‘Notas Breves de Prensa’

La Importancia de las Clasificaciones en Ciencia. El dramático caso de la psiquiatría

taxonomisas-y-pisiquiatras 

Taxonomías y psiquiatras Fuente: Colaje imágenes Google

Ya hemos hablado de la capital importancia de las clasificaciones y taxonomías en cualquier ámbito de la ciencia. Y hemos insistido mucho debido tanto a su importancia en la edafología y otras ciencias de los recursos naturales, como para tener que elaborar una “categoría específica” en nuestra bitácora (un constructo de esta naturaleza) denominada simplemente Taxonomía y Clasificaciones. También escribimos varios artículos científicos sobre el tema, siendo este libro una síntesis de mis indagaciones (y posiblemente el mejor estudio que haya realizado en mi vida profesional).  Eso sí, hasta la fecha ha sido acogido con bastante indiferencia, si lo comparo con mis investigaciones sobre edafodiversidad.  Pero a lo que vamos (….).

Las taxonomías pueden entenderse como un lenguaje rigurosamente formalizado que permite la comunicación, lo más inequívocamente posible, entre los profesionales involucrados en un objeto de estudio concreto. ¿Se imaginan como se podría cuantificar la biodiversidad y su pérdida sin una taxonomía universalmente aceptada entre los estudiosos?. ¡Imposible!. Una clasificación también refleja el estado de los conocimientos en el periodo en el cual se aplica. Del mismo modo los taxónomos aceptan que ninguno de estos constructos es perfecto, ya que de ser así, implicaría que nuestro conocimiento sobre el tema de estudio también lo es, por lo que no haría falta continuar indagando. ¡No existen clasificaciones o taxonomías perfectas!. El objetivo de los científicos deviene en seguir mejorándolas y/o hacerlas más coherentes y amigables.  

Sin embargo, y por razones dignas de ser analizadas por los psiquiatras, la comunidad científica suele considerar estos estudios de escasa importancia y a los propios taxónomos como actores secundarios en el contexto de la corriente principal de la ciencia.  Expondré dos ejemplos, que me han sucedido personalmente al intentar publicar dos artículos sobre taxonomías/clasificaciones (sus estructuras matemáticas subyacentes, así como los sesgos cognitivos y utilitaristas que padecen), aunque finalmente fueron aceptados por otras revistas sin excesivos problemas. Todo este material lo podréis encontrar en mi Researchgate. El primer intento fue en Ecology Letters. Menos de un día tardó el editor (que curiosamente era de mi propia institución) en rechazarlo, obviamente sin la denominada revisión por pares (es decir subjetivamente), para lo cual alegó que eran productos obsoletos y que actualmente lo que “vendía” era investigar en materia de “redes”. Cabe mentar aquí que el estudio de las redes ecológicas era su principal tema de investigación ¿¿??. Seguidamente, lo envié a otra importante editorial. Esta vez tardaron unas 48 horas más. De nuevo su editor en jefe, sin revisión por pares, para variar, lo rechazó esgrimiendo el razonamiento de que aunque el documento parecía correcto, recibiría pocas descargas (poca pasta y menos posibilidad con vistas a elevar la audiencia de la revista y su factor de impacto). Como veis los argumentos científicos brillan por su ausencia, en esta era de la tecnociencia. ¡El negocio por delante y el contenido……. según la audiencia! que pudiera interesase por el mismo. ¿Y la calidad?. También cuenta, empero actualmente es una variable más a tener en cuenta, que no la principal.

Pues bien, hoy os hablamos de una nota de prensa cuyo contenido, de ser cierto, sería como para llevarse las manos a la cabeza hacernos “enloquecer”. ¡La psiquiatría  al paredón!. El título de la nota de prensa habla por sí solo: Un estudio descalifica el DSM, la biblia de los psiquiatras“”. Para a renglón seguido puntualizar: “Según esta nueva investigación, los diagnósticos psiquiátricos estandarizados no tienen valor científico para identificar y tratar trastornos de salud mental”. Como podréis leer abajo un DSM es una especie de clasificación que usan los psiquiatras al objeto de ordenar e identificar las enfermedades de los pacientes. Ahora resulta o resultaría, que estamos muchos, o la mayoría, mal diagnosticados, y como corolario, paupérrimamente tratados clínicamente. Debo suponer, espero y deseo, que no sea para tanto. Ahora bien, el asunto resulta ser francamente serio. Y todo por no atender debidamente a elaborar una buena taxonomía o clasificación.  ¿Nos vamos dando cuenta de los derroteros por los que camina la ciencia?. Una clasificación es un lenguaje común entre los expertos. Pero también una herramienta imprescindible para categorizar los objetos de estudio. Y sin ellas…. ¿Qué haríamos?. Algún listillo diría que apelar a la IA.  Empero si alguien defiende algo así es que desconoce absolutamente como se construye y alimenta una IA para que sea eficiente, al menos hasta la fecha.  Y aquí me paro. Abajo os dejo con la definición de DSM y esta, tan desquiciante, como sorprendente noticia. ¿Me voy a un psiquiatra o a un chamán?.  

Juan José Ibáñez

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Supernovas y Superpoderes casi Divinos. ¿Y los metales pesados también?

supernovas-y-metales-pesados

Supernovas: Fuente: NASA/CALTECH.

Las supernovas son esas asombrosas estructuras cósmicas, producto de ciertas explosiones estelares. Ellas nos han ofrecido últimamente (los telescopios, etc.), muchas de esas hermosas imágenes que se muestran los medios de comunicación sobre astronomía. Francamente se trata de una ciencia que me fascina tanto como  lo que ignoro de ella, por desgracia. El día que escribo este post, acabo de leer la siguiente Noticia: “Los metales pesados de la Tierra son resultado de una rara explosión de supernova”. Rara no sé si era, pero pesada… “heavy metal”, mogollón. Lo que me ha llamado la atención, es que no hará más de dos semanas que leí otra nota de prensa también muy sorprendente, que dio lugar al siguiente post: “Qué nos parta un rayo!: De cuatro Patas a Dos (El día que una supernova nos hizo humanos).  Es decir en apenas quince días resulta que acabamos de descubrir que, desde los metales pesados que moran en nuestro planeta hasta la evolución de la inteligencia humana, y como coralario parte de la contaminación de nuestros recursos naturales, se encuentra condicionada por los “caprichos” de esas estructuras estelares. Guau!!!!…… Superrr-NovasCold”. De ser así, cambiarían muchos conocimientos considerados como verificados sobre el universo y el origen de la Tierra, que de este modo serían reemplazados por otros nuevos.  ¿Demasiadas coincidencias?. ¡Posiblemente!. Pero aquí también pudiera interviene el factor humano, ya que se publican muchos artículos no tanto por sus sólidos argumentos, como porque previamente las editoriales han sopesado que van a ocasionar muchas descargas del ellos (ganancias económicas para para la multinacional de turno). Quizás por ello, se confunda con cansina frecuencia la realidad con resultados de los modelos de simulación. Afortunadamente los autores reconocen que se trata de una conjetura cuya corroboración deberá esperar a ser confirmada con datos observacionales.  En cualquier caso, quizás cabría hacerle hueco en los bíblicos siete días de la creación, más concretamente entre el primero y el segundo.

Reitero por enésima vez que llevo entre treinta y cuarenta años leyendo sobre resultados de los modelos de simulación, y fallan más que una escopeta de feria. Empero ya sabemos cómo funciona esa cosa llamada tecnociencia.

Posiblemente, el gran dramaturgo Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) fue un visionario, y el soliloquio de Segismundo, que ha pasado a la historia, una mala versión… veámoslo….

¿Qué es la vida? Un frenesí. (cierto)

¿Qué es la vida? Una ilusión (con el tránsito de la ciencia a la tecnociencia),

una sombra, una ficción,(no, era simulación)

y el mayor bien es pequeño: (los resultados experimentales/observacionales)

que toda la vida es sueño,(no, simulación)

y los sueños, sueños son. (No, los modelos, modelos son. ¡cierto cierto!)

 

Pido disculpas a quien piense que me burlo del lector. No es así, tan solo que comienzo a estar harto de ciertas “coincidencias” y más aun los que confunden los suelos con algo que se parezca a la realidad. El tiempo dirá ……

Os dejo con cuatro simulaciones de la misma noticia

Juan José Ibáñez

Continua………..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Pandemias y Literatura Científica en Tiempos de Crisis

 pandemia-covid-papers

Esta es una gran oportunidad o ya sabes (publica o perece). Fuente: Colaje Imágenes Google

 

¿Qué miras en la pantalla?

Una curva exponencial

¿La del crecimiento de la Pandemia?

No, la del número de papers publicados sobre el COVID- 19 desque que comenzó la pandemia.

Pues se parecen mucho

Efectivamente ambas son exponenciales

Tan rápido se investiga?

Bueno pues…… mejor me callo.

Me lamento ahora, pero posiblemente dentro de unos meses, ya no serán tales, sino quejidos desesperados, desgarradores, furiosos, etc., Y de eso estoy seguro. Si en algo se asemeja el crecimiento exponencial de una pandemia en sus fases iniciales resulta ser justamente el número de artículos científicos que se escriben sobre ella ¡científicamente comprobado!, como podréis leer más abajo. Se trata de un nicho vacío, y todo estúpido que se crea Indiana Jones, en busca de fama y gloría, intentará hacerse un hueco en una galería de la fama tan efímera como patética: “ser de los primeros en publicar sobre el tema”. Esperemos que la Pandemia clínica pronto comience a controlarse, empero la que afecta al número de paupérrimos estudios aparecidos en las publicaciones que salen a la luz por los medios que sea, tardará mucho más en alcanzar la meseta para luego declinar, a no ser que algún científico brillante encuentre rápidamente una maravillosa vacuna o un fármaco que corte las ansias coloniales del COVID-19.

Consuelo Ibáñez, epidemióloga, la hermana lamentablemente fallecida de este bloguero, que ocupó durante varios años la máxima autoridad técnica (es decir no elegida políticamente) en materia de emergencias epidemiológicas de la Comunidad de Madrid, terminaba hastiada tras cada brote epidemiológico importante, y especialmente si tenía calado internacional. Ella me comentaba la enorme cantidad de arribistas y artículos basura que aparecían en el escaparate de la ciencia médica. Encontrar una contribución relevante era como buscar una aguja en un pajar. Empero las TICs ¡avanzan que es una barbaridad!, con todo tipo de plataformas digitales y utensilios para alzar tu voz e intentar aparentar que aportas algo a la materia. Y así se ha terminado por generar una Torre de Babel. Tales progresos tecnológicos han dado lugar a convertir un tema concreto de moda en un inmenso vertedero de basura en Internet. Y así los mediocres intentan medrar a toda costa, pase lo que pase, y que no se les ponga nadie de por medio porque (…). Unos artículos no aportarán nada, la mayoría serán considerados inmensamente malos y quizás alguno pueda ser interesante y va y se me escapa. ¡porca miseria! Tan solo en el portal científico Pubmed, si uno de esos que son considerados prestigiosos, aparecen publicados en dos meses más de 8.000 artículos acerca del COVID-19 a 8 de junio de 2020, según JAL (ver abajo). Si Consuelo hubiera podido continuar en su más que popular bitácora  Salud Pública y Algo más, seguro que os ibais a divertir, aunque era mucho más prudente y educada que yo. Siento vergüenza ajena ante tan lamentable espectáculo; hoguera de vanidades que terminarán frustradas, como todas las precedentes.  No obstante cabe recordar que, actualmente y sobre este asunto, se ofrecen ingentes cantidades de dinero, proyectos, becarios e infraestructuras a todos aquellos que ya ostentan algún poder, tengan influencias, y por qué no, quizás alguna idea más que interesante. Otra cuestión es quien se lleva el gato al agua. ¡La batalla ha comenzado!. Codazos, empujones, zancadillas, y lo que sea necesario. Primero la “pasta” y luego ya veremos…..

Abajo os dejo unos cuantos enlaces y breves comentarios al respecto sobre esa tenebrosa mancha negra que sobrevuela nuestras cabezas y penetra en los pulmones. Efectivamente, otros colegas también se lamentan, en esta era de la imagen, de que la calidad de los contenidos científicos sea relegada a un segundo plano. Empero varios de ellos también resultan ser parte del problema, que no de la solución, ya que reprochándole sus respectivos comportamientos socavan una ciénaga aún más profunda a todos aquellos que desean estar ¡bien informados!. Tarea titánica en esos momentos. Algunos sacerdotes de la ciencia, sí esos ultra-ortodoxos a los que les va muy bien con el sistema actual, se desgarran las sotanas alegando que no se han hecho buenas revisiones por pares. Y efectivamente es así, no lo discuto. Sin embargo, las editoriales de reputación y sus responsables, son en gran medida tan culpables como los autores de esos trabajos, por mucho que se achaque a revistas depredadoras, ya que tan depredadoras son unas como otras. Al final lo importante es obtener pingues beneficios, que no otra cosa, es decir que se pague por leer lo que publican sobre un tema que tiene en vilo a la humanidad. Y como los investigadores tienen que estar bien documentados, el dinero lo recaudarán a raudales. Los plumillas, que dicen dedicarse a la divulgación científica, poco versados en estos menesteres, por lo general, se hacen eco de lo que leen y les comentan los afamados sacerdotes El establishment) , metiendo la pata y ¡más madera!. Da igual lo que escriban, si dan con un buen titular (…) el público entra al trapo.

Empero ante crisis de la magnitud del COVID-19, y sus repercusiones sobre la salud de ciudadanía, además de la economía (que es lo que más preocupa a una buena parte de nuestros dirigentes), las televisiones, periódicos, y esos programas llamados de periodistas tertulianos, que en base a su ignorancia, mezclan churras con merinas, dan lugar e interminables y soporíferos debates, de los cuales, lo único que puedes  extraer, es confusión, caos, dolor de cabeza, o un siestecita en los brazos de Morfeo…….. Empero falta un elemento en la ecuación ¿sabéis cual es?. ¡Políticos!: horror, terror y pavor!. Por una vez y sin que sirva de precedente me adhiero a la perspectiva de JAL (ver abajo). Desde luego, si lo que pretenden hacernos creer que sus votantes no les importan nada, dan en el centro de la diana. Ellos al acoso y derribo del adversario político, con vistas a echarles a patadas del poner y para ello, ¡vale todo!. Pero a lo que vemos….. El nivel de los artículos científicos sobre la covid-19 ha sido decepcionante”, “Dos revistas médicas meten la pata”. Fijaros en estos dos titulares, ya que ninguno de ellos aborda el meollo de la cuestión, por cuanto ya han tomado partido, dirimiendo disputas y descalificando a muchos de sus colegas. En tiempos de COVID-19, estudios científicos sin revisar: las prisas están acelerando y viralizando los papers. Y ante tal marasmo de información la: Inteligencia artificial para los ‘papers’ de la COVID-19.

Ya es difícil dormir, e incluso ver la TV. El problema es que el ciudadano entienda si o si, que debe serguir unas normas, así como que en estos momentos, tal deber es la principal línea de defensa que tnemo: ¡está en manos de cada uno de nosotros! .Y debe hacer falta mucha creatividad porque no veo a una parte de mis conciudadanos muy dispuestos, tan solo hace falta que se pongan las mascarillas como piercings, o peor aún de taparrabos. Y es que hastía. No se trata de concienciación, sino e acoso o tortura.

Sin embargo, no se hablamos exclusivamente de la publicidad que observamos, o las peleas callejeras de los políticos. Cada día leo un par de horas la prensa científica (es decir noticias sobre artículos u otro material de interés en medio ambiente o ciencia general). Pues bien, antes me hastiaba ver siempre la la coletilla del cambio climático, se escribiera sobre lo que se escribiera, era la norma. En los últimos meses, obviamente la pandemia lo ha desplazado, aunque como los primeros son muy correosos, han elaborado un puente entre degradación ambiental, pérdida de biodiversidad y pandemias. Y no me parece mal, ya que pienso lo mismo.  No obstante una cuestión  es informar con vistas a hacer comprender  tal vinculación y otra muy distinta repetirla una y mil veces haciendo creer cada redactor a su público que es original.  Sin embargo hablamos de la punta del Iceberg. Si leo sobre investigación y tecnología aeroespacial espacial, etc. me habland de sus bondades  e interés contra la pandemia. Si leo sobre tal o cual tecnología de descontaminación, me hablan e sus bondades contra la pandemia, si leo sobre casi cualquier otra materia me hablan e sus bondades contra la pandemia. Francamente se me antoja un comportamiento decepcionante.

Os dejo con algún material de interés que nos informa,  no sobre el coronavirus, sino por aquello de “publica o perece”, aunque no tengas nada que aportar.  Consuelo, cuánta razón tenías.  Y ahora me voy a tomar una coronitas. ¿Por qué tengo hoy ese antojo si prefiero la cerveza tostada? ¿Vosotros lo sabéis? ¡Estoy hasta la coronilla! A pesar de que me preocupe al tema como al que más. No me extrañaría que el público arto de escuchar más de lo mismo una y mil veces, esté desconectando y…. a la postre este si sería un tema muy preocupante.

Y justamente antes de acabar el post recibo la siguente noticia. …. ¡Más Mdera! Pero atención porque esta es muy, muy interesante, didáctica y esclarecedora. La más informativa de todas. Leerla por favor.

El escándalo del #LancetGate y la hidroxicloroquina: una llamada de atención sobre las publicaciones científicas

Las dos revistas más prestigiosas en investigación médica del mundo han caído de forma simultánea en el mismo error y hecho mella en la reputación de la ciencia cuando más necesaria es

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

¡Qué nos parta un rayo!: De cuatro Patas a Dos (El día que una supernova nos hizo humanos)

bipedestacion-evolucion-humana 

Fuente: Colaje Imágenes Google

¿Qué opino yo de la noticia que os ofrezco hoy?. Jajajajajaja. ¡Pero ahí está!. La evolución humana fue generada por una “vieja supernova que explotó de orgullo”, tras la hazaña de hacernos andar a dos patas, con lo agusto que lo hacíamos con cuatro. Ella sí que sabía, era ¿SuperSuper?…. Igual era divina. ¡Que nos parta un rayo!

El estudio que describe la nota de prensa de os mostramos hoy versaba sobre un posible evento cósmico que, según los autores, pudo causar la transición del plioceno al pleistoceno (cuaternario), es decir congeló un tanto el ambiente terráqueo (periodos glaciares). Empero estos sesudos investigadores debieron reflexionar muchísimo sobre el título. ¿Cómo hacer que los lectores lean nuestra noticia, ante tantas conjeturas propuestas sobre el mentado evento geológico (perdón celestial)?. Y en sus obnubiladas mentes, ante tanta electricidad latente, les partió un rayo y vieron la luz ¡por fin!. Se hizo la luz, que iluminó a esos miserables humanos terrestres, que ante tal milagro salieron corriendo de los infernales incendios forestales de este mundo, sí: un verdadero paño de lágrimas. Más aun, como había tanta madera muerta, y observaron atónitos aquella plaga de incendios forestales, a la que siguió el aumento desorbitante del número de rebaños de herbívoros, se aficionaron al fuego divino y la transformación celestialmente  inspirada de los infernales infiernos terrenales.  

¿Cuántas conjeturas se pueden hacer de esta índole?. Yo diría que innumerables. ¿Es tal aseveración realmente científica? ¡No!. Todo ello me recuerda a algunos colegas que, para explicar los resultados de sus indagaciones (no muy claras debían pensar), ante el público espetan con demasiada frecuencia frases de la siguiente guisa: “esto podría ser debido”; “entre las posibles causas nos inclinamos por pensar”, etc., etc. pero todo tiene un límite. Y yo llego hasta aquí. Es decir, hasta aquí hemos llegado (cuarta temporada).  

Simplemente, he puesto el texto en ese ingenio llamado Traductor Google, que otros dirían mejorado con “deep learning”, porque profunda, lo que se dice profunda, si es la noticia de hoy, ya que procede del espacio profundo, profundísimo. ¿Nos acercamos ya mucho al creacionismo?. No sé qué decir. Eso sí tal inferencia se parece basarse en el dicho español: “Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid”. Al fin y al cabo algunos expertos defienden que la bipedestación nos hizo humanos!, o casi, casi.

Os dejo con este celestial notición, sin más demora, ya que estaréis ansiosos tras mi larga desiderata. Mil perdones:  ¡Que me parta un rayo!

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

La quema de los rastrojos de las cosechas: Implicaciones en la contaminación, salud humana y cambio climático

quema-rastrojos-y-contaminacion

Fuente: Colaje Google imágenes

 La contaminación y calidad del aire de las grandes urbes es materia de preocupación mundial. Son millones los ciudadanos que anualmente enferman o fallecen a consecuencia de este gravísimo deterioro ambiental. Y entre las grandes ciudades del mundo, me “llueven” las noticias que conciernen a Nueva Delhi y Beijín. Por ejemplo leer esta noticia.: “El aire de Nueva Delhi está tan contaminado que respirarlo equivale a fumar 45 cigarrillos al día”. La nota de prensa sobre la que versa el post que os mostramos hoy abunda en el tema, aunque va mucho más allá. El estudio se me antoja francamente interesante. Ahora resulta que el veneno que se respira allí, no obedece tan solo a las emisiones urbanas e industriales sino a también a la quema de los rastrojos agrícolas a nivel regional y con intensidad regional.  La noticia se encuentra también redactada, como para no tener que trabajar mejorando “algo” las pésimas traducciones de los ingenios tipo Google. Seré pues breve.

Ciertamente, he mentado dos ciudades que tienen el dudoso honor de encontrarse en la vanguardia del “top ten”  de mega-urbes inhabitables. Existen muchas más en el SE asiático. Sin embargo los países del denominado estado del bienestar/malestar no son ajenos a este problema, estando sus autoridades y ciudadanos muy reocupados. Así se restringe el tráfico, el acceso a las grandes ciudades por vehículos desde la periferia, etc. etc. Vivir en las ciudades resulta a todas luces insalubre. Por eso yame he comprando una casa en el campo para mi retiro.

Empero hay más. Si la quema de restrojos produce demasiado carbón negro, emitiéndose de paso otros gases nocivos para la salud y el calentamiento climático, debería calcularse en que magnitud a escalas locales y regionales. En lo que concierne al calentamiento de la atmósfera, la escala global resulta ser, incuestionablemente, la más pertinente. La investigación llevada a cabo debe ser motivo de consternación, preocupación y merecedora de investigaciones muy serias.  En hora buena a los autores.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Bill Gates y su preocupación por los suelos para más gloria de Rattan Lal

bill-gates-rattan-lal-y-suelos 

Bill Gates y Rattan Lal. Fuente: Google imágenes

Rattan Lal fue hasta hace, más o menos, dos años Presidente de la IUSS. Durante su mandato, solía escribir en cada boletín de la mentada sociedad un tipo de carta editorial “From the Desk(es decir, “desde el escritorio”) en las que nos mostraba sus opiniones. ¡Vale!. No soy partidario de que los que ostentan el poder se encuentren constantemente haciendo un uso abusivo del mismo con vistas que todos conozcamos sus doctas opiniones. Se trata de prebendas un tanto anacrónicas, y que la prudencia indica que debieran utilizarse exclusivamente en situaciones especiales y concretas. Otra cuestión distinta estribaría en que de vez en cuando el redactara alguno, invitando a otros afamados expertos  a que siguiesen su ejemplo. Dicho de otro modo, tal exceso de autoestima no es de mi agrado. Reitero que se trata de un juicio de valor muy personal. Sin embargo, no opinaré personalmente sobre él porque apenas le conozco y por tanto tampoco su idiosincrasia. Eso sí, mantuve un intercambio de mails con Lal, debido a un más que desagradable asunto que afectaba a otros colegas y… ¡me callo!.

Pocos días antes de la semana Santa de 2019, recibí una alerta de la SECS en la que se indicaba que habían recibido un correo de Lal, remitiendo a la nota de prensa que os muestro hoy. Aunque no me encontraba muy interesado en volver a leer este tipo de escritos, me llamó la atención la importancia que el archiconocido multimillonario Billy Gates comenzaba a dar al recurso suelo. Creí que podía ser del interés de algunos de vosotros y me puse a traducirlo. Rápidamente entendí que Bill era el reclamo y Lal el verdadero héroe de la narración, para su mayor gloria “once again”. ¿Y qué comentaban Bill y Rattan?. ¡Más de lo mismo! Ese discurso repetido hasta la saciedad durante demasiados años, cuando no décadas, que ya se me antoja muy cansino y aburrido.   Entiendo perfectamente Bill Gates no se saque nada novedoso de su chistera. Ahora bien Rattan….

En cualquier caso, abajo os dejo el documento con alguna advertencia. La nota de prensa escrita por un tal ¿Bruce Y. Lee? (si, sé que os suena este nombre y apellido) juega mucho con las palabras, y posiblemente yo no lograra traducir adecuadamente el texto.  Por ejemplo, “dirt” suele traducirse como “sucio, asqueroso, verde, cochino, guarro, asesino, etc.” pero también se apela mucho a este vocablo en materia de divulgación científica a la hora de explicar el papel de los suelos entre la ciudadanía. Pero al margen de este caso, que ya conozco, existen otros palabros o juegos de ellos que se escapan a mis cortas entendederas. Os dejo pues con la opinión de Bill Gates y especialmente las de Rattan, al que tanto le gusta aparecer en los “mass media”.

Bastante decepcionado

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: ,

Secuestro de carbono y sostenibilidad en Latinoamérica: Carbono Neutro (Revista en acceso abierto)

planeta-carbono-neutro 

Fuente: Página Web de donde se puede obtener los números de la revista y mucha más información

Con frecuencia, debo ofreceros informaciones que sean útiles para vuestros intereses, a pesar de que personalmente no tenga mucha fe en las mismas. Hoy es uno de esos días. No se trata en esta ocasión de llevar a cabo un análisis crítico, sino de que este tipo de iniciativas no suelen conducirnos a ninguna parte, y en el caso del cambio climático y del secuestro de carbono resultan ser prácticamente todas. Ojalá me equivoque y esta vez no se repita tal regularidad, por el bien de todos.  En este post no deseo hacer juicio de valor alguno, simplemente, pongo en vuestro conocimiento, para los que lo desconozcáis,  que se denomina  Carbono Neutral y una revista para Latinoamérica que os informará sobre esta iniciativa internacional en la región:  Planeta carbono Neutro.

Os dejo pues con la definición de neutralidad del carbono (según Wikipedia) y la información que ofrece la página Web de donde podréis adquirir en acceso abierto los boletines, videos, abundante documentación de eta iniciativa, etc.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Restauración de suelos y aborción de miles de millones de toneladas de carbono ¿¿??

coronavirus-madrid-vacia-peque

Madrid, Ciudad sitiada, de un Estado cerrado al exterior, casi completamente vacía, como tras un golpe de estado o esperando el bombardeo enemigo en  medio de  una guerra uno como mínimo se siente extraño, inquieto, incómodo. Cuando se está en una crisis sanitaria como la que padecemos en febrero-marzo…. de 2020 y justamente en uno de los epicentros de esta pandemia global que nos azota, nos cuesta a muchos concentrarnos.  Y para mayor calamidad personal, yo que como soltero y sin problemas (“hasta ahora”) monetarios me iba a trabajar, relegando las treas domésticas a una asistenta que limpiaba la casa, lavaba, planchaba la ropa etc., no se casi ni poner una lavadora, me encuentro también perdido en  los 65m2 del cubículo en el que habito…… Y así y he roto el fregadero por lo que estoy obligado a limpiar los utensilios de cocina en la ducha. ¡Suuuuu, sin comentarios! ¿Vale?. Me lio tanto que el teletrabajo obligado que hacemos en estos momentos casi todos los investigadores se resiente.  Friega, plancha, limpia el suelo, desinfecta, trabaja….. Salgo a comprar cada dos o tres días y todo vacío. Una urbe casi fantasma. Busco noticias para redactaros un post de suelos. Tras revisar varias, veo una que se me antoja interesante empero, es mi sino, ya que se encuentra tan vacía de contenidos, como las calles de mi ciudad. ¡Qué hastío!. Y lo que uno puede inferir, resultan ser cometarios que se ensamblan sin ton ni son, contradiciéndose o polvorientos comentarios infinitamente repetidos. Fijaros detenidamente: Partícula + antipartícula = ¡La nada!. Pero a lo que vamos…….

Cansado y aburrido de leer noticias como la que os expongo hoy, la abordada en este post no tiene desperdicio, ya que reitero es un texto vacío, hueco. Y eso que los autores dicen partir de un informe con más de 1.000 páginas auspiciado por el IPCC. Sobre este tema hemos escrito hasta la saciedad en nuestra bitácora y siempre aportando más información, lo cual es sumamente sencillo, ya que es imposible decir menos. ¿Mil páginas con vistas a llegar a las conclusiones que os vamos a mostrar?. En la prestigiosa revista journal Nature Sustainability, Deborah Bossio, un de las autoras, nos expone en una portentosa  lección magistral cómo no decir nada, nada de nada, o lo que es peor en este caso, lo mismo que hace 25 años.

 Los vertiquitos de esos informes y como se elige a los autores o compiladores, es un tema del que se sobradamente, por cuanto he formado parte de numerosas iniciativas de tal guisa. Suelo terminar lamentando mi participación una y otra vez, aunque hay excepciones, por supuesto. Sin embargo con más frecuencia de la deseada vuelvo a recaer. Eso sí, lo de la publicación en Naure Sustainability es digno de denuncia.

Poco puedo añadir o analizar a una nota de prensa digna de…. ¿de qué?. Lean y enséñasela a sus vecinos(as) más ignorantes o semi-analfabetos porque con el título basta, la entenderán, como si fuera un culebrón televisivo. Más aun la autora entrevistada propone, mejorar los mecanismos de compensación para incentivar una agricultura que proporcione más alimentos a la humanidad, frenando la expansión de las tierras agrícolas. ¿Pero cómo?. Obviamente debo suponer que en las mil páginas del informe habrá contenidos más sustanciosos. En caso contrario, en lugar de interrogar a un presunto delincuente, háganle leer en voz alta mil veces esta notica y seguro que cantará hasta la Traviata de Giuseppe Verdi. Cantará cualquier cosa que le pidan, eso sí, peor, mucho peor.

 Cuando tras buscar material para vosotros, releo muchas noticias, topo con titulares esperanzadores, pero que a la postre devienen en basuras. Pero esta última contiene “algo”, y en el caso que analizaremos hoy me ha entrado un deseo casi irresistible de cerrar el blog para siempre. ¿En que se gustan el dinero los organismos internacionales?. Busco en Internet la revista y debo pagar casi 10 euros por leer un texto seguramente más corto que este post, cuando la información ambiental debiera ser en acceso abierto. Observo el número de páginas del artículo, o carta de Naure Sustainability y, como observaréis abajo, a lo sumo son dos. Busco en el repositorio de Researchgate el volumen de 1.000 páginas y me dice que bajo petición. ¿Alto secreto?. Personalmente se me caería la cara de vergüenza firmar algo que no es nada. Que se editen publicaciones sobre los documentos elaborados por el IPCC, la ONU y/o la FAO, o sus resúmenes, en revistas de pago, con tal vacuo contenido, debiera ser sonrojante para los firmantes. A estas instituciones debería exigirse que todo fuera en acceso abierto, lo quieran los autores del informe o no. ¿Y los autores?. Son los únicos beneficiados, ya que añadirán a sus currículos una publicación de campanillas que no es nada, nada de nada. Ya sabemos que las editoriales viven de esto. Empero al menos deberían “aparentar” tener un poco más de dignidad.  Y todo esto en 2019. Cualquier alumno que imparta su primer curso de edafología añadiría más contenido, sin lugar a dudas. Entre los firmantes hay alguna persona conocida, aunque la mayoría ni me suenan (bueno sí: ¡las narices!). ¿Quien elige a estos sabios? Francamente, a mi me suelen invitar, supongo que a ellos también, empero esperaría que de suelos deberían saber, aunque no lo parezca.

 Os dejo con el espacio edafológico vació……

 Aburrido

 Juan José Ibáñez

Continúa…… No tiene desperdicio…… porque como vereís……

(más…)

Etiquetas: , ,

Epidemias, Coronavirus, Ruta de la Seda y Globalización (1/2) (Lecciones de la Historia)

en

 coronavirus-ruta-de-la-seda-globalizacion

Ruta de la seda y Coronavirus SARS-CoV-2. Fuente Colaje Imágenes Google

Echo en falta a mi querida hermana, Consuelo Ibáñez, sí aquella epidemióloga fallecida el 31 de diciembre de 2017 y que era la administradora del blog “Salud Pública y Algo Más”. Hoy le dedico este post. Ahora estaría trabajando desenfrenadamente desde su puesto como tal en la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid y en la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Personalmente, mi problema no estriba tanto en el temor al efecto corporal del mentado coronavirus como en contraerlo, dado que soy “virulentamente” alérgico a diversos fármacos, y entre ellos antibióticos. Ella cuidaba mucho para que no me inyectaran retrovirales, ya que el remedio podía ser trágicamente peor que la enfermedad. De hecho me salvó la vida en dos ocasiones. Así pues, escribir sobre un tema de esta guisa que, además aterrar a todo el mundo me genera más que pánico, no me ha resultado nada fácil……  Eso sí es el primero de una serie de dos. ¡Va por ti, hermanita del alma!.

El diez de febrero de este año (2020) impartí una charla en el Ateneo de Madrid, es decir no hará aún un mes (a la hora de redactar este post) de la alarma vírica SARS-CoV-2, sobre” “Cambio climático y erosión del suelo”. Durante la tertulia posterior, derivé mis comentarios hacia los males de esta dictadura financiera que padecemos, comentando algo así comocuando la humanidad tropieza una y otra vez en este tipo de tesituras, suelen ser las guerras, y más aún las epidemias las que vuelven a ponernos en nuestro sitio: toquemos madera” . ¡Válgame Dios, con el profeta de las narices!. Y es que no aprendemos ni de los errores previos, ni de los ajenos, ni de aquellos que ocurrieron hace unos pocos años (ver los comentarios debajo de Adolfo García Sastre, uno de los virólogos más reconocidos del mundo), y menos aún de los de tiempos más remotos, a pesar de que hoy nos muestran “una verdad incómoda”, más aún  que la del cambio climático. Obviamente, este post no versará sobre el SARS-CoV-2, ya que soy profano en la materia. Simplemente los datos históricos que ofrecemos deben ser motivo de una profunda reflexión. Estos darán paso a otra entrega, en que relacionaremos pandemias, globalización, viralidad, complejidad, y otros aspectos que constatan la enorme fragilidad y vulnerabilidad de la sociedad actual y su cacareada conectividad.

Tras ir observando la exponencial expansión del SARS-CoV-2 alrededor de todo el mundo en mapas, recordé algunos episodios del pasado que, por sorprendentes que parezcan, son historias pertinentes, hoy más que nunca. ¿Saben ustedes que fue/es la Ruta de la seda?. ¿Recuerdan la legendaria figura mitológica de Marco Polo?. Desde hace milenios han existido relaciones comerciales entre China y occidente. Sin embargo, con el tiempo se acrecentaron gracias a la intensa actividad comercial de las pequeñas “Ciudades-estado italianas” en el medievo. De oriente trajimos a Europa la pólvora, la imprenta y otras tecnologías que ayudaron al progreso del “viejo continente”. Empero  también otros “sujetos” no tan deseados, como vamos a recordar. Los trayectos entre ambos espacios geográficos son hoy conocidos por la Ruta de la seda. De hecho, en junio de 2014, la Unesco eligió un tramo de la Ruta de la Seda como Patrimonio de la Humanidad. ¿Para bien o para mal? En aquella ruta que transcurría entre otros países por  China, Persia (Irán y más), Turquía e Italia, tocando otros del norte de áfrica, como Egipto, para ramificarse después  hacia el oeste y el norte de Europa. El Imperio mongol también resultó ser una cultura clave, hoy bajo el ¿protectorado? Chino.

Pueden comprobar los lectores que han sido precisamente varios de estos  países  y territorios (exceptuando a los turcos, a falta de datos fehacientes) en donde comenzaron a aflorar por primer vez los brotes más intensos  del nuevo coronavirus, SARS-CoV-2. En aquellos tiempos medievales,  la “Ruta”  resultó ser a la postre, tamién otra de la muerte y desolación, que no un sendero “nada luminoso” por el que transitaron numerosas enfermedades zoonoticas o zoonosis.

La historia puede contarse de maneras dispares, que a veces se antojan contrapuestas. Veamos lo que dice Wikipedia acerca del legendario explorador y comerciante previamente mencionado, es decir: Marco Polo (Venecia, 1254-ib.,1324) “La Ruta de la Seda representa un temprano fenómeno de integración política y cultural debido al comercio interregional. En su apogeo, sostuvo una cultura internacional que enlazaba a grupos tan diversos como los magiares, armenios y chinos. La ruta experimentó períodos principales de popularidad y actividad en diferentes épocas y en diferentes puntos a lo largo de su longitud hacia el oeste:…”. Y así la peste negra y/o peste bubónica, y otras delicatesen para nuestra salud diezmaron la población Europea en decenas de millones de personas, que traducidas a la densidad demográfica actual vendrían a equivaler a cientos, de millones de seres humnos, en esos territorios. Lean por ejemplo la siguiente noticia: “La peste bubónica y su relación con la ruta de la seda”, o esta que nos habla de otras infecciones: El misterio genético de la enfermedad de la Ruta de la Seda…. Se trata de otro punto de vista histórico. ¿Verdad?. De hecho aquellas pandemias “en el contexto del mundo clásico conocido, cambiaron temporalmente tanto la historia como la economía y el paisaje. Tras ellas, la revegetación natural roía muchos espacios geográficos antiguamente cultivados, y los bosques volvieron a invadir parte del terreno perdido frente a los cultivos. La calidad de vida de los supervivientes mejoraba sustancialmente, hasta la próxima pandemia.  Obviamente Latinoamérica quedó al margen (hasta donde sabemos, ya que existen expertos que defienden que el Imperio Chino ya…).

Trágicamente, la colonización de América por parte de los europeos poco después, generó estragos, ya que muchos de aquellos viajantes, sin saberlo, lo hicieron inadvertidamente con esos pequeños asesinos en sus entrañas.  El Biólogo, biólogo Jared Diamond, experto en biodiversidad, publicó un fascinante libro titulado “Armas, Gérmenes y Acero” que se me antoja hoy de obligada lectura. Si bien la narración de Wikipedia, acerca de esta obra no repara demasiado a cerca del papel de los patógenos, al contrario que el autor, permitirme que rescate los siguientes fragmentos: “La convivencia estrecha con el ganado dio lugar, en las sociedades ganaderas, a la exposición a gérmenes de origen animal por parte del ser humano, y la mayor densidad demográfica produjo que estos gérmenes pudieran atacar a poblaciones humanas ocasionalmente, incluso adquiriendo el carácter de epidemias. Con el tiempo, las sociedades euroasiáticas llegaron a inmunizarse relativamente contra esos gérmenes. De hecho, fueron epidemias como la viruela, el sarampión, la tuberculosis, la gripe y otras, un factor decisivo en el dominio de los occidentales sobre poblaciones no expuestas con anterioridad a estos gérmenes y por tanto no inmunes, como los indígenas americanos antes de 1492”. Jared mantiene a lo largo del libro que las epidemias importadas han modelado la historia de la humanidad. Pero sigamos, por cuanto el pasado nos ofrece lecciones magistrales acerca de la estupidez humana. Debemos recordar que durante medievo se desconocía la existencia de los microbios, hablándose en el mejor de los casos de miasmas….. Las enfermedades viajaron por la Ruta de la Seda.

Recientemente podía leer en la prensa española titulares como el siguiente: “ Irán y China impulsan la Ruta de la Seda del siglo XXI”. ¡Vaya por Dios!, otra vez dos de los países más afectados a 10 de febrero de 2020 por ese virus que bloquea el mundo. Ahora bien, este título de otra nota de prensa nos puede dejarnos boquiabiertos: “ Wuhan la nueva ruta de la seda”, ya que fue redactado poco antes de la pandemia actual. Sí, Wuhan en donde comenzó a fraguarse la actual, epidemia de SARS-CoV-2. ¿Vaya coincidencia no? ¿Que abordan estos titulares sin saberlo?: pues ni más ni menos que, efectivamente, una ruta de la seda en ferrocarril, a la que algunos denominanPuente Terrestre Euroasiático”.

 He buscado en Internet algún escrito reciente sobre la relación casual del actual coronavirus y el mencionado trayecto de la cultura y muerte “euroasiática”. La citada conexión tan solo aparece mentada en escasísimos medios de comunicación de masas, como el New York Times, si bien no he logrado tener acceso a su contenido.

Les ruego que lean atentamente ahora la siguiente narración extraída de RTVE de un hecho del medievo que acabo de mentar: La peste negra afectó a las ciudades medievales en función de su importancia comercial (Las urbes centrales en la red de comunicaciones sufrieron más los efectos…… Hemos descubierto que las ciudades con una posición más central dentro de la red y las más conectadas eran más vulnerables a las enfermedades y sufrieron la plaga con mayor severidad. Además, también eran más propensas a que los brotes se repitiesen por causas externas”, explica el investigador del CSIC José María Gómez, de la Estación Experimental de Zonas Áridas……. La pandemia conocida como peste negra arrasó Europa entre 1346 y 1353 y acabó con entre el 30% y el 50% de la población. Su expansión ha estado históricamente asociada a las rutas comerciales. Originada en Asia Central, la enfermedad viajó hasta Occidente a través de la Ruta de la Seda y en 1343 llegó a la antigua ciudad de Caffa (actual Feodosia), en la península de Crimea. Desde ahí se propagó por Europa a través de las principales rutas comerciales y llegó a casi todas las poblaciones.  “Es una pandemia que tuvo lugar en un momento de la historia donde las comunicaciones eran frecuentes, lo que permite el análisis de redes, pero no tan intensa como en la actualidad, lo que permite desvelar los patrones con más claridad. Esta ventaja tiene asociada, sin embargo, la desventaja de no disponer de fuentes rigurosas sobre mortalidad”, añade el investigador del CSIC Miguel Verdú, del Centro de Investigaciones sobre Desertificación, centro mixto del CSIC y la Universidad de Valencia. )… Asimismo, el análisis señala que las ciudades situadas en regiones con mayor densidad de población dentro de la red se vieron más afectadas por la enfermedad que aquellas que se encontraban en zonas menos pobladas )”…. Pues bien, Wuham, Milán, Madrid, etc., son ciudades muy, pero que muy conectadas, por citar tan solo algunas de las Metrópolis más afectadas a día de hoy por el SARS-CoV-2.  No soy experto, y tampoco he sacado mucho provecho de la bibliografía (he leído varias conjeturas rivales pero a saber…) por lo que desconozco si se sabe a “ciencia cierta” si la peste bubónica y la peste negra fueron causadas por el mismo patógeno (sinónimas), originadas por agentes infecciosos distintos, o diferentes cepas de un mismo agente infeccioso,  que se sucedieron en el tiempo a modo de oleadas. En cualquier caso,  resultaron ser igualmente calamitosas: La peste septicémica, en la cual el contagio pasaba a la sangre, lo que se manifestaba en forma de visibles manchas oscuras en la piel –de ahí el nombre de «muerte negra»”. En la siguiente noticia se muestran como sinónimos, empero en otras páginas Web no: El origen de la peste en Europa: ¿el cambio climático?. He escogido esta última, con vistas a dejar constancia de que en la actualidad todo lo humano y divino es atribuido al cambio climático, cuando en realidad ….. la culpa fue del cha, cha, cha. Pero veamos esta otra narración: La Peste de Justiniano pudo haber sido peste bubónica: “Un estudio científico de la Universidad de Tubinga revela la existencia de un gran brote de peste bubónica anterior a la Peste Negra….. tras comparar más de 300 cepas actuales de Yersinia pestis, la bacteria que causa la peste bubónica, con antiguo ADN bacteriano aislado de víctimas de la Peste Negra (la devastadora pandemia de peste que afectó a Europa entre 1347 y 1351), un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de Tubinga (Tübingen, en alemán) ha obtenido pruebas que sugieren que se produjo un brote de peste bubónica entre los siglos VIII y X d.C. Del estudio, publicado el pasado 28 de noviembre en la revista científica digital PLOS ONE, se desprenden serios indicios de que la Peste de Justiniano, una pandemia masiva a la que se considera en parte responsable del colapso del Imperio romano de Occidente, podría haber sido causada por la misma bacteria implicada en la Peste Negra

¿Es la Ruta de la Seda un ejemplo de globalización?También se propagaron en las rutas comerciales otras enfermedades, como el sarampión y la viruela”. Desde luego en el mundo clásico puede decirse que sí (…) Se ha venido creyendo que la viruela, una de las enfermedades víricas más devastadoras que han golpeado a la humanidad, apareció en poblaciones humanas hace miles de años, en el antiguo Egipto, la India y China” y algunos también señalan con el dedo a la Ruta de la seda, aunque otros expertos la descartan.

Vienen ahora a colación los fragmentos de algunos comentarios del virólogo Adolfo García Sastre, en la noticia titulada: El español que busca la vacuna del Covid-19 en EEUU: “No vamos a poder parar el virus” Se tratada de una entrevista.

El catedrático Adolfo García Sastre, uno de los virólogos españoles más reconocidos del mundo, cree que es inevitable que el coronavirus se convierta en endémico.

Pregunta: Saltarán otros virus de los murciélagos a los humanos?

Respuesta: Lo más triste de este episodio es que ya sabíamos que virus como el del SARS pueden ocasionar problemas, que hay una gran cantidad de virus parecidos en murciélagos y que las condiciones que fomentaron que SARS saltara a humanos no han cambiado. Con eso no quiero decir que se cierren los mercados de animales vivos, pero nadie controla si esos animales están infectados por algún virus parecido a SARS, que es lo que se debería hacer. Sabiendo que esto puede volver a ocurrir y que los virus que hay son muy parecidos a los del SARS, no se siguió trabajando en elaborar antivirales o vacunas, porque el SARS se acabó.

Incluso podríamos haber tenido una vacuna basada en SARS que funcionase ahora contra este nuevo coronavirus, porque son muy similares. Lo mismo pasa con los antivirales. Podíamos haber estado más preparados, sabíamos que esto podía pasar y lo que teníamos que hacer para mitigarlo.

En fin hasta aquí algunos comentarios sobre las lecciones de la historia que no hemos tenido en cuenta. En el siguiente post sobre el tema entraremos de lleno a explicitar las enseñanzas que el  SARS-CoV-2 nos ofrece sobre la fragilidad y vulnerabilidad de este mundo globalizado, con la  esperanza de que esta vez no genere un drama planetario, dado lo que sabemos de este coronavirus. ¿Se imaginan si hubiera sido otro aún más transmisible y patogénico?. En cualquier caso, ya podemos constatar numerosos puntos débiles, que demuestran como que el comercio y el tráfico de personas y mercancías a largas distancias acarrea, con el tiempo, tanto bienestar como miseria (léase globalización). La historia no puede ni debe olvidarse jamás.

Pido perdón por los posibles errores y ambigüedades, si bien reitero que no soy experto en epidemiologia. Sin embargo, también considero que los puntos centrales de esta entrega nos ofrecen pistas interesantes, pero especialmente motivos de reflexión acerca de una comunidad global, completamente conectada, bajo las directrices de la sociedad que nos ha tocado parecer.

Y añado estas dos noticias como botón de muestra de que cuando la ciudadanía deviene en una turba presa del pánico, los ciudadanos comenzamos en buena parte a ser responsables de su propagación: “300 presos fugados y seis muertos en motines en las cárceles italianas por las medidas contra el coronavirus” y “Coronavirus: El desabastecimiento llega a los supermercados británicos y españoles por supuesto, vaciados hoy mismo por una plebe histérica. Continuaremos con el tema en el siguiente post.

 Continuará.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , , , ,

Los minerales de arilla contra bacterias multiresistentes o superbacterias (Geomedicina)

arcilla-contra-superbacterias

Fuente: Colaje Googloe imágenes

Veamos. El artículo que deseo mostraros hoy dice haber demostrado que ciertos tipos de arcilla erradican, al menos muchas de esas denominadas bacterias multirresistentes o superbacterias. De ser corroborada tal conclusión, se trataría de un notición ante esa epidemia de microbios que resisten a los antibióticos conocidos, siendo un grave problema para la salud pública mundial. La autora dice haber tenido inspiración en prácticas folk y/o etnomédicas que aun no han sido corroboradas.   Se trata de una publicación de 2019 que ha vió la luz en la revista EOS Earth & Space Science News, y que lleva por título: “Healing Power of Clay? Not as Off-the-Wall as You Might Think”. Yo la he leído en acceso abierto y espero que vosotros podáis hacerlo también. El documento tiene derechos de autor, por lo que no  puedo reproducirlo aquí. ¡Lástima que un blog que tan solo intenta publicitar el estudio publicado, despertando interés por el mismo, se vea obligado a cumplir con  este tipo de limitaciones. Por lo tanto utilizaremos otra estrategia, ya que acudiré a fuentes alternativas y tan solo traduzco aquí, vía google (sin revisión), algunos de los párrafos más interesantes y de carácter general, que no técnico.

Sin embargo, ciertos comentarios se me antojan un tanto absurdos. Alegar que a penas la ciencia ha mostrado interés por los remedios populares, tan solo constata la estupidez dimanante de la arrogancia científica. Muchos remedios folk han salvado y siguen salvando millones de vidas. Y de este tema hemos hablado varias veces, incluida de la propia geomedicina, en algunos post que están almacenados en nuestra categoría “Etnoedafología y Conocimiento Campesino”. Así, por ejemplo, en las siguientes entregas: “Nanomundos, Nanominerales, Ciencias de la Tierra, Biosfera, Suelos y Nanoedafología”  y “Arcillas, Suelo y Salud”, hablamos de la susodicha geomedicina, el poder curativo de las arcillas y el carácter “nano” de muchas las mismas”. Empero la autora parece olvidar de que ya existe una industria cosmética y de herbolarios que vende tales remedios naturales, así como que muchos dermatólogos recomiendan su uso. Personalmente, gracias a mi hermana, que era médico, he utilizado esas arcillas verdes para sanar varias veces granos en la cara y eccemas, con gran éxito. Lamentablemente, la tecnociencia médica que padecemos se encuentra más interesada en vender, y si el producto es caro aunque asequible por los consumidores tanto mejor.

Menos problemas tendría la humanidad si la ciencia se hubiese interesado por estudiar los poderes de la etnomedicina, incluso en la alimentación (Geofagia: Ingestión de los Elementos Minerales del Suelo en la Alimentación y Salud Humana a Través de la Historia).

Si utilizáis vuestro buscador y añadís vocablos como arcillas curación, poder antibacteriano, etc. encontrareis miles de páginas de todo tipo (de excelentes a paupérrimas), sobre el tema.

Me preocupa de este artículo una frase de la autora: “Quiero entender el mecanismo para que podamos fabricar arcilla sintética”. Seamos claros, hay ingentes cantidades de arcilla sobre la superficie terrestre y que se usan con fines terapeúticos, industriales, etc. ¿Por qué pues obtener una arcilla sintética? ¿No se buscará pues una patente ante todo? Me huele a Tecnociencia.

Por tanto, abajo os muestro cierto material, sobre las propiedades de cada tipo de arcilla en función de su color, para a renglón seguido dejaros los párrafos que he traducido de ese “importante artículo publicado” que, de ser cierto, sería más que bien venido. Habrá que esperar a ver si es corroborado por otros laboratorios, o si como muchas publicaciones no resulta ser más que otro de la plétora de que podrían calificarse como “fake science”. Por nuestro bien, ojalá no sea así. Un año despues (Febrero de 2020), de momento ninguna reacción en la rensa científica.

¿Qué?.

¿Nos damos una sesión de Fangoterapia?

¡Vale!.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,