post previos relacionados con el tema

Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación

Glifosato, Transgénicos, Resistencia a Pesticidas y Cáncer

Monsanto versus Avaaz: Lobis agro-industriales contra la agricultura campesina y la seguridad alimentaria

La Agricultura Moderna: Alimento y Veneno para el Hombre y la Biosfera

Un Villancico Contaminado (Biosfera Envenenada por Tierra, Mar, Aire y Suelo)

Entre el Suelo y La Atmósfera: Plaguicidas, Contaminación de Suelos, Aguas y Aire

Agricultura, Prácticas Agrarias y Lombrices de Tierra (El Impacto Negativo de la Labranza, Fertilizantes y Plagicidas)

Contaminación del Suelo = Veneno en el Cuerpo (Desastre de Salud Pública en las Antillas Francesas)

Guerra sucias entre científicos: Ideología e intereses contra la objetividad científica (los organismos transgénicos una vez más a la palestra)

 Juan José Ibáñez

Os mostramos ya las tres noticias……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Desastres Ecológicos Causados por la Agroenergética y Biocombustibles de Primera Generación: El Gran Incendio de los Histosoles de Indonesia

incendio-turberas-indonesia-aceite-de-palma

Para mi amiga Glory de Vilanova del……

Desde al menos 2008 (ver relación de post previos al final de este), hemos venido denunciando que (i) los biocombustibles de primera generación (gran parte de ellos cultivados), pero también de los de segunda generación (parte de ellos elaborados a partir de residuos naturales, o de subproductos de las producciones agrarias) iban a terminar creando muy serios problemas medioambientales, pero también severas amenazas para la soberanía alimentaria de muchos países (al secuestrar suelos fértiles en la obtención de “biofuels” en lugar de producir  alimentos destinados a una población hambrienta). Y así ha sido. Reiteramos que no somos adivinos, sino que los ciudadanos son engañados/estafados, una y otra vez, incluso cuando industrias y gobiernos dicen llevar a cabo ciertas iniciativas con vistas a paliar la degradación ambiental, el calentamiento climático,  y alcanzar un desarrollo sostenible.  Y estas son las peores amenazas, por cuanto a los profanos en la materia se les toma por idiotas y se les intenta convencer falazmente de que verdaderas atrocidades son buenas para el medio ambiente, es decir, tomando la mentira como bandera.  Y hoy demostraremos que nuestras advertencias contra los desastres que genera el hombre, usando tales argucias, comienzan a convertirse en realidad, menos de 10 años después.  Lo que no logramos entender es que científicos y técnicos defiendan tanta estulticia o callen demostrando su falta de sesera y/o peor aun, su complicidad.

Como veréis en los post aludidos, ya alertamos que el cultivo del aceite de palma en bosques vírgenes del SE asiático asentados sobre turberas, es decir, Histosoles, conllevaría una catástrofe ecológica en selvas en las que ni tan siquiera había entrado el hombre, generando una enorme pérdida de biodiversidad desconocida para la ciencia, degradación ambiental y serias amenazas contra la salud pública (especialmente como resultado de la ingente cantidad de partículas que acarrea el humo de los incendios a la atmósfera). El contenido de todos aquellos post se ha convertido  en una cruda realidad, por no hablar de pesadilla. Al parecer, tanto interés soslayó los principios más básicos en el uso y manejo de los Histosoles. Cuando se intenta arrasar un bosque que medra en zonas pantanosas, estas deben drenarse. Recordemos que el encharcamiento ralentiza la degradación de la materia orgánica del suelo (SOM) dando lugar a los mentados Histosoles (cuyo contenido mayoritario es el carbono de los restos vegetales), con harta frecuencia.  Al drenarse y compactarse estos últimos,la descomposición de la SOM se acelera, pero también otros procesos subterráneos que generan la combustión de estos cuerpos edáficos, proceso que ya ocurre algunos ecosistemas naturales y en muchos vertederos. Pues bien, no hay más sordo que el que no quiere escuchar. Y así dos millones de hectáreas de este tipo de suelos son pastos del fuego en el SE asiático gracias a las plantaciones de aceite de palma.

La paradoja, de la cual ya advertimos, deviene de que al intentar reducir el consumo de combustibles fósiles por esta vía, se han emitido mucho más CO2 a la atmósfera del que tal actividad agroenergética hubiera logrado paliar tras muchos decenios de producción. Como decimos en España, si no quieres caldo toma cien tazas. Hace falta ser ignorantes o simplemente tramposos, ya que tal proceso de degradación era inevitable, con los conocimientos actuales: ¡no hay más ciego que el que no quiere ver!.  Lo ocurrido es la crónica de un desastre anunciado.   Sin embargo, el problema no termina con las emisiones por cuanto la desecación y compactación de las turberas también induce procesos de subsidencia y su rehabilitación se me antoja una tarea titánica (y cuando se habla de dos millones de hectáreas, sostendría que imposible). No hablamos de un pequeño territorio sino de pasajes extensísimos.  Resulta patético que algunos de los Estados que permitieron este terrorismo ecológico, a la postre, han implementado una legislación con vistas a la protección de tales ecosistemas, pocos años después de permitir tal desastre (menos de un decenio). ¿Habrá que alabarlos, o estigmatizarlos?.

Obviamente el precio de tal restauración superará varios cientos de millones de dólares o euros, por lo que a estos gobiernos descabezados el dinero embolsado por permitir tal atrocidad les va a salir muy, pero que muy caro. ¿Y las compañías que en principio se beneficiaron?. Seguramente guarden sus beneficios sin mayores problemas. ¿Los tramposos siempre ganan?: ¡parece que bajo la dictadura financiara así es!.  Y mientras tanto, ingentes cantidades de Co2 se emiten desde allí a la atmósfera, por iniciativas que “decían estar destinadas a combatir el calentamiento climático” ¿ustedes lo entienden? ¿No?. Lamentablemente yo sí. Vivimos una gran mentira, por no decir muchas, que tan solo acarrean beneficios a los adláteres de la dictadura financiera que padecemos.

Pues bien, ahora resulta, como se muestra en la nota que abajo os reproducimos, que algún gobierno y fundación ofrecen el premio de un millón de dólares -Indonesian Peat Prize- (y quizás más con el tiempo), para aquellos que ofrezcan una solución que permita sofocar el “gran incendio de este tipo de suelos”.

Como veréis en los comentarios que abajo muestro, escritos desde Australia por Budiman Minasny (que se presentará al premio, no lo duden, ya que se trata de propaganda de los edafometras con los que tan mal me llevo), se informa que el problema para proteger las selvas que quedan parte de que sus turberas superen los 3 metros de profundidad. Extraño criterio ¿no?.   ¿Y la diversidad de flora, fauna, etc.?. Francamente no sabemos que pensar, y cabe especular  si (i) realmente intentan enmascarar los restos de su estupidez de cara a la opinión pública, o (ii) o pretenden acotar las áreas que pueden seguir arrasándose sin que entren en combustión los Histosoles. Y me callo, porque si sigo….

Pido perdón, ya que se ha calentado mi pluma. Empero era un desastre anunciado, ya que lo ocurrido aparece en cualquier biografía decente sobre el manejo de las turberas.  Reitero, vivimos una gran mentira. Nadie utiliza, ni el cerebro, ni el más mínimo conocimiento del manejo de suelos, ni el sentido común. Lamentable, todo muy lamentable. Eso sí, seguro que muchos colegas que en su monumento enmudecieron, ahora irán a luchar entre ellos para intentar conseguir el tesoro, es decir el aludido millón de dólares. Así nos va. ¿Y esto es todo?. Pues va a ser que no. Cuando leáis el próximo post os llevaréis las manos a la cabeza.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos

huertos-urbanos-madrid-natural 

Madrid+Natural:  huertos urbanos y periurbanos

Como vimos en nuestros dos post anteriores, en la Ciudad de Madrid se ha propuesto un programa (Madrid+Natural), cuyo objetivo estriba en reverdecer la ciudad, con vistas a que esta sea más sostenible ambientalmente e ir adaptándola al futuro y “previsible” calentamiento climático que posiblemente nos espere. No obstante los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útil para las grandes ciudades del mundo en general, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy existen necesidades mucho más apremiantes para el bienestar de sus moradores. Ya hemos explicado en que consisten las fachadas ajardinadas, así como los problemas para su implementación práctica, en esta entrega, y hoy abordaremos el también espinoso tema de los huertos urbanos, que no periurbanos, a pesar de lo cual lo dicho aquí también les concierne, como podremos ver a continuación. Sin embargo, antes de comenzar y con vistas a que el lector entienda nuestras intenciones, reproducimos uno de los párrafos con el que comenzamos esta serie de post acerca de las ciudades verdes. Los que leyeron aquél post iniciático pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadascubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Tal programa me parece “en teoría” magnífico y desearía que pudiera convertirse en realidad. Sin embargo como ya mostramos en el post sobreFachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala Urbisuelos” en lo que respecta a las fachadas verdes, resulta imperativo reflexionar cerca de sus pros, contras y dificultades. Si bien varias de las tareas mentadas no ofrecen excesivos inconvenientes a la hora de llevarse a buen puerto, en otros casos debemos preguntarnos: ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. Sobre este tema todavía tendremos que redactar algunos post más. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica no. Reiteramos que lo aquí expuesto debería ser también materia de reflexión para iniciativas similares en abundantes mega-urbes del globo. No obstante, por mucho que una persona pretenda ser objetiva, siempre surgen sesgos geográficos. Intentamos pues plantear algunos temas que, con toda seguridad, no han sido materia de reflexión por los diseñadores del programa. Del mismo modo, Intentamos hacer ver al lector que no es oro todo lo que reluce, o que incluso algunas propuestas terminen siendo una pesadilla de llevarse a caboNo hablamos ya de este programa denominado Madrid+Natural, sino de otras muchas iniciativas (algunas ya en curso) que proliferan en estos monstruos de asfalto y cemento que salpican el Planeta. Siempre se nos venden programas sugestivos, aunque en realidad quizás no lo sean. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que a mí personalmente, como a la mayoría de vosotros, me encantaría hablar en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los “palabros hipervinculados” previamente. No he encontrado una vía fácil  usando la página Web del Ayuntamiento de Madrid. ni la del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad. Una buena síntesis de la idea original ha sido editada en un post del magnífico blog de Javier Dufour, denominado Energía y Sostenibilidad, si bien en este caso concreto fue redactado por Raquel Portela. Excelente narrativa, por cierto.

 Pero vallamos ya al caso de los denominados huertos o agricultura urbana y periurbana. Debe quedar bien claro que en ciudades pequeñas y poco contaminadas, tanto los huertos urbanos como periurbanos (también es aplicable a la ganadería) en una iniciativa recomendable y aconsejada por la FAO para países en vías de desarrolloEl problema más preocupante en estos últimos, cuando se ubican en Estados en vías de desarrollo, estriba en que se fertilicen con aguas residuales no depuradas, lo cual ocurre y acarrea graves problemas de salud, ya se trate de ciudades grandes o pequeñas. Empero por su carga en sustancias tóxicas y contaminantes (químicos y biológicos) las urbes de gran tamaño suelen sufrir con mucha mayor gravedad el problema mentado. Tampoco resulta recomendable que tales huertos se encuentren cerca de redes viarias de tráfico intenso, e industrias contaminantes, ya que las emisiones de los vehículos y fábricas (en estas últimas también deben tenerse en cuenta los  efluentes líquidos) contaminan los suelos y, como corolario, lo que sobre ellos crece y toda la cadena trófica. Este problema es igual de serio en los Estados ricos y pobres.

 En lo que respecta a los huertos urbanos, la iniciativa Madrid+Natural comenta:

 Huertos urbanos

En respuesta a la preocupación por problemas globales como el agotamiento de los recursos naturales, el comercio mundial de alimentos, la escasez de espacio en las ciudades, y el cambio climático, los sistemas de producción de alimentos podrían incrementar su capacidad de producción transformándose en elementos integrados en el entorno urbano. La agricultura urbana puede aplicarse prácticamente en cualquier lugar, desde los espacios entre los edificios hasta en los tejados, optimizando así el uso de espacios públicos y edificios. Ésta práctica puede ayudar a crear un sentido de comunidad y pertenencia, e incentiva el consumo de alimentos locales. Adicionalmente, su inclusión en las escuelas locales y residencias de mayores podría usarse con fines educativos y terapéuticos.

 Seguidamente muestra los dos siguientes ejemplos de naturaleza muy dispar: 

 Urb.ag Urban Farming Assistance App: Con la agricultura urbana volviéndose cada vez más popular, las ciudades están desarrollando nuevos marcos normativos para la supervisión de estas prácticas. El cúmulo de requisitos legales puede ser desalentador para los ciudadanos, por lo que hay municipios que están desarrollando iniciativas para simplificar el proceso burocrático para instalar un huerto urbano. En esta línea, el municipio de Boston (USA) lanzó en 2014 la versión inicial de una aplicación que proporciona asistencia a las personas interesadas en desarrollar huertos urbanos, conectando a los usuarios a una dirección en la que pueden explorar qué tipo de agricultura está permitida en esa ubicación. La aplicación describe la normativa vigente, permisos necesarios y la legislación que aplicaría al proyecto.

Dalston Eastern Curve Garden: “Dalston Eastern Curve Garden” es un espacio público construido en 2010 en el Este de Londres. Este espacio ocupado en el pasado por las líneas de ferrocarril estaba abandonado y ahora se ha recuperado en forma de jardín público como parte de una iniciativa promovida por el Ayuntamiento. El jardín está plantado con una amplia gama de árboles que lo estructuran, tales como abedules, alisos, avellano y cerezo silvestre. Hierbas, hortalizas y árboles frutales completan el diseño y son atendidas por voluntarios y utilizadas en la cafetería del jardín. El jardín se usa también por la comunidad local para realizar eventos y otras iniciativas.

Opinión de este bloguero:

¡QUE CUAL ES MI OPINIÓN: reitero que sobre el papel todo es muy bonito. Ahora bien surgen diversos inconvenientes, no aludidos en el texto y que deben valorarse con suma precaución, so pena que la alegría de paso a las lagrimas. Entremos puyes ya en materia……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Las Amenazas y retos de la humanidad y el rol de los suelos

retos-y-amenazas-de-la-hiumanidad

Retos y amenazas para la de la Humanidad. Fuente: Universal

 La noticia que vamos a analizar hoy lleva por título:Los 15 retos invisibles que acechan a la vida en el planeta: Un panel de expertos advierte de las inesperadas consecuencias de fenómenos poco conocidos. La verdad es que esta ciencia rosa, ciencia sexy, o smart science, depara muchas sorpresas, aunque la mayoría de ellas resultan ser hilarantes. El problema estriba en que desconciertan más que clarifican, ante la ingente cantidad de retos a los que se enfrenta la humanidad, por cuento resultan casi siempre irrelevantes o espurias.  Existen otros muchos aspectos de mayor calado a los que debemos enfrentarnos. Sin embargo, por sus títulos, llaman la atención del ciudadano, que de este modo, termina por aceptar una imagen de la ciencia más que distorsionada, yo diría un tanto demencial.  Como veréis en la nota de prensa que os reproduzco al final del post, los hits de este año resultan ser los siguientes:

(I)islas artificiales; (ii) superinteligencia artificial; (iii) pesca de arrastre mediante descargas eléctricos; (iv) cuernos sintéticos; (iv) nanopartículas en ecosistemas; (v) energía azul;(vi) glaciares artificiales; (vii) testosterona en el agua; (viii) uso de abejas para diseminar agentes; (ix) la pesca sin regular en el ártico, (x) china como civilización ecológica; (xi) sistemas de rastreo de barcos; (xi) monitorización acústica; (xii) almacenamiento de energía (xi) la genética de los invasores.

¡Olé, olé y olé!. Todo apunta (aunque seguramente no sea así) que, tras un almuerzo o cena suculentos y bien regados de alcohol, algunos brillantes colegas se afanan en desbarrar en un etílico “brainstrom” todo lo que se les ocurre, es decir lo primero que se les pasa de la cabeza para impactar al resto de los sesudos comensales. Y luego ofrecen productos como este que, a mí personalmente, me dejan tan atónito como indignado. Por ejemplo, el de los cuernos sintéticos no tiene desperdicio. ¿Y que decir de la testosterona, cuando miles de toneladas de productos contaminantes, que actúan como disruptores endocrinos son vertidos al ambiente  anualmente?. ¿Ahora resulta que las procelosa moda de aumentar la musculatura usando testosterona sobresale sobre todos los demás?. ¡Jajajajaja! . Y podríamos seguir y seguir hasta que tan solo entre dos o cuatro de los propuestos retos ¡podrán ser realmente dignos de permanecer en la lista de los 15 principales!. Debo dar la razón a este consejo da sabios de que se trata de hechos, que no procesos, poco conocidos, pero no a causa de su relevancia, sino por su naturaleza estrambótica…….. ¿Vosotros que opináis?.

En esta lista he detectado dos que afectan a los suelos y os los expongo. El primero versa sobre la deposición incontrolada de nanopartículas tóxicas en el medio ambiente y especialmente en los suelos. Empero es un tema tan archiconocido… (y del que ya hemos hablado en esta bitácora desde hace años) ,como para alegar “lo de poco conocido”…… (¡me callo!). Por ejemplo en anteriores entregas os narramos: Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio), y  Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo. De hecho, ya existen varios proyectos internacionales que se han iniciado  con vistas  a comprobar que daños pueden producir (los sabios han soslayado las vías de ingesta de estas mediante otras smart technologies y smart drugs). Y adelantemos lo que la nota de prensa expone como novedad, es decir algo que este humilde bloguero, entre otros colegas, venía advirtiendo durante años:

 Nanopartículas en ecosistemas

Se están comercializando nanopartículas en productos de consumo y productos agrícolas, que pueden ser liberados en el medio ambiente durante su fabricación, uso y desecho. Se estima que las concentraciones de nanopartículas de dióxido de titanio, ampliamente utilizados en productos como pasta de dientes y crema solar, están actualmente aumentando en suelos agrícolas de forma acelerada. Algunos de estos compuestos, como las nanopartículas de plata, pueden ser altamente tóxicas a concentraciones bajas, por lo que parece razonable que puedan afectar a la diversidad biológica en ecosistemas terrestres y cultivos.

Por lo tanto, nada nuevo bajo el sol ya que hasta la Unión Europea, cuyo olfato para detectar posibles problemas futuros brilla por su ausencia, ha lanzado investigaciones al respecto desde hace algún tiempo.El segundo ítem relacionado con los suelos, si me ha sorprendido, ya que por mucho que leo, no había detectado nada igual. Dudo muchísimo que sea una práctica habitual. Sin embargo advertirnos de lo que “pudiera ser” una amenaza de futuro  atesora su valor entre tanta smart-tontería. A este respecto la nota de prensa nos informa de que:

Uso de abejas para diseminar agentes

Con el objetivo de proteger los cultivos, se está empezando a utilizar a abejas controladas como vectores de agentes microbiológicos, es decir, como repartidoras de pesticidas u otros productos que protejan a las plantas de enfermedades y plagas. Aunque se trata de un método en apariencia sostenible y efectivo, tiene potenciales efectos sobre el medio ambiente y los suelos, y no se han evaluado las consecuencias para otros insectos y plantas que no son el objetivo directo.

 Pobres abejas, estamos causando estragos en sus poblaciones y con ello amenazando la seguridad alimentaria, para ahora manipularlas y esclavizarlas, con la amenaza añadida de contaminar de “malos genes” sus diezmadas huestes. Los “tocagenes sin fronteras” si son realmente una amenaza para el medio ambiente. A menudo reflexiono sobre ellos, llegando a la conclusión de que no se si sus indagaciones son la amenaza o la solución para el futuro de la humanidad.

 El resto de las terribles amenazas de las que nos advierten este “consejo de sabios resabiados” os las dejo sin más comentarios. Este tipo de noticias pueden soliviantar o hacer reír a carcajadas, según el humor que tenga uno cuando las lee.

Os dejo pues con esta joya de la indagación científica que nos regalan Los resabios…….. a sabiendas que si nos invitan a nosotros, podríamos proponerles una lista mucho más atinada en un par de horas y además gratis, sin comidas, alcohol ni drogas.  Esto es la Smart science.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Cambio Climático y Suelos: Cuando políticos, científicos, ecologistas piensan mirándose el obligo

fertilidad-suelos-cambio-clima

En Un Mundo Imaginario (o paralelo) todo es posible pero en el nuestro……. Fuente: Livehoods

En un post anterior que llevaba por título “Materia Orgánica del Suelo y cambio climático: La Iniciativa 4×1.000“, comentamos que el lanzamiento de le iniciativa ’4 por mil’ lanzada por el Gobierno francés, y apoyada por el COP21 (COP21 side-event and launch of the “4 Per 1000 Initiative”;4 per 1000  Soil Carbon to Mitigate Climate Change) ha creado unas expectativas desproporcionadas, ya que los cálculos que debieran respaldarla o son un espejismo, o simplemente no existen. Se trataría pues deuna de otras tantas ocurrencias” de ese intelecto distributivo degenerado al que denominamos Smart inteligence y que inunda de estupideces la prensa científica.

Cuando se realizan estas cumbres, suelo soslayar hablar de ellas porque a la larga siempre terminan siendo un fiasco. No puedo más que sonreír con tristeza al visionar las triunfantes y gloriosas imágenes finales en las que todos se abrazan como si se hubiera logrado un acuerdo con  algo de sustancia, cuando en realidad no se trata más que de palabrería. ¡Políticos!. Conclusiones, normas, etc., que no son vinculantes, ni punibles de ser incumplidas, no deja de ser patético, ya que se trata de las mismas escenas y andamiajes institucionales y mediáticos de siempre, en las que tan solo cambian (“a veces”) los actores y el tema tratado. Cuando alcanzas una cierta edad, tras décadas de expectación, tanta repetición de lo espurio genera hartazgo. Esta vez en la iniciativa iniciativa ’4 por mil’ lanzada por el Gobierno francés, aparece una novedad digna de mención para los que estudiamos y/o nos interesamos por los suelos. El tema es que incrementar el contenido de materia orgánica de los suelos significa incrementar la calidad de los mismos, en la mayoría de las ocasiones, que no en todas. Un 4X1000 o un 0.4% anualmente es mucho más que lo que el ciudadano de a pie se imagina.

 Efectivamente si fuera viable, tal propuesta podría secuestrar ingentes cantidades de carbono de la atmósfera. Ahora bien, que lograra reducir tanto el CO2 atmosférico como para solventar el problema del calentamiento climático, demanda una enorme cantidad de cálculos basados en datos fiables, los cuales no existen, por cuanto los inventarios globales brillan por su ausencia, siendo necesarias investigaciones, tareas e inversiones previos para realizarlos onerosos y masivos.  Debería imperiosamente mejorar nuestra comprensión de las estructuras y procesos que acaecen en el medio edáfico, para obtener un balance de lo que los distintos tipos de suelos (edafodiversidad) absorben y emiten, a no ser que se enmendaran masivamente con carbón en sentido estricto.  Este último almacena carbono inerte pero no secuestra CO2 atmosférico directamente. Reiteramos que existe en la edafosfera global una gran edafodiversidad y cada tipo de suelos se comporta de una manera distinta, incluyendo las emisiones y secuestros de los gases de invernaderoTampoco pueden incrementarse las tasas de un posible secuestro de CO2 indefinidamente, ya que el exceso de materia orgánica también es perjudicial para la producción agraria, silvícola y pastoral. Por tanto, dudo de si se trata de otra “ocurrencia” de cara a la galería y los medios de comunicación. ¿Cuales son las tareas realizadas y las premisas con una sólida bese científica  con vistas a garantizar que los resultados puedan ser alcanzados?. Debemos reiterar de nuevo que resultaría imposible, a no ser que tal información se encuentre escondida como “top secret”, en los servicios de inteligencia de los gobiernos ¿¿??.  Vimos también como en la siguiente nota de prensa: “4 per 1000  Soil Carbon to Mitigate Climate Change” otros expertos matizaban correctamente el alcance de la propuesta. Se trataba de realizar prácticas de  manejo del suelo sustentables que, por su naturaleza, incrementaran el contenido de materia orgánica de los suelos (SOM). Este es el caso, por ejemplo, de muchos tipos de agricultura ecológica. ¡bien venidos sean!

 Ahora bien, tales estrategias debieran afectar, como incide la ONU y la FAO a enormes extensiones de la superficie de la tierra emergida. Y, hoy por hoy, se trata es un “cuento de hadas”. Una buena parte dela población mundial se encuentra subsumida en la pobreza,  padece hambrunas, no dispone de electricidad, agua potable y de riego, servicios sanitarios, y un largo etc., por no hablar de nuevas tierras para labrar (esquivaremos aquí introducir la variable denominada acaparamiento de tierras). ¿Están los gobiernos de los países industrializados y emergentes dispuestos a suministrar ingentes sumas de dinero y apoyo técnico a miles de millones de personas?. Tal hecho significaría de facto tirar abajo la dictadura financiara global y reemplazarla por un nuevo sistema socioeconómico y geopolítico, bajo el imperio de una gobernanza mundial más amigable con los ciudadanos y el ambiente. ¿Ustedes creen que vamos por ese camino?. ¿Lo haría el propio gobierno francés?, ¿lo permitirían las poderosas multinacionales del agronegocio?. ¿Y los ciudadanos en general? Asumirían perder parte de su bienestar tecnológico aun a sabiendas que de hacerlo entraríamos en un nuevo orden  mundial?. 

Efectivamente la edafosfera almacena varias veces el contenido de carbono presente en la atmósfera y tiene capacidad de absorber el excedente que hemos generado. Pero los árboles parecen no dejar ver el bosque (por no usar el palabro vertedero que hemos creado).

Cambiar los sistemas agrarios insustentables que padecemos por otros respetuosos por el medio ambiente y capaces de garantizar la soberanía alimentaria de casi toda la superficie del planeta demandaría un esfuerzo y sacrificio colosal por parte de todos. Algunos estaríamos dispuestos, pero la mayoría no. ¿Se imaginan trasformar casi todo el Sahel,  en un edén, seco, pero edén a fin de cuentas, de la mano de los generosos Chinos, Norteamericanos Rusos, etc. Desgraciadamente yo no.

Sería interesante que pudiéramos realizar los cálculos necesarios y los costos de todo tipo para llevar a cabo un programa que, de hecho, consistiría en el mayor esfuerzo cooperativo global que ha hecho la humanidad, al margen de su insano afán por degradar la biosfera y las guerras mundiales. Imaginémonos que fuera posible, aunque es mucho imaginar. Una vez tal imaginario informe de lo que significa se entregara  al Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, G-20 etc., los autores serían quemados en una hoguera, como el documento de marras).

Las buenas intenciones, por usar un palabro cariñoso (es decir ocurrencias), no bastan, confundiendo más que clarificando el asunto, los propósitos y las estrategias necesarias.

Seguir leyendo……..

(más…)

Etiquetas:

Nanomateriales de los dispositivos móviles e informáticos dañan las comunidades microbianas, poniendo en riesgo a los ecosistemas

shewanella-oneidensis-nanoparticulas-y-baterias-de-litio

Shewanella oneidensis: Fuente:ETHZurich

 Ya lo anticipamos en post anteriores, y como casi siempre, no nos equivocamos. Reiteramos que el sentido común es muy importante en ciencia y tecnología, mientras que la persistente inclinación para acelerar las innovaciones en el sector tecnológico, y como corolario la competitividad de las empresas, soslaya gravemente verificar si sus procedimientos y materiales son dañinos para el medio ambiente y la salud humana.  Y reitero que en post, como en otros  precedentes, ya advertimos que actualmente la tecnología primero dispara y luego pregunta, soslayando el más mínimo principio de precaución. Primero el dinero y la economía, luego la tecnología y en último lugar el ser humano y el medio ambiente. ¿Nadie cuida de los ciudadanos?. No interesan, tan solo si consumen, es decir como consumidores. ¡Qué más da si  dañamos su salud o no!

Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio)

Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo

 Resulta irónico que la se haya demostrado el daño de ciertas nanopartículas con unas bacterias que se había propuesto como candidata para la biosíntesis de las mismas, e incluso en los procesos de bioremediación para la descontaminación de suelos.   El tema es más serio de lo que parece ya que se trata de elementos que son considerados que iban a reinar durante tiempo en la manufactura de las baterías de litio. Resulta que estos últimos ingenios, hoy por hoy casi son imprescindibles  en los teléfonos móviles, agendas electrónicas, ordenadores portátiles, lectores de música, etc. Todo ello se traduce en toneladas y toneladas de basura electrónica.

Shewanella oneidensis, no había demostrado ser es precisamente una bacteria muy sensible a los contaminantes y otros estreses ambientales (ver al final del post lo que Wikipedia nos informa sobre ella). De hecho, para más inri, Shewanella oneidensis, pretendía utilizarse, reiteramos una vez más, como candidata en las nuevas tecnologías de biosíntesis de nanomateriales metálicos. Pues bien, tal microorganismo,  al ser expuesto a las nanopartículas, como la nota de prensa que reproducimos al final del post describe, y que además se encuentra a punto de  convertirse en el material dominante en las baterías de iones de litio de los susodichos dispositivos (que tan atractivos son para los ciudadanos), era severamente dañadas en su metabolismo y crecimiento. Tal hallazgo constata el posible potencial dañino de muchas nanopartículas. por lo que debiera comprobarse también su impacto directo en el ser humano. Los autores del estudio advierten que la deposición de los dispositivos que llevan estas baterías en los vertederos, podría infringir  graves daños al medio ambiente. Sin embargo la noticia soslaya  que, ingentes cantidades de esta basura electrónica van a parar ilegalmente a países del tercer mundo, en donde las criaturas más desheredadas pretenden rescatar todo lo posible para venderlo y tener algo que llevarse a la boca. Me temo, lo peor, como también venimos advirtiendo desde hace tiempo en post como los siguientes:

 Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo,

Basura Electrónica Sin Fronteras: Un Nueva Forma de Lucha Contra la Contaminación Medioambiental y la Salud Humana de (…)

e-Basura, Internet, Esclavitud Infantil, Salud Pública y Cambio Climático

 Tengamos en cuenta que aún no se ha comprobado el efecto de una gran cantidad de productos que, desde hace algunos años, se encuentran cargados de nanomateriales. Por lo tanto, posiblemente se trata de la punta de uh iceberg (otro más), que nos puede estallar en la cara.

 Os dejo con la nota de prensa, algunos de cuyos párrafos hemos traducido rápidamente, usando el traductor Google, del suajili al castellano-español. Pido disculpas por las deficiencias de los mismos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

agrucultura-periurbana 

Existen muchos tipos de agriculturas urbanas y periurbanas. Fuente: Colaje Google Imágenes

La agricultura urbana no es buena ni mala, todo depende de cómo se lleve a cabo y con que fines.

La agricultura periurbana es una práctica que se ha puesto de moda en todo el mundo. Pero como suele ocurrir con casi todos los brotes verdes, primero surge la aventura rodeada de para bienes, para a la postre demostrarse que “no es oro todo lo que reluce”, sino que puede ser zinc, plomo, mercurio y otros metales, bastante pesados, por cierto. Pero además no podemos olvidarnos de los contaminantes orgánicos presistentes.  También debemos acordarnos de los parques y jardines de las ciudades en donde juegan nuestros infantes, sobre suelos que pueden estar o son continuamente contaminados por las deposiciones de partículas atmosféricas, cuando no se riega con aguas residuales, aumentando las amenazas de que enfermen los más pequeñines.

La agricultura periurbana puede llevarse a cabo por necesidad, pero también por afición. Son muchos los urbanitas que añoran o desean entretenerse viendo crecer los frutos que ellos crían para a la postre consumirlos. Muchos ciudadanos actúan como agricultores corrientes, añadiendo fertilizantes, plaguicidas, etc., según se informan o son informados. Otros, por el contrario, se esmeran por evitar el uso de las enmiendas y fitosanitarios industriales con vistas a obtener frutos de la tierra saludables.

Sin embargo, todos los interesados en practicar este tipo agricultura debieran ser informados imperiosamente por las autoridades acerca de los riesgos potenciales, pero serios, de los que depende su salud.

Por un lado, al encontrarse cerca de entornos urbanos, los suelos que van a cultivar pueden encontrarse ya previamente contaminados, De ser el caso, por mucho amor y esmero que atesoren sus practicantes, los frutos de la tierra dañarán su salud. A aquellos que les interesa hace negocios ilegales vendiendo las cosechas en mercadillos, saltándose los controles sanitarios, son un serio peligro para la población ya que usan la primera parcela que encuentren sin más miramientos. ¡Cuidado con los productos que allí se venden!  En otros casos los agricultores urbanitas desean los productos ecológicos para su propio consumo y bienestar,  pero ¿Quién certifica que el medio edáfico  no se encuentre cargado de contaminantes por los usos previos de la tierra o vertidos incontrolados?.

Del mismo modo, y como se indica en la nota de prensa que os ofrecemos hoy, el tipo de suelo sobre el que medran las plantas cultivadas determinarán si los contaminantes son secuestrados por las partículas y minerales del suelo, o por el contrario son fácilmente disponibles para las plantas, contaminando esta corta cadena trófica.  ¿Quién realiza los análisis de suelos que garanticen que el suelo sea apto para su cultivo?.

Cuestiones similares surgen al sopesar todo lo concerniente a la calidad del agua de riego. En muchos casos será potable, pero en otros no, especialmente para estos agricultores a tiempo parcial, que soslayan las ya frágiles legislaciones sanitarias.  ¡Cuidado por extraer ilegítimamente aguas de pozos ilegales y aguas residuales, no sea peor el remedio que la necesidad. La contaminación biológica es aquí otro riesgo de suma importancia, al margen de los polutantes orgánicos e inorgánicos  ¿Y eso es todo?. Pues va a ser que no.

Dependiendo de la ciudad, e incluso del distrito urbano en que se sitúe, las deposiciones las partículas que lleva el aíre, pueden encontrase poco o muy contaminadas por las emisiones industriales, del tráfico rodado, etc., llevándose a cabo una fertilización indeseable de sustancias muy tóxicas para la salud. Por ejemplo, en la terraza de mi casa yo puedo cultivas una gran variedad de vegetales. Sin embargo, se encuentra en el centro de Madrid capital, en donde la contaminación es enorme (en dos ocasiones durante un año se prohibió parte del tráfico rodado por cuanto se habían sobrepasado todos los límites legales). En consecuencia, las deposiciones de las denominadas PM10 u otras, que ya dañan nuestros aparatos respiratorios, pueden llegar a penetrar también en nuestros cuerpos por la ingesta alimentaria. Y podríamos seguir pero dejémoslo aquí.   

Resumiendo, no podemos ni debemos ensalzar la agricultura periurbana. Todo depende de cómo se lleve a cabo, en que suelos, con que agua, bajo qué tipo de ciudades, a qué distancia de las fuentes emisoras de los contaminantes más dañinos y teniendo en cuenta la frecuencia y dirección de los vientos dominantes. ¿Se encuentra todo esto correctamente regulado en términos legales? ¿Tienen estos agricultores urbanos los conocimientos necesarios para comprender en profundidad de los beneficios, precauciones y riesgos que conllevan tales prácticas?.

La noticia de hoy, que da cuenta de un estudio realizado en Madrid, nos informa de que los suelos suelen encontrarse contaminados, aunque no tanto como para dañar seriamente la salud. Personalmente pienso que, a falta de una legislación clara y precisa, como la intención de las autoridades para que sea cumplida, la agricultura periurbana conlleva muchos riesgos, tantos como la industrial. Sin embargo, tengamos en cuenta que esta práctica aparece en muchas urbes de mundo, con muy dispares grados de desarrollo, pudiendo ser por puro hobby o imperiosa necesidad. Tampoco es lo mismo, obviamente, llevarla a cabo en ciudades pequeñas y rurales que en otras grandes y/o industriales.

Más aún existe una cuestión que me intriga y preocupa. Cada vez que leo notas de prensa sobre el tema,  en la que se nos informa de que la agricultura periurbana no conlleva serios riesgos para la salud, pero rarísimamente se mencionan  casos ya acaecidos, dramáticos, indignantes y denunciables. En otras palabras, intuyo que en lugar de informar con seriedad, la prensa intenta calmar a los ciudadanos sobre temas que por su diversidad y complejidad  no pueden tratarse a la ligera, generalizando sus bondades y soslayando sus debilidades en unas pocas líneas. Obviamente tal aserto no tiene nada que ver con los resultados de un estudio concreto en un determinado, sitio y momento, como lo es el caso que os mostramos seguidamente, y que como corolario no aporta nada nuevo al tema.  

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Nuevos procedimientos para el aislamiento de bacterias y fármacos del suelo

ichip-cazando-antibioticos

I-chip y Eleftheria terrae: Fuente: colaje de imágenes Google.

Muchos científicos calculan que en el laboratorio solo crecen y se pueden identificar el 1% de las especies que habitan en una muestra de suelo. No dudo que la mayor parte de los microorganismos no puedan crecer en medios de cultivo,  lo que impide su identificación y clasificación. Ahora bien, este tipo de generalizaciones se me antoja tan prosaica y seguramente falaz como alegar que un centímetro de suelo tarda mil años en formarse, cuando en realidad tal espesor variará necesariamente en función del tipo de material parental, clima, etc. Pero corramos un “estúpido velo” acerca de este tipo de cifras, que cuando más inverosímiles son tanto más se extienden viralmente hasta impregnar la literatura científica.

Gran parte de los antibióticos que usamos y han salvado cientos de millones de vidas habitan en el medio edáfico. Sabemos que si no se han obtenido más fármacos, en parte es debido a la dificultad de cultivar y aislarlos en los medios de cultivo in vitro tradicionales. En consecuencia cualquier procedimiento que nos permita identificar y aislar tales microorganismos edáficos, al margen de ampliar la gama de sustancias que ofrece el suelo en beneficio de la humanidad, también ayudará a ampliar el espectro de especies conocidas, mejorando nuestra comprensión de la biodiversidad edáfica y su papel en el funcionamiento de los ecosistemas.

La noticia y material adicional que os mostramos hoy divulga que se ha desarrollado un nuevo instrumento, aparentemente muy simple, que nos ayudará a solventar los obstáculos aludidos, y que “en cierta medida” combina los métodos in situ y ex situ. Se trata del denominado i-chip. Mediante tal aparato ya se vaticina un tanto prematuramente que se ha encontrado un antibiótico de propiedades fabulosas.

La principal particularidad del i-chip y la aludida droga detectada por el mismo, estriba en que no se ha obtenido por los procedimientos habituales, sino mediante un dispositivo que permite romper con las constricciones de los cultivos en placas Petri, es decir en el laboratorio. Se trata de  unas pequeñas cámaras denominadas iChip que según la propaganda permite cultivar, y analizar la posible producción de nuevos antibióticos, de bacterias “no cultivables previamente ”, las cuales, por otra parte, suponen el 99% de todas las especies que habitan en el suelo. Dicho dispositivo permite separar bacterias no cultivables hasta ahora del mismo –conocidas colectivamente como “materia negra”- (burda palabra que emula la de la materia oscura que abunda en el cosmos) en las pequeñas cámaras individuales que contiene un iChip. De este modo, podrían aislarse e identificarse muchas más bacterias y sus potenciales fármacos, hasta ahora imposibles de aislar en los laboratorios. Llevando a cabo una traducción libre del contenido de la Wikipedia inglesa, podemos sintetizar las presuntas bondades del i-chip del siguiente modo.

El chip de aislamiento (o ichip) es un método de cultivo bacteriano que…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,